Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Månatlig Sumario Finale - Noviembre'12

viernes, 30 de noviembre de 2012 0 quejas

Månatlig Sumario Finale

Historial 2.0

- World of Trollcraft: [Capítulo decimosexto: Una saga trollpical] - Nuestros héroes llegan a Isla Delfino y se empiezan a familiarizar con el lugar.

- Frikis, frikis everywhere - Minicrónica salonera - Cómo viví el único día que fui al XVIII Saló del Manga de BCN.

- Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - VI - Primeros pinitos en el entrenamiento de Monty.

- My Little Pony: Friendship is Magic - S03x01-02 - Resumen de los dos primeros capítulos de la tercera temporada de la serie "My Little Pony: Friendship is Magic".

- Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - VII - Capítulo de transición tras el combate contra Dougan y su tropa. Ilwulf y Gides regresan a Camoa.

- My Little Pony: Friendship is Magic - S03x03 - Resumen del tercer capítulo de la tercera temporada de la serie "My Little Pony: Friendship is Magic".

- Pocket Tales of the Braves - Capítulo 16 - Ryuuna se une al entrenador con el que se había enfrentado en el capítulo anterior, y éste tiene un combate pokémon contra un monje de la torre.

- Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - Extra I - Primer extra de la serie Alborada de Hazañas, conteniendo esbozos de futuros personajes y una imagen del protagonista.

- My Little Pony: Friendship is Magic - S03x04 - Resumen del cuarto capítulo de la tercera temporada de la serie "My Little Pony: Friendship is Magic".


Variedades

- Nueva actualización en TDD1-projekts con Muestrario - Especial Halloween.

- Crónicas saloneras, muchas y muy variadas Una pareja friki, Studio Natsume, La Nave de los Frikinautas, Planeta Sigarra y la mía, TDD-1

- [+18 PROJEKT] SPAND*M'S WORLD DOMINATION NOTEBOOK - 2ND VICTIM: KAL*FA, totalmente NSFW. Avisados quedáis.

- Ya anuncié por Twitter que para conmemorar los 20 capítulos de World of Trollcraft voy a hacer un post especial, con todas las "portadas" de los capítulos. Y tal vez haya más sorpresas.

Si téneis cualquier duda, sugerencia o similar, ya sabéis, dejad un comentario o enviad un mail a:

Mail

My Little Pony: Friendship is Magic - S03x04

martes, 27 de noviembre de 2012 0 quejas

*Spoiler warning*

My Little Pony: Friendship is Magic - Logo

One Bad Apple
My Little Pony: Friendship is Magic - One Bad Apple

El cuarto capítulo de MLP:FiM se llama "One Bad Apple". Empieza con Apple Bloom poniendo patas arriba su habitación, buscando algo de ropa que ponerse para ir a recibir a su prima en la estación. Curioso teniendo en cuenta que la mayoría de ponys de Equestria van por el mundo en paños menores. Finalmente, Applejack le recuerda que su prima tampoco tiene cutie mark, a lo que Apple Bloom se emociona y rápidamente va a llamar a sus amigas Scotaloo y Sweetie Belle. Correcto, lo habéis adivinado, es un capítulo dedicado al CMC (Cutie Mark Crusaders).

Ya en la estación, llega el tren en el que viaja Babs Seed, procedente de Manehattan. Las CMC la llevan a su casa del árbol, y seguidamente la llevan a ver la carroza con forma de calabaza que quieren presentar para una desfilada que se celebra en Ponyville. En esto que aparecen las detestables Diamond Tiara y Silver Spoon, y en un giro de guión, Babs Seed se une a ellas. Y así pasan los días haciendo bullying a las CMC... con canción incluída. Al final, las CMC deciden reconstruir su carroza, esta vez en forma de manzana, pero anticipándose a los hechos: con un temporizador, pretenden que al sonar éste, la carroza pierda el control. Y pasan la noche en vela para terminarla.

Ya en el día de la desfilada, Applejack les dice que la desfilada pasará cerca del lago, con lo que las CMC intentan detener a Babs Seed, que les había "arrebatado" la carroza. Para ello salen corriendo, y consiguen salvarla a tiempo.

Al final Babs Seed se arrepiente de su comportamiento, y las CMC se disculpan por su pérfido plan. Finalmente es aceptada como componente de las Cutie Mark Crusaders, y vuelve en tren hacia Manehattan. Se ve que allí había recibido bullying, y de aquí su comportamiento inicial.

Y en este capítulo no hay Dear Princess Celestia. Fin.

Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - Extra I

miércoles, 21 de noviembre de 2012 0 quejas









Pocket Tales of the Braves - Capítulo 16

martes, 20 de noviembre de 2012 0 quejas

Capítulo 16: Bellsprout monk

Continente de Johto
Torre Bellsprout


El entrenador le ofreció a Ryuuna pociones y todo lo que necesitase para recuperar el estado y los puntos de salud sus pokémon, al mismo tiempo que recuperaba su propio equipo. Ella con su Larvitar y su Dratini y él con su Chikorita, su Totodile y su Cyndaquil, la columna del medio seguía moviéndose a su ritmo, al ritmo del viento que soplaba en Ciudad Malva.

"¿Te importa si te acompaño?" le preguntó el chica a Ryuuna, "Tras cada combate puedo restablecer el estado de tu equipo, si te retan no me entrometo y si me retan no te entrometes, si nos retan a dobles, aceptamos. ¿Te parece bien?" dijo el chico.

Ryuuna se lo pensó. Era una buena oferta para no tener que estar de un lado para otro después de cada combate, centro pokémon arriba, centro pokémon abajo. Además le permitiría ver cómo luchaban los otros entrenadores en la vida real, porque lo que ella veía solía ser competiciones regladas de profesionales. "Acepto. Por cierto, ¿cómo te llamas? Yo soy Ryuuna, y un día seré la campeona de Kanto y Johto."

"Mi nombre es irrelevante, aunque los que me conocen me llaman Blasi, puedes llamarme así si quieres" dijo el chico. "Blasi, me parece bien" dijo Ryuuna. Con qué tipo tan raro había ido a topar. Y ya hechas las presentaciones pertinentes siguieron caminando por la torre, esta vez tomaron unas escaleras de bajada. A lo lejos, desde las mismas, Ryuuna divisó al monje que había visto al entrar en la torre, estaba cerca de la entrada sentado en el suelo meditando. Los separaban unas vallas altas, de madera, muy decorativas y rústicas. Nunca hubiera dicho al entrar que eso eran vallas.

Avanzaron por el único pasillo por el que podían acceder, en la primera planta reinaba la calma; el camino terminaba con unas escaleras que señalaban hacia el segundo piso, Ryuuna y Blasi ascendieron de nuevo al segundo piso, pero esta vez en una localización distinta. Era un pasillo casi claustrofóbico, de no ser porque una de sus paredes era otra de las vallas rústicas de madera que habían visto en el primer piso. Allí un monje esperaba, meditando, poder retar a los que pasaban. Blasi dijo "Déjamelo a mí" mientras con su mano izquierda bajada hizo un gesto a Ryuuna para que se detuviese. Blasi caminó solo hasta el monje, Ryuuna lo seguía aunque despacio.

"¡Ah...!¿Deseas combatir, entrenador de pokémon?" dijo el monje de repente, abriendo los ojos, sobresaltando a Ryuuna. Blasi hizo un gesto afirmativo con la cabeza. "¡Que así sea!" exclamó el monje, mientras levantaba el brazo y señalaba arriba, entonces sacó una pokéball y envió a su pokémon "¡Adelante Bellsprout!". Blasi por su parte envió a Cyndaquil pensando "esto va a ser rápido".

"¡Cyndaquil, Ascuas!" gritó Blasi.

De la boca del Cyndaquil salió disparado un fragmento de llama que apuntaba hacia el Bellsprout. Parecía que iba a darle de lleno, con lo que Blasi bajó la guardia, sin embargo de forma casi imperceptible el cuerpo del Bellsprout hizo un movimiento de vaivén, como las columnas de Torre Bellsprout, y esquivó el ataque. El ascua tocó el suelo y se apagó.

"¡Cyndaquil, Placaje!" ordenó Blasi. El monje no dijo nada ni dio ninguna indicación al Bellsprout, de hecho, ni se inmutó. El Cyndaquil se acercaba peligrosamente al pokémon tipo Planta(/Veneno), saltó para realizar el placaje, pero en ese momento el Bellsprout arqueó su cuerpo hacia atrás, pasando el Cyndaquil por encima suyo, y seguidamente se incorporó.

"¡De nuevo, Cyndaquil!" gritó Blasi. El Cyndaquil tomó tierra y se deslizó unos centímetros, mientras daba la vuelta para reanudar su ataque. El Bellsprout se había desplazado cerca de él y al iniciar su ataque el pokémon planta le hizo la zancadilla. El Cyndaquil perdió el equilibrio y se dio un morrazo contra el suelo. "No pensabas que un pokémon planta podría oponer tanta resistencia contra uno de fuego, ¿verdad?" dijo el monje. "Ahora mismo debes estar pensando en varias estrategias para intentar combatir la flexibilidad de mi Bellsprout, sabes que la potencia no te servirá de nada, así que probarás con velocidad... ¿me equivoco?"

Ryuuna reaccionó, "¡Usa Pantallahumo, Blasi!". No sabía exactamente qué era lo que le empujaba a gritar eso, pero sabía que si lo hacía pasaría algo positivo. Blasi cerró los ojos, y en la medida que pudo, su oído. Reflexionó, o se concentró, tal vez, y de pronto abrió los ojos de nuevo, "¡Cyndaquil, Pantallahumo!" Ahora lo veía claro, si usaba Pantallahumo el Bellsprout perdería visión y con esa enorme boca tragaría humo y se desconcentraría, la ocasión perfecta para darle el toque final.

De la boca del Cyndaquil se desprendió una densa nube de humo negro en dirección al Bellsprout. Sin embargo, éste usó Látigo Cepa para disipar el humo creado. La estrategia era muy diferente de la que había pensado Blasi, pero ya le servía.

"¡Cyndaquil, Ascuas!". El Bellsprout fue deteniendo el movimiento rotatorio, pero no estaba al tanto del ataque del Cyndaquil. El monje gritó "¡Cuidado, Bellsprout!", pero lo único que consiguió fue despistar a su propio pokémon, que fue abatido de lleno por las ascuas. El monje retiró su pokémon debilitado a su pokéball y sacó otro pokémon, que resultó ser otro Bellsprout.

Esta vez Blasi ordenó a su pokémon que se mantuviera cerca del Bellsprout. El Cyndaquil se aproximó hasta el Bellsprout sin atacar. El calor emitido por la espalda del Cyndaquil empezó a ser detectado por el Bellsprout, que por instinto se apartó, El Cyndaquil lo persiguió, hasta que el Bellsprout tropezó con sus propias raíces y cayó al suelo. "Vuelve, Bellsprout" dijo el monje mientras lo apuntaba con su pokéball, el rayo de energía rojo tocó al Bellsprout, que regresó a su ball.

"Bien, ha sido un combate emocionante" admitió el monje. "Lo mismo digo" reconoció Blasi.


Mochila:
- Pokéball x5
- Baya Aranja x6
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- Saco de dormir
- Zapatos

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Malicioso - Onda Trueno - Ciclón
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Malicioso - Torm. Arena - Chirrido
- Huevo Misterioso

My Little Pony: Friendship is Magic - S03x03

lunes, 19 de noviembre de 2012 0 quejas

*Spoiler warning*

My Little Pony; Friendship is Magic Logo

Too Many Pinkie Pies
My Little Pony: Friendship is Magic - Too Many Pinkie Pies

El tercer capítulo de MLP:FiM se llama "Too Many Pinkie Pies" y con ese nombre no intentan engañar a nadie, es claramente un capítulo dedicado a Pinkie Pie. Y yo no es engañaré a vosotros, Pinkie Pie me resulta cargante la mayoría de las veces, pero en esta ocasión ha sido un castigo menor porque ya estaba avisado.

Al principio del capítulo Twilight Sparkle está ensayando un hechizo para transformar cosas en naranjas, y de repente aparece Pinkie Pie lanzándose contra la pony lila, haciéndole fallar y así transformando un pajarito en una naranja con alas. ¿Que por qué aparece Pinkie Pie? Pues, óbviamente, para preguntar si está haciendo algo divertido, porque Pinkie Pie es así. Y así con el resto de las Mane 6. Finalmente de los planes a escoger se batalla entre ir a montar el granero con Applejack o ir a un pequeño lago con Rainbow Dash. Ante la indecisión acaba delante de una charca mágica en el subsuelo, el Mirror Pond, en el Everfree Forest, donde si te miras y recitas unas palabras aparece ante ti un doble tuyo. Curioso hechizo, y ya la tenemos liada.

Con dos Pinkie Pies sueltas, en principio queda solucionado el hecho de poder asistir a sendos eventos con Rainbow Dash (con nuestra ración de gafas de sol molonas) y Applejack, respectivamente, pero la doble, en vez de ir a Sweet Apple Acres con Applejack se detiene en un picnic que ha montado Fluttershy con sus animales amiguitos. Ante el ataque de ansiedad por no poder ir a todos los lugares divertidos, Pinkie Pie vuelve, junto a su doble, a la charca subterránea para volver a doblarse, sin embargo sus tres dobles van a su bola y reúnen un pequeño ejército de Pinkie Pies, dispuestas a pasárselo en grande. Una de ellas, simbólicamente aunque literal, come el polvo. Y ya la volvemos a tener liada.

El ejército de Pinkie Pies empieza a arrasar con todo cuanto se encuentra a su frente.

Los ponys de Ponyville acuden a Twilight Sparkle para que les ayude con algún hechizo o algo a acabar con esta locura. Spike encuentra el libro que habla de la leyenda de la charca, y de lo que deduce Twilight Sparkle, la única manera de acabar con las dobles es lanzándolas a la charca, lo que añade una dificultad: la original no debe ser lanzada. Así que deben buscar la manera de descubrir cuál es la verdadera Pinkie Pie. La original les da una pista, aunque ellos no saben que lo es, de hecho ni ella misma lo sabe, pues arrastra, literalmente, una depresión de caballo (aunque para ser más exactos sería una depresión de pony). Aquí he de decir que yo pensaba que intentaría transformar a las Pinkie Pie falsas en naranjas.

Twilight Sparkle pide a Applejack que les ayude a encerrar a la manada de Pinkie Pies, y así tenemos escena donde Big Mac, Apple Bloom, Applejack y su mascota Winona hacen de guías de manada.

Finalmente, con todas las Pinkie Pies reunidas y con la atención requerida, Twilight Sparkle hace traer un trozo de muro enmoquetado al que deben mirar fijamente. Por cada Pinkie Pie que se despista es mandada a la charca de manera inmediata mágicamente gracias a Twilight Sparkle. Aquí tenemos dosis de idas de olla, por ejemplo cuando una de ellas se sopla la pezuña y le aparecen dedos como si fuese un guante, o un cameo de la Pinkie Pie de generaciones anteriores. Finalmente quedan dos de ellas, y Rainbow Dash, harta de esperar, hace el truco de "hay globos con forma de pony", y una de las Pinkie Pie cae en la trampa. Al final se supone que queda la Pinkie Pie verdadera.

Y cómo no, para despedir el capítulo tenemos la dosis de Dear Princess Celestia... y la moraleja. Aunque no lo explicitan, una moraleja es "cuidado con lo que deseas".

Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - VII

martes, 13 de noviembre de 2012 1 quejas

Capítulo Séptimo: Después de la derrota

*BLINK*

Gides abrió un ojo, parpadeó. "¿Estoy muerto?", pensó. Estaba tumbado en el suelo, con la vista perdida en el cielo y observando las nubes que pasaban, tal y como había quedado cuando Ilwulf lo protegió ante la embestida de Gnarfinn, sus recuerdos eran borrosos. Le dolía todo el cuerpo pero seguía con vida, que era lo importante, y su espada ancha, aunque rota, también seguía ahí. De repente le vino a la mente... "¿Ilwulf?", miró a un lado y a otro y ahí lo vió a varios metros de él y cerca suyo estaba el carro, intacto.

Se acercó a Ilwulf, que se movió levemente.

El ladrón despertó cuando el soldado lo agitó con suavidad.

"¿Dónde estoy?" dijo Ilwulf desconcertado. "Estamos todavía en la Floresta de Turc, los ladrones que nos querían robar los sacos han desaparecido, y sin embargo el carro sigue aquí y nosotros estamos sanos y salvos, dentro de lo que cabe." respondió Gides, que se acercó al carro para comprobar que todo estaba correcto. En un determinado momento se fijó en algo que estaba en el suelo, parecía un trozo de tela, se agachó para recogerlo.

Se trataba de un trozo de papel y había algo en él escrito...

"Vuestros sacos estarán a salvo para cuando despertéis.

Firmado,
Fredhild
"

Gides leyó la nota, y la releyó. ¿Quién sería ese Fredhild?¿Y cómo podía dar por sentado que los sacos estarían a salvo si ni siquiera estaba ahí para poderle dar las gracias?

"¿Qué es eso, Gides?" le preguntó Ilwulf.
"Es una nota, de alguien que parece que ha protegido los sacos", Gides seguía dándole vueltas al asunto. "Seguramente sea este tal Fredhild el que se ha quitado de encima a esos tres de aquí", dijo señalando detrás del carro.

Dougan, Mochlan y Gnarfinn estaban inconscientes, tal vez muertos, aunque Gides no tenía ganas de comprobarlo, detrás del carro. Ilwulf se incorporó para, seguidamente, ir a ver el estado de esos tres. Gides empezó a empujar el carro, ya tenían las hierbas, ahora faltaba cobrar la recompensa. Ilwulf comprobó el estado de los derrotados, Mochlan estaba inconsciente, pero no tenía ninguna herida letal, era extraño. Gnarfinn probablemente estaba muerto a consecuencia de la pérdida de sangre, pero Ilwulf no quería pisar el charco carmesí. Dougan estaba inconsciente aunque con los ojos abiertos y en blanco. Fuese quien fuera ese tal Fredhild era fuerte, y no solo de fuerza física. "Mejor que nunca nos tengamos que enfrentar a él" pensó Ilwulf.

Gides estaba alejándose con el carro cuando Ilwulf volvió a la realidad, y vio que se quedaba solo en la floresta. Con pasos largos y firmes pronto estaba al lado de Gides al que ayudó a tirar del carro.

Al primer enfrentamiento serio que habían tenido habían sido claramente avasallados y eso era nefasto para los intereses del clan. Tenían que fortalecerse muchísimo más, y si podían, encontrar a alguien más para reclutar. Lo más fácil, si tuvieran guiles de sobras, sería contratar mercenarios, tal vez yojimbos o asesinas, pero como no era el caso tendrían que buscar a alguien con intereses para las aventuras y comprobar ellos mismos que el recluta sea fuerte. También necesitarían algún mago blanco, o alguien con poderes curativos. Era tan complicado mantener un clan...

"Lo primero es lo primero" suspiró Gides.
"¿Decías algo?" dijo Ilwulf. "Nada... que ahora tenemos que ir hasta Lothost y cobrar nuestra recompensa de 400 guiles. 200 son por la daga, 40 para el Ejército de Yutolandia, y nos quedarán 160 para gastos personales, lo peor es que se me ha roto la espada ancha..."

"¡Un momento!" gritó Ilwulf de repente, parando el carro. "Si quieres una espada ancha, el bangaa llevaba una, solo tenemos que volver a la floresta y cogerla, él está muerto, no creo que le importe", dijo esto tan rápido como pudo. Gides procesó la información y enseguida cayó en la cuenta de lo que Ilwulf le estaba proponiendo, parecía buena idea, la espada les saldría gratis. Rápidamente regresó donde yacía Gnarfinn, la espada había salido despedida unos metros, pero ahí estaba.

"Para ser un guerrero no trata su arma con delicadeza" pensó Gides, el motivo era que la hoja estaba mellada, incluso tenía óxido en algunas partes. "Esto será mejor que nada, supongo, por lo menos está entera, pero no creo que me dure demasiado". Ya veía Ilwulf y el carro, que seguían en el mismo sitio.

"¡Tío, eres un genio!" felicitó Gides a Ilwulf, "aunque el bangaa no cuidaba de su espada y está mellada" añadió, "cuando hayamos hecho un para más de misiones me tendré que comprar un arma mejor, no creo que esta dure mucho más".
"Ahora lo importante es levantar cabeza, hacernos más fuertes, y aceptar misiones" respondió Ilwulf "esta derrota nos tiene que enseñar el camino y apreciar la vida, que poco más y no lo contamos."

Todo era llano más allá de donde sus ojos alcanzaban, y pequeñita, al este, estaba la ciudad de Camoa. La Pradera Díaz era el último escollo hasta su tan ansiada recompensa, esperaban no tener que volver a luchar, por lo menos no sin antes tener el dinero en efectivo, que ocupaba menos. El carro siguió rodando por un camino de carros, y si alguien tenía intención de atacarles sería visto a la legua. Durante la travesía no fueron atacados más que por monstruos de bajo nivel que Ilwulf se encargaba de ahuyentar mientras Gides tiraba del carro. Algún clan se paraba a mirarlos cuando pasaban pero ninguno pareció tener intenciones de atacarlos, tal vez por pena, hasta que por fin llegaron al bullicio de Camoa: ajetreo por aquí, algarabía por allá, bangaas que iban y vieras que volvían. Finalmente se plantaron delante de la casa de Lothost, el sabio. Empezaron a descargar los sacos y Gides llamó a la puerta.

*TOC**TOC*

"¿¡Lothost!?¡Ya hemos regresado con sus "bolsitas"!¡Abra la puerta!" gritó Gides a pleno pulmón, por lo mayor que parecía Lothost, la sordera parecía algo que le iba a la par. Se oyeron pasos y la puerta se abrió.

"¡Albricias! Cuantas hierbas..." exclamó el sabio Nu Mou. Ilwulf entró los sacos, que no pesaban pero eran incómodos de llevar. "Ahora podemos hablar de guiles" comentó Lothost. "Eso, eso, guiles" añadió Gides. Era el momento de cobrar la recompensa, instante que Ilwulf y Gides habían deseado, y por poco no lo cuentan.

"Veamos, quedamos a 40 guiles por saco, y traéis nueve sacos..." decía el Nu Mou.

Interrumpió Ilwulf "¿¡Nueve!?¿Cómo puede ser? Pero si al descargar estaban los diez...". Por la ventana de la casa Gides lo vio. Era una escena bastante curiosa porque desde la ventana se veía un saco moverse y un pompón rojo que sobresalía, pero era obvio que se trataba de un moguri ladrón. Gides dijo a Ilwulf "Ve tú."

Ilwulf se levantó y salió corriendo por la puerta, pensando "si se trata únicamente de un moguri ladrón creo que me las puedo apañar solo...", y sin perderlo de vista inició la persecución, era fácil por el pompón aunque el ajetreo lo complicaba un poco.

Gides, por su parte, seguía negociando con Lothost "Mire, ahora mi compañero traerá el saco y podremos llegar al acuerdo de 400 guiles, a menos que me quiera adelantar los cuarenta guiles para los 400 y les traigo el saco luego." a lo que Lothost respondió "seré viejo, pero mejor que no intentes engañarme, hasta que tu compañero no vuelva no te entregaré la recompensa". Gides pensó "¡Qué cruz! Y que injusticia, me podría dar los 360 guiles por los nueve sacos que sí que hemos traído, espero que Ilwulf consiga darle caza."

Ilwulf atrapó al pequeño moguri porque se resbaló y el saco le cayó de las manos. Ilwulf cogió su saco y ahuyentó al moguri, que se asustó y se fue corriendo, casi llorando. Ilwulf regresó a la casa de Lothost.

"Bien, aquí tenéis los 400 guiles" dijo Lothost haciendo entrega de unas monedas, "ha sido un placer hacer negocios con vosotros" mientras el ladrón dejaba el saco junto con los otros. "¡Hasta otra!"

"¡Hasta otra!" se despidió Gides, guardando las apariencias mientras por dentro pensaba "y un cuerno volvemos a hacer negocios con este vejestorio tan agarrado...". Ilwulf también pensaba lo mismo, y de pronto el clan era 160 guiles más rico. Gides propuso volver al cuartel del Ejército de Yutolandia, para hacer el pago de la comisión y echar un vistazo a los carteles de misiones. Ilwulf no pensaba en el dinero, su mente estaba analizando todos los personajes que estaban por la calle, intentando adivinar su fuerza, y no se opuso a que Gides encabezase la comitiva.

Llegaron al cuartel y Gides se dirigió a la ventanilla de la Oficina de Tesorería del Ejército de Yutolandia donde entregó el cartel de la misión y el correspondiente diezmo, y rellenó unos formularios. El chico del cuartel fue bastante amable. Después de esto Gides se reunió con Ilwulf en los tablones de anuncios y empezaron a echar un ojo a la lista de misiones disponibles...

My Little Pony: Friendship is Magic - S03x01-02

lunes, 12 de noviembre de 2012 0 quejas

*Spoiler warning*

My Little Pony: Frienship is Magic Logo

The Crystal Empire - Part 1
My Little Pony: Friendship is Magic - The Crystal Empire: Part 1

Vuelve My Little Pony a las pantallas de The Hub en USA. Aquí nos tenemos que conformar con visionarlo a través de YouTube (eso sí, con calidad 1080p) hasta que Hasbro corta el capítulo, por eso uno se tiene que dar prisa y buscar fuentes fidedignas y de confianza. El primer capítulo de la tercera temporada es doble.

En la primera parte (la segunda va más abajo) Twilight Sparkle es llamada por la princesa Celestia para hacer un examen. Cómo no, Twilight Sparkle está preocupada por si va a aprobar o no. Una vez en Canterlot, Celestia le explica lo que sucede en el Crystal Empire, que es donde reinan la princesa Cadance y Shining Armor, el hermano de Twilight.

El Mane 6 se dirige a Crystal Empire y son recibidas por Shining Armor. De camino al lugar son atacados por King Sombra, y Shining Armor, en un acto heroico de defender a las chicas, pierde el poder mágico de su cuerno al ser bloqueado por fragmentos de piedra maligna. Ya en el palacio de Crystal Empire, descubren que la princesa Cadance es la que mantiene el reino seguro, pero a causa de ello lleva varios días sin dormir. Después de un diálogo, el Mane 6 tiene la misión de interrogar a los habitantes del reino para descubrir exactamente qué es lo ocurrido. Finalmente descubren que deben encontrar un libro que habla del reino. Óbviamente la bibliotecaria, como el resto de ponys, también está afectada por la amnesia transitoria. Finalmente logran encontrar el libro de marras.

Para contrarrestar el hechizo deben preparar la Crystal Fair, y se ponen cascos a la obra, sin embargo, y a pesar de contar con un cierto éxito inicial, el Crystal Heart que Twilight Sparkle ha tallado no es el verdadero con lo que el efecto es pasajero. La princesa Cadance desfallece y King Sombra logra penetrar las defensas del reino.


==========

The Crystal Empire - Part 2
My Little Pony: Friendship is Magic - The Crystal Empire: Part 2

Twilight Sparkle junto a Spike tiene la misión de encontrar el verdadero Crystal Heart, que puede estar escondido en cualquier lugar del reino. Sus conclusiones la llevan al palacio real, donde encima del trono hay una piedra similar a la que la princesa Celestia le enseña en Canterlot. Twilight Sparkle usa un truco de magia oscura que ha aprendido de la misma Celestia, dejando a Spike anonadado. Se abre una cámara secreta frente al trono, y la pony protagonista decide bajar sola a las profundidades de la cámara.

Una vez abajo del todo se encuentra con una puerta móvil, que finalmente consigue detener y abrir usando la magia oscura. Al intentar entrar se activa un hechizo que hace que el que lo recibe vea la peor de sus pesadillas (no lo dicen hasta luego, pero es un momento un tanto previsible). La peor pesadilla de Twilight Sparkle es suspender un examen y decepcionar a la princesa Celestia. Por suerte, el pequeño dragón, que por órden de Twilight Sparkle se había quedado arriba, baja y consigue desvanecer el hechizo. Acto seguido se ve como es él el que es afectado por el hechizo, no se ve su pesadilla pero él mismo la cuenta (momento manly tears). Twilight Sparkle usa magia "de luz" y así elimina el hechizo de la puerta, así que se abre una nueva ruta. De mientras el Mane 6 intenta defender a capa y espada el Crystal Heart, pero finalmente se descubre que es falso.

Twilight Sparkle y Spike deben subir hasta arriba del palacio, pero la pony tiene una idea, que es dar cambiar de sentido su vector gravitatorio y aprovecha la parte reversa de las escaleras, que es plano, para deslizarse hasta arriba.

Cuando ya la princesa Cadance defallece, King Sombra logra penetrar la defensa mágica devolviendo el estado de apatía y amnesia transitoria a los ponys del Crystal Empire. Twilight Sparkle y Spike llegan a la torre donde el verdadero Crystal Heart se encuentra, pero King Sombra lo tenía protegido con un hechizo que deja a Twilight Sparkle presa entre piedras, tras ver que no puede escapar, decide delegar el deber de devolver el Crystal Heart a Spike. El pequeño dragón escapa de la torre, y al final cae. Por suerte Shining Armor lanza por los aires a la princesa Cadance, que lo toma en el aire antes de que King Sombra lo haga, consiguiendo así restablecer la defensa cristalina del Crystal Empire. Y así el Mane 6+Spike se despiden.

Ya en Canterlot, Twilight Sparkle y la princesa Celestia se congratulan por el trabajo realizado mientras observan unas cristaleras. Y para terminar el Mane 6 con Spike menos Twilight, le cantan a la pony que debe confiar más en sí misma y que ellas ya sabían que pasaría el examen. Y ahora a esperar el tercer capítulo.

Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - VI

jueves, 8 de noviembre de 2012 0 quejas

Capítulo Sexto: El primer dial

Un arco azul, probablemente hecho de nubes, y una nube con una inscripción "Lovely Street" eran todo cuanto dio la bienvenida a Monty al centro de ocio, entretenimiento y comercial de Skypiea, Lovely Street. La parte de ocio y entretenimento no era del todo cierto, en el hueco donde los shandianos habían vivido y organizado la resistencia contra el falso Dios Enel, habían construído un parque de atracciones con la enredadera Giant Jack como centro de interés, y tenía bastante éxito entre los niños de los alrededores.

La gente iba de un lado para otro, el ajetreo era constante, nada que ver con la tranquilidad de Angel Beach. Monty no había visto nunca tanta gente junta comprando, de hecho en su pueblo natal, Surebia, apenas había tiendas y sus habitantes eran autosuficientes. Aunque sabía del valor del dinero nunca se había preocupado por tener sus ahorros, ahora en cambio llevaba varios centenares de extoles en la mano, junto con una lista de la compra y una cesta. Zan For le había encargado que fuera a hacer la compra.

La mayoría de cosas eran fáciles de encontrar porque Monty sabía lo que eran, frutas, verdura y carne, sin embargo otros artículos eran desconocidos para Monty y tuvo que preguntar. Al final resultó que todo eran artículos de alimentación, Monty pasó por el arco azul, de vuelta a casa con la cesta llena, mientras las letras LOVELY STREET marcadas en una nube se alejaban a su espalda cada vez más.

Había conocido al carnicero, que se llamaba Ailbhe, y a la verdulera y frutera, Cedith. Ailbhe era muy corpulento, exageradamente para tratarse de un habitante del cielo, o eso había podido comprobar Monty. Su cabello era negro como el azabache, corto y con las antenas típicas de los habitantes del cielo. Ailbhe había sido muy amable con Monty ya que le había resultado un chico fuerte, a pesar de no tener alas, y reía mucho y por cualquier motivo. Incluso reía mientras cortaba la carne con un cuchillo muy afilado; la gente prefería hacer encargos y venir más tarde a recogerlos. Cedith también había resultado ser muy amable, aunque se había extrañado porque Monty no parecía un habitante del cielo. A Monty le pareció que Cedith era muy dada al cotilleo, posiblemente no andaba demasiado errado. Le recordaba en cierto modo a Endethna y Galee, pero sin tan avanzada edad.

Monty tenía muchísimas ganas de empezar su entrenamiento de dial-jutsu así que volvió corriendo a Angel Beach. No contaba, pero, con el peso de la compra y los últimos metros hasta la casa de Zan For los recorrió arrastrándose. Zan For se acercó hasta Monty.

"¡Aprende a administrar tus fuerzas!¡Descuidado!" gritó

¡ZAS!

Y le dio una colleja.

Ya habiendo dejado la compra en su sitio, Zan For preparó la comida. Monty recibió órdenes de sumergirse en el agua y conseguir diales. Tenía que conseguir seis diales de impacto, dos diales hacha, un dial destello y varios diales agua y llama. El entrenamiento tenía como objetivo encontrar los diales necesarios para empezar a practicar el combate y además para aumentar la capacidad respiratoria de Monty.

El chico se echó al agua, únicamente en calzoncillos, notando en todo su cuerpo la temperatura del agua, que dicho sea de paso era bastante agradable, al fin y al cabo estaban por encima de las nubes y el sol daba prácticamente todo el día. Los diales, le había dicho Zan For, se encontraban normalmente en lo más profundo de los mares, pero había veces que las corrientes los arrastraban más hacia la costa.

Monty se sumergió.

El mar blanco tenía características diferentes del mar azul, era como nadar dentro de las nubes, y como tal costaba poco dar brazadas a cambio de desplazarse mucho menos con cada brazada. Monty se quedó sin aire antes de tocar el fondo y tuvo que subir rápidamente, pero tuvo que realizar un esfuerzo titánico para llegar a la superfície, se estaba ahogando pero no dejaba de dar brazadas, ¿se le llenarían los pulmones de agua?

"Uf... uf... aire... aire..." La primera inmersión de Monty había sido desastrosa, ni siquiera había llegado a tocar el fondo, y es que el chico no tenía ni idea de la profundidad de esa zona de mar. Ahora que más o menos sabía cuán profundo era, decidió practicar su respiración para ganar tiempo una vez sumergido.

"Monty, ¡La comida está lista!" gritó Zan For.

Monty, que estaba hambriento, no se lo hizo repetir y como un rayo acudió a la llamada.

"Por la tarde entrenaremos tu físico. Para poder usar correctamente los diales debes estar fuerte." dijo Zan For. Eso alegró a Monty, que tenía ganas de aprender movimientos de lucha, para poder navegar los mares y ser capaz de sobreponerse a todas las adversidades.

"¡Bien!" exclamó Monty, que en breves ya había terminado todo su plato y esperaba repetir.

*ÑAM**GROMPF**SLURP*

Zan For se llevó una palma a su frente, resignado, y terminó de comer. Antes de entrenar era esencial un buen descanso, le dijo el caballero del cielo a Monty, mientras fregaba los platos. Monty se dirigió a la playa y se tumbó en la arena, y observaba el cielo pensando cómo sería su tripulación. Necesitaría un oficial de navegación, que supiese interpretar mapas y llevar barcos, también necesitaría un artillero, para poder disparar cañones, necesitaría un médico por si su tripulación enfermaba, un cocinero para tener una correcta alimentación... ¿Dónde podría encontrar todas esas personas?

El tiempo fue pasando y de pronto vio la cabeza de Zan For asomarse. Estaba del revés.

"No, eres tú, que estás estirado. Anda, levanta que si no te vas a dormir" dijo Zan For. Monty se colocó frente a él. "Y ahora mira atentamente y repite los movimientos que te vaya indicando."

Primero empezó dando puñetazos. Rápidos, seguros y secos. Con la derecha...

*ZAS*

Y seguidamente con la izquierda...

*ZAS*

"Ahora tienes que repetir esto por lo menos cien veces con cada brazo" indicó Zan For. Monty empezó con mucha energía, aunque se fue diluyendo con el paso de los minutos. Zan For le daba ánimos mientras lo rodeaba, y cuando Monty estaba a punto de terminar...

*ZAS*

Un golpe inesperado, fuerte, en toda la cara mandó a Monty volando varios metros. Monty se dolía de la cara.

"Pero si ahora no ha hecho nada... no entiendo." murmuró Monty.

"Precisamente por eso, no has hecho nada, y eso un enemigo no te lo perdona" advirtió Zan For. "Ahora termina este ejercicio."

Monty dio unos pocos puñetazos más y dio el ejercicio por terminado. "Ya está, maestro."

"Bien, debes saber que el dial-jutsu no se basa únicamente en puñetazos, y por tanto tienes que entrenar distintas partes de tu cuerpo, por ejemplo los codos, observa..." explicó Zan For mientras separaba un poco los pies, flexionaba las piernas y daba un codazo al aire. "Ahora repite este ejercicio con ambos brazos, cien con cada uno." Y siguió observando cómo Monty realizaba el ejercicio. Como antes, casi al término del ejercicio se abalanzó sobre Monty, pero éste dio un salto hacia atrás para esquivarlo, y sin decir nada terminó el ejercicio.

"Ya está, maestro" dijo Monty.

"Bien, bien. Me has visto venir y has esquivado. Esquivar es una maniobra para novatos y tiradores, que no dominan el combate cuerpo a cuerpo, también aquellos estilos de combate basados en el desgaste del oponente y que juegan con la velocidad y la agilidad." explicó Zan For a Monty. "Seguiremos el entrenamiento volviendo a las manos, esta vez aprenderás a dar palmadas." Y con la misma posición de los ejercicios anteriores dio una palmada con una mano, para acto seguido hacerlo con la otra. "Ahora te toca a tí. Cien veces con cada palma." Y Monty empezó su ejercicio.

De nuevo, Monty estaba a punto de terminar el ejercicio cuando Zan For atacó con un puñetazo. Monty lo vio a tiempo y con la palma lo desvió.

"No está mal zagal, vamos mejorando" dijo Zan For, Monty respondió "Pero si lo he desviado ha sido porque al final lo has frenado, maestro, si hubieses querido me podrías haber golpeado sin siquiera darme tiempo a reaccionar"

"Veo que te has dado cuenta. La primera vez iba con un 50% de mi fuerza, la segunda también, pero ya estabas prevenido. Esta tercera vez iba con un 40% aproximadamente. Los desvíos son una de las mejores opciones para defenderse ya que destarotan al atacante y dan opción a un contraataque, aunque este debe ser rápido. Lo mejor es anticiparse directamente con un contraataque. Otra opción, aunque más enfocada a estilos de combate lentos es la de bloquear, ya que así se detiene completamente al enemigo, y se puede contraatacar casi con total comodidad. El dial-jutsu enseña la opción de contraataque directo mediante uso de diales"

Seguidamente Monty terminó con el ejercicio.

"Perfecto, ya puedes seguir buscando los diales que te he pedido debajo el agua, en el fondo del mar." comentó Zan For.

Después de haber sudado a Monty le apetecía un baño. Rápidamente se metió en el agua y siguió con unos ejercicios que presumiblemente debían aumentar su capacidad pulmonar. Nadó unos metros y probó a sumergirse, para comprobar si podía aguantar la respiración durante más rato, tomó aire y empezó a mover brazos y piernas para desplazarse por el agua, o las nubes, casi. Esta vez tocó suelo, pero quedó con la duda de si ese suelo estaba más alto o más bajo que la vez anterior. Aunque esta vez sí que pudo llegar a la superfície sin quedarse sin aire.

Ya entrada la noche Monty todavía no había conseguido su primer dial, así que lo dejó estar, y cuando Zan For lo llamó para cenar se mostró alicaído.

"Tranquilo, Monty, no todo sale a la primera" le confesó Zan For.

Frikis, frikis everywhere - Minicrónica salonera

sábado, 3 de noviembre de 2012 5 quejas

Enlazando con la entrada del otro día en la que hablaba de mi punto de vista de todo este mundillo (échale un vistazo a la entrada del blog), ayer viernes por la tarde fui al salón. Lo sé, podéis llamarme masoca, pero fue en parte fruto de la inercia y en parte porque había quedado con unos amigos.

Eran aproximadamente las 15:30h del viernes cuando salí de casa. Minutos antes me había asegurado de que en mi mochila hubiera mi disfraz de molécula de agua (para entrar gratis, que seré friki, pero no soy tonto). Por si no colaba llevaba además, mi boina verde, la máscara de Míster Krujidor y una ushanka; y tampoco podía faltar el avituallamiento. Una vez comprobado esto me despedí de mis padres y procedí a la evacuación. Me dirigí al punto de extracción y tomé el vehículo que me debía llevar hasta la ciudad de Barcelona. Llegados a este punto debo aclarar que yo era el conductor.

Salí de mi pueblo al ritmo de Manel, por minutaje, en ese momento debería estar sonando la versión de En la que en Bernat se't Troba del concierto en el Auditori Enric Granados de Lleida.


Después de un trayecto poco emocionante en coche, llegué a la Zona Universitària y aparqué en un callejón tras la Facultat d'Econòmiques de la UB. Después de asegurarme que el vehículo estuviera bien cerrado, y con la mochila a mis espaldas, me dirigí a la boca de metro más cercana, entré y esperé a que el metro llegase.

No tardó demasiado. El vagón estaba prácticamente vacío, así que aprovechando que mis ganas de miccionar iban en aumento, me senté para paliar los efectos. Las paradas se iban sucediendo, subí en Zona Universitària, después venía Palau Reial, donde subió una moza de bastante buen ver con una camisa apretada y roja, después vino Maria Cristina, Les Corts, creo que fue aquí donde subieron un par de pedigüeños uno de los cuales tocaba el violín y la señora se encargaba de recolectar limosnas, Plaça del Centre, Sants-Estació, los pedigüeños cambiaron de vagón, Tarragona y Espanya. Allí fue donde bajé, y subí las escaleras (a pie) hasta llegar a la superfície.

Fue como entrar en un mundo nuevo. Como el doctor que te inyecta fármacos directamente en vena. Llegados a este punto mis ganas de miccionar estaban apaciguadas aunque latentes, y avancé por la marea friki. Fue allí donde pensé "frikis, frikis everywhere". Llegado a la plaza donde estaba el "palau" del Salón, me escondí tras una estatua, y cuál superhéroe encapuchado me enfundé mi disfraz de molécula de agua. Empecé a avanzar titubeante, pero la duda se disipaba con cada paso que daba, entonces llegó la prueba de fuego, cuando me encaré a los dos vigilantes del antro friki, que me miraron y no pusieron objeción alguna a dejarme pasar. A medida que atravesaba la antesala me desprendí de mi instantáneo camuflaje, que guardé como oro en paño en mi mochila.

 Ya eran las 16:30h pasadas, que era cuando me tenía que reunir con mi contacto en el salón, al que por mantener su identidad en secreto llamaremos scaramanga. Volví a la antesala para tratar de comunicarme con él vía SMS, pero entramos a la vez en sendos campos visuales. Como scaramanga iba vestido de Ryu y quería cambiarse, y yo quería vaciar depósito, nos dirigimos al WC de la entrada. Y ya preparados para la aventura friki nos adentramos en las abismales profundidades del XVIII Saló del Manga, esta vez sí en Barcelona.

Estuvimos dando tumbos, hasta que scaramanga me reveló que andaba buscando ciertos ítems. Como yo no tenía nada por ver, le ayudé en su quest. A medida que íbamos avanzando por el espacio iba viendo como el mundo del cine, de la televisión y del cómic americano van tomando espacio al salón del manga y viceversa, es decir que los mundos se entremezclan y es difícil, cada vez más, establecer una clara separación. Dimos varias vueltas mientras debatíamos sobre el mundo friki y particularmente sobre "Això és es Colmo!", en un momento dado decidimos abandonar momentáneamente el bullicio y por ello salimos, no sin antes habernos sellado la mano. Ese día el sello era de color rojo.

Como scaramanga tenía el gaznate seco nos acercamos a las pedanías del CC Les Arenes, y entramos en el Mercadona, donde compró un Sprite, salsa de soja y dos zumos para dar al Banc dels Aliments. Acto seguido regresamos al recinto, donde seguimos dando tumbos. Gracias a un soplo su hermano, scaramanga pudo saber donde encontrar el libro de los dobladores de Goku y Vegeta de Bola de Drac, pero su precio (18 napos en el stand de Chunichi) le tiró para atrás.

Scaramanga se compró, en los stands de fanzines, una camiseta de Objection! con la silueta de Edgeworth, y allí me encontré con un monitor del esplai donde estoy y uno de los niños mayores, que estaban ambos intentándose decidir entre dos camisetas cada uno. Scaramanga y yo seguimos dando tumbos, hasta que un amigo mío se puso en contacto conmigo, nos encontramos con él y seguimos dando tumbos.

Al cabo de un rato la misión llegaba a su fin, y salí del salón con ánimos renovados para volver el año que viene (espero que con más ganas, más dinero (fácil si os pasáis aquí y hacéis donaciones y pedís dibujos (sobretodo lo primero)) y más quedadas). Tras el trayecto en metro, de nuevo hasta Zona Universitària, me dirigí hasta el punto de extracción donde tenía el coche aparcado, y abandoné la ciudad condal, donde mi misión, un año más, había terminado.

Hoy, antes de escribir estas líneas, he colgado la entrada al salón que mi amigo me dio ayer (al fin y al cabo este año no dan mangas y yo entré disfrazado así que no tenía la entrada física) en un tablón de corcho que tengo en mi habitación. He comprobado como tengo entradas desde el XI salón hasta el de este año, el XVIII. Espero poder colgar muchas más de años sucesivos, eso significará que todavía hay algo que me une a este mundillo, aunque se trate de un pequeño, fino y frágil hilo.

World of Trollcraft: [Capítulo decimosexto: Una saga trollpical]

jueves, 1 de noviembre de 2012 1 quejas

Capítulo 16

Una saga trollpical


Ya hacía varias horas que estaban en el aire. El héroe miraba por la ventana, aburrido, el paisaje. Desde que habían salido del Reino Champiñón habían pasado por numerosos, variados y conocidos escenarios como mundos de Super Mario Bros, muy en 8 bits, mundos de Super Mario Bros 2, Super Mario Bros 3, la tierra de dinosaurios de Super Mario World, algunos mundos de Super Mario 64, varios tableros de Mario Party.

La Gata Negra iba y volvía, dando tumbos. Cada vez que iba, el héroe miraba de reojo su esbelta figura y cómo el traje de cuero marcaba ese trasero, para acto seguido volver a observar por la ventana. Había tantos sitios donde podría estar secuestrado Mario...

El avión pertenecía a la flota particular y privada de la Princesa Peach. Al ser para usos mayormente privados y evitar excesos de combustible era bastante pequeño, lo que no quitaba que no fuese cómodo, sin embargo, al tratarse de un viaje tan largo se hacía todo muy pesado. El exterior del avión estaba pintado de rosa, y a ambos lados había el símbolo de la casa real de Reino Champiñón, esto es, una corona encima de una seta (Amanita muscaria, presumiblemente). El interior estaba apenas decorado con una imagen de la Princesa Peach, y sin embargo los asientos y el sofá parecían de piel buena, y había un mueble-bar. El héroe, cansado de estar sentado, fue a observarlo.

La sensación de andar tras horas sentado resultó muy agradable. Al abrir el mueble-bar comprobó como las botellas y las copas estaban bien sujetas, no fuera a ser que durante una turbulencia o cualquier ajetreo se rompiesen. El héroe tomó dos copas y las llenó de bebida.

"¿Te apetece una copa de vino?" preguntó.

La Gata Negra respondió que no, que estaba de servicio.

Algo decepcionado con su respuesta, el héroe probó el vino de una de las copas; era vino tinto, de suave toque afrutado pero con mucho cuerpo, lo saboreó y se tomó la primera copa. Al final acabó tomándose las dos copas. Poco rato después le entró sueño y se pasó durmiendo el resto del viaje.

*DIN-DON-DIN*

"¡¡Wasssaah!! ... Les habla el capitán. Pasajeros del vuelo especial a Isla Delfino, siéntense en los asientos correspondientes y abróchense los cinturones que estamos a punto de aterrizar. DIN-DON-DIN"

La Gata Negra se sentó y se abrochó el cinturón, y al mirar al héroe vio que no llevaba el cinturón puesto. Por una fracción de segundo pensó que se lo merecía, pero en un arrebato de generosidad y amabilidad se desabrochó el cinturón y caminó hasta el asiento del héroe para abrocharle su cinturón, momento en que el héroe aprovechó para mover disimuladamente su mano izquierda y acariciar el muslo de la Gata Negra, y su mano subía y subía hasta contactar con el trasero, y apretaba, y apretaba.

*PAF* *PAF*

El héroe vio en primer plano la palma de la mano de la chica e inmediatamente el reverso. Fue un bofetón doble digno de mención que dejó las mejillas del héroe rojas, marcadas, y que se fregó después de abrocharse el cinturón.

"¡Si es que lo sabía, tendría que haber dejado que la gravedad te diera una lección!¡Desagradecido!¡Sinvergüenza!¡Y pensar que por una fracción de segundo había estado a punto!" la lluvia de descalificaciones por su parte fue tremenda.

*DIN-DON-DIN*

"Uh-uuh, pareja, ¿tenéis problemas?, ¿eyaculación precoz?¿disfunción eréctil? ¡Tranquilos, se puede tratar! B*ston Medical Group ... En fin, que si miráis por la ventana veréis por qué Isla Delfino se llama así"



Era cierto, la isla tenía el perímetro en forma de delfín. El héroe no pudo evitar soltar un comentario:

"Y a mí me gustaría comprobar por qué le llaman "Gata"" dijo mientras miraba a la Gata Negra.

Tenía suerte de que estaban ambos atados, porque los instintos asesinos de ella iban en aumento.

La isla presentaba muchas zonas verdes de bosque, un volcán inactivo y varias localidades donde estaban los atractivos turísticos. El avión fue descendiendo suavemente hasta tocar tierra y su velocidad fue aminorando hasta detenerse completamente.

*DIN-DON-DIN*

La voz del capitán volvió a resonar "Pos ya'mos llegao, ahora iremos al embarcadero y una balsa nos llevará hasta Plaza Delfino"

El héroe se desabrochó el cinturón mientras la Gata Negra hacía lo propio, ahora parecía más calmada. Se levantó y se dirigió a la salida. La puerta se había abierto dejando paso a unas escaleras, de las que tras bajar el héroe y la Gata Negra apareció el piloto toad, que comprobó que los pasajeros estaba en tierra y cerró el avión.

Los dos siguieron al toad, ya que no conocían la zona y él sí que parecía saber de lo que hablaba. Salieron del hangar y los primeros rayos de sol de Isla Delfino los iluminaron, atravesaron una puerta y estaban en un bar y al atravesar otra puerta de nuevo volvían a estar en el exterior, y un embarcadero apareció delante de ellos. Caminaron por encima de los tablones de madera hasta llegar a la balsa, el capitán entregó una bolsa con monedas de oro al balsero y se puso a remar.

El capitán se dirigió a la pareja "Aquí las cosas funcionan con monedas de oro, si tenéis monedas todo irá bien, si no, no conseguiréis nada, por suerte la gente es despistada y podréis encontrar algunas monedas por todas partes, y si no, echad un vistazo a las alcantarillas. Yo me estaré en un hostal en la Plaza Delfino, cuando tengáis que volver dadme un toque."

"Muy cierto", dijo el misterioso balsero "con monedas de oro se pueden conseguir muchas cosas, alojamiento, bienes, información..." mientras remaba. La Plaza Delfino se iba haciendo más nítida a medida que se iban acercando. Finalmente la balsa llegó al embarcadero de Plaza Delfino y el balsero se despidió de sus pasajeros. El capitán del avión también se despidió mientras se ponía unas gafas de sol y arrastraba un trolley. El héroe y la Gata Negra volvían a estar solos

El W-Gear del héroe hizo un ruidito, así que lo miró. En la pantalla se podía leer "Guardando localización... Este proceso puede durar varios días, no apague o desconecte el W-Gear", en breves volvió a su pantalla original.

"¡Genial!¡Tengo cobertura!¡E internicio!" gritó alegremente el héroe, lo que despertó las curiosas miradas de los residentes.

"No podemos depender del W-Gear para todo, a ver si encontramos una oficina de turismo y nos pueden dar un mapa del lugar, nos sentamos y los analizamos detalladamente" comentó la Gata.

"Vaaale..." suspiró el héroe mientras cerraba la aplicación de internicio (porno jratix) del W-Gear.

Se pusieron a andar. Era un lugar muy luminoso, las casas todas tenían un mismo estilo con un tejado que casi se podrían andar por encima y unas extrañas cuerdas elásticas en las que se posaban pájaros verdes y alguno azul. Pasaron por delante de una estatua con la inscripción "Foresto el Grande", debían estar en el paseo principal de Plaza Delfino ya que también había varias palmeras y era todo muy espacioso. Justo delante del monumento, en el suelo, había una curiosa circunferencia con un dibujo de un sol.



Mas allá de la estatua estaba lo que parecía una prisión y a la izquierda había mercado, tenderetes con fruta de lo más variada.

*DING-DONG* *DING-DONG*

Repicaban las campanas en lo alto de torres. Atravesaron el bullicio del mercado, cuando en el suelo volvieron a ver otra circunferencia con la marca de un sol.

"Sospecho que esto son las alcantarillas" dijo la Gata Negra. "Creo que comunican toda la localidad" Y siguieron avanzando.

Pasaron por debajo de un puente y llegaron a una pequeña plazoleta. Dos guardias forestones y uniformados de azul marino custodiaban una puerta. La Gata Negra hizo un gesto al héroe para que se detuviese "déjame esto a mí"...

La Gata fue caminando hasta los dos guardias moviendo la cintura exageradamente y meciéndose el cabello con un dedo.

"Hola, hombretones..." dijo a la vez que se mojaba los labios con la lengua. Los dos guardias se pusieron tensos y se sonrojaron. "¿Sabéis donde puedo encontrar una oficina de turismo?" y cambiando a un tono de voz un tanto más infantil añadió "es que me he perdido..." mientras hacía morritos.

Uno de ellos respondió. "E-esto es... e-el ayuntamiento, señora"

"Señoriiita" rectificó la Gata, haciendo morritos de nuevo.

"P-pues eso, esto es el a-ayuntamiento, señorita. Entre si necesita información."

La Gata atravesó la puerta de madera. El héroe volvió al mercado y estudió detalladamente la tapa de la alcantarilla, por donde se dejó caer. El sitio estaba ténuemente iluminado, pero se podía andar sin chocar con las paredes. El capitán tenía razón, a lo largo del alcantarillado había monedas de oro y el héroe las fue almacenando en el W-Gear. Había conseguido unas diez o así y cuando tuvo suficiente volvió a la superfície de un salto. Volvió al ayuntamiento justo cuando la Gata Negra salía del edificio.

"Tengo mapa" dijo ella.
"Tengo oro" dijo él.

El mapa era más bien una guía turística y no estaba a escala (y estaba en inglés), pero por lo menos tenían una idea de los sitios a visitar.



Desde el mercado no se veía, pero en la plazoleta había una elevación de terreno que parecía un muro. Tras saltarlo se podía observar el canal que dividía la ciudad en dos, con balsas transportadoras recorriéndolo. Varias forestonas repartidas por la zona esperaban junto a unas cestas, no parecían vendedoras, y una fuente decorativa, al bajar unas escaleras, emanaba agua cristalina.

A su derecha quedaba la torre de los Soles, donde una representación de los espíritus de la isla, los Soles, estaba colgado, brillante.

El héroe usó su shunpo para trasladarse hasta el otro lado del canal, la Gata Negra, por su parte, se sirvió de los techos de las balsas para llegar. Una vez allí se sentaron en una de las mesas con parasol, para tomar algo y estudiar el mapa. Un forestón camarero se acercó.

"¿Qué tomarán los señores clientes?" les preguntó.

"Un mojito para mí", dijo el héroe.
"Y un batido de sandía para mí" dijo la Gata Negra.

Ella sacó el mapa y lo extendió encima de la mesa.

"Veamos, estamos en Plaza Delfino... aquí. Las localidades más próximas son Monte Bianco al noroeste, Montaña del Fuoco al norte y Puerto Espresso al oeste. Más lejos están Playa Gelato y Playa Paradiso. Al otro lado de la isla están la Cala del Sole y Aldea Foresta. Finalmente en la islita al suroeste está el Parque Mamma-mia. No sé por donde podemos empezar" dijo la Gata Negra.

El camarero forestón les trajo las bebidas.

"El batido, para la señora" dijo el camarero, pero fue interrumpido por la Gata.
"Señoriiita" aclaró ella
"Pues eso, el batido para la señorita y el mojito para el señor" terminó el camarero.
"Puedes llamarme héroe, si lo prefieres" añadió él.
"Serán cinco monedas de oro"

El héroe activó el W-Gear y sacó 5 monedas de oro que entregó al camarero.

"¡Nos vemos en Puerto Espresso!" gritó una extraña figura. Ni él ni ella se habían dado cuenta, ni siquiera, de su presencia, era una figura humana aunque no muy grande, más bien pequeña, lo poco que consiguió captar la Gata fue una gabardina y unas gafas de sol. La silueta se perdió entre los rayos de sol. De pronto el héroe tuvo una visión, nítida, aunque tremendamente fugaz:



"Tenemos que ir a Puerto Espresso" dijo el héroe, con la mirada ausente y tono convencido.


Pregunta

¿Cuál es el sitio de Isla Delfino que os gustaría que fueran a investigar después de Puerto Espresso (Plaza Delfino no cuenta)?