Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Månatlig Sumario Finale - Marzo'13

domingo, 31 de marzo de 2013 0 quejas

Månatlig Sumario Finale

Historial 2.0

- World of Trollcraft: [Capítulo vigésimo: Una curiosa sala de trollturas] - Vigésimo capítulo de World of Trollcraft. Más psicotrópicos. Más escenas sin sentido. Y todo de camino a Noki Bay (Cala del Sole).

- Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - X - Primer torneo de la serie, y seguramente no será el último.

- World of Trollcraft: [Extras Especial 20 capítulos - Portadas] - La entrada especial conmemorativa del vigésimo capítulo de World of Trollcraft, que para mi desgracia no ha tenido la repercusión que esperaba. O tal vez esperaba demasiado...

- TDDetectives - III - Tercera entrega de la sección que recopila cosas curiosas que busca la gente antes de visitar este blog.

- World of Trollcraft: [Extras Especial 20 capítulos - "Las comparaciones son odiosas" - Comparativa de Portadas] - El título es autoexplicativo.

- Centro de descargas de PDFs de Fics - Aquí podrás encontrar los capítulos de los fics pasados a PDF para descargar y leer tranquilamente en tu tablet o e-reader.

- Pocket Tales of the Braves - Capítulo 20 - Esperado enfrentamiento entre Ryuuna y Pegaso. ¿Cuál será el resultado?

- World of Trollcraft: [Capítulo extra: Fichas de personajes - Gata Negra] - Segunda entrega del extra de Fichas de Personajes de World of Trollcraft. Esta vez es turno de la Gata Negra. Dibujos hechos por menda (para lo bueno y para lo malo).

- Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XI - Enfrentamiento contra la panda de Channon el Soldado.


Variedades

- scaramanga, en su blog La Nave de los Frikinautas ha publicado durante este mes hasta el decimoquinto capítulo de su fanfiction Cronicas del CEFPIFST. También ha estrenado una nueva sección de crítica/revista de películas actuales y no tanto, la primera entrega fue Ante la pantalla: Prometheus, de Ridley Scott (2012).

- Pennywise, del blog Una pareja friki, ha decidido terminar su adaptación/fanfiction/resumen de Street Fighter, podéis verlo en el siguiente enlace: Street Fighter: Tomo 15: Capítulo 142 y último. Desde aquí le pedimos que lo retome cuanto antes, y también que recupere la sección que estrenó en su antiguo blog de Mangas que no conozco y que me dejo llevar por la portada.

- Yue y Sayuri del blog Una Pareja Otaku pasan la Semana Santa en hiatus. Desde aquí les mandamos recuerdos.

- No dejéis de echarle un vistazo al blog de Natsume, STUDIO NATSUME, y su crónica del Japan Weekend.


Si téneis cualquier duda, sugerencia o similar, ya sabéis, dejad un comentario o enviad un mail a:

tdd1blog@gmail.com

Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XI

sábado, 30 de marzo de 2013 0 quejas

Capítulo Undécimo: Channon

Mapa de Yutolandia

Región de Bisga, Roahl

Ilwulf caía al vacío, agarrado a Meline, la Viera Arquera. El suelo estaba cada vez más próximo, la caída sería fatal para Meline, que no se podía mover y sin embargo Ilwulf protegió su cabeza antes de impactar contra el suelo.

*THOMP*

Ermine saltó contra Laven, el Hume Arquero, en su caso fue menos expeditiva que Ilwulf pues aprovechó la caída para perforar la mano de su víctima usando su habilidad de Esgrima, Enjambre, y el veneno latente en su estoque Aguijón hizo el resto.

Meline yacía en el suelo, inconsciente, más por el susto de la caída que por el golpe en sí, y Laven, de su mismo clan, o grupo, o lo que fuera que fuese la organización de Channon, también yacía en el suelo, pero en su caso envenenado en vez de inconsciente. La Pradera de Bisga presenciaba un enfrentamiento entre clanes, como tantos otros, pero el fragor de la batalla no era motivo suficiente para que el viento dejase de soplar o para que el sol dejase de brillar.

Pradera de Bisga, Región de Bisga, Roahl

Gides atacó a Myrvyn, el Mago Azul del grupo, pero este no poseía ninguna habilidad aprendida de las bestias salvajes y por tanto lo único que podía hacer era desenfundar su sable y defenderse de Gides.

*CLANK* *clink* *CLANK*

Channon no sabía qué hacer, dos de sus oponentes acababan de neutralizar a sus dos Arqueros, su vanguardia, su equipo de combate indirecto. Tenía su espada en la mano, la había desenfundado para atacar a Gides, pero este había pasado de largo y estaba atacando a Myrvyn. Su arma era una Espada Roja, muy poco común pero de sobras conocida por alimentar a su portador de la sangre de sus oponentes y posiblemente era robada de algún incauto mercader. Ilwulf y Ermine se dirigieron hacia él, tendría que enfrentarse a ellos, no quedaba alternativa, pero tenía a su disposición un as en la manga.

"¡Te vas a enterar, maldito!" gritó Ilwulf mientras corría en su dirección. El Ladrón estaba cerca...

*CLONK*

Daga y espada chocaron en un metálico sonido. Ermine seguía quieta mientras Laven se debilitaba a causa del veneno. Meline no tenía intención de levantarse.

"¿Pero tú no eras Mago Azul?" Gides detuvo su ofensiva para hacerle la pregunta a Myrvyn. "¿No deberías estar usando magia para fortalecerte, o para debilitarme?"

Myrvyn respondió, "Estoy jugando con mi presa, no creo ni que necesite usar baratos trucos de magia azul para terminar contigo." "Sí que es cierto que dominas el sable con bastante elegancia," reconoció Gides. "Pero esto no te bastará... ¡KYAAAAH!" y volvió a atacar.

*CLANK*

Ilwulf esquivaba los golpes de Channon, que como luchador dejaba mucho que desear, pero era bastante ágil, aunque no lo pareciese. Y cuando la agilidad dejaba de lado uno de los dos contendientes ponían acero de por medio para protegerse. La cara de Channon era inexpresiva, y así Ilwulf no podía decir si estaba sufriendo o se estaba divirtiendo; Ilwulf, en cambio, tenía un expresión de rabia en su cara.

El intercambio de golpes los había dejado sin aliento. "Arf, arf..."

Ilwulf saltó por encima de Channon, al que pilló desprevenido.

*ZAS*

La daga cortó tela y a su paso por la pierna izquierda de Channon se fue abriendo paso entre la piel. Era un corte muy poco profundo, pero suficiente para que el Soldado sangrase. Channon se llevó la mano al lugar de la herida y observó el resultado: su guante contenía un pequeño resto de sangre.

A Myrvyn le temblaba la mano con la que sujetaba el sable de tanto detener los golpes de Gides. Y seguía...

*CLANK* *CLONK*

Hasta que se dolió. Entonces Gides golpeó el sable y salió volando de la mano de Myrvyn.

*thuck*

Se había quedado clavado en el suelo. Un suelo firme aunque fácilmente penetrable, que era la tierra de la Pradera de Bisga.

"Estás desarmado, pero sigues siendo peligroso, porque eres un mago." dijo Gides. Entonces atacó a Myrvyn, pero en vez de atacar con el filo de la espada, usó su hoja a modo de arma contundente.

*SPAT*

El golpe fue tremendo y Myrvyn quedó inconsciente en el suelo de la Pradera de Bisga, con la espalda encima de la hierba. Ilwulf ya había hecho varios cortes a Channon, entre los que destacaban el de su cara, concretamente en la mejilla, lo que causaba un efecto desagradable de cara manchada de rojo, y el de su mano izquierda, que había usado para protegerse.

"Arf, arf... eres bueno, Ladrón, ¿seguro que no quieres unirte a nosotros? Como ves, necesitamos gente fuerte. Estos mis compañeros son bastante patéticos."

"¿Es así cómo tratas a tus compañeros?¿Llamándolos "patéticos"? Me das asco." Ilwulf se acercó veloz a Channon para rematarlo, pero el Soldado paró su ataque.

"¡Adrys!" gritó Channon.

De detrás de un árbol salió un chico Hume, vestido de blanco. "¿Ves mi arma secreta?" le dijo Channon a Ilwulf. "Es un Mago Blanco, y curará mis heridas para que pueda venceros a todos." y dirigiéndose al recién aparecido Mago Blanco gritó "¡Adrys!¡Cura!"

El Mago Blango llamado Adrys parecía dubitativo, como si no quisiese curar a su compañero. Ilwulf no se detuvo y las heridas de Channon eran cada vez más molestas.

Gides, con su oponente Myrvyn fuera de combate, observaba el combate de Ilwulf, que parecía ganado. Ermine también miraba cómo Ilwulf combatía mientras Laven estaba casi debilitado y Meline empezaba a dar signos de estar despierta, aunque algo aturdida.

"¡Cúrame, Adrys!¡YA!" gritaba Channon, pero Adrys no se movía. Parecía afectado, por su pose, de ver a Channon en tal estado, aunque seguía sin usar ningún hechizo curativo. Gides empezó a caminar hacia Adrys, con Myrvyn todavía noqueado en el suelo, enfundando su espada como señal de pacifismo. Ilwulf detuvo un golpe de Channon, que luchaba ya más por orgullo que por beneficio material, y lo único que lo tenía en pie era lo poco de espíritu de combate que poseía, y tras detener su espada...

*CLANK*

La apartó de un golpe de daga y con un puñetazo ascendente en plena mandíbula Channon salió volando hacia atrás totalmente fuera de combate, impactando contra el suelo, la Espada Roja todavía en su mano ansiosa de sangre. Ilwulf se acercó hasta el cuerpo inconsciente de Channon y tomó la espada.

"Gracias." dijo. "Y para que no me olvides..." tomó su brazo derecho y le quitó el guante de cuero. Clavó el frío metal húmedo de carmesí en el anverso de la mano de Channon y marcó un símbolo. Era un triángulo invertido con cuatro rayas encima. Channon no notó el dolor, aún así, seguía sangrando.

"Así que te llamas Adrys." dijo Gides. Adrys no sabía exactamente qué contestar, ni si el Soldado que tenía delante era de fiar o no, así que meditó su respuesta antes de hablar.

"Sí, me llamo Adrys Hallorix y soy Mago Blanco, no tengo nada que ver con Channon o sus esbirros," pensaba que si no lo relacionaban con Channon serían más condescendientes con él. "Me tenía trabajando para él bajo amenaza, puesto que los Magos Blancos no somos diestros en el combate precisamente, y siempre buscaba enemigos de apariencia débil para cometer sus ataques. Myrvyn no sabe ninguna habilidad de magia azul, pero la gente veía un Mago Azul y pensaba en las temibles habilidades de las bestias salvajes. Y Meline y Laven servían para cortar las vías de escape." tal vez había hablado demasiado.

"Nosotros somos un clan, y estamos de misión. Nos dirigíamos a Grass y puede que la compañía de un Mago Blanco nos facilite las cosas. Si quieres, claro." dijo Gides.

"No creo, debo dirigirme a Morabella, pues ya he perdido demasiado tiempo con Channon y sus tonterías, aunque os debo la vida, por si nos volvemos a encontrar." dijo Adrys Hallorix. "¡Hasta otra!" se despidió, y se fue en la dirección opuesta a la que ellos se dirigían.

Meline ya estaba despierta. Ermine avanzó hacia ella.

"Toma este Antídoto, es para el Arquero, úsalo cuando nos hayamos ido." dijo Ermine mientras le ofrecía un pequeño frasco. Meline lo aceptó y quedó sentada en el suelo doliéndose la cabeza, Ermine volvió con Gides e Ilwulf.

"Ya podemos retomar nuestro camino a Grass." dijo Ilwulf. "Toma, esto es para ti." y le dio la Espada Roja a Gides. Gides notó las ansias de sangre de la espada y dijo "Espero poderla dominar."

En poco rato llegaron al Camino Vigg Norte. Ya era pasado el mediodía y no habían comido nada desde el desayuno, el camino estaba plagado de tenderetes con mercaderes vendiendo y comprando de todo, pararon junto a un tenderete donde hacían pollos asados y Gides compró uno para cada uno. La carne sabía de maravilla y estaba tierna, aunque la piel era dorada y crujiente. La misma grasa se había fundido y había tomado el sabor del pollo y hacía de excelente acompañamiento.

Acabados de comer, se fijaron un poco más en el Camino Vigg Norte. El ajetreo era considerable de gente que partía de Grass y gente que se dirigía a Grass, había tenderetes de armas y armaduras, de comida y de accesorios. Un pequeño camino se desviaba hacia el Bosque Profundo, pero pocos viajeros lo tomaban. La gente por el camino era de lo más variopinta, tanto por los oficios como por las razas.

Camino Vigg Norte, Región de Bisga, Roahl

Al anochecer llegaron al límite entre la región de Bisga y la región de Grass. Ilwulf empezó montando guardia. Estaban acampados en un lugar entre el Camino Vigg Norte y el camino real a Grass, lugar donde los clanes que partían de Grass se detenían para descansar antes de atravesar la Pradera de Bisga.

"¡Buenas noches!" dijo Ilwulf mientras sus dos compañeros se tumbaban para dormir.

World of Trollcraft: [Capítulo extra: Fichas de personajes - Gata Negra]

lunes, 25 de marzo de 2013 1 quejas

Contenido extra

Gata Negra


Habilidades:
- Gran encanto
- Manipulación de probabilidades (apenas lo usa en World of Trollcraft)
- Ladrona experta
- Excelentes habilidades gimnastas y experta en artes marciales
- Sentido del olfacto superdesarrollado y visión nocturna



Black Cat

Black Cat

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 20

0 quejas

Capítulo 20: ¡Esta vez, Pegaso, venceré!

Continente de Johto
Ciudad Malva


El sol se empezaba a alzar, todavía perezoso, entre una ligera neblina. El rocío matinal iba cayendo de hoja en hoja, lentamente, hasta que finalmente se vertía en una charca junto a Ciudad Malva. Era una fresca mañana y Ryuuna había decidido pasar la noche en el Centro Pokémon, donde le habían dado chocolate caliente la noche anterior, que era mejor que nada.

Ryuuna despertó.

Había dormido sentada en una cómoda butaca, casi estirada, y en toda la recepción había un par más de entrenadores. Los Centros Pokémon se usaban para pasar la noche muchas veces ya que era un lugar que estaba casi siempre abierto al público, y sinceramente era mucho mejor que pasar la noche al raso. La enfermera Joy de Ciudad Malva de turno de día entró y subió las persianas, pero a causa de la neblina matinal el sol no brilló. La enfermera Joy de Ciudad Malva de turno de noche se despidió y abandonó el lugar. Ryuuna pensaba en estrategias para derrotar a Pegaso y se le fue la mente a la Liga Pokémon.

Al cabo de un rato la enfermera Joy había preparado chocolate caliente para los aventureros y entrenadores que se habían quedado a pasar la noche allí. Pasó con una bandeja con tazas y tenían que tomar una, si querían. Ryuuna cogió una taza. Estaba excesivamente caliente, así que esperó a que la temperatura del chocolate descendiese. Observó la taza con detenimiento. Ya era antigua y estaba gastada pero se podía ver un animal serigrafiado. Era una especie de pájaro muy colorido, y con un largo pico. Parecía enfadado.

El chocolate estaba muy bueno, o eso pensó Ryuuna. 'Si me tengo que enfrentar a Pegaso será mejor que vaya bien alimentada. Con el estómago vacío no se puede pensar bien,' pensó mientras saboreaba la bebida. La enfermera Joy repartió algo de repostería para acompañar, bizcochos muy tiernos, vio Ryuuna. Tenía un nudo en el estómago por el enfrentamiento que tendría lugar dentro de unas pocas horas, pero se obligó a comer algo, 'No podré pensar si en medio del combate me ruge la tripa,' así que mojó el bizcocho en el chocolate. No recordaba la última vez que había desayunado algo así, normalmente su madre preparaba desayunos salados. Echaba de menos a su madre, y su padre, y el confort de su casita en Ciudad Endrino. ¿Qué sería de su padre? Se ganaba la vida haciendo de investigador Pokémon y muchas veces su trabajo lo llevaba a visitar tierras lejanas.

Alguna vez había oído hablar de Hoenn y Sinnoh, así como Almia y Oblivia. En un futuro tendría que visitar esos exóticos lugares y proclamarse campeona de las respectivas Ligas Pokémon si quisiera ser reconocida como la más grande entrenadora de todos los tiempos. Pero quedaba todavía mucho camino, incluso para proclamarse camepona de Johto, siquiera.

Apenas se había dado cuenta y ya no quedaba chocolate en la taza y su bizcocho se había desvanecido. Todo estaba de camino a su estómago. Se levantó con calma, tampoco tenía prisa por retar a Pegaso, y fue a devolver la taza.

"¡Muchas gracias por el chocolate, enfermera Joy!" dijo Ryuuna.

"De nada, chica, espera que te haya gustado. Blissey ha puesto todo su amor preparándolo." La enfermera Joy se refirió al Blissey que sacó la cabeza por detrás de una puerta.

"¡Blissey!" dijo el Blissey.

"La taza también es muy bonita," Ryuuna le entregó la taza a la enfermera Joy, que la observó.

"Mmm, es el legendario Ho-oh, que huyó de Ciudad Iris cuando se quemó una de las torres."

Ryuuna se sorprendió, "Ah, ya decía yo que me sonaba. Espero un día poder verlo de cerca con mis propios ojos."

"En ese caso te deseo lo mejor, cuentan que se aparece ante las personas puras de espíritu. Bueno, como casi todos los Pokémon legendarios," Ryuuna le agradeció sus palabras alentadoras. "¿Y ahora qué harás?" le preguntó la enfermera Joy.

"Hoy me tengo que enfrentar a Pegaso, y tengo que vencerle. Ya perdí una vez y he estado entrenando en la Torre Bellsprout."

"Cierto, creo que ayer ya te pregunté algo similar."

Pero no le molestaba a Ryuuna, al contrario, recordarse la meta a superar le daba más valor para conseguirlo.

"Hasta otra, enfermera Joy" se despidió Ryuuna finalmente.

"Hasta otra, chica."

"¡Blissey!" dijo Blissey ondeando la mano en señal de despedida.

Ryuuna salió del Centro Pokémon al mismo tiempo que otra gente entraba. Antes de ir al Gimnasio Malva pensó que lo mejor sería dar un paseo por la ciudad y sus alrededores. Había algunas zonas boscosas alrededor de la ciudad, y al norte había un pequeño llano, al sur estaba la ruta que llevaba de nuevo a Ciudad Cerezo. Desde cualquier lugar la Torre Bellsprout permanecía inmóvil aparentemente, aunque se mecía con el viento.

'Ya va siendo hora de aceptar la realidad.' Inconscientemente Ryuuna había retrasado la hora del enfrentamiento con Pegaso. Le surgían dudas, y más dudas. Si ya le había vencido una vez, podía vencerla de nuevo. Sin embargo, ¿dónde estaba toda esa determinación que había ganado en Torre Bellsprout? ¿Dónde estaba toda esa determinación que había mostrado ante Blasi? ¿Quería o no quería enfrentarse a Elya en la Liga Pokémon? Y si no era lo suficientemente fuerte, ¿podría darle una lección al tal Steeler?

'¡Ya basta de dudas!' pensó Ryuuna. Esta vez sí que se plantó delante del Gimnasio, que no era muy grande pero impresionaba. Ryuuna abrió la puerta de acceso.

"¿¡Hola!?" gritó.

De pronto, el local aparentemente vacío se iluminó. Pegaso se encontraba tras la línea del terreno de combate destinada a entrenadores.

"¿Has venido a retarme de nuevo?" preguntó Pegaso.

"Sí, he hecho lo que me dijiste y entrené en Torre Bellsprout."

"No era ninguna obligación, ni siquiera era un consejo, y sin embargo te fiaste de mis palabras. Confianza, me gusta eso en una persona," admitió Pegaso. "Espero, por eso, que hayas aprendido algo más que confianza para poder derrotarme."

Ryuuna no sabía si eso se trataba de un halago o de un juego psicológico así que se tomó las palabras como lo que eran, palabras.

"Yo, Ryuuna de Ciudad Endrino he venido a retarte a tí, Pegaso, Líder de Gimnasio de Ciudad Malva y conseguir una medalla Céfiro, que me garantizará en acceso a la Liga Pokémon." Todo lo que acababa de decir sonaba la mar de bien, estaba orgullosa de sí misma.

Pegaso respondió, "Yo, Pegaso, Líder de Gimnasio de Ciudad Malva, acepto tu desafío. Si eres tan amable de colocarte en tu posición dará inicio el combate." Ryuuna caminó hasta la raya blanca de la zona de entrenadores y sacó una pokéball. Pegaso sacó otra pokéball.

"¡Adelante, Pidgey!" Pegaso lanzó la pokéball y de allí salió su Pidgey, que enseguida emprendió el vuelo y quedó flotando, a la espera de Ryuuna. La pokéball volvió a su mano.

"¡Es tuyo, Larvitar!" Ryuuna envió a su Larvitar a luchar.

"¡Que empiece el combate!" gritó Pegaso.

"¡Larvitar, Chirrido!"

"¡Pidgey, Placaje!"

El Pidgey se lanzó en picado contra el Larvitar, adquiriendo cada vez más velocidad hasta alcanzar la posición del Larvitar, cargando contra él. El golpe fue muy amortiguado debido a la piel prácticamente rocosa del Larvitar y después intervino el Larvitar, que abriendo la boca emitió un sonido muy agudo que bajó la defensa del Pidgey, que quedó un tanto desconcertado, y volvió a la seguridad de las alturas.

Los dos entrenadores meditaron su siguiente movimiento.

"¡Larvitar, Mordisco!"

"¡Pidgey, Ataque Arena!"

El Larvitar tomó carrerilla mientras el Pidgey volvía a descender en picado, aunque esta vez el Larvitar no era el objetivo directo de su ataque. El Larvitar seguía corriendo cuando el Pidgey tomó tierra y una nube de polvo cubrió por completo al Larvitar...

De la nube de polvo apareció el Larvitar que se lanzó contra el Pidgey mordiéndolo ferozmente.

"¡Vuelve, Pidgey!" Pegaso devolvió al Pidgey a su pokéball. "Veo que los entrenamientos han dado su fruto," sentenció Pegaso.

"¡Adelante, Pidgeotto!"

"¡Vuelve, Larvitar!" Ryuuna cambió de estrategia ante el oponente que suponía el Pidgeotto. No podía arriesgarse a recibir un Bofetón Lodo con el Larvitar.

"¡Es tu turno, Gastly!"

"Veo que no has perdido el tiempo en Torre Bellsprout," dijo Pegaso.

El Gastly y el Pidgeotto estaban frente a frente. Uno flotaba gracias al batir de sus alas mientras que el otro se mantenía a flote debido a su composición y su ligereza. Y ambos entrenadores meditaban su estrategia.

"¡Pidgeotto, Tornado!"

"¡Gastly, Hipnosis!"

El Pidgeotto empezó a batir sus alas rápidamente hasta conseguir un viento que daba vueltas y el tornado que había creado se dirigía hacia el Gastly, pero iba tan lento que falló. De pronto el Gastly desapareció, para aprecer justo detrás del Pidgeotto.

"¡Cuidado, Pidgeotto, detrás de tí!" advirtió Pegaso a su Pokémon.

El Pidgeotto consiguió escapar por poco de la mirada hipnótica del Gastly, descendiendo en picado.

"¡Pidgeotto, Tornado, de nuevo!"

Volvió a batir las alas y esta vez el Gastly no pudo esquivar el movimiento.

"¡Gastly, Hipnosis!" ordenó Ryuuna. El Gastly se comió la Baya Aranja que llevaba equipada y desapareció de nuevo. El Pidgeotto y Pegaso estaban atentos al Gastly mirando dónde podría aparecer. Esta vez apareció justo enfrente del Pidgeotto y sus ojos se volvieron rojos, el Pidgeotto se quedó dormido.

"¡Vuelve Gastly, buen trabajo!" Ryuuna devolvió al Gastly a su pokéball y envió a Dratini.

"¡Tú puedes, Dratini!"

El dragón hizo acto de presencia mientras el Pidgeotto estaba profundamente dormido. Ryuuna aprovechó la situación.

"¡Dratini, Atadura!"

El Dratini se enroscó en el Pidgeotto y lo apretó mientras el pájaro seguía dormido. Finalmente despertó.

"¡Pidgeotto, Bofetón Lodo!"

"¡Dratini, Onda Trueno!"

Antes de que el Pidgeotto pudiera escapar, el Dratini creó una onda de choque que los paralizó a ambos.

*JRRJJRJR*

El Pidgeotto quedó paralizado y no pudo ejecutar su movimiento.

"Vuelve, Dratini; Adelante, Gastly"

"¡Pidgeotto, Bofetón Lodo!"

Pegaso empezaba a desesperarse y cometió un error, Bofetón Lodo era un ataque de tipo Tierra y Gastly tenía Levitación como habilidad, y por tanto no le afectó. Sin embargo...

"¡Gastly, vuelve!" Ryuuna ya había cambiado varias veces de Pokémon, aparentemente no sabía a qué jugaba y hacía cambios sin ton ni son, o eso pensaba Pegaso.

"¡Remátalo, Dratini!"

"¡Pero si está paralizado!" gritó Pegaso.

"¿Eso crees? Piensa que es un dragón que puede mudar su piel..." le advirtió Ryuuna.

El Dratini estaba frente al Pidgeotto, pero con su habilidad Mudar había perdido su afección de estado durante el cambio.

"¡Pidgeotto, Bofetón Lodo!"

"¡Dratini, Ciclón!"

El Pidgeotto ejecutó su movimiento cayendo en picado y levantando un chapoteo de barro pero el Dratini había lanzado su Ciclón justo a tiempo para rechazar el ataque y le dio de lleno al Pidgeotto con su propia medicina.

"¡Vuelve, Pidgeotto!" Pegaso devolvió al Pidgeotto a su pokéball, "Ya he visto suficiente. Me rindo."

"Cómo que te rindes, ¿y mi victoria?" protestó Ryuuna.

"Por eso me rindo, has sido superior a mí durante casi todo el combate e incluso me has hecho cometer un par de errores de principiante, a mí, un Líder de Gimnasio."

"Eso quiere decir..."

"Sí"

"... ¿que he ganado?"

"Sí, eres una digna merecedora de la Medalla Céfiro. Tu primera medalla de Johto."

"¡Sí! ¡He ganado! ¡La Medalla Céfiro es mía!" gritaba Ryuuna, con la adrenalina a tope tras el combate. Y pensar que antes del enfrentamiento estaba dudando de si podría vencer a Pegaso... Se sentía con energía suficiente para ganar la Liga Pokémon en ese mismo instante. Pegaso se sacó un pergamino de medallas de la solapa de su traje y le hizo entrega de la Medalla Céfiro, que aceptó gustosamente.

"Y también me gustaría que aceptaras esto, como muestra de aprecio."

Pegaso tenía en la mano una piedra en forma de prisma que brillaba de manera especial. Había visto algo similar en alguna parte.

"Es la MT 31 y contiene Bofetón Lodo, ¿sabes cómo funcionan las MT?" le preguntó Pegaso.

Ryuuna dijo algo ininteligible. Recordaba la Torre Bellsprout, la columna, los monjes, el sabio... ¡Allí había conseguido su primera MT!

"Bueno, como no dices nada te lo explico, estas piedras contienen la esencia de un movimiento y sirven para una única vez, piensa en qué pokémon las usas."

'Una única vez.'


Mochila:
- Pokéball x4
- Baya Aranja x2
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- Saco de dormir

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Malicioso - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Malicioso - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Rencor [S/O]
- Huevo Misterioso

Centro de descargas de PDFs de Fics

viernes, 22 de marzo de 2013 1 quejas

Aquí podrás encontrar los capítulos de los fics pasados a PDF para descargar y leer tranquilamente en tu tablet o e-reader. Están en la medida para poder leer tranquilamente en un Kindle de 6" y no tener que reescalar ni dejarse la vista en el intento.

World of Trollcraft
Pocket Tales of the Braves
Crónicas de Ivalice: Historia de una Condena
Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas

*vv Abajo del todo vv

==========

World of Trollcraft:


Pocket Tales of the Braves:

Crónicas de Ivalice: Historia de una Condena:

Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas:

==========

Si encontráis algún enlace roto avisadme e intentaré solventarlo tan rápido como me sea posible.

World of Trollcraft: [Extras Especial 20 capítulos - "Las comparaciones son odiosas" - Comparativa de Portadas]

miércoles, 20 de marzo de 2013 1 quejas

Como extra os presento lo que antaño hice comparado con algo más próximo a lo que quería representar. Portadas de antaño vs Portadas actuales. La diferencia es abismal, ¿cierto?

Capítulo 11


  • Portada World of Trollcraft Capítulo 11 antigua

  • Portada World of Trollcraft Capítulo 11 nueva

Comentario: La portada más "reciente" de las antiguas. El fondo no es mío en el segundo caso, pero aún así la mejora es evidente.


Capítulo 10

  • Portada World of Trollcraft Capítulo 10 antigua

  • Portada World of Trollcraft Capítulo 10 nueva

Comentario: Aquí la comparación no es tan odiosa al no fijarse estrictamente en las formas de los personajes y basarse más en un paisaje. Casi me atrevería a decir que el efecto mar del antiguo me gusta más, por el resto, se nota clara mejora.


Capítulo 9
  • Portada World of Trollcraft Capítulo 9 antigua

  • Portada World of Trollcraft Capítulo 9 nueva

Comentario: Los personajes pasan de estar corriendo a estar andando/parados, el cartero no viene de atrás sino de frente, y es que en el fic el cartero deja la carta en el buzón, no viene a entregarla, y es el héroe el que pregunta si hay correo. El fondo hecho con Google SketchUp es un tanto poligonal por eso, pero más bien definido que el primero.


Capítulo 8
  • Portada World of Trollcraft Capítulo 8 antigua

  • Portada World of Trollcraft Capítulo 8 no tan antigua

  • Portada World of Trollcraft Capítulo 8 nueva

Comentario: Entre versiones antiguas se nota la diferencia, y lo digo porque ya antaño decidí hacer una segunda versión. Sin embargo la diferencia entre las antiguas y la nueva es insultante, por el grado de detalle, por las poses, y el fondo con Google SketchUp.


Capítulo 7
  • Portada World of Trollcraft Capítulo 7 antigua

  • Portada World of Trollcraft Capítulo 7 nueva

Comentario: Si ya la anterior era insultante, esta es el colmo del desprecio. Es que no hay comparativa posible... en nada. NADA. NA-DA.

TDDetectives - III

lunes, 18 de marzo de 2013 0 quejas








World of Trollcraft: [Extras Especial 20 capítulos - Portadas]

viernes, 15 de marzo de 2013 1 quejas

Como ya anuncié en su día, aquí está el recopilatorio de portadas de World of Trollcraft, cada una con el enlace a su capítulo. He hecho un remake hasta el capítulo 15, y las que no tenían las he hecho de cero.

001 *World of Trollcraft: Prólogo y [Capítulo primero: La marcha del trolleador]
World of Trollcraft - Prologue - Cover
World of Trollcraft - Chapter 1 - Cover


002 *World of Trollcraft: [Capítulo segundo: Dame tema y dime troll]World of Trollcraft - Chapter 2 - Cover

003 *World of Trollcraft: [Capítulo tercero: El ataque de los trolles]
World of Trollcraft - Chapter 3 - Cover


004 *World of Trollcraft: [Capítulo cuarto: Black Troll Rising]
World of Trollcraft - Chapter 4 - Cover


005 *World of Trollcraft: [Capítulo quinto: Dentroll peligro (Enter the troll)]
World of Trollcraft - Chapter 5 - Cover


006 *World of Trollcraft: [Capítulo sexto: Tres Tristes Trolles]
World of Trollcraft - Chapter 6 - Cover


007 *World of Trollcraft: [Capítulo séptimo: Licencia para trollear]
World of Trollcraft - Chapter 7 - Cover


008 *World of Trollcraft: [Capítulo octavo: Atrollpado en el tiempo/Trollhog Day]
World of Trollcraft - Chapter 8 - Cover


009 *World of Trollcraft: [Capítulo noveno: Atrollpado en el Tiempo II / Trollhog Day Again]
World of Trollcraft - Chapter 9 - Cover


010 *World of Trollcraft: [Capítulo décimo: Controll fatal]
World of Trollcraft - Chapter 10 - Cover


011 *World of Trollcraft: [Capítulo undécimo: Mi pequeño troll (parte 1)]
World of Trollcraft - Chapter 11 - Cover


012 *World of Trollcraft: [Capítulo duodécimo: Mi pequeño troll (parte 2)]
World of Trollcraft - Chapter 12 - Cover


013 *World of Trollcraft: [Capítulo décimotercero: Verdades y trolles]
World of Trollcraft - Chapter 13 - Cover


014 *World of Trollcraft: [Capítulo décimocuarto: Tempora, o trolles]
World of Trollcraft - Chapter 14 - Cover


015 *World of Trollcraft: [Capítulo decimoquinto: Uno de esos capítulos de trollsición]
World of Trollcraft - Chapter 15 - Cover


016 *World of Trollcraft: [Capítulo decimosexto: Una saga trollpical]
World of Trollcraft - Chapter 16 - Cover


017 *World of Trollcraft: [Capítulo decimoséptimo: El troll a buen puerto]
World of Trollcraft - Chapter 17 - Cover


018 *World of Trollcraft: [Capítulo decimoctavo: Encuentrolls en la tercera frase]
World of Trollcraft - Chapter 18 - Cover


019 *World of Trollcraft: [Capítulo decimonoveno: Una de baños y trolles]
World of Trollcraft - Chapter 19 - Cover


020 *World of Trollcraft: [Capítulo vigésimo: Una curiosa sala de trollturas]
World of Trollcraft - Chapter 20 - Cover

Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - X

martes, 12 de marzo de 2013 1 quejas

Capítulo Décimo: Dos semanas, ¿tiempo suficiente?

Dos semanas era el tiempo que tenía y necesitaba Zan For para conseguir que Monty tuviera alguna probabilidad de alcanzar el podio en el Gran torneo de lucha de Lovely Street. La primera semana fue un infierno en el que Monty se puso en forma, mejorando su resistencia. La segunda semana fue otro infierno de posiciones y técnicas. Y finalmente llegó el gran día.

"¡Ombligo a todo el mundo!¡Bienvenidos al Gran torneo de lucha de Lovely Street!" gritó una voz. Era un Boina Blanca cuya voz se amplificaba gracias a un dial. En la parte más alta de Lovely Street había un estadio con varias gradas llenas de ciudadanos y ciudadanas. Monty detectó a Zan For entre ellos.

La pista de combate era cuadrada, hecha de baldosas de nube, blancas y porosas. A su alrededor había una acequia de nubes que amortiguaban la caída. Y más allá estaban las gradas, separadas por un muro también hecho de nubes. De hecho todo era nube, no obstante se encontraban en la isla del cielo. Los participantes fueron llevados a una caseta adyacente a la pista, liderados por un Boina Blanca.

"¡Ombligo! Podéis esperar vuestro turno, os iremos llamando por dialfonía. Rogamos no peleéis aquí, para eso ya está la pista. En la pared está colgado el impreso con los emparejamientos." Les dijo el hombre que los había llevado ahí. En la pared había un escrito con dieciséis nombres, incluído el de Monty, que habían sobrevivido al combate previo la semana anterior. Le tocaba luchar el cuarto combate, y cuando sonaron los dos primeros nombres Monty recordó cómo había pasado de ronda.

La melée clasificatoria tenía lugar la semana anterior al torneo y Monty estaba bajo entrenamiento de Zan For. Estaba agotado pero consiguió llegar al estadio casi arrastrándose. Al principio no dejaron que participase, pero ante la insistencia de las varias decenas, casi centenar de participantes, le dejaron pasar a la pista. Tal vez por bondad, tal vez por parecer una víctima fácil.

Para pasar de ronda tenían que ser de los últimos en salir de la pista, y únicamente los últimos dieciséis pasaban. Los primeros instantes fue un caos, y todos lo que fueron a por Monty, éste esquivó sus golpes y los echó fácilmente fuera. Tras una decena de participantes fuera, lo dejaron respirar. Monty sacaba las fuerzas de flaqueza, y no sabía ni cómo lograba mantenerse en pie. Un montón de luchadores fueron cayendo hasta que quedaban viente en pie, entre ellos Monty, aunque tumbado, durmiendo. Dos luchadores se dirigieron hacia Monty para arrastrarlo hasta los límites del campo y tener menos competencia, sin embargo un tipo corrió para defender a Monty.

"¿¡Con que atacando a los indefensos!? A ver si podéis conmigo" gritó. Y dejando a Monty en paz cambiaron de objetivo, pero el tipo con un seguido de técnicas espectaculares de wrestling los sacó de pista. Al primero lo esquivó y lo tumbó con un Bulldog. El segundo lo hizo tropezar con el primero y le ejecutó un poderoso Piledriver. Después los arrastró y los echó de la pista. Ahora quedaban dieciocho participantes, que se miraban entre sí.

Varios de ellos se pusieron de acuerdo para echar a Monty y a su momentáneo defensor. El tipo se vio rodeado. Monty despertó y dolorosamente se puso en pie. Eran dos contra diez. Seis estaban mirando la escena. Monty estaba desconcertado y desorientado. Zan For le había advertido que no usase todavía el dial, porque así sus posibles rivales no tendrían idea de sus técnicas. Sentía como la fuerza fluía a través de él, aunque no sabía cómo usarla con el cansancio que se había apoderado de él.

De repente entró en una especie de trance y salió corriendo, alejándose del borde de la pista. Se llevó a dos luchadores por delante, arrastrándolos, y cuando volvió en sí estaba fuera de la pista, junto con los dos otros luchadores. Monty temió lo peor al verse fuera. El árbitro dio su veredicto.

"¡Los dos que han sido arrastrados han tocado antes el suelo!¡Quedan descalificados!"


Y así fue como Monty pasó de ronda, con el resto del día de descanso, para al día siguiente empezar a practicar técnicas. El primer combate había terminado y llamaron a los siguientes. Monty vio como el primer participante victorioso entraba de nuevo a la caseta, se asomó para presenciar el segundo combate. Era un poco insulso, los dos combatientes estaban de pie, frente a frente. Se estaban analizando y ninguno de los dos atacaba. Daban vueltas pero había poca acción, no se atrevían a atacarse, no querían mostrarse las técnicas de lucha.

Uno de ellos, finalmente, se lanzó a la acción. Las armas de filo no estaban permitidas, aunque sí lo estaban las armas contundentes. El que atacó llevaba un garrote, y se notaba que le pesaba, el otro combatiente lo esquivaba con facilidad, pero al moverlo iba acumulando energía cinética y cada vez iba más rápido moviendo el garrote. Y de pronto el garrote salió volando con su dueño agarrado a él, lanzado como una flecha hacia su oponente, pero lo consiguió esquivar, y el del garrote no pudo pararlo a tiempo y acabó saliendo de la pista. El árbitro dictaminó que estaba descalificado.

Monty aplaudió junto con todo el estadio, dos Boinas Blancas retiraron al vencido y el vencedor volvió a la caseta. Nadie había visto siquiera su estilo de lucha.

Llamaron a los participantes del tercer combate. Fue un combate muy rápido en el que la gente apenas vio nada de lo rápido que se movían ambos luchadores. Al final uno de ellos quedó en pie y el otro tumbado fuera de la pista. Y era el turno de Monty, en el cuarto combate.

Monty salió de la caseta y su oponente lo siguió. Miraba el público que gritaba y chillaba y apenas se entendía lo que decían.

"¡Aquí tenemos a Sydno!¡Y Monty, su oponente!" gritó el comentarista. El público gritó todavía más. Zan For observaba desde su puesto en la grada, concentrado.

"Saludaos," dijo el árbitro.

"¡Ombligo!" saludó el chico Sydno. Monty imitó el gesto de su oponente, "¡Ombligo!"

"Podéis empezar," y sonó un gong que daba inicio al combate. Monty observó a su rival, era un chico de su edad aproximadamente, su cabello también era negro y era de su estatura, más o menos. Tenía las antenas típicas que lucían los habitantes de Skypiea. Llevaba un bastón entre sus manos. Sydno empezó a hacer florituras con el bastón, más que nada para impresionar, y aunque Monty pensó que a él también le gustaría hacer esas cosas, no quedó muy impresionado.

Sydno se dio cuenta de eso. Monty se aproximó a Sydno, entrando dentro de su radio de acción. Sydno dio una vuelta y golpeó con su bastón. Le había dado, Monty tenía la mano en el costado. A pesar del golpe, Monty lo había parado y el dial de impacto estaba a punto para liberar toda la energía. Sydno no lo había visto, por suerte. Aún podría atacarlo por sorpresa. Sydno atacó a Monty de nuevo. Eran golpes rápidos y débiles, aunque encadenados e imprevisibles, para evitar que su oponente se lo cogiera.

"¡Eres bueno!" gritó Sydno, que detuvo de repente su ofensiva. "Tu tampoco lo haces mal," respondió Monty.

Los dos a la vez se atacaron en un toma y daca. Y Monty consiguió atrapar el bastón.

"Veo que llevas un dial." Su estrategia sorpresa se había ido al garete, pero por lo menos su oponente no podía usar su arma. Sydno tiró del bastón pero Monty era fuerte y no lo soltaba. Sydno se sacó un pequeño dial del interior de su traje.

*ziiip*

Un denso humo blanco apareció repentinamente causando el "¡Oh!" del público y de Monty que soltó el bastón, para su infortunio. Sydno lo iba a atacar por sorpresa, de eso no tenía ninguna duda.

*Zzzza-*

*PLAS*

El primer golpe fue franco, golpeando de lleno el brazo derecho de Monty. De nuevo,

*Zzzzu-*

El golpe iba directo a su cabeza, pero Monty sacrificó el brazo izquierdo que recibió un fuerte golpe. Lo había sentido, más que verlo.

*Zzzi-*

*PLOF*

De nuevo, el brazo derecho fue el objetivo de Sydno. Monty intentaba entrever a través de las sombras, pero veía únicamente siluetas, posiblemente un truco de Sydno. ¡Maldito Zan For! si le hubiera enseñado a detectar los flujos de energía, tal y como esa vez había detenido un golpe suyo...

*PAS*

Esta vez golpeó su pierna derecha. No podía ser tan difícil, Monty cerró los ojos, al fin y al cabo si no podía ver, no le servían de nada. Se concentró. Parecía incluso que el público iba bajando su tono de voz, todo estaba negro. Oía pasos pero no podía decir cuán lejos se encontraba de ellos. Vio algo, ¡Zan For!

Le dijo "¡Agáchate!", Monty dudó una fracción de segundo, no estaba seguro de lo que acababa de ocurrir, pero se agachó.

*ZZZZZZZZAS*

Monty oyó como el bastón pasaba por encima de él pero no encontraba objetivo. Sydno había fallado, ¿sería casualidad? Monty no abrió los ojos todavía. Quería comprobar si realmente había conseguido establecer algún tipo de comunicación con Zan For o era únicamente una jugada de su subconsciente. "Salta hacia tu izquierda y bloquea," fue lo que le dijo la voz de Zan For, y Monty lo hizo. De pronto, se sorprendió cuando había agarrado el bastón, y de la misma sorpresa lo dejó ir. Sydno estaba igualmente sorprendido.

"¿Puedes ver a través de la niebla?" preguntó.

Monty no respondió, seguía concentrado. Sydno atacó de nuevo, "Te va a atacar por detrás, cuando te diga date la vuelta y golpéale con toda la fuerza del dial de impacto." Monty se preparó para moverse en cualquier momento.

"¡Ya!"

Sydno había tomado impulso y saltó para golpear con un movimiento vertical de arriba a abajo, Monty dio una vuelta y Sydno quedó impresionado al no encontrar su objetivo. Tiempo de sobras para preparar un puñetazo sumado a la energía acumulada en el dial que dio de lleno a Sydno en el hombro izquierdo, que quedó dislocado.

"¡Aaaargh!" gritó del dolor. La niebla del dial parecía empezar a desvanecerse. "Puedes abrir los ojos, zagal," le dijo Zan For y Monty los abrió. Empezaba a ver el campo y Sydno sujetándose el brazo izquierdo. Monty iba a cargar contra él para rematarlo pero Sydno levantó como pudo la mano izquierda y dijo:

"¡Me rindo!"

El público chilló y gritó animando a ambos participantes.

"¡Sydno se retira!¡Monty pasa a la siguiente ronda del torneo!" dictaminó el árbitro.

"Has luchado muy bien," reconoció Monty. "Tu tampoco lo has hecho mal, ¿cómo lo has hecho para verme en la niebla?" Sydno ardía en deseos de saberlo, sin embargo la respuesta de Monty fue un poco pobre, "No he visto nada, habrá sido casualidad... ¡Ja ja ja!" se rió, y Sydno se rió también. Monty acompañó a Sydno hasta la caseta, "Me gustaría quedarme a ver el resto del torneo, aunque esté descalificado."

Desde megafonía llamaron a los dos siguientes concursantes. Como estaban a mitad de ronda, habían traído unos refrigerios y Monty no se hizo esperar, comió y bebió sin importarle que alguno de los luchadores pudiera ser su oponente en alguna fase avanzada del torneo. Ahora tenía que recuperar fuerzas, y tenía hambre.

"¿No miras los otros combates?" le preguntó Sydno.

"Cuando me tenga que enfrentar a ellos ya me preocuparé por ganarlos." fue la respuesta de Monty.

Sydno sonrió, el resto de participantes de la caseta pensaron cuán arrogante era ese chico. Excepto uno, que llevaba una máscara de luchador mexicano. Era el que le había salvado el pellejo durante la fase previa.

World of Trollcraft: [Capítulo vigésimo: Una curiosa sala de trollturas]

martes, 5 de marzo de 2013 1 quejas

Capítulo 20

Una curiosa sala de trollturas


El sol se levantaba perezoso en Sirena Beach. Cammy despertó. En la habitación no entraba luz natural, sin embargo el salón de la bañera la iluminaba ténuemente.

Miró a un lado y a otro. A un lado estaba el héroe, normal, al otro, la Gata Negra. 'Creo que me podía haber ahorrado el chupito de Chivas Regal,' pensó. Ya cuando estuvieron todos despiertos, cada uno explicó su versión de los hechos sucedidos anoche. Bueno, el héroe se ahorró la parte de la nota de Cammy y lo que sucedió justo después en la suite. Se notaba que eran héroes, pues ninguno tenía resaca; habían metabolizado bien el alcohol.

"Tatuaje de dragón, garra en una mano, máscara... Por lo que me habéis descrito es casi seguro que se trata de Vega. Y si Vega está aquí es que Bison anda detrás de todo, ¿dónde está ese bar de Pueblo Paleto que decías?" Cammy todavía recordaba la promesa de hace dos capítulos.

La menuda agente de Delta Red encabezaba la comitiva, ni el héroe ni la Gata Negra sabían adónde se dirigía. Bajaron las escaleras hasta llegar al vestíbulo. Allí Cammy torció hacia su derecha, llegando delante del guarda del casino. Entraron y se colocaron encima de la plataforma elevadora.

*ñññÑÑÑEEEEEEEeeee*

Volvían a estar en la sala de comunicaciones. Cammy se sentó frente a su ordenador. En la pantalla podía leerse:

Iniciando rutina de comunicación Evax...

"¿Rutina de comunicación Evax?" preguntó la Gata Negra.

"Fina y segura," respondió Cammy.

"Muy ingenioso," añadió el héroe. La pantalla cambió, ahora decía:

Estableciendo comunicaciones...

Finalmente Cammy habló. "Guile, Bison está en Isla Delfino. Necesitaré refuerzos. Esta noche Vega ha intentado atacarme y seguro que Sagat y Balrog también andan por la isla. Lo mismo de siempre."

En la pantalla se veía un hombre de mediana edad, rubio con un estilo de cabello muy particular, ojos azules y brillantes. Se peinó.

"No sé si el ejército norteamericano puede hacer algo, pero si no, llamo a los de siempre y nos venimos a repartir leña, y ya verás que se van a dormir calientes," dijo Guile.

"Isla Delfino está bastante apartado, tendríais que decidirlo ya, porque el viaje, aunque lo hagáis en un supersónico, pensad que tenéis que cambiar de universo."

"Llegaremos..." insistió Guile, "Corto y cierro."

Cerrando comunicación...

"¡Me cago en los p*tos yanquis!" exclamó Cammy indignada. "Hacen lo que les place, cuando les place, y tienen el nivel de compromiso de una mierd*," se tranquilizó. "Eso sí, Guile nunca ha fallado en los momentos clave." "Tranquilo héroe, no me mires así, que Guile es un hombre casado."

*ñññÑÑÑEEEEEEEeeee*

Volvían a estar en el recinto del casino. Salieron por la puerta de madera hacia el vestíbulo de nuevo y el guarda los saludó. También los saludó el director del hotel antes de que llegaran a la puerta del hotel. Sonaba, de nuevo, la Danza húngara nº5 de Brahms en el hilo musical del hotel.

*THWOMP*

De repente la gran puerta del hotel se abrió. Por ella entró un soldado enmascarado sosteniendo otro soldado con otro atuendo. El primero tenía un triángulo rojo cosido en su hombro derecho, ropa de colores verdosos y un pasamontañas negro. El segundo estaba aturdido, inconsciente, su ropa era más oscura y llevaba el emblema de la calavera alada de Shadaloo. Se oía fuera el rotor de un helicóptero descendiendo.

"¡Reportando, señor! Hemos capturado un agente de Shadaloo, ¡señor!"

"¡Preparad la sala de interrogatorios!" gritó Cammy. Por lo que se ve, los empleados del hotel ya tenían más o menos claro el protocolo a seguir. Llevaron el soldado enemigo hacia el casino de nuevo, pero para sorpresa del héroe y la Gata Negra el casino había cambiado de aspecto. Era un tanto más lóbrego y en vez de máquinas tragaperras y de azar y mesas de juegos había una serie de elementos de tortura.

"¿Por qué hay esa zona alejada y rosa?" preguntó el héroe. Era cierto, había una zona que de lejos se veía rosada y con los cristales tintados.

"Es la sala de extracción de información de últimos recursos. Si se diera el caso no dudaremos en usarla." "¡Despertádmelo!" ordenó Cammy a sus soldados, habían llegado dos soldados más de Delta Red. Uno de los soldados le dio palmaditas en la cara al preso, que estaba sentado en una silla, con las manos atadas y le habían desabrochado y quitado la parte superior de su uniforme.

El soldado despertó.

"Estoy preparado para aguantar cualquier castigo, no hablaré," dijo el soldado.

Cammy se acercó a él.

*ZAS*

Le propinó una bofetada, que aunque aguantó estoicamente, le dolió en el alma.

"Hablarás cuando se te pregunte. Y que quede claro que aquí las preguntas las hago yo." Dijo Cammy taxativa, imponiéndose.

"¿Dónde se esconde Bison?" le preguntó Cammy.

"Ya te he dicho que no hablaré."

Cammy miró a unos de los soldados de Delta Red. "Trae tapones. Seis pares. Él se lo ha buscado." Era una mirada maliciosa de la que hacía gala cuando dijo eso. En breves instantes todos excepto el interrogado llevaban tapones en las orejas, el héroe y la Gata Negra perplejos. Cammy hizo el gesto de thumb-up.

(...Baby, baby, baby, uuuuh... [...] ...Baby, baby, baby, uuuuh...) sonaba Justin Bieber, aunque nadie excepto el cautivo podía oirlo. Las muestras de dolor eran evidentes, y de nuevo no se trataba de dolor físico, más bien dolor mental, psicológico.

"¡No! ¡noo! ¡No hablaré!" gritaba. Pero gracias a los tapones era inaudible. Y así pasaron un rato en que iba sonando la discografía del canadiense, tapones en orejas. Las defensas mentales del preso estaban por los suelos. Cammy se arrancó los tapones y el resto imitaron el gesto. No se oía más música por el momento.

"Repetiré, ¿donde está Bison?" El tono de Cammy era severo, empezaba a perder la paciencia. Pero obtuvo silencio por respuesta. "Protocolo 'pasarlas putas'. No queda alternativa." Entre dos soldados levantaron la silla con el prisionero y la llevaron tras la zona rosa, y volvieron con Cammy.

*toc* *toc*

Alguien llamaba a la puerta. "Sí que llegan rápido." Cammy abrió la puerta. Frente a ella había dos señoras de muy buen ver, vestidas exquisitamente, muy elegantes. "Ya sabéis lo que tenéis que hacer. Está en la zona rosa." Cammy señalaba con su dedo índice el lugar donde los soldados habían llevado al otro soldado. "Quiero saber dónde está Bison." "Chicos, dejemos a las agentes trabajar, volveremos después."

"¿Agentes?" preguntó el héroe fuera del casino-sala de interrogatorios/torturas.

"Ya os he dicho que esa era la zona de extracción de información de últimos recursos. Y ellas son expertas en recabar información. Cómo lo consigan no es asunto vuestro, ni mío." Esperaron en el vestíbulo del hotel.

Casi una hora había transcurrido cuando una de las mujeres que había entrado salió. Se acercó a Cammy y le cuchicheó algo en el oído. Instantes después apareció la otra mujer de detrás de la puerta.

"Esto ha estado chupado. Literalmente." Fueron sus palabras. El héroe se acercó a ella y le entregó una tarjeta de visita. "Si alguna vez me tenéis que sacar información, contactad conmigo." Las dos mujeres abandonaron la escena y en breves momentos el W-Gear del héroe recibía un mensaje. 'Cuando quieras, hombretón. Nuestra información de contacto es...' y una serie de datos se veían reflejados en la pantalla. El héroe sonrió.

"Soldados, ¡Podéis retiraros!"

"¡Señor, sí señor!" Y los tres soldados abandonaron el hotel dejando a Cammy a solas junto al héroe y la Gata Negra. No lo vieron pero el helicóptero despegó para seguir su rutina de patrulla. Volvieron a la sala del casino, que seguía mostrando su versión de sala de torturas e interrogatorios. La única presencia que ahí había era el preso, que seguía atado en la silla y en la zona rosa, ahora sin pantalones y únicamente unos chillones calzoncillos lo cubrían.

"Me han dicho que al final has hablado." Cammy inició la conversación con él. Pero no se movía. Su boca sangraba.

"Mierda, se ha suicidado mordiéndose la lengua. Ahora no podré confirmar la información que me han revelado."

"¿Qué te han dicho?" se interesó la Gata Negra.

"Que busquemos en la Cala del Sole, allí encontraremos una agradable sorpresa."

"Cala del Sole... no aparece en el mapa," observó el héroe.

"Busca por Noki Bay, que el mapa está en inglés," apuntó Cammy. "Por suerte está cerca de aquí. Llegaremos por la tarde. Mejor comer aquí," indicó.

Cammy habló con el director del hotel.

"Vámonos fuera y dentro de un rato nos traerán el almuerzo. Hoy toca sushi."

"¿Y el desayuno?" preguntó el héroe. "No nos han servido el desayuno."

"Para la hora que es, mejor espérate al almuerzo," le dijo la Gata Negra.

"¿Y el segundo desayuno?"

"Hoy se sortean collejas y tienes todas las papeletas..."

"¿Y el aperitivo?"

*ZAAA-*

La Gata Negra le propinó una colleja al héroe, aunque Cammy se interpuso en la trayectoria de la mano, bloqueando el golpe con el pie.

"Relájate, bonita." Dijo Cammy, que bajó el pie y tomando la mano de la Gata Negra la impulsó contra ella. Estaban la una frente a la otra, la Gata le sacaba casi una cabeza a la rubia menuda. Cammy la miró fijamente, los corazones de ambas latían rápidamente, la tensión podía cortarse con un cuchillo. Y Cammy besó a la Gata Negra apasionadamente, por sorpresa, y la segunda no opuso ningún tipo de resistencia.

"Creo que empiezo a dudar de mi sexualidad," dijo la Gata Negra.

World of Trollcraft - Chapter 20 - Cover

El héroe había estado grabando y no dijo nada, a pesar de llevar un calentón encima, no fuera a ser que alguna de las dos le hiciera borrar el vídeo. En vez de eso hizo un comentario, "Cammy, recuerda que me debes una cita en Pueblo Paleto cuando la misión haya terminado."

"No olvido mis promesas," respondió.

Tras el pequeño incidente-evento, se relajaron en una de las mesas con parasoles y tumbonas. Nadie dijo nada hasta que un camarero del hotel trajo un carrito con varios platos de sushi. Había de un montón de tipos y el héroe los probó casi todos.

"Excelente, aunque hubiera sido un puntazo que hubiera sido un naked-sushi."

"¿Has probado el sushi de almeja?" dijo Cammy, con sorna.

"Ya me invitarás a una ración cuando vengas a Pueblo Paleto."

La Gata Negra no sabía qué decir, así que seguía tomando sushi. El héroe y Cammy seguían con su conversación de inequívocos equívocos, incluso tomaron sushi uno de mano del otro, como si fueran una alegre pareja. 'Sólo están tonteando,' se dijo la Gata Negra a sí misma. Desvió la mirada cuando Cammy se puso un sashimi de bonito en la boca e hizo que el héroe se acercase para acabar besándose. Sentía celos en ese momento, por Cammy y por el héroe.

Cuando hubieron terminado, el camarero apareció de nuevo para retirar los platos. Hicieron un poco de sobremesa y se prepararon para el camino a Noki Bay.

No había camino y prácticamente era montaña.

"Tras este monte está el otro lado de la isla," dijo Cammy. "Y más allá está Noki Bay, la Cala del Sole." Llevaban casi una hora andando por una intransitable y empinada cuesta, y los pies de la Gata Negra empezaban a quejarse. Ella también.

"¡Mis pieees! ¡Mis botaaas!"

"¿Ves el mar allá abajo?" dijo Cammy. "Cuando lleguemos podrás remojarte los pies."

La bajada del monte fue más plácida, aunque la pobre Gata Negra con cada paso notaba mil cuchilladas en sus pies. Finalmente llegaron a una zona prácticamente inaccesible de pequeñas rocas y allí la Gata Negra se mojó los pies y dejó las botas apartadas. El héroe atendía a lo que le explicaba Cammy.

"¿Ves esa estructura en forma de caracola?"

"Sí, está muy alta."

"Eso es Noki Bay. Tendremos que costear el escarpado acantilado, o nadar."

"O podemos buscar alguna gruta..."

"También, pero... espera, eso es una balsa."

"¿Dónde?"

"Ahí, cerca de donde está la Gata Negra."

"Ah, sí, ya la veo."

De un shunpo el héroe se colocó encima. No tenía remos. Cammy se ayudó de las rocas para acabar en la balsa. La Gata Negra saltó y el héroe la tomó en el aire. Cayó hacia atrás y la Gata quedó encima de él, en una posición difícil de explicar. Ella se sonrojó.

"¿Cómo vamos a desplazarnos?" preguntó ella misma.

"Sujetadme." Dijo el héroe.