Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Månatlig Sumario Finale - Julio'13

miércoles, 31 de julio de 2013 3 quejas

Månatlig Sumario Finale

Historial 2.0

- World of Trollcraft: [Capítulo vigesimocuarto: Trollfinger, desde Pueblo Paleto con amor] - Con este capítulo empieza una nueva saga, presumiblemente no tan larga como la de Isla Delfino. Esta vez con un invitado muy especial.

- Vacaciones de verano para tí, vacaciones de verano para mí - 2013 - De cuando me fui de colonias.

- Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - XIV - Lo bueno está por llegar, sé que está mal que lo diga, y más tras casi quince capítulos.

- Periscopio - [¡Una Pareja Friki cumple un año!] - Más disertaciones sobre la apatía, la desidia, la indiferencia, la abulia y la pereza.

- Más GIFs PS4 (Sony) vs XBoxOne (MS) - Título autoexplicativo. Microsoft tiene mucho por mejorar antes que la la XBOX One vea la luz.

- Pocket Tales of the Braves - Capítulo 24 - La del Farfetch'd y el Gimnasio Pokémon de Pueblo Azalea.

- TDDetectives - VII - Séptima entrega de la sección que recopila cosas curiosas que busca la gente antes de visitar este blog.

- No me he lesionado en todas las colonias... - Mi pequeña aunque molesta lesión que ha causado más de un comentario (pretendidamente) gracioso.

- Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XV - Segunda parte del rescate en la Morada de las Sombras.

- Qué hacer con rollos de papel higiénico gastados y encuadernadores - El increíble y asombroso taller hecho por el menda.


Variedades

Me estoy quedando sin sitio en el blog para poner cosas... :< Tal vez debería buscarme un template con cuatro columnas.

- Una Pareja Friki y Una Pareja Otaku inician hiatus.

Y en Agosto, más cosas y más sorpresas, no dejéis de visitar el blog.


Si téneis cualquier duda, sugerencia o similar, ya sabéis, dejad un comentario o enviad un mail a:

tdd1blog@gmail.com

Qué hacer con rollos de papel higiénico gastados y encuadernadores

domingo, 28 de julio de 2013 0 quejas

Hechos por el menda, durante las colonias. Pero por favor, no me llaméis friki...

Taller Gyarados 1
Taller Gyarados 2
Taller Gyarados 3
Taller Aerodactyl 1
Taller Aerodactyl 2

Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XV

lunes, 22 de julio de 2013 1 quejas

Capítulo Decimoquinto: Apoteósico Rescate en la Morada

Mapa de Yutolandia

Región de Grass, Roahl

"¡THORVAN!" gritó Celyf. "¡Nos están atacando!"

La Gría se deslizaba entre raíces de árboles, ramas y arbustos. De tanto en tanto echaba una ojeada a sus espaldas para ver si la seguían. Finalmente llegó al claro donde se encontraban Thorvan, Madulf y Elfer Samerick.

*FRUUSSH*

Su llegada levantó hojas del suelo, de los arbustos y de los árboles.

"¡Nos atacan!¡NOS ATACAN!" exclamó Celyf.

"Pues no parecen muy fuertes," dijo Thorvan, el Vikingo.

"Fuertes o no, son cinco. Y nosotros somos cuatro. Y si liberan a nuestros presos serán siete contra cuatro. ¡SIETE!" Celyf estaba inquieta e irascible.

"Minucias," dijo Thorvan.

"Llamaré unas cuantas bestias del bosque," dijo Elfer Samerick. "No me desconcentréis."

"¿Dónde se ha metido esa Gría?" preguntó Ilwulf.

"Sssshh..." señaló Chalsye. "Oigo voces no muy lejos de aquí. Hay un tal Thorvan."

"Y hay dos presos que se nos unirían," añadió Ermine.

Chalsye y Ermine se habían adelantado al resto de su grupo, la Arpía las seguía muy de cerca y ya más atrás estaba Ilwulf. Gides apenas podía correr y había quedado muy retrasado. Las dos Vieras fueron las primeras en llegar al claro, allí estaba el Vikingo Thorvan, y a su lado, la Cazadora Celyf.

"Bien, bien, ¿quién tenemos aquí?" dijo Thorvan con una sonrisita siniestra.

Seguidamente llegó la Arpía, que iba desarmada.

"Parece que nuestra invitada se ha acordado de que antes de marchar de un sitio uno debe despedirse," añadió Thorvan.

Ilwulf hizo acto de presencia.

"Bien, bien, parece que la cosa se anima," dijo Thorvan. "Ahora estamos cuatro contra dos, ¿queréis ver un truco de magia? y eso que ni siquiera soy mago..." Thorvan chascó los dedos.

*CHAS*

De las sombras aparecieron Madulf y Elfer Samerick.

"Ahora la cosa está más igualada, ¿no?" dijo Thorvan. Celyf seguía un tanto intranquila. "¡AL ATAQUE!" grito Thorvan.

Ilwulf fue en busca del Ninja, la Arpía se enfrentó a Celyf, Ermine se encaró con Elfer Samerick y Chalsye se pidió a Thorvan.

*CLINK-CLINK*

Cuchillo contra katana, Madulf no parecía que estuviese acostumbrado a usar una katana, ni era todo lo ágil que se esperaba de un Ninja, o eso notó Ilwulf

"Tu no eres Ninja, ¿cierto?" le preguntó Ilwulf. "Me juego lo que quieras que antes de ser Ninja fuiste Luchador," Madulf dio el silencio por respuesta.

"¡Embestida!" gritó Madulf, propinando un fuerte golpe que mandó por los aires a Ilwulf. El Ladrón se golpeó contra un árbol al no poder controlar la dirección de su vuelo.

"¿Ves como tenía razón?" le dijo Ilwulf con media sonrisa en la cara y doliéndose de la espalda.

*Fiuuuuuu*

*Fiuuu-*

Celyf mandaba flechas a la Arpía, sin embargo esta conseguía intuir todas y cada una de ellas, esquivándolas por completo.

"Parece que puedas predecir mis movimientos," dijo Celyf.

"No es una visión demasiado alejada de la realidad," dijo la Arpía. "¡Tornado!"

Un pequeño ciclón se formó en los pies de Celyf.

"¡Serás zorra!" exclamó Celyf, dando vueltas sobre sí misma a causa del ataque de la Arpía.

"¡Tengo un nombre!" gritó la Arpía. "¡Erna Gozzola!"

*ZAS*

*ZIUU*

"¡Cuidado! Que podrías herir a alguien," le dijo Elfer Samerick a Ermine. Para ser un Nu Mou era bastante ágil.

Chalsye era menos expeditiva con Thorvan.

"¡Desgraciado!¡Te vas a enterar!¡No me jodas!" gritaba Chalsye mientras blandía su estoque. Thorvan tenía serias dificultades para responder a sus ataques. "¡No huyas!¡Cobarde!"

Ilwulf se levantó. Madulf estaba acercándose peligrosamente.

"¡Golpe de Poder!" gritó Madulf. El Ninja se lanzó al ataque sin apenas contemplar sus posibilidades y falló estrepitosamente, Ilwulf apenas tuvo que desplazarse unos metros para salir ileso.

Ilwulf aprovechó el hueco en la defensa de de Madulf para asestarle varias cuchilladas, tres o cuatro, hasta que el Ninja se defendió de nuevo.

*CLINK-CLANK*

Chalsye había conseguido conectar varias estocadas a Thorvan, aunque ninguna de ellas letal. Thorvan quedó espalda con espalda con Elfer.

"Son buenos, eh..." le dijo Thorvan a Elfer, "tal vez sí que le tendríamos que haber hecho caso a Celyf, por una vez."

"Poca fe..." murmuró Elfer.

Chalsye y Ermine habían acorralado a sus oponentes y se prepararon para dar la estocada final.

*gggGGRRROO-*

Del suelo aparecieron primero unas manos y luego unas cabezas. Era demasiado tarde para frenar el avance.

"¡Zombies!" exclamó Ermine. Dos zombies emergieron de las profundidades de la tierra frente a Thorvan y Elfer Samerick, protegiéndolos de las afiladas puntas de los estoques de las Vieras.

"JA JA JA" estalló Thorvan en carcajadas. "¡Sabia que hoy no era el día de mi derrota!"

"Nadie diría eso hace escasos minutos," dijo Elfer Samerick en voz baja.

"¡Los no-muertos lucharán por nosotros!" gritó Thorvan, con aires renovados.

Chalsye y Ermine no tuvieron más remedio que apartarse momentáneamente de sus objetivos. Chalsye le hizo señas a Ermine para que se acercara.

"Hemos comprobado que los no-muertos reviven automáticamente al cabo de un rato, así que mejor seguir atacando a los vivos, ya nos encargaremos de los zombies más tarde," le dijo Chalsye a Ermine.

Chalsye le hizo una seña a Ermine y ambas se acercaron a Elfer Samerick.

"¡Por lo menos si tú ne estás no podrás llamar a más bestias!" le dijo Chalsye al Nu Mou. Elfer era ágil, cierto, pero era francamente difícil esquivar dos atacantes a la vez, y los zombies eran lentos.

Erna Gozzola peleaba contra Celyf, unas veces en tierra, otras de rama en rama.

"¡Tornado!" gritó Erna, invocando los poderes de los vientos.

"¡Retumbo!" gritó Celyf. El ataque sónico de la Cazadora neutralizó el ataque huracanado de la Arpía, no sin desencadenar una poderosa onda de choque.

*BOUM*

Una nube de pájaros se alzó desde los árboles de la Morada de las Sombras en dirección a ninguna parte. El combate, sin embargo, seguía en pie allá abajo.

"Hemos acabado con el Adiestrador," dijo Ermine. "Ahora es el turno del Vikingo," sentenció Chalsye.

"¡Electro++!" gritó Thorvan. Un aura eléctrica lo rodeó y sus ojos se volvieron azules momentáneamente, mientras invocaba los poderes del rayo. Una serie de rayos y centellas lo arrasó todo a su paso, tumbando árboles y partiéndolos en dos, dejando boquetes en el suelo. Ermine y Chalsye no tuvieron más remedio que alejarse del Seeq.

Madulf estaba dominando a Ilwulf, habiéndole llegado a asestar hasta dos Golpes de Poder.

"¡Incendio!" gritó Madulf. Su katana prendió en llamas y su aura se volvió de fuego. El Ninja se acercó a Ilwulf que apenas se podía mover. "¡Hasta la vista!" exclamó Madulf y su katana estalló en una gran llamarada.

*FSHSHFFSH*

"Essspero no llegar tarde," dijo un Bangaa, que se interpuso entre Ilwulf y la llamarada andante. "¡Placaje Hielo!" gritó el Bangaa antes de lanzarse contra Madulf, "Esssto apagará tu fuego por el momento."

"¿Q-quién eres?" preguntó Ilwulf a su salvador. Estaba en un estado lamentable, lleno de cortes y contusiones, medio tumbado en el suelo.

"Jua Jua Jua," se rio el Bangaa. "Sssoy Gwai Bragan, del Ejército de Yutolandia. Encantado de conocerte. Tu amigo nosss ha liberado a mí y a mi compañero, Ivard."

"¿Ivard?" preguntó Ilwulf.

"Sssí, esss essse Paladín de ahí," respondió Gwai Bragan.

En la lejanía, Ivard usaba su Purificación para dar reposo eterno a los no-muertos. Gides se encargaba de Thorvan y Erna Gozzola de Celyf. Ermine y Chalsye observaban el ritual del Paladín.

"¡Acabemos con ellos!" gritó Gides. Ivard se unió a Gides, Ermine a Gwai Bragan y Chalsye a Erna Gozzola. Ilwulf estaba demasiado débil para seguir luchando.

En todos los frentes tenían ventaja de número, y se hizo patente. La primera en caer fue Celyf y luego Madulf. A Thorvan lo encadenaron antes de debilitarlo por completo.

"¡No, por favor!¡No quiero ir a la cárcel!¡Soltadme!" berreaba Thorvan. "¿Acaso no sabéis con quién estáis tratando?" les amenazaba, aunque le hicieron caso omiso.

"Thorvan, el Vikingo," empezó Erna Gozzola. "Se le acusa de obstrucción a las autoridades, así como desacato y resistencia. Y por supuesto, alteración del orden público. De esta no te libras, nene. Y tienes suerte de que voy desarmada..."

No me he lesionado en todas las colonias...

viernes, 19 de julio de 2013 2 quejas

Y llego a casa, y me hago esto:

TDDetectives - VII

miércoles, 17 de julio de 2013 0 quejas

Séptima entrega de la sección que recopila cosas curiosas que busca la gente antes de visitar este blog.

cazadora humana
TDDetectives

demonios de videojuegos
TDDetectives

dibujo de adivina
TDDetectives

jegos de maroponi y
TDDetectives

mana energia
TDDetectives

cammy and chun li
TDDetectives

lideres de gimnasio pokemon sexi
TDDetectives

dragon quest jessica tetas
TDDetectives

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 24

lunes, 15 de julio de 2013 1 quejas

Capítulo 24: Conociendo Pueblo Azalea

Continente de Johto
Pueblo Azalea


"¿Un Farfetch'd?" se preguntó Ryuuna. '¿Se habrá perdido?' pensó. "Hola Farfetch'd, ¿te has perdido?" le preguntó.

El Farfetch'd tenía un ala torcida y andaba apoyándose en el puerro; respondió lastimosamente.

"Uyy, pues parece que está herido," se dijo. "Ya verás, te llevaré al Centro Pokémon para que te curen," le dijo. Al acercarse, la reacción natural del Farfetch'd fue huir. Dio unos saltitos, pero era obvio que el dolor no le permitía echar a volar.

*flaap* *flaaap*

"No te muevas o te dolerá más," le dijo Ryuuna al Farfetch'd intentando aparentar tranquilidad. Dio un paso.

*flaap* *flaaap*

"¡Si te mueves no te podré llevar a que te curen!" exclamó Ryuuna.

El Farfetch'd gruñó.

"Bien, no me dejas otra alternativa," dijo Ryuuna. "¡Adelante, Dratini!¡Ve, Gastly!" y ambos Pokémon, se presentaron delante del Pokémon Pato Salvaje.

"Dratini, ¡Atadura!; Gastly, ¡Hipnosis!" ordenó Ryuuna. El dragón reptó por el suelo rápidamente, y sin dar tiempo de reacción a su oponente, envolvió al Farfetch'd con su cuerpo. "No aprietes demasiado, Dratini," dijo Ryuuna. El Gastly había desaparecido de escena, hasta que de pronto una nube oscura se cernió sobre la cabeza del Farfetch'd. Y sin darse cuenta cayó dormido. El Gastly volvía a estar al lado de Ryuuna.

"¡Vuelve, Dratini!¡Regresa, Gastly!" y ambos Pokémon volvieron a sus respectivas pokéball. El Farfetch'd estaba profundamente dormido y Ryuuna lo pudo coger sin problemas. El Centro Pokémon estaba cerca, de hecho, todo estaba cerca, era un pueblo bastante pequeño.

Entró en el Centro Pokémon. En el mostrador estaba la enfermera Joy, igual que la enfermera Joy de Ciudad Endrino, igual que la enfermera Joy de Ciudad Cerezo, igual que la enfermera Joy de Ciudad Malva...

"¡Hola, enfermera Joy!" saludó Ryuuna.

"¿Nos conocemos?" preguntó la enfermera.

"No, pero la enfermera Joy del Centro Pokémon de Cueva Unión me ha dado recuerdos," respondió Ryuuna.

"Ah, qué bien," dijo Joy. "¿Qué es esto que llevas en brazos?" preguntó la enfermera.

"Es un Farfetch'd herido, me lo he encontrado nada más llegar a Pueblo Azalea," dijo Ryuuna.

La enfermera Joy la cara amable por su cara de deber.

"¡Rápido, podría estar grave!" gritó. "¡Blissey una camilla!"

El Blissey que estaba detrás del mostrador dijo "¡Blissey!" y rápidamente trajo una camilla donde Ryuuna dejó al Farfetch'd con suavidad. La enfermera Joy empujó la camilla hasta la puerta que llevaba a la sala de operaciones.

"¡Espérate aquí!" le dijo a Ryuuna.

Ryuuna no se había movido, pues estaba segura que no podría atravesar la puerta. En vez de ello se sentó en un sofá.

"¡Salid, Dratini, Larvitar, Gastly!" dijo la chica. Sus tres Pokémon salieron de sus pokéball. "Tenemos que esperar a que la enfermera Joy cure al Farfetch'd, después le diré que os revise."

Cinco minutos, diez minutos, media hora... A la hora se abrió la puerta.

"Buff, el Farfetch'd está fuera de peligro," anunció la enfermera Joy. Ryuuna se alegró, pues ya empezaba a estar nerviosa. El Farfetch'd apareció tras la puerta, y detrás de él, el Blissey. Llevaba el ala herida vendada.

"Tenía varias espinas venenosas clavadas en el ala," le explicó la enfermera Joy. "Seguramente por la noche fue atacado por un enjambre de Spinaraks, y se cubrió de los ataques Picotazo Venenoso, me extraña que haya aguantado hasta hoy sin debilitarse. Se recuperará."

"Es una muy buena noticia," dijo Ryuuna. "¿Qué te parece, eh, Farfetch'd? Te pondrás bien," le dijo Ryuuna al Pokémon, después habló con la enfermera Joy, "A ver si pudieses echar un vistazo a mi equipo, son esos tres Pokémon de ahí."

"Claro, ¡cómo no!" respondió Joy.

El Dratini subió solo al mostrador, Ryuuna ayudó al Larvitar a subir y el Gastly no tuvo problemas, pues flotaba. La enfermera Joy los fue examinando uno por uno.

"El Gastly está la mar de bien, los fantasmas tienen estas cosas," dijo Joy tras examinar al Gastly. "El Larvitar... sí, parece que está sanote, como una roca, y el Dratini... goza de una salud excelente."

"Gracias, enfermera Joy," dijo Ryuuna. Acto seguido devolvió sus Pokémon a sus pokéball. "Voy a enfrentarme a Antón," anunció.

"Que tengas suerte, ¿ya sabes dónde está el Gimnasio?" le preguntó Joy.

"Sí, es esa cúpula, no tiene pérdida, es lo bueno de los pueblos pequeños, ¡Hasta luego!" respondió Ryuuna. Salió del Centro Pokémon.

Un hombre se acercó, llevaba un delantal lleno de manchas negras, y todo él estaba manchado.

"¡Farfetch'd, ¿ya has vuelto?!" le preguntó alegre al Farfetch'd que seguía a Ryuuna. El Farfetch'd lo miró con cara extrañada.

"Es usted un irresponsable y una mala persona," le dijo Ryuuna.

"¿Quién eres tú?" le preguntó el hombre a Ryuuna.

"Yo soy quien ha llevado a este Farfetch'd malherido al Centro Pokémon, porque se ve que ha estado toda la noche fuera luchando con Spinaraks, porque su entrenador no se preocupa por él," respondió Ryuuna exaltada.

"Imposible, mi Farfetch'd pasa todas las noches en casa," dijo el hombre.

"¿Cómo?¿Usted quién es?" preguntó Ryuuna con cara de no entender lo que estaba pasando.

"Ah, mira, ahí está mi Farfetch'd, y mi hijo," dijo el hombre. Por la puerta de la caseta de vigilancia pasó un chico seguido por un Farfetch'd, ambos llevaban madera de encina en brazos. "Yo soy el carbonero de Pueblo Azalea," dijo el hombre, "y este no es mi Farfetch'd, aunque aplaudo que lo hayas llevado al Centro Pokémon a pesar de que no es tuyo."

"Entonces perdone," se disculpó Ryuuna al ver que había metido la pata hasta el fondo. "He juzgado demasiado rápido."

"No importa, acepto tus disculpas," le dijo el carbonero. "Tener ideas claras es importante en un entrenador, pero saber rectificar y pedir disculpas cuando es necesario, también es importante."

"Hola papá," dijo el chico. "Voy a dejar la madera a casa, pero hemos encontrado esto en el Encinar." Y le entregó una piedra negra. El chico y el Farfetch'd se alejaron. El carbonero examinó la piedra.

"Uhmm, sí, creo que es una pieza de Carbón. Si lo equipas en un Pokémon sus ataques de tipo Fuego serán más poderosos, te lo has ganado," le dijo el carbonero a Ryuuna.

"G-Gracias," Ryuuna aceptó el regalo, no sin sentirse un poco mal.

"Bueno, aclarado todo volveré a casa," dijo el carbonero, y se fue por donde antes lo había hecho el chico y su Farfetch'd.

Ryuuna se dirigió al Gimnasio Azalea, el Farfetch'd todavía la seguía. Entró en el Gimnasio, era una zona boscosa, llena de árboles y arbustos, había también alguna planta en un tiesto.

"¡Hola!" gritó Ryuuna, no parecía que hubiese nadie. "¡Busco a Antón, quiero retarle a un combate por la medalla de Gimnasio!"

De pronto apareció un enjambre de entrenadores, la mayoría de ellos cazabichos. Uno de ellos tomó la palabra.

"Antón está en el Encinar, investigando los Pokémon tipo Bicho de la zona," dijo el cazabichos. "Mientras esperas, si quieres puedes luchar contra nosotros, yo voy primero."

"Me parece bien," dijo Ryuuna.

"Yo soy el cazabichos Suso," se presentó.

Suso envió a Caterpie, "¡Adelante, Caterpie!" y Ryuuna usó a Larvitar, "¡A por él, Larvitar!"

"¡Larvitar, Mordisco!" ordenó Ryuuna.

"¡Caterpie, Disparo Demora!" gritó el cazabichos.

El Larvitar fue más rápido y el Mordisco hizo que el Caterpie retrocediera.

"¡Caterpie, Disparo Demora!" volvió a gritar el cazabichos Suso.

"¡Larvitar, Mordisco!"

En este caso el Caterpie consiguió lanzar su ataque antes de que el Larvitar lo pudiera alcanzar. Una masa blanca y pegajosa retuvo al Larvitar, que abrió sus fauces para triturar al Caterpie... pero fue demasiado lento, el Pokémon Oruga lo esquivó.

"¡Maldición!" gritó Ryuuna. "¡Larvitar, Tormenta Arena!"

"¡Caterpie, Placaje!" ordenó Suso a su Caterpie.

Una pequeña tormenta de arena se desató dentro del Gimnasio Azalea, fruto del movimiento usado por el Larvitar. El Caterpie no pudo localizar al Larvitar y su movimiento erró.

"¡Caterpie, Placaje!" gritó Suso, "¡encuentra al Larvitar y machácalo!"

"¡Larvitar, Mordisco!" fue la orden dada por Ryuuna.

En plena tormenta de arena, el Larvitar estaba en su salsa y le fue fácil destrozar a un Caterpie debilitado por la feroz arena. Suso devolvió al Caterpie a su pokéball.

"El siguiente no será tan fácil, ¡Adelante, Weedle!" exclamó Suso, enviando a Weedle, su siguiente Pokémon, al campo de batalla.

"Me gustará ver lo fuerte que es tu Weedle," dijo Ryuuna, "¡Larvitar, Mordisco!"

"¡Weedle, Picotazo Venenoso!" ordenó el cazabichos Suso a su Weedle.

El Larvitar corrió hacia su nuevo oponente, tanto como sus cortas piernas le permitían mientras el Weedle reptaba en sentido opuesto, encarándose con gallardía. El Larvitar tomó al Weedle y lo encerró entre sus fauces a la vez que éste le clavó su aguijón. Por suerte para el Larvitar, el aguijón no atravesó su piel de roca y el movimiento fue poco efectivo gracias a su tipo Tierra.

"¡Es un golpe crítico!" anunció Ryuuna.

"¡Maldición!" se lamentó Suso. "No tengo más Pokémon... Eres buena, no pensaba que me pudieras poner en un aprieto."

"¡Yo soy el siguiente!" dijo otro cazabichos. "Soy el cazabichos Tino, y Antón me tiene en gran estima."

"Encantada, Tino, yo soy Ryuuna de Ciudad Endrino," se presentó Ryuuna.

"¡A por él, Weedle!" el cazabichos Tino envió un Weedle al campo de batalla.

"Así que otro Weedle, no podría esperar otra cosa de un Gimnasio de tipo Bicho," dijo Ryuuna.

"¡Weedle, Disparo Demora!" el Larvitar se había ocultado en la nube de arena y el Weedle era incapaz de encontrarlo, aún así, lanzó seda pegajosa.

"¡Larvitar, Chirrido!" de lo más profundo de la tormenta, un molesto sonido bajó bastante la defensa del Weedle.

"¡Larvitar, Mordisco!" dijo Ryuuna.

"¡Weedle, Picotazo Venenoso!" dijo Tino.

El Larvitar dio un salto y en el aire machacó al Weedle con su pequeña aunque afilada dentadura. El Weedle cayó debilitado.

"¡Vuelve, Weedle! ¡Adelante, Kakuna!" Tino envió a la evolución del gusano Weedle, un capullo extremadamente lento en sus movimientos.

La tormenta de arena amainó. El Larvitar quedó al descubierto.

"¡Kakuna, Fortaleza!" el Kakuna de Tino endureció su cubierta, subiendo así su defensa.

"¡Larvitar, Tormenta Arena!" gritó Ryuuna. De nuevo, se formó una feroz nube de arena dentro del Gimnasio y el Larvitar se encontraba en su centro.

La tormenta golpeó al Kakuna, que resistió impasible la fuerza salvaje de la arena.

"¡Kakuna, Fortaleza!" volvió a gritar Tino. De nuevo, el Kakuna aumentó un nivel su defensa.

"¡Larvitar, Mordisco!" gritó Ryuuna. El Larvitar corría hacia el Kakuna, pero al morder notó que apenas le había hecho un rasguño. "¡Argh! Piensa Ryuuna, piensa," se dijo a sí misma. "¡Vuelve, Larvitar! ¡Ve, Dratini!"

El dragón hizo acto de presencia, ante la admiración del resto de entrenadores. Era poco frecuente ver entrenadores con dragones.

"¡Dratini, Onda Trueno!" fue la primera orden que le dio Ryuuna a su Dratini. El dragón reptó hasta acercarse al Kakuna y soltó una descarga que paralizó el movimiento del Kakuna, ya lento de por sí, no sin antes el Kakuna volver a fortalecer su cuerpo.

"¡Kakuna, Fortaleza!" gritó Tino.

"¡Dratini, Ciclón!" el dragón fue sensiblemente más rápido que el Pokémon de tipo Bicho, un viento huracanado levantó una polvareda a medida que se acercaba al Kakuna, cuyos pocos reflejos permitieron ser fácil objetivo del ataque. El Kakuna retrocedió.

"Mi Kakuna apenas ha notado el movimiento," dijo Tino.

"Espera y verás," le retó Ryuuna. "¡Vuelve, Dratini!"

"¡Kakuna, Fortaleza!" dijo Tino mientras Ryuuna cambiaba de Pokémon. El Pokémon quedó totalmente paralizado.

"¡Acaba con él, Larvitar!" Ryuuna volvió a enviar al Larvitar.

"¿Qué podrá hacer él que no haya podido hacer un dragón?" preguntó Tino, tal vez de manera retórica.

"¡Larvitar, Chirrido!" fue la orden que le dio Ryuuna al Larvitar, Tino contrarrestó con un "¡Kakuna, Fortaleza!" y aunque subió un nivel su defensa, en cómputo general bajó uno.

Por cada nivel que subía el Kakuna su defensa, el Larvitar se lo devolvía con intereses, cuando el Kakuna no era víctima de su estado de parálisis. Pronto la defensa del Pokémon tipo Bicho estaba bajo mínimos.

"¡Larvitar, Mordisco!" dijo Ryuuna. El Larvitar mordió la blanda defensa, desgarrando su oponente. El Kakuna estaba bajo de salud.

"¡Regresa, Kakuna, después volverás!" dijo Tino.

"¡Larvitar, Tormenta Arena!" el Larvitar levantó, de nuevo, una nube de arena mientras esperaba a su oponente.

"¡Acaba con él de una vez por todas, Beedrill!" el cazabichos Tino envió un Pokémon de tipo Bicho con todas las de la ley. Era de sobras conocida la furia de un Beedrill, aunque eran muchísimo más peligrosos en enjambre, donde su poder crecía de forma exponencial.

"Creo que mi Dratini está pidiendo a gritos un buen combate," dijo Ryuuna. "No era del todo cierto, pero tenía una mejor estrategia con el Dratini en pista que con el Larvitar. ¡Vuelve, Larvitar! ¡Ve, Dratini!"

"¡Beedrill, Ataque Furia!" ordenó Tino. El Beedrill preparó sus aguijones, aunque acabó dándole un único golpe al Dratini. "¡Mecachis!" se lamentó el cazabichos.

"¡Dratini, Onda Trueno!" el dragón obedeció a Ryuuna.

"¡Beedrill, Ataque Furia!" el Pokémon de tipo Bicho se encaró al dragón y batió las alas impulsándose. En el impacto, el Beedrill terminó paralizado, no sin antes dejarle un recadito al Dratini en forma de tres golpes.

"¡Beedrill, Picotazo Venenoso!" dijo Tino.

"¡Dratini, Malicioso!" los aguijones del Beedrill habían adquirido un color feo, preparados para envenenar al mínimo contacto, el Dratini bajó la defensa del Beedrill y no pudo esquivar el ataque, quedando envenenado.

"¡Vuelve, Dratini! ¡Ve, Gastly!" Ryuuna cambió sus Pokémon. El Gastly podía aportar su tipo Fantasma/Veneno para hacer inútiles cualesquiera ataques que pudiera realizar el Beedrill. Ataque Furia era totalmente inútil y Picotazo Venenoso era poco efectivo.

El Gastly debilitó al Beedrill a base de lengüetazos, en algún momento intentó frenarlo con Disparo Demora o aumentar su defensa con Fortaleza, pero al final, a base de insistencia, venció.

"No me queda más remedio, ¡Adelante, Kakuna!" Tino envió al Kakuna que se había reservado. "Lo veo muuuy negro."

El Gastly también debilitó al Kakuna, misma estrategia. El cazabichos Tino se retiró, y otro cazabichos apareció.

"Yo soy el cazabichos Kai," dijo el chico.

El primer y único Pokémon de su equipo era un Paras, Ryuuna envió al Gastly. Lo durmió con Hipnosis, esquivando el Polvo Paralizador. Ryuuna cambió de Pokémon, aprovechando el Paras dormido. Envió a su Dratini, que por el efecto de Mudar, su habilidad, ya no estaba envenenado. El Dratini envió varios Ciclones al Paras, debilitándolo antes de que pudiera despertar.

"Ay," se lamentó Kai. "¡Vuelve, Paras!"

"Para terminar," dijo una niña, "estamos nosotras," terminó la frase un clon de ella, eran gemelas. "Somos las gemelas..." "...Amy y May."

"Yo soy Amy," dijo una de ellas, "y yo soy May," dijo la otra. Su tono de voz era, también, casi idéntico. "Te retamos a un combate doble," dijo Amy.

"¿Serás capaz de vencernos?" preguntó May.

Amy envió un Ledyba y May un Spinarak, Pokémon diurno y nocturno, respectivamente, qué ironía. Ryuuna tenía tres Pokémon, así que tenía que escoger.

"¡Adelante, Gastly!¡Adelante, Larvitar!" dijo Ryuuna.

"¡Ledyba, Puño Cometa!" gritó Amy.

"¡Spinarak, Picotazo Venenoso!" gritó May.

"¡Gastly, Lengüetazo al Spinarak! ¡Larvitar, probaremos tu nuevo ataque!¡Avalancha al Ledyba!" dijo Ryuuna.

El Gastly se interpuso en la trayectoria del Spinarak y tomó su ataque de lleno, poco efectivo, y dejó al Spinarak paralizado. El Ledyba no tuvo tanta suerte, pues se juntó un ataque poderoso, con plena debilidad por parte del Ledyba, extra de poder por el tipo del Larvitar, golpe crítico... y antes de que el Ledyba pudiera golpear al Larvitar ya había caído debilitado.

"Qué mal," se lamentó Amy. "¡Vuelve, Ledyba! ¡Ánimos, May!"

El Spinarak paralizado no duró mucho más. La ronda de entrenadores terminó con las gemelas.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Baya Aranja x1
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- Revivir x1
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- Caña Vieja
- Saco de dormir
- Carbón

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Rencor - Mal de Ojo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

==========

PD: @scaramanga Ya me he escuchado el tema Joy que pusiste en el comentario del capítulo anterior. No está mal, aunque no es mi estilo.

¿Sabíais que 'doctora' en japonés se escribe 女医 y se pronuncia 'joi'? También se puede escribir 女医師 (onna ishi), pero la curiosa es la anterior.

Más GIFs PS4 (Sony) vs XBoxOne (MS)

viernes, 12 de julio de 2013 1 quejas

ps4-vs-xbox-one

ps4-vs-xbox-one

Periscopio - [¡Una Pareja Friki cumple un año!]

miércoles, 10 de julio de 2013 2 quejas

Entrada original - ¡Una Pareja Friki cumple un año!

No acostumbro a celebrar los cumpleaños del blog y se dice pronto que este ya ha visto 5 primaveras.

Sin embargo no es el cumpleaños del blog de Pennywise y Silvestrin propiamente dicho lo que me ha hecho reflexionar, más bien, y valga la redundancia, la siguiente reflexión:

"En el mundo de las redes sociales, los blogs son cada vez algo más minoritario pero no nos lo tomamos como una competición"

Y el siguiente comentario de Eter:

"los blogs parece que estan cayendo bastante en desuso y es una pena."

Pues eso, los datos están ahí, y el panorama es bastante desolador.

stats

Sea el gráfico de arriba una rápida visión de visitas del blog desde que se inició, en Mayo de 2008. El pico que se observa corresponde al siguiente gráfico:

stats

Como veis, el número de visitas mengua considerablemente, en un claro descenso. Tomamos como referencia el mes de Mayo pasado:

stats

Está claro que habré hecho muchas cosas mal, para empezar no tener una cierta constancia con el blog y tenerlo dando tumbos, sin plan establecido. Otras cosas mal habré hecho y no soy consciente de ello. Por otro lado, puedo justificar el descenso de visitas por el hecho de no publicar entradas cada dos por tres y desde que instauré la política de "menos tetas, que esto no es un burdel".

Ya, si hablamos del tema comentarios da para suicidarse tirándose de un andamio y revolverse en la tumba, pero dije que no me quejaría más y no lo haré.

Lo único que puedo hacer es ofrecer contenido único, de calidad y atractivo para revitalizar el blog y atraer más visitas. Pico y pala.

Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - XIV

lunes, 8 de julio de 2013 1 quejas

Capítulo Decimocuarto: Cada día, mejor

Morth resultó ser un buen jugador de ajedrez.

"Jaque," dijo el luchador.

Monty se vio obligado a retirar el rey de la trayectoria del alfil. Morth amenazaba de nuevo el rey de Monty, esta vez con el caballo, por suerte, Morth apenas se fijó en que cada dos movimientos , que era lo que necesitaba el caballo para situarse en la trayectoria del rey, Monty avanzaba un peón. Al final llegó al fondo del tablero y era demasiado tarde.

"Jaque mate," anunció Monty, que había transformado su peón en una reina, y el rey estaba acorralado por sus propias piezas en el extremo del tablero.

"Buen juego, sí, señor," admitió Morth.

*DING-DONG*

"Parece que tenemos visitas," dijo Zan For. Momentos después volvió con el doctor Werford a sus espaldas.

"¿Quién tenemos aquí?" dijo Werford a modo de saludo.

"Ayer me apliqué la crema que me dijo," dijo Monty. "Y no me he movido en todo el día. Puede preguntárselo a Zan For o a Morth."

"Ja ja ja," se rió el doctor. "La crema no hace absolutamente nada, es más, se puede untar con pan y comerse. Pero estaba seguro que si no te daba un buen motivo para estar estirado y en reposo, no me hubieras hecho caso," confesó Werford.

"Bueno, en cualquier caso he estado jugando al ajedrez," dijo Monty.

"Uhm, había oído hablar de este juego," dijo el doctor. Admiró el tablero y las piezas, curioso. "En cualquier caso ya deberías estar totalmente recuperado."

"Mañana volveremos al entrenamiento," dijo Zan For.

"Perfecto," dijo Monty. "Tengo ganas de devolverle a Morth en el terreno todo lo que me ha vencido en el tablero."

"Lo mismo digo," respondió Morth. "Mañana estaré aquí para entrenar a Monty, sin falta."

Al día siguiente Morth se presentó en casa de Zan For para el entrenamiento de Monty.

"¡Buenos y soleados días!" saludó Morth.

"¿Estás a punto para que te dé una patada en el trasero?" Monty soltando una bravuconería. Estaba de muy buen humor, y fresco como una rosa. "Zan For me ha enseñado algunos movimientos con dos diales."

"Bien," empezó Zan For, "vamos a seguir con el combate del otro día, tomad un pañuelo a cada uno, y recordad, no quiero muertos."

Monty y Morth se colocaron el pañuelo cogido del pantalón a la altura de la rabadilla, colgando un palmo aproximadamente. El caballero del cielo los apartó un metro y dio comienzo al espectáculo.

"¡Podéis empezar!" gritó Zan For.

Morth dio varios pasos laterales en un intento de arrebatarle el pañuelo a Monty, el chico esquivó el envite de un salto, dando una voltereta al tocar suelo y levantándose inmediatamente.

"Casi, pero no," anunció Monty.

Morth embistió de nuevo a Monty, pero este embistió también, quedando hombro con hombro. Se cogieron brazo con brazo y empezaron a dar vueltas sobre sí mismos, intentando coger el pañuelo de su respectivo oponente. Al final, y casi al mismo tiempo, se soltaron y se apartaron de un salto.

Era una sensación agradable tener nubes bajo los pies, Monty recordaba días en Isla Surebia, en la playa, cansándose enseguida al más mínimo esfuerzo.

Morth lanzó un rodillazo, era la oportunidad perfecta de interponer el dial de impacto.

*CLOC*

"Te enseñaré un movimiento, aunque incompleto," dijo Monty.

"Esperaré verlo," contestó Morth.

Monty arrancó a correr.

*CHIP-CHAP*

*CHIP-CHAP*

"¿Una embestida?¿No es un movimiento un tanto previsible?" se jactó Morth.

Monty no dijo nada, y Morth lo esquivó fácilmente de un salto. Monty frenó en seco con Morth en el aire.

"¡TORRE!" gritó Monty. Dio un salto y al llegar a la altura de Morth le propinó un fuerte puñetazo con toda la energía acumulada del dial. Monty cayó de espaldas, aunque por suerte la playa era de nubes. Era pronto por la mañana, en alguna ocasión Monty había confundido las nubes con arena por el reflejo del sol, no hoy.

Morth cayó bien aunque se dolía de un costado, aunque Monty había apuntado su golpe en el estómago Morth había podido minimizar los efectos.

"¿Qué te ha parecido?" dijo Monty estirado desde el suelo.

"Espectacular aunque a priori poco efectivo," respondió Morth.

"Ya te he dicho que el movimiento estaba incompleto," aclaró Monty y se levantó.

Morth cogió carrerilla y se lanzó hacia Monty rotando en el aire.

"Te enseñaré otra técnica," dijo rápidamente Monty.

"¡ENROQUE!" gritó el chico. Levantó una pierna y justo en el momento en que Morth entró en su área de efecto extendió los brazos hacia adelante para repeler su movimiento. Morth tocó con los pies en el suelo al perder su energía cinética. Monty rápidamente le propinó un European Uppercut, aunque no formaba parte de su movimiento de defensa.

Era una pena que Morth cayese de espalda, porque era un buen momento para arrebatarle el pañuelo. Morth se levantó con el mentón dolorido.

"Este movimiento sí que me ha gustado," dijo Morth.

"Y lo mejor es que tengo los dos diales cargados," dijo un lleno de orgullo Monty.

Zan For observaba el combate entretenido. Morth agarró la mano de Monty y lo estiró hacia sí mismo, y rápidamente lo tuvo inmovilizado. Monty intentó zafarse pero lo único que consiguió fue que Morth le realizase un Full Nelson.

La mano de Morth abandonó instantáneamente su otra mano para arrebatarle el pañuelo a Monty, pero para su desgracia Monty dio un tremendo salto, las yemas de los dedos de Morth casí habían tocado la tela del pañuelo, y Monty, cuyo brazo seguía agarrado, finalmente se liberó.

"¿Está aquí Monty?" dijo una voz femenina.

Monty se despistó unos segundos al oír su nombre, instantes que aprovechó Morth para estirar el pañuelo de Monty sin resistencia.

Era una shandiana que Monty había visto en alguna parte. ¡Claro! En el torneo. Era Yavina, aunque Monty no recordaba su nombre.

"¿Nos hemos visto en alguna parte?" preguntó Monty.

"¿Cómo?¿No me reconoces?" dijo Yavina. "Nos enfrentamos en el torneo de lucha de Lovely Street."

"Ah, claro, será porque vas vestida diferente," dijo Monty. Yavina sonrió.

"Cierto, la otra vez llevaba ropa cómoda para el combate y hoy llevo ropa de calle," dijo Yavina.

"¿Cómo te llamabas?" preguntó Monty.

"Soy Yavina," dijo la chica.

"Él es Zan For, el caballero del cielo," dijo Monty señalando a Zan For, "y él es Morth, un formidable luchador," dijo señalando de Morth.

"Entre los shandianos hay un gran respeto por la línea de caballeros del cielo, especialmente por Gan For, que luchaba por la igualdad entre los habitantes de Skypiea," dijo Yavina.

"Cosas de los antepasados, se les suele tener más aprecio u odio que a sus familiares vivos," dijo Zan For resignado.

"¿Querías algo?" le preguntó Monty a Yavina.

La shandiana sacó un objeto de su bolso. Era algo envuelto en un pañuelo. Yavina lo desenvolvió, era un dial.

"Es un dial de impacto, he oído que los coleccionas," dijo Yavina con el dial de impacto en las manos.

"¡Uuuuuooooooo!¡Es un dial de impacto!" gritó Monty. "¡Gracias Yavina!¡Muchas gracias! :3"

"No sabía que te haría tanta ilusión," dijo Yavina sonrojándose. "Toma."

Le dio el dial a Monty.

"Si me lo dejas voy a engarzarlo," le dijo Zan For a Monty.

Vacaciones de verano para tí, vacaciones de verano para mí - 2013

jueves, 4 de julio de 2013 1 quejas

Esta entrada está programada. A estas horas estaré ultimando los detalles para marcharme de colonias, de las que regresaré el día 16. He preparado un compendio de entradas para mantener un poco el ritmo. Por ejemplo tengo hechos los capítulos de este mes de "Alborada de Hazañas" y de "Pocket Tales of the Braves" y alguna que otra sorpresita.

Esta entrada se autodestruirá en 5 segundos.

5...

4...

3...

2...

1...

PD: Error de Windows, no se encuentra el siguiente archivo: slfdest.dll

BSoD

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

PD2: Os traigo un obsequio, lo he hecho yo mismo, visto que es una de las cosas más buscadas del blog:

Nefertari Vivi

World of Trollcraft: [Capítulo vigesimocuarto: Trollfinger, desde Pueblo Paleto con amor]

lunes, 1 de julio de 2013 1 quejas

Capítulo 24

Trollfinger, desde Pueblo Paleto con amor


"¡Vámonos!" dijo el héroe.

"Ve tirando, me estoy acabando de maquillar," respondió la Gata Negra.

De nuevo iban a Pueblo Paleto a recabar información acerca del paradero de Mario. El héroe salió de casa para atravesar el sendero que descendía a la gran ciudad. La casa, una mansión de cuatro pisos más buhardilla, iba haciéndose pequeña a medida que el héroe se alejaba.

Los alrededores de la ciudad estaban vacíos.

"¿Qué día es hoy?" se preguntó el héroe en voz alta.

Atravesó la puerta enmurallada que protegía la ciudad. Una puerta enorme para una muralla enorme. Y pensar que la cerraban por la noche y la volvían a abrir cada mañana... No en vano había varias posadas cerca de la murallas, en la parte externa de Pueblo Paleto.

Había un conato de bullicio en el parque de la ciudad. Un paseo muy ancho llevaba desde la puerta hasta la plaza central, atravesando un parque, al que dividía en dos, también enorme. Un extraño monumento se encontraba justo en el punto central de la plaza, que tenía forma de circumferencia. Era una especie de planeta en un pedestal... cosas de artistas.

Más allá de la plaza estaba el área residencial. Filas y filas de edificios y manzanas de casas. Coches, personas y algunas tiendas.

El héroe encaró el paseo del parque y llegó a la plaza central. Allí ya había el ajatreo habitual de Pueblo Paleto. La zona residencial era el centro neurálgico de Pueblo Paleto, por ahí se tenía que pasar obligatoriamente para acceder a la zona de mercados, que quedaba a la izquierda de la ciudad, vista desde el mar, la zona alta, que quedaba al lado opuesto de la zona comercial y de mercados, y la zona portuaria, que quedaba al lado opuesto de la plaza central.

Más allá de la zona comercial, básicamente tenderetes, se encontraba la zona sin ley. Ladronzuelos, ladrones y delincuentes de la peor de las calañas rondaban por ahí.

El héroe pasó junto a un kiosco, había varios periódicos a la vista. El Palet News, el Palet Mirror, el Palet Telegraph, Palet Town Times... Todos tenían una primera plana similar.

'Chaos at Pianta Village'
'Sonic boom to drug dealing'
'Lightning strike to weapon smugglers'
'Bison Psycho-crushed'
'Shadaloo gets shadowed'

Algunas publicaciones más rosas o amarillas tenían titulares más jugosos, sensacionalistas.

'US Army attack to Isle Delfino. Another Obama failure'
'Delta Red to shame the Brits. Cammy misses bikini top during beach sessions'
'The secret inside Chun-Li's legs. Best photos'
'Lipstick war, which brand do Cammy, Chun-Li and the Black Cat use? Exclusive article'
'Paco Marhuend-: "Atac contra Isla Delfino, no? Jo me'n vaig"'
'Spanish newspaper to blame Basque organisation ETA for trouble in Isle Delfino'

En ese momento la Gata Negra salía de casa. Se había estado maquillando frente al espejo y el tiempo se le había colado por el desagüe.

"¡Correo!" gritó el cartero.

Un hombre del PPM (recordemos, Pueblo Paleto Mail), en su uniforme azul, le entregó dos cartas. Había un sello que no reconocía, las siglas del cual eran CEFPIFST. La Gata Negra leyó el contenido de las dos cartas, podría ser importante y no había tiempo para privacidades ni historias.

La primera recitaba lo siguiente:
"Estimado héroe,

Su vida podría correr un grave peligro, un agente del CEFPIFST le espera en las puertas del Centro de Viajes Interuniversales para su extracción. Reúnase con él.

Firmado, CEFPIFST"

La segunda era muy similar:
"Estimado héroe,

Su vida podría correr un grave peligro, un agente del CEFPIFST le espera en el faro de Pueblo Paleto para su extracción. Reúnase con él.

Firmado, CEFPIFST"

"¿Podría tratarse de un error?" dijo la Gata Negra en voz alta. 'Mejor me doy prisa y le entrego las dos cartas,' pensó. Empezó a correr y enseguida alcanzó al repartidor de cartas y lo adelantó en su camino a Pueblo Paleto.

Había visto que una de las cartas tenía el sello del CEPIFST ligeramente desgastado en algunas partes, como si uno fuera copia del otro. Podría tratarse de una trampa.

"¿Es él?" dijo un tipo trajeado.

El héroe pasaba junto a dos tipos trajeados. Como se encontraba en la zona financiera de Pueblo Paleto no era extraño que la gente llevara puestos trajes impecables e impolutos. Uno de ellos leía uno de los periódicos que había visto en el kiosco.

"Mira esta foto de Isla Delfino, seguro que es él," dijo el otro hombre trajeado.

"Pero aquí en medio de toda esta gente mejor no usar armas, sigámoslo," dijo el primero.

"Con cuidado, que este tipo es poderoso," avisó el primero. "H-1 a central, aviso, H-1 a central, hemos tenido contacto visual con el objetivo, pedimos refuerzos. Repito, H-1 pide refuerzos, hemos tenido contacto visual con el objetivo," dijo a través de un comunicador.

El héroe seguía caminando ajeno a sus perseguidores.

"Si que tarda la Gata Negra..." se lamentó.

La Gata Negra estaba llegando a la enorme puerta de Pueblo Paleto.

*RRRrrrrrrRRRRrrrRRrRrrrr*

Un helicóptero sobrevolaba la zona aérea de Pueblo Paleto, Llevaba un emblema que a la Gata Negra le resultaba familiar...

"¿CEFPIFST?" la Gata Negra cayó en la cuenta. El helicóptero aterrizó en el Centro de Viajes Interuniversales, y aunque la Gata Negra no lo vio, en el momento de tocar suelo, el emblema del CEFPIFST se despegó para dejar visible otro muy diferente, en el que se podía leer las siglas HORTERA. Un tipo bajó del artefacto.

"Agente Q3 reportando a H-1, un vehículo terrestre rodado, H-5, se os unirá en breves," dijo el misterioso agente Q3.

"Aquí H-1, recibido, agente Q3," dijo el hombre del comunicador de H-1.

Un SEAT 600 apareció en escena. Varios hombres armados formaban parte del escuadrón H-5.

"H-1 a H-5, no está autorizado el uso de armas de fuego en áreas civiles con civiles, aviso, no está autorizado el uso de armas de fuego en áreas civiles con civiles," dijo el hombre.

"H-5 a H-1, recibido. Tenemos contacto visual con H-1 y con el objetivo," dijo uno de los hombres del SEAT 600.

Q3 descendía por el ascensor central del edificio del Centro de Viajes Interuniversales. Era un hombre apuesto, de unos 25 o 30 años, con una mirada un tanto maliciosa. Una larga cabellera hasta los hombros, rubia, atada en una cola, completaba la parte superior. Llevaba una gabardina de un color amarronado sucio y se definía un traje de neopreno o un material similar debajo.

Los hombres del escuadrón H-1 se acercaron al héroe en pasos rápidos.

"H-5, preparen sus armas, aviso, tengan sus armas a punto," dijo el hombre del comunicador. El SEAT 600 se detuvo junto a un callejón vacío.

*THWOMP*

Uno de los hombres de H-1 empujó al otro y este empujó al héroe contra el callejón.

"H-1 a H-5, objetivo fuera de campo abierto," dijo el hombre desde el suelo.

Cinco hombres bajaron del SEAT 600 y se metieron en el callejón donde el héroe había sido empujado. Iban armados hasta los dientes.

La Gata Negra estaba en la plaza central de Pueblo Paleto. '¿Hacia adónde voy?¿Faro o Centro de Viajes? A la mierda, voy al faro.'

Q3 salió del edificio del Centro de Viajes Interuniversales. Odiaba el gentío y las ciudades en general. Una moza vestida de cuero negro con un antifaz negro y un ondulado cabello blanco pasó a varios centenares de metros. Y a varios centenares de metros un grupo de hombres armados tenía a un tipo acorralado en un callejón.

"No te muevas ni un milímetro o soltaré todo el plomo en tu cuerpo," dijo uno de los hombres. De los cinco hombres que rodeaban al héroe, tres llevaban un rifle de asalto AK-47 mientras que los otros dos llevaban sendos rifles de asalto FAMAS.

"Ja ja ja," se rió otro de los hombres. "Es la dieta para ganar peso sin comer," el chiste hizo bastante gracia entre los hombres. El héroe estaba tranquilo, sabía que tendría tiempo suficiente para huir, en caso de que fuera necesario. Pero primero intentó sacarles información.

"¿Quién os envía?" preguntó.

"No estás en condiciones de exigir," dijo uno de los hombres.

"¿Y bien?¿Me lo váis a decir u os lo tendré que sacar por la fuerza?" les dijo el héroe con convicción, como si no estuviera rodeado de tipos que lo apuntaban con rifles de asalto. Sabía que provocándolos por lo menos conseguiría saber si lo necesitaban vivo o muerto.

"¡Me saca de quicio!" dijo uno de los hombres con FAMAS. "Al final voy a cometer una estupidez..."

"¡Alto! El jefe lo quiere vivo," dijo uno de ellos, confirmando algunas de sus sospechas.

"¡Mierda! Ahora sabe que no lo queremos matar," dijo otro de ellos.

"Entonces me tocará investigar por mi cuenta," dijo el héroe. "Consideraos afortunados," les dijo mientras las hebras de su seta simbionte, que sin que los hombres se enteraran los había ido rodeando, quedaron recogidas.

"¿Qué?" exclamó uno de ellos.

"¡Que se escapa!" dijo otro. El héroe lanzó hebras a ambos lados y se ayudó de ellas para dar un gran salto, escapando del alcance de los disparos saltando a un lado y a otro.

*RATTTATATATATAAAATATA*

"H-5 al resto de unidades, el objetivo escapa, repito, el objetivo escapa, sabe que lo necesitamos vivo," dijo uno de los hombres que acababa de presenciar cómo el héroe conseguía huir justo delante de ellos.

"Aquí agente Q3, más os vale que el objetivo no escape de Pueblo Paleto si no es junto a nosotros, las reprimendas serán terribles," dijo el agente Q3 a través del comunicador.

"H-1 nos ponemos en marcha para iniciar la búsqueda," dijo el hombre que había empujado al héroe en el callejón.

"Aquí H-2, estamos llegando a la zona donde el objetivo ha escapado," Q3 oyó a través del comunicador.

"Aquí H-3, hemos entrado en contacto visual con el objetivo, nos disponemos a seguirlo," dijo uno de los hombres del escuadrón H-3 a través de su comunicador.

"Bien, bien, excelente, más os vale capturarlo pronto, H-3," dijo Q3.

H-4 y H-5 también se añadieron a la persecución del héroe.

La Gata Negra estaba llegando a la zona portuaria de Pueblo Paleto. Había visto algunos hombres armados, cosa que no era frecuente en este pequeño pueblo, debía tratarse de la recepción de algún líder importante o algo así. Cruzó la valla metálica y corrió a través de varios almacenes y polígonos industriales. Más allá estaban las oficinas del puerto donde habían comprado sus billetes a la Isla del Dragón, y un poco más allá estaba el muelle.

"Venga, un poco más y llego, el faro esta ahí," se dijo a sí misma la Gata Negra.

No había nadie custodiando el muelle, delante del faro, sin embargo, observó una figura, aunque ni siquiera iba armada. Se acercó.

"Perdone," dijo la Gata Negra.

Al principio el hombre, bastante apuesto, mestizo caucásico-nipón a juzgar por su aspecto, hizo un ademán de lanzarse hacia ella, sin embargo lo disimuló muy bien.

"Debe estar confundiéndose, señorita," dijo el hombre.

"Ni siquiera me ha dejado preguntarle, ¿le dice algo el nombre de CEFPIFST?" le preguntó la Gata Negra.

"Lo siento, no soy de por aquí, sin embargo aquí tiene mi tarjeta por si un día quiere enseñarme la ciudad y salir a tomar algo," dijo el hombre entregándole una tarjeta al estilo japonés, con la espalda arqueada unos grados y sosteniéndola con ambas manos. La Gata Negra no quiso parecer descortés, la tomó con ambas manos y esperó unos segundos a que el hombre la soltara, como mandaban los cánones.

World of Trollcraft - Chapter 24 - Cover

Si realmente el nombre de CEFPIFST le decía algo lo había disimulado muy bien. De mientras leyó el nombre en la tarjeta:

Taro Yamada, periodista.

"Así que es Ud. periodista, ¿señor Yamada?" preguntó la Gata Negra. Estaba convencida de que este hombre tenía algo que ver con una de las dos cartas, pero no sabía si por el lado bueno o por el lado malo.

"Discúlpeme un segundo, señorita, es el teléfono," dijo Taro Yamada, se dio media vuelta y se apartó unos metros. La Gata Negra no había oído nada, ni siquiera una vibración, era todo muy sospechoso.

"...Estoy esperando al objetivo para su extracción a un lugar seguro..." dijo el hombre a través del teléfono. "¿Que HORTERA va detrás de él también?" exclamó el hombre. Lo último que oyó la Gata Negra antes de que el señor Yamada colgara, presuntamente, el teléfono fue "¿HORTERA también le ha enviado una carta igual que la nuestra? Esto va a peor..."

"Disculpe por las molestias señorita," dijo Taro Yamada. "Cosas del trabajo, ya se sabe," y sonrió inocentemente. Por dentro no podía dejar de maldecir a todo el mundo.

'Es ahora o nunca,' pensó la Gata Negra. "Señor Yamada, mire estos documentos," y le entregó las dos cartas. 'Alea jacta est.'

Taro Yamada no tuvo más remedio que tomar las cartas y leerlas, aunque fuera por encima. Su semblante fue cambiando desde que empezó a leer una de ellas y acabó leyendo la otra.

"¡Això és molt fort!" exclamó el hombre en un catalán impoluto. "Las cosas han cambiado desde hace unos instantes," dijo Taro y sacó una pistola de la chaqueta.

"¡Identifíquese! O no tendré más remedio que llenar su escultural cuerpo de plomo," dijo el hombre apuntando a la Gata Negra con su pistola.

En un movimiento rápido, la Gata Negra desarmó al hombre y lanzó la pistola al mar.

"No me gusta que me apunten con armas," dijo la Gata Negra, "y visto lo visto, dudo de que usted sea un periodista, señor Yamada."

Taro Yamada hizo ademán de ir a golpear a la Gata Negra, sin embargo nunca fue su intención, iba en contra de su ética golpear mujeres sin una razón de peso. En su lugar salió corriendo a través del muelle. Era rápido. La Gata Negra había dado un salto para esquivarlo y cuando aterrizó inició su persecución particular. Ese Taro Yamada no era agua clara.

Q3 se había puesto gafas de sol. No es que el sol de Pueblo Paleto fuera muy fuerte, pero así pasaba algo más desapercibido. Mientras caminaba por la calle veía hombres de los escuadrones H-1 a H-5 correteando por la calle.

*ZIUUUUUUU*

Algo cayó justo delante de Q3. Las miradas del héroe y de Q3, ambos en gafas de sol, se cruzaron unos instantes únicamente. El héroe dio un tremendo salto y volvió a las alturas. En los tejados de los edificios era un blanco difícil.

"Aquí Q3, en breves daré instrucciones para la trampa para atrpar nuestro objetivo," dijo Q3. "Aviso, estad atentos al comunicador unidades H-1 a H5."

Q3 dio media vuelta y empezó a caminar con paso decidido. Había tenido una idea, era peligrosa pero podía funcionar. Precisamente el hecho de que fuera peligrosa era lo que convenció a Q3 de que podía funcionar, y eso le excitaba. Muchos lo hubieran tomado por loco.

"¡JA JA JA!" estalló en una maliciosa carcajada Q3, la gente lo miraba, aunque él seguía caminando como si tal cosa.

Ni siquiera una comunicación que decía que habían perdido todo contacto visual con el objetivo aguó su particular fiesta.

Taro Yamada estaba llegando a la valla metálica que separaba la zona residencial de la zona portuaria de Pueblo Paleto. Había perdido el rastro de su perseguidora, que dicho sea de paso encontró muy bella. No podía arriesgarse a que lo volviera a encontrar, buscó un contenedor de basura.

Vació el contenido de su chaqueta en los bolsillos de su pantalón excepto unas gafas de sol que colocó cubriendo sus ojos. Tiró la chaqueta al contenedor.

"Me gustaba bastante esa chaqueta," se lamentó Taro Yamada. Notaba que le faltaba algo, se tocó los bolsillos insistentemente, después se tocó a la altura del pecho y la barriga. "La pistola," se dijo.

"Tsk, tampoco era de mis favoritas," se consoló Taro Yamada. Lo cierto era que sin una pistola a su alcance se sentía bastante desnudo. Se despeinó un poco para evitar ser reconocido, la mujer que se había encontrado en el faro estaba saliendo de la zona portuaria, ahora comprobaría si su cambio de aspecto era suficiente para despistarla.

La Gata Negra se lamentó no haber sido más rápida, el tal Taro Yamada había escapado como si tal cosa y la tierra se lo había tragado. Volvía a estar en la zona residencial de Pueblo Paleto, y a cada paso que daba era más y más difícil volver a dar con el tipo.

El héroe tampoco daba señales de vida. Daría cualquier cosa por doblar la esquina y encontrarlo ligando con dos o tres mozas y llegar hasta él y echarle bronca, y retirarlo tirándolo de la oreja...

*thwomp*

Iba tan despistada que chocó accidentalemente con un hombre. Su cara le sonaba, parecía japonés... pero esas gafas de sol... nada, seguro que era fruto de su obsesión.

Q3 estaba llegando al ático del edificio del Centro de Viajes Interuniversales. La mujer encargada del ascensor dijo con una voz aterciopelada:

"¡Ático! Señor, ha llegado a su destino. Gracias por visitar el Centro de Viajes Interuniversales."

Las puertas del ascensor se cerraron de nuevo. Lo último en quedar oculto fue la sonrisa de la señora del ascensor. Q3 retomó su paso firme hacia su helicóptero, un Hind modificado. Era la parte delantera de un Hind, con armamento y todo, pero reconvertido a helicóptero de transporte.

*frfrfrfrfrfrfrrrrrrrrRRRRrrrRRRrRRRRR*

El Hind se elevó.

"Q3 a todas las unidades, ¿habéis retomado el contacto visual con el objetivo?" preguntó Q3. Su plan empezaba por, como mínimo, tener localizado al objetivo.

"Q3 a H-4, tened preparada la jaula, repito, tened preparada la jaula," dijo Q3 a través del comunicador del helicóptero.

"H-3 a todas las unidades, hemos recuperado el contacto visual con el objetivo, repito, hemos recuperado el contacto visual con el objetivo," dijo un hombre de H-3.

"Perfecto," dijo Q3.

El Hind descendió en la posición de H-4, el todoterreno llevaba una jaula. Uno de los hombres unió el arnés de la jaula al helicóptero.

"Listo," dijo el hombre, era la señal para que el hombre en el interior del todoterreno liberara la jaula.

*rRrRrRRrrrrRrRRrrrRRRRRR*

El helicóptero volvió a elevarse, esta vez con una jaula colgando de una cadena.

"Aquí Q3, a todas las unidades ¿estáis todos en vuestras posiciones?" preguntó Q3.

Excepto H-4 que eran los de la jaula las restantes cuatro unidades estaban en contacto visual con el héroe.

*rRrRrRRrrrrRrRRrrrRRRRRR*

Taro Yamada vio un Hind en lo alto de Pueblo Paleto. No era un Hind, o por lo menos la estructura completa no lo era. Estaba persiguiendo a alguien. Y cuatro vehículos con sirenas perseguían al perseguido y al helicóptero. Vio de lejos al héroe huyendo.

"¡Mierda! Con todas estas sirenas no puedo usar la seta-simbionte..." se lamentó el héroe.

La Gata Negra siguió todo el bullicio, un helicóptero, sirenas... ¿qué estaba pasando? De repente vio el helicóptero del CEFPIFST... ¿CEFPIFST? No, en donde antes había el emblema del CEFPIFST ahora decía HORTERA. ¿HORTERA?¿Dónde había oído ese nombre? De repente le vino a la cabeza el diálogo que había tenido el tal Taro Yamada vía telefónica.

El helicóptero hizo una maniobra tan rara como peligrosa que acabó con el héroe en su interior. El Hind se elevó y se alejó de la zona, y los vehículos desaparecieron entre la multitud.

*NINONINONINONINO*

Llegaba la policía de Pueblo Paleto. Tomaron declaraciones a varias personas, testigos y demás.

"¡Cagontot!" exclamó Taro Yamada, que había presenciado cómo el héroe se desvanecía en esa jaula ante sus ojos. Se puso el dedo corazón en la oreja y habló, "aquí 7F, requiero asistencia aérea, repito, aquí 7F requiero asistencia aérea en Pueblo Paleto. El objetivo ha sido capturado por fuerzas rebeldes."

"Recibido 7F, te enviamos un vehículo en breves," le dijo una voz.

"Lo quiero para ayer," dijo 7F.

"Te lo enviamos al edificio... de... Centro de Viajes Interuniversales, ¿sabes dónde está?" dijo la voz.

"Recibido, afirmativo. Voy para allá," respondió 7F.

*FIUUUUUUUUUUUUUUUUU*

Un caza sobrevoló el edificio mencionado. 7F subía en el ascensor central. La mujer del ascensor dijo con una voz aterciopelada:

"¡Ático! Señor, ha llegado a su destino. Gracias por visitar el Centro de Viajes Interuniversales."

"Aquí tiene, 7F, el caza es todo suyo," dijo el piloto.

7F subió al caza.

*FIUUUUUUUU*

7F despegó. 'Encontraré al objetivo como me llamo Ataru Moroboshi'

"¿Dónde se lo habrán podido llevar?" pensó Ataru Moroboshi, agente 7F, en voz alta.

Lejos de ahí Q3 en su Hind hablaba solo, aunque aparentemente estuviera hablando con el héroe encarcelado, si no fuera porque la jaula se encontraba varios metros debajo del helicóptero.

"¿Sabes adónde vamos? A la isla de Shadow Moses," dijo Q3.