Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Månatlig Sumario Finale - Octubre'13

jueves, 31 de octubre de 2013 0 quejas


Månatlig Sumario Finale

Historial 2.0

- World of Trollcraft: [Capítulo vigesimoséptimo: The Troll snakes] - El rescate del héroe de las zarpas de Liquid Snake, empieza la persecución, de nuevo, hasta el Underground Passage.

- TDDetectives - X - Décima entrega de la sección que recopila cosas curiosas que busca la gente antes de visitar este blog.

- Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - XVII - Asalto al piso franco de Sasar, y enfrentamiento de Monty con él y Ezme. ¿Qué será de Onor?

- Entradas anuales cíclicas: Salón del Manga - La típica y cíclica sobre el Salón del Manga. Después llegarán las crónicas (o clónicas si se parecen mucho).

- Pocket Tales of the Braves - Capítulo 27 - Ryuuna ya ha conseguido la Medalla Colmena de las manos de Antón. Ahora le toca ir a Ciudad Trigal, pero antes tiene asuntos por resolver.

- World of Trollcraft: [Capítulo extra: Fichas de personajes - 7F] - Todo lo que querías saber sobre 7F y nunca te habías atrevido a preguntar.

- Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XVIII - Qué mejor que repartirse las tareas cuando tienes mucho por hacer...

- Ciclo (€): Paga tantos € y descarta una tableta para conseguir otra - La de cuando me cambié la tableta gráfica. Post de relleno, como aquel que dice.

- The Ponies are Back - El 23 de Noviembre empieza la cuarta temporada de My Little Pony: Friendship is Magic.


Variedades

Actualizada la entrada que agrupa los PDFs de los fanfictions.

Tras un hiatus no anunciado, scaramanga anuncia su regreso a la blogosfera.


Si téneis cualquier duda, sugerencia o similar, ya sabéis, dejad un comentario o enviad un mail a:

tdd1blog@gmail.com

The Ponies are Back

miércoles, 30 de octubre de 2013 0 quejas

The Ponies are Back - November 23rd

This is 100% Derpy approved

Ciclo (€): Paga tantos € y descarta una tableta para conseguir otra

martes, 29 de octubre de 2013 1 quejas

Esta es mi antigua tableta, una Genius EasyPen i405X:
Genius EasyPen i405X

Le tengo un cierto cariño pues con ella aprendí a dibujar de manera digital (gracias también, en gran parte, al magnífico programa Paint Tool SAI) y fue mi primera tableta gráfica. Lo que pasa es que tenía ciertos problemas con los drivers y fuera del SAI me era imposible usarla, pero me acostumbré.

Por cosas de la vida, me he visto en condiciones de comprar una Wacom Intuos a un precio que me parece razonable. La Wacom Intuos es esta:
Wacom Intuos

Cómo no, todavía me estoy adaptando a ella, pues la Genius me creó ciertos tics y respondía a ciertas presiones que la Wacom interpreta de forma distinta. La gracia de esta es que responde a todo el sistema operativo en vez de hacerlo únicamente en un programa, así que puedo usar Photoshop, Illustrator, SAI, etc.

Genius EasyPen i405X & Wacom Intuos

La Wacom es más pequeña y algo más fina, aunque tiene un área de trabajo mayor. Y lo mejor es que el lápiz no va a pilas, como sí que pasaba con la Genius. Ahora tengo que ver cuánto me duran las puntas. La Genius me venía con una punta y dos de recambio, aunque nunca llegué a cambiarla en los dos años que la he tenido, la Wacom viene con una punta y tres de recambio.

Y si habéis aguantado la lectura hasta este punto os obsequio con un adelanto de la portadilla del siguiente capítulo de World of Trollcraft:

World of Trollcraft - Chapter 28 Cover

Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XVIII

lunes, 28 de octubre de 2013 2 quejas

Capítulo Decimoctavo: Clan Dal contra Clan Veg, el plan

Mapa de Yutolandia

Región de Grass, Roahl

"¿¡Una guerra entre clanes!?" exclamó Gides.

"Hay que parar esta locura como sea," dijo Erna Gozzola, "¿alguien tiene un plan?"

"Ja ja ja, desde que te conozco siempre has sido más de acción que de táctica," comentó Gram Benn.

"Lo que está claro es que nos tenemos que dividir en grupos para poder explorar con más eficiencia la Llanura Baybold," dijo Ilwulf.

"Sí, me parece una decisión acertada," dijo Chalsye.

"Chalsye y yo iremos a buscar las dos Vieras," dijo Ermine, "¿estás de acuerdo, Chalsye?"

"Hmm... Bueno, supongo que es una buena opción," respondió Chalsye.

"Yo me llevo a Jens Rhudd," dijo Erna, "sin embargo, necesitaría a alguien para echarle un ojo si tengo que hacer vuelos de reconocimiento."

"Ya voy yo," dijo Gides.

"Pues solo quedamos tu y yo, chico," le dijo Gram a Ilwulf.

"Lo más sensato sería que Jens Rhudd, amablemente, nos guiara al escondrijo de las Vieras," dijo Erna.

"Entonces lo único que queda es ir a buscar la base de los Ninjas," dijo Ilwulf.

"No sé si eres de acción, chico, pero yo por mi parte, si logramos encontrarla, me espero escondido vigilando el lugar," comentó Gram.

"Lo decidimos de camino," respondió Ilwulf.

"Tenemos un día para averiguar cosas," dijo Erna, "dentro de veinticuatro horas nos encontraremos todos aquí mismo."

"¿Y cómo sabremos el lugar exacto? Si es todo llanura..." dijo Chalsye.

"Es muy fácil, es el lugar marcado con una X," respondió Erna.

"¿Una X?¿Dónde?" preguntó Chalsye de nuevo, "no veo ninguna."

Erna había alzado el vuelo. Blandió su espada El Cid y se lanzó en picado.

*ZIUUUUUUU*

La espada se hundió en el suelo como si fuera de mantequilla, recorrió varios metros y Erna se volvió a elevar. Se movió otros metros más en el aire y se volvió a lanzar en picado.

*ZIUUUUUUU*

Erna repitió el procedimiento. El resultado fue una cruz marcada en el suelo.

"Aquí tienes tu X," dijo Erna.

"No sé yo..." dijo Chalsye.

"Es que no nos conformamos con nada..." se lamentó Erna, que lanzó su espada al aire y la cogió por la hoja. Picó un par de veces el suelo con el pomo de la espada.

*toc toc*

*CRASH*

El suelo alrededor de la X se derrumbó, mostrando una X más gruesa.

"¿Contenta?"

...

"¿Informe de la situación, Lynelet?" le preguntó uno de los líderes Ninja del clan Veg a su lugarteniente.

"Ayer por la noche tuve unas palabras con Haelle y Jowena para que abandonaran el clan ante una posible traición," dijo Lynelet. Era una Gria con el oficio de Furia, de cara bella, perfecta e impoluta y un cuerpo a la par. Era vox populi en el clan que Lynelet se había ganado el puesto de confianza de los líderes Vegis y Vegil como lugarteniente de forma poco ortodoxa y moralmente dudosa, y ni ellos ni ella hacían nada para esconderlo. A pesar de esto, Lynelet era tan buena luchadora como organizada secretaria.

En alguna ocasión más de uno habría intentado tener relaciones íntimas con Lynelet, para acabar, literalmente, entre la espada, concretamente una Gran Espada, y la pared.

"Perfecto," dijo el líder sin dejar de apresar y manosear el trasero de Lynelet. "¿Tenemos notícias de los últimos movimientos en el clan Dal?"

"No estoy segura, pero es probable que hayan echado a sus Humes, de la misma manera que hemos hecho aquí con las Vieras. Sería interesante enviar un grupo de reconocimiento para reclutarlos, aunque desaconsejaría su uso en batalla, podría tratarse de espías," dijo Lynelet.

"Como siempre, estás en todo, Lynelet, buen trabajo, puedes retirarte," dijo el Ninja, que estaba sentado en una silla junto a un escritorio. Se levantó, "voy a reunirme con Vegis."

...

"Llevamos un rato andando, Jens Rhudd, espero que no nos la estés dando con queso," dijo Erna Gozzola. A ella le había tocado ir al escondite del clan Dal, junto con Gides, guiados por el Cazador Hume Jens Rhudd.

"Tranquila, jefa," dijo Jens, "tengo claro que no quiero tener que ir a la cárcel, espero que se me tenga en cuenta esto."

"¿Jefa?¿desde cuando?" dijo Erna con un evidente tono de indignación en su voz. "Si te portas bien intercederé en tu favor, si intentas algo raro... digamos que podrías sufrir un accidente mientras te llevo a Grass."

"Yo tengo curiosidad por saber cuanta gente compone el clan," dijo Gides con cierta curiosidad pero con el objetivo principal de cambiar de tema.

"A ver... supongo que a Dalla y Daleighna ya las conocéis. Son las líderes del clan. Daleighna es bastante sádica a pesar de la cara inocente que tiene y Dalla tiene la cabeza algo más fría aunque pueda resultar igual de peligrosa. No me gustaría encontrármelas solo en un callejón de noche," les explicó Jens.

"¿Hay alguien más, que sea así, importante?" preguntó Gides.

"Sí, claro, está el lugarteniente, Tarnes, que es un Bangaa Templario. Cuentan que entre Dall, Daleighna y Tarnes se llevan un rollo un poco raro, pero tampoco puedo decir nada con certeza. Tarnes es un tipo que confía en sus posibilidades y se tiene en muy alta estima. Tampoco me gustaría encontrármelo solo en un callejón."

"¿Cuánta gente sois?" la charla había despertado el interés de Erna.

"A ver, déjame pensar, Malpin y Morfalas son un Artimago y un Manitas, respectivamente, Simurden es un Berserker y Bren Morwen un Obispo... Adra Osgil es Maga Blanca y... había una Cazadora que se llamaba... erm... F... Fo... Flu... ¡Flanda! eso, Flanda," Jens estaba haciendo un esfuerzo para recordar todos esos nombres.

"¿Y ya está?¿Con esto pretenden hacer una guerra?" Erna lo dijo con un tono incrédulo, "esto no llega ni a pelea callejera..."

"¿Qué te pensabas?" dijo Jens Rhudd. "Que se llame guerra entre clanes no significa que sea multitudinaria..."

"También es verdad," aceptó Erna.

"Esto no me gusta nada," dijo Gides.

"¿A qué refieres?" preguntó Jens.

...

"Creo que he visto algo," dijo Ermine, "¿Ves, Chalsye? Allí," señalando la posición con el dedo.

"Tal vez, vayamos a investigar," propuso Chalsye.

Las dos Vieras tenían por misión buscar y reclutar a las dos Vieras que había visto Gram Benn la noche anterior, unas horas antes. Tras un rato de búsqueda parecía que las habían encontrado, estaban sentadas en unas rocas.

"Alto," dijo Chalsye. "Vayamos caminando, diremos que nos hemos perdido."

"Okey," respondió Ermine.

"Asimismo, déjame hablar a mí," le pidió Chalsye a Ermine. Las dos Esgrimidoras se acercaron al lugar donde reposaban las otras dos Vieras.

"Buenos días, ¿qué sois de por aquí?" preguntó Chalsye.

"Podría decirse que sí, ¿necesitáis algo?" dijo una de las Vieras, que iba vestida de Maga Verde. La otra, tal y como les había dicho Gram Benn era una Esgrimidora.

"Sí, veréis, por desgracia nos hemos separado de los miembros de nuestro y no los encontramos, así que queremos volver al punto de reunión en Grass, pero no sabemos hacia donde tenemos que ir," les explicó Chalsye. Había juntado datos ciertos dentro de su particular cuento.

La Esgrimidora habló, "qué suerte la vuestra, a nosotras nos echaron ayer de nuestro clan," dijo con cierto tono de tristeza.

"Ay, Haelle, no creo que a ellas dos les importe demasiado," dijo la Maga Verde.

"No pasa nada, Haelle," dijo Ermine, "de hecho nos interesaría saber más cosas, ya sabes, empatía entre Vieras. Por cierto, yo me llamo Ermine, y mi compañera se llama Chalsye."

"Yo soy Jowena," se presentó la Maga Verde.

Haelle y Jowena se pusieron en marcha y Chalsye y Ermine las siguieron.

"Grass está en esa dirección," Haelle señaló con su estoque hacia la lejanía.

"Así que, ¿que ocurrió con vuestro clan?" preguntó Ermine cuando llevaban poco rato caminando.

...

"No tengo nada en vuessstra contra," les dijo Tarnes con cierta calma a Gides y Erna Gozzola, "entregadme a essse Hume y no osss ocurrirá nada".

Ambos comprobaron lo que les había dicho Jens Rhudd acerca del tal Tarnes, el Bangaa Templario, lugarteniente del clan Dal. Incluso en inferioridad numérica parecía confiar sobremanera en él mismo.

"Siento algo que me está empujando..." dijo Erna, "debe tratarse de tu ego."

Una brisa suave recorrió la Llanura Baybold, tal y como indicaba el movimiento del césped. Tarnes avanzó un par de pasos.

"Preferiría no tener que atacar al Ejército de Yutolandia, pero no dudaré en hacerlo sssi no me entregáisss al Cazador," les dijo el Templario.

"¡Un momento!" advirtió Erna, "mi espada está hablando..." se acercó la espada a su oreja, "dice que tiene ganas de comprobar cuán fuerte eres, Templario."

"Essstaré más que encantado, Arpía," sentenció Tarnes. Desenvainó su espada Viva la Reina, la misma que llevaba Gwaerh, y siguió avanzando.

Erna ya tenía su espada El Cid en brazos.

*TAP-TAP-TAP*

Tarnes arrancó a correr, era más rápido de lo que aparentaba, a pesar de la armadura que llevaba.

*CLONK*

Fruto del choque espada contra espada sonó un eco metálico. El Templario preparó otro golpe que la Arpía consiguió bloquear para, acto seguido, cambiarse las tornas. Erna no conseguía cogerlo con la guardia baja, pues economizaba de forma excelente sus movimientos, curioso en un tipo de su personalidad.

"Tienes una técnica muy depurada," reconoció Erna, "normalmente los tipos que se lo tienen tan creído suelen hacer muchos aspavientos y florituras en sus movimientos."

"Precisamente por mi técnica confío plenamente en mis posibilidades," dijo Tarnes.

*CLONK* *CLONK*

"Eres buena," esta vez fue Tarnes el que reconoció las virtudes de su oponente, "pero en tu caso dedicas mucho esfuerzo en levantar una espada que es demasiado pesada para tí, con lo que tus movimientos no son del todo eficaces."

Erna quedó impresionada, Tarnes había analizado en unos pocos golpes las virtudes y los defectos de su técnica.

*CLONK-CLONK*

Después de dos últimos golpes muy seguidos, Erna dio una voltereta hacia atrás y se impulsó hacia arriba. Enfundó su espada y batió las alas para ejecutar su técnica de Acometida, Vientos de Cambio.

Tarnes se detuvo, enfundando también su espada. Se concentró cerrando los ojos, y un aura oscura lo rodeó. Juntó las manos en posición de rezar y con un gesto lanzó su técnica Orbe Negro. Era cuestión de ver cuál de los dos ataques daba primero.

World of Trollcraft: [Capítulo extra: Fichas de personajes - 7F]

martes, 22 de octubre de 2013 1 quejas

Contenido extra

7F


Habilidades:
- Resistencia física rayana en lo sobrehumano,
- Excelente en el uso de pistolas y revólveres
- Artista marcial con grado de Maestro en Hi-no-tori Do
- Nociones de kung-fu y boxeo
- Habla japonés, catalán y castellano con fluidez (si bien desliza un extraño acento cuando habla la lengua española). Nivel excelente de inglés ya antes de entrar en el CEFPIFST.

Trivia:
- Arma favorita: Glock 17 (revelado en exclusiva por el creador del personaje)

7F - Ataru Moroboshi

7F - Ataru Moroboshi

7F - Ataru Moroboshi

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 27

lunes, 21 de octubre de 2013 1 quejas

Capítulo 27: Pesquisas antes de partir

Continente de Johto
Pueblo Azalea


"¡Sí!¡He conseguido una Medalla Colmena!" gritaba Ryuuna por todo el Gimnasio. El Farfetch'd iba diciendo "Farfetch'd, Farfetch'd" y lanzando el puerro como si se tratase de un bastón de majorette. Gracias a ese mismo Farfetch'd la Medalla Colmena pertenecía a Ryuuna. Aunque ahora que lo pensaba...

"No puedo aceptarla," dijo Ryuuna, cambiando instantáneamente de humor, devolviendo a Antón la medalla que tanto esfuerzo le había costado ganar. "El Farfetch'd no es mío, y me sabría mal haber ganado una medalla de gimnasio con Pokémon que no me pertencen."

Antón se mostró comprensivo.

"Entiendo," dijo el pequeño Líder de Gimnasio aceptando la Medalla Colmena de las manos de Ryuuna. "Alguien me dijo una vez que un buen entrenador es aquél en quien confían sus Pokémon. Si un entrenador es demasiado duro con sus Pokémon, estos dejarán de tenerle confianza, y por el contrario, si un entrenador es bondadoso incluso los Pokémon ajenos a él lo darán todo para ayudarle. Es obvio que este Farfetch'd ha depositado sus esperanzas en tí."

"Farfetch'd, Farfetch'd" dijo el Farfetch'd mirando a Ryuuna, asintiendo a lo que decía Antón.

"Los Líderes de Gimnasio probamos el potencial de un entrenador, y está claro que tienes potencial, y encima has tenido la valentía y sinceridad para contar la verdad, lo que te honra todavía más," continuó Antón. "Si no quieres esta Medalla Colmena, después de mi explicación espero que aceptes esta otra Medalla Colmena..." Antón guardó en un pergamino la primera Medalla Colmena y de ahí sacó otra Medalla Colmena.

Ryuuna aceptó la segunda medalla, con lágrimas en los ojos. Ahora mismo era un cóctel de emociones y sensaciones.

"Me has caído bien," le dijo Antón. "Te entrego también la MT89 que contiene Ida y Vuelta, qué te voy a contar de este movimiento que no sepas... Ah, sí, que es de tipo Bicho. ¿Me dejo algo? Mmm... ah, sí, también podrás usar Corte fuera de combate para cortar arbustos que bloqueen tu camino."

"Gracias," dijo Ryuuna. "Me quedo mucho más tranquila."

"Pues con todo esto, nos vemos. Si quieres te dejo mi número de teléfono y podremos echarnos algún combate algún día," le dijo Antón. Ryuuna anotó los datos en su PokéGear.

"¡Hasta luego!" iba diciendo Ryuuna mientras saludaba con la mano a todos los aprendices de Antón, que la saludaban de vuelta con recíproco movimiento. Y llegó a la puerta.

"Bueno, ya tengo dos medallas," le dijo al Farfetch'd que la había seguido en su camino al exterior. "Creo que el siguiente Gimnasio esdtá en Ciudad Trigal, atravesando..."

*RING-RING*

Era su PokéGear. La pantalla señalaba quién le estaba llamando: "Mamá".

"¿Sí, mamá?¿Querías algo?" preguntó Ryuuna.

"Ja ja, Ryuuna, vi una oferta de un PokéGear en TV y no pude resistir la tentación, lo he recibido hoy y lo estoy probando," dijo la madre de Ryuuna. "Es genial."

"¡Pues yo acabo de conseguir la Medalla Colmena!" dijo Ryuuna. "Ahora voy al Centro Pokémon de Pueblo Azalea y te la enseño en videoconferencia."

"¿Y ya comes bien, hija?" le preguntó su madre.

"Ay, mamá, no seas pesada..." dijo Ryuuna con tono de evasiva.

"¿Y haces de vientre por lo menos una vez al día?"

"¡Mamá!" exclamó Ryuuna.

"Vale, vale, ahora en serio, ¿te lo estás pasando bien?"

"No tengo palabras, es toda una experiencia," dijo Ryuuna.

"A ver cuando te pasas por Ciudad Endrino... y espero tu videollamada, venga, cuelgo," y se cortó la comunicación con su madre a través del PokéGear.

Por incercia acabó en el sitio de una localidad más visitado por un entrenador, el Centro Pokémon. Después del combate con Antón tenía que sanar a su equipo antes de proseguir con su viaje. Entró.

"Hola, enfermera Joy," saludó Ryuuna.

"¡Hola!" le devolvió el saludo la enfermera Joy. "¿Qué tal?¿Ya has vencido a Antón?" le preguntó amablemente.

"Jajaja ¡Sí!" respondió Ryuuna orgullosa de sí misma, "Mira, mira, la Medalla Colmena, y todo gracias a este Farfetch'd." Ryuuna señalaba al Farfetch'd, que la había seguido hasta ahí, aunque cuando de camino intentó meterlo en una Pokéball fue en vano. "No ha querido entrar en la Pokéball."

"No pasa nada, Blissey se encargará de él," le dijo la enfermera Joy mientras el Blissey se acercaba al Farfetch'd.

"Blissey," dijo el Blissey y el Farfetch'd lo siguió. La enfermera Joy tomó las Pokéball de Ryuuna y las depositó en la máquina de curas.

"Tengo que hacer una videollamada," dijo Ryuuna.

"Claro, ahí mismo tienes los teléfonos," le dijo la enfermera Joy señalando una zona con varios teléfonos provistos de una pantalla.

"OK," dijo Ryuuna, "ahora vuelvo."

Ryuuna se acercó a uno de los teléfonos y marcó el número de casa.

*BLIING-BLIING*

La pantalla se activó para mostrar a la madre de Ryuuna en el otro lado.

"¡Hola hija!" le saludó.

"¡Hola mamá!" saludó Ryuuna en respuesta.

La conversación no fuy excesivamente larga, pues habían hablado un rato antes, pero Ryuuna se mostró muy animada a partir del momento de enseñar la Medalla Colmena a su madre.

"¿Y ahora dónde tienes que ir?" le preguntó su madre.

"Tengo que atravesar el Encinar y llegaré a Ciudad Trigal," le explicó Ryuuna.

"Cuando llegues allí vigila, que Ciudad Trigal es la ciudad más grande de Johto, y por ello es la más peligrosa."

"Descuida, mamá."

"Y nada de casinos hasta que seas mayor de edad..."

"·w·" fue la cara de Ryuuna.

"Ay... me gustaría viajar en el Magnetotrén algún día," dijo su madre.

"Un día de estos lo conseguiré," dijo Ryuuna. "Bueno, mamá, tengo cosas que hacer, me ha encantado hablar contigo, ¡nos vemos!"

"Adiós, hija, cuando pases por Ciudad Endrino, avisa."

*FUIIP*

La pantalla se volvió negra de nuevo.

"¡Chica!" le gritó la enfermera Joy. "¡Tus Pokémon están en plena forma!"

Ryuuna colgó el teléfono y suspiró. El Centro Pokémon estaba bastante vacío, apenas había dos o tres entrenadores merodeando, ella se dirigió al mostrador donde la enfermera Joy le hizo entrega de sus tres Pokéball. El Blissey trajo al Farfetch'd en brazos.

"¡Blissey!" dijo el Blissey.

El Farfetch'd fue dejado en el suelo, Ryuuna se despidió y se fue del Centro Pokémon. Era hora de ir a ver a César, que le había prometido alguna cosa interesante si conseguía la Medalla Colmena de Antón. Sin embargo, de lejos vio una figura que le resultaba conocida.

"¡Foster!" gritó Ryuuna.

El chico estaba un tanto alicaído, a juzgar por su expresión.

"¿Te ocurre algo?" le preguntó ella. "¿No te ibas ya para el laboratorio?"

"Bueno, así era, llevaba mi carpeta con documentos al salir de Pueblo Azalea y choqué contra un tipo disfrazado de Team Rocket. Desgraciadamente, por una serie de circunstancias, la carpeta ha caído en el Pozo Slowpoke y me da cosa entrar," le contó Foster.

"Ah... pues vayamos a echar un vistazo," dijo Ryuuna. La expresión de Foster mostraba alivio.

Salieron de Pueblo Azalea, en dirección Cueva Unión, hasta llegar a una pequeña zona arrinconada. Y en medio de todo estaba la entrada al Pozo Slowpoke. Ryuuna se preguntó cómo podía haber acabado la carpeta allí dentro, pero era algo que probablemente nunca llegaría a saber.

La entrada era un agujero, y para bajar había unas escaleras. Ryuuna iba en primer lugar.

"Está bastante oscuro ahí debajo," observó.

"Hay cuevas más oscuras, por eso..." añadió Foster.

El descenso no era muy largo y Ryuuna aprovechó los instantes de ventaja que llevaba respecto a Foster e inició la búsqueda de la carpeta, pronto Foster se unió a la búsqueda.

"¡Mira!¡Ahí está!" dijo Foster, alegre. "Menos mal, eran unos documentos importantes para la investigación del profesor. Mil gracias, Ryuuna."

"De nada," respondió la chica.

"Por cierto, ¿ya has conseguido la Medalla Colmena?" le preguntó él.

"¡Sí, ¿quieres verla?!" aunque antes de terminar la pregunta ya le estaba mostrando su recién adquirido trofeo.

"Guau, ya tienes dos medallas, ¿eh? Estarás contenta..."

"Sí, ahora voy a por la tercera, en Ciudad Trigal."

"La Líder de Gimnasio de Ciudad Trigal es Blanca, y su especialidad son los Pokémon de tipo Normal," le explicó Foster.

"Ajá..." hizo Ryuuna en gesto de interés, "aunque los Pokémon de tipo Normal me parecen la mar de aburridos..."

"Pero sin el tipo Normal no tendríamos ataques como Hiper Rayo, Súper Diente o Mega Puño," argumentó Foster.

"Bueno, también es verdad."

"Bien, pues, yo iré tirando, a ver si llego al Centro Pokémon de Cueva Unión antes de que anochezca," dijo Foster.

"Yo creo que me quedaré a investigar un poco el pozo," dijo Ryuuna. "¡Hasta otra! Y da recuerdos a Grelda y los demás."

"Descuida," dijo Foster y acto seguido inició el ascenso escaleras mediante.

Una vez los ojos de Ryuuna se habían acostumbrado a la falta de luz, el Pozo Slowpoke no resultaba tan oscuro como podía aparentar en un principio.

Enfrente tenía una charca así que tiró hacia la derecha. Subió unas escaleras hechas de rocas. Media a tientas, acabó llegando hasta donde su pericia como entrenadora le permitía, y es que el camino quedaba cortado por agua. No tuvo más remedio que dar media vuelta.

El Farfetch'd estaba entretenido repartiendo leña entre los molestos Zubats. Ryuuna llegó a las escaleras y las subió. Al principio la luz fue molesta, pero enseguida se acostumbró. Ahora sí, era el momento de ir a ver a César y ver qué le aguardaba.

*TOC TOC*

"¡Hola!¿Hay alguien?" Ryuuna había picado a la puerta.

"¿Quién es?" preguntó César desde el otro lado de la puerta.

"¡César, soy Ryuuna!"

"¿Quién?"

"¡RYUUNA!¡La chica de esta mañana!" gritó Ryuuna.

"Ajaja... ¡Claro! Ahora me acuerdo," dijo finalmente César y abrió la puerta. "Pasa, pasa."

Ryuuna accedió a la vivienda de César con su permiso.

"Bueno, bueno, si has venido aquí será porque has conseguido la medalla Colmena..." dijo César.

"¡Sí, mírala!" Ryuuna le mostró su Medalla Colmena.

"Ajaja... ¿Ves como no me equivocaba? tienes algo especial," dijo César.

"¿Y bien?" preguntó Ryuuna.

"Ajaja... Te daré diez balls especiales artesanas, pero únicamente de un tipo. Elige bien," le dijo César.

'¿Qué debería elegir?' pensó Ryuuna.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Baya Aranja x1
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- Revivir x1
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Rencor - Mal de Ojo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

Entradas anuales cíclicas: Salón del Manga

martes, 15 de octubre de 2013 5 quejas

XIX  SALÓ DEL MANGA

Como cada año que se acercan estas fechas, ya se van filtrando datos del Salón del Manga, y quien más, quien menos en la blogosfera de temáticas relacionadas con el mundillo se llena de posts con dichos datos. Al no ser este un blog informativo, nunca me he molestado en dar más datos de los necesarios (básicamente el cartel, y más cuando se trataba de uno horrendo), más bien siempre he reflejado mi estado de ánimo respecto de dicho evento.

Este año, (a diferencia del anterior), tengo ganas moderadas de ir. Lo que más me tira para atrás es el precio de las entradas. Si tuviese entradas gratis iría incluso un par de días. Lo más interesante de este año en cuanto a fechas se refiere es el hecho de que el único día que no es festivo es el jueves, lo que debería generar bastante afluencia.

También os diré que tengo medio apalabrada una sorpresa, pero hasta que no sean fechas no lo podré confirmar.

Dat Paint:
XIX  SALÓ DEL MANGA FOTO

Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - XVII

lunes, 14 de octubre de 2013 1 quejas

Capítulo Decimoséptimo: ¿Dioses caídos?

*FUIIIIT*

Zan For se puso dos dedos en la boca y silbó. En breves instantes Pierre, el bizarro pegaso, se hallaba en el cielo, descendiendo para que su legítimo jinete pudiera surcar los cielos. Zan For dio un salto, grácil para su edad y aspecto, y se elevó.

"¡No hagas locuras!" gritó Morth, pero el caballero del cielo ya estaba demasiado lejos para oír ese consejo.

Morth empezó a correr, aún a sabiendas que nunca llegaría a Angel Beach antes que Zan For.

'Espero que a ese viejales no le de por hacerse el héroe,' pensó.

La calle principal de Lovely Street estaba extraña y casualmente llena de gente, Morth tuvo que reducir su velocidad llegado a ese punto, sorteando hombres, mujeres y niños.

"Disculpe; perdone; le pido disculpas," iba diciendo Morth a medida que iba chocando. "¿Me deja pasar?"

Bajó tan rápido como pudo las escaleras que llevaban de Lovely Street a Angel Beach, intentando recuperar el tiempo perdido. Estuvo a punto de tropezar varias veces, aunque por fortuna en ninguna de esas ocasiones tuvo que lamentar daños. Llegado casi a la playa, donde Monty estaba entrenando, frente a la casa de Zan For, se dio cuenta de que desde abajo no tenía buena perspectiva y no podría ver las casas así que volvió a subir.

"Morth? Morth!" le saludó Monty un tanto sorprendido, pero no obtuvo respuesta, Morth dio media vuelta para volver a subir.

*PAF*

Monty recibió un golpe de Yavina, que lo había pillado con la guardia baja, lanzándolo por los aires.

"Me has pillado distraído..." Monty se dolía de la cara. "Qué raro que Morth llegue aquí y no venga a saludar..."

"Tendrá otras cosas que hacer," dijo Yavina, "venga, Monty, sigamos entrenando."

Morth volvía a estar en lo alto de las escaleras, buscando cuál podía ser la casa más grande de la zona. Una figura voladora irrumpió a lo lejos, Morth lo siguió con la vista, era Zan For, y descendía rápidamente hacia una de las mansiones. Morth no perdió el tiempo y descendió hasta la fila de edificios correspondiente, el tiempo jugaba en su contra pues Zan For podía cometer alguna locura. Al llegar delante de la casa, Pierre salió volando, sin Zan For.

"¡Malditos!" gritó Morth. Reunió valor y en pocos pasos se encontraba delante de la puerta de la casa, propiamente dicha.

*TOC, TOC*

"¡Abrid!¡Sé que estáis aquí!" gritaba Morth, "¡Habéis secuestrado al caballero del cielo, y eso es un delito muy grave!"

Como no obtenía respuesta tomó carrerilla y con un poderoso Drop Kick tumbó la puerta. No parecía haber nadie así que entró, con precaución, el enemigo podía encontrarse incluso detrás de la puerta.

*ZAS*

Una figura oscura se abalanzó contra él nada más atravesar el umbral. Gabardina azul, tejanos, cabello oscuro y gafas de sol... Era Sasar.

*PAF, PAF...*

Sasar estaba sentado a la altura del cuello de un Morth derribado, y no dejaba de atizarle.

"En serio, Sabrion, pensaba que serías más poderoso," le dijo Sasar con sorna. Morth intentaba cubrirse de los golpes, aunque no con mucho éxito.

Morth levantó como pudo ambas piernas y las cruzó, en un movimiento extremadamente rápido, atrapando la cabeza de Morth, quitándoselo de encima. Sasar se levantó.

"¿Quieres pelea?" le dijo Sasar a Morth con pose de boxeador. "Venga, ven aquí, Sabrion."

Morth lo miró con rabia y se lanzó al ataque, aún siendo obvio que acababa de caer en la absurda trampa del enemigo, gritando "¡Ahh!"

"¡Ezme!" gritó Sasar. Morth se acercaba peligrosamente, pero en línea recta, con lo que Sasar no tuvo que hacer más que apartarse ligeramente de su trayectoria para evitar ser derribado. Ezme, el voluminoso zoquete, apareció por la puerta a gran velocidad...

*POF*

En el instante en que Morth y Ezme chocaron parecía que se iba a detener el mundo, sin embargo, nada sucedió. Ezme tenía a Morth sujeto por las manos y viceversa. Sasar le dio un puñetazo a Morth por detrás que lo dejó inconsciente.

"Llévalo con el viejo," le dijo Sasar.

Ezme se colocó a Morth como si fuera un saco de patatas y lo llevó al interior de la casa, Sasar lo seguía de cerca.

En la sala donde Morth estaba enjaulado también estaba Zan For, por supuesto, enjaulado. Sasar, Ezme y Onor observaban sus recientes capturas.

"Jajaja," se rió Sasar, "Zan For, viejo el caballero del cielo, y Sabrion, el débil Dios de Skypiea... Si no fuera por los sacerdotes y los Boinas Blancas, ahora mismo podría hacerme con el poder de Skypiea."

"¿El Dios de Skypiea?" se preguntó Onor. "¡Madre mía, que esto se nos está escapando de las manos, Sasar!" le dijo con voz temblorosa. Sasar le dio un guantazo.

*ZAS*

"Tranquilízate, eh..." le dijo.

"¿Se-se-guro que es el Dios de Skypiea?" le preguntó Onor.

"Ya verás, le quitaré la máscara y saldrás de dudas," Sasar se acercó a la jaula de Morth y metió un brazo entre los barrotes, Morth seguía inconsciente, y Sasar lo agarró. Con el otro brazo le quitó lentamente la máscara...

*PLOP*

Justo después de retirar su máscara, Morth desapareció con un chasquido y dejó una pequeña nube de humo donde había estado su cuerpo inconsciente.

"¡Ostia!¡Que nos hemos cargado el Dios de Skypiea!" gritó Onor, fue la gota que colmó el vaso, tras gritar salió corriendo, visiblemente nervioso y asustado.

"Ya se le pasará," dijo Sasar.

Monty y Yavina, ajenos a lo que sucedía en la mansión de Sasar, terminaron el entrenamiento. Yavina se había duchado y estaba arreglándose mientras era Monty el que se duchaba. Arreglados ambos, Monty se ofreció para acompañar a Yavina a su casa.

"¿Quieres que te acompañe a casa?" le preguntó Monty.

"Bueno," al principio Yavina dudó, pero finalmente accedió, "Bueno, no sé... Venga, ¿por qué no?"

Monty vio como un tipo se acercaba a un Boina Blanca, visiblemente ansioso y preocupado. No le hizo falta centrar su atención en la conversación ajena, porque el tipo gritaba, y lo que dijo no le gustó un pelo a Monty.

"¡Agente, tienen al Dios de Skypiea y al caballero del cielo presos en una mansión de aquí!" Era un tipo de mediana altura, ni muy delgado ni muy gordo, de tez oscura y un cabello claro o aclarado. Llevaba un mono azul.

"Sí, claro, y si mi abuela tuviera ruedas sería un patinete," le dijo el agente, rozando la burla. "No diga sandeces, el Dios de Skypiea se encuentra en su palacio," dio media vuelta, abandonando la absurda conversación. Monty sí se lo creía.

"¡Eh, tú!" le dijo Monty dirigiéndose a Onor. "¿Dónde está encerrado el caballero del cielo?"

Onor se acercó a Monty y le preguntó, "¿Tú... me crees?"

"Claro, el caballero del cielo es mi amigo," dijo Monty, "llévame ahí." Y antes de que Onor lo pudiera guiar, se dirigió a Yavina, "lo siento, pero esto parece feo, siento no poder acompañarte a casa."

Yavina lo comprendió y vio como el tipo y Monty se alejaban. Intranquila, siguió subiendo escaleras.

"Es aquí," le dijo Onor a Monty señalando la mansión de Sasar. La puerta principal había quedado abierta y Monty entró.

"¡Zan For!¿Estás aquí?" gritó Monty.

Una voz habló.

"¡Monty!¡Vete de aquí inmediatamente!¡Esto es muy peligroso!" la voz de Zan For se oía débil, como si estuviera tras una puerta. "¡Huye, insensato!"

"Jajaja," se rió alguien, "si el viejo te tiene tanto aprecio, será por qué tienes algo en ti," dijo Sasar, "vamos a divertirnos un rato. ¡Ezme!"

Ezme apareció por el pasillo de donde venía la voz de Zan For.

"¿Sí, jefe?" preguntó Ezme, esperando órdenes.

"Comprueba cuán fuerte es el chaval," le dijo Sasar.

"¡Hah!" Ezme le soltó un puñetazo a Monty, pero este lo esquivó.

*CRUNCH*

El puñetazo de Ezme había causado un boquete en la pared, Ezme desenterró su brazo del hoyo y lo agitó, sacudiéndose los restos de nube.

"Mejor vayamos a una sala adecuada. Y será mejor, chaval, que no huyas, o tu amigo Zan For podría tener un 'accidente'". Sasar encabezaba la comitiva por el pasillo de la mansión. Se detuvo frente a una puerta.

"Es una cámara acorazada vacía, a prueba de diales explosivos y de rechazo," les informó Sasar. "Entrad."

Los dos contendientes atravesaron la puerta.

"Podéis continuar," dijo Sasar. Se quedó en la puerta, vigilándola, puesto que si quedaban encerrados podrían quedarse sin aire.

Ezme era muy poderoso pero extremadamente lento en sus movimientos, o por lo menos Monty así lo detectaba. Y eso enfurecía a Ezme, lo que hacía que sus movimientos fueran todavía más predecibles. Otro punto fuerte de Ezme era su resistencia y aguante. Por mucho que Monty lo golpeara no notaba que las fuerzas de Ezme flaquearan.

'Si no pienso algo rápido esta mole me va a triturar,' pensó Monty mientras esquivaba los patosos conatos de golpe de Ezme. '¡Claro!¡Los diales!'

En el siguiente ataque de Ezme Monty bloqueó el tremendo puño con uno de los diales de impacto de su mano. Acto seguido tomó cierta distancia de su perseguidor, y se quedó de pie, mirando fijamente a Ezme. El colosal adversario atacó de nuevo.

"¡Enroque!" gritó Monty, defendiéndose con su característica técnica. Rápidamente saltó por encima de Ezme para salir de su alcance, antes de que su oponente pudiera reaccionar, finalmente se dio la vuelta y se lanzó hacia Monty como si fuera un buey desbocado.

"¡Peón!" era una nueva técnica de Monty. El primer golpe fue con toda la potencia de uno de sus diales de impacto completamente cargado, que detuvo de lleno el movimiento de Ezme, después vinieron una serie de puñetados y palmadas para terminar con una palmada, de nuevo, con toda la potencia de su otro dial completamente cargado. Ezme fue lanzado hacia atrás y cayó de espaldas. Se levantó costosamente.

"¿Qué haces aquí?" Sasar se estaba peleando con alguien. "¡Monty, sal!" esa voz le sonaba.

Morth estaba en un rifirrafe con Sasar, que estaba intentando cerrar la puerta de la cámara acorazada.

"Síguele tú y yo me quedo con la mole," le dijo. Monty inició la persecución, puesto que Sasar estaba huyendo.

"¡No huyas!" le gritó Monty, Sasar acababa de salir por la puerta de la mansión. Un pie se interpuso entre los pies de Sasar, era Onor.

"¡Gracias!" le dijo Monty, "ahora se va a enterar." Sasar se incorporó, doliéndose de la espalda.

"Chaval, el que se va a enterar eres tú, yo no soy tan lento como el zoquete de Ezme," le dijo Sasar, "he visto tu técnica y tu estilo."

"Basta de cháchara," dijo Monty cortante.

Sasar embistió a Monty, como lo habría hecho Ezme, era cierto, pero, que era más rápido. Monty lo esquivó, como hubiera esquivado a Ezme, pero Sasar apoyó un pie en el suelo para frenar y lo usó de pivote para cambiar su trayectoria. Cogió a Monty del cuello y lo apoyó contra su hombro haciendo palanca para lanzarlo hacia adelante. Monty no pudo hacer nada y terminó por los suelos.

"¿Quién se va a enterar ahora, eh, chaval?" dijo Sasar con sorna.

Monty se levantó ante los gestos de Sasar animándolo, e intentó rodear a Sasar, sin conseguirlo. O no. Monty hizo una finta y agachándose, hizo un barrido con la pierna. Sasar saltó.

"¡Torre!" gritó Monty a la vez que saltaba con ambos puños arriba, impactando contra Sasar.

"¡Saludos!" Un Boina Blanca se acercó a Monty y el vencido Sasar. El que parecía manejar el cotarro señaló a Sasar y lo tomaron preso.

TDDetectives - X

jueves, 10 de octubre de 2013 0 quejas

Décima entrega de la sección que recopila cosas curiosas que busca la gente antes de visitar este blog.

hentai sunade
TDDetectives

bajar kenichi manga valkirias fail
TDDetectives

comprar sales de cobalto
TDDetectives

takei yakumo capitulo 1
TDDetectives

jessica dragon quest trajes diferentes
TDDetectives

lorelei hentai | lorelei pokemon hentai
TDDetectives

adelgazar con resinas
TDDetectives

aprson pokemon
TDDetectives

05/10/2013 - Día
TDDetectives

28/09/2013 - Día
TDDetectives

24/9/2013 - Día
TDDetectives

22/09/2013 - Día
TDDetectives

18/09/2013 - Semana
TDDetectives

12/09/2013 - Día
TDDetectives

11/09/2013 - Día
TDDetectives

09/09/2013 - Día
TDDetectives

07/09/2013 - Semana
TDDetectives

07/09/2013 - Mes
TDDetectives

07/09/2013 - Día
TDDetectives

World of Trollcraft: [Capítulo vigesimoséptimo: The Troll snakes]

lunes, 7 de octubre de 2013 0 quejas

Capítulo 27

The Troll snakes


"¿Cómo puedes aguantar esta tortura durante tanto tiempo?" preguntó enfadado aunque sorprendido Liquid Snake al héroe.

El héroe apenas podía articular dos palabras seguidas, Liquid Snake lo había estado torturando con descargas eléctricas por mera diversión en la sala de exploración médica, adyacente a las celdas, de no ser por una puerta de seguridad nivel 6.

"¿Es una broma?" dijo indignado Ataru. "Hemos recorrido casi todo el edificio y parte del exterior y una mísera puerta es la que nos impide seguir..."

"Creo que tengo un plan, si lo que nos ha dicho Otacon es cierto," dijo la Gata Negra. Ataru y ella estaban atascados en el pasaje subterráneo que llevaba a las Torres de Comunicaciones.

La sala donde estaba encerrado el héroe estaba protegida por una puerta de seguridad de nivel 6 y presidida por una cámara de seguridad. Aunque en ese lugar se hicieran exploraciones y revisiones médicas, estaba habilitado como sala de torturas. Una cama metálica y electrónica era todo cuanto se necesitaba para mantener a raya al héroe.

Eso y unas cuantas descargas eléctricas.

Adyacente a esta sala había una celda, pero en ese momento no había nadie allí. Liquid Snake hacía rato que se había marchado, aunque el héroe no era consciente de la hora que era. Tal vez estaba desayunando, o almorzando, incluso si era de noche, podría estar cenando. O tal vez había recibido noticias. ¿Qué clase de noticias?

Liquid Snake andaba tranquilo por el frío cañón, había abandonado el hangar de tanques y se dirigía al almacén de las cabezas nucleares. Había salido a pasear para calmarse, le ponía de los nervios que un tipejo con una cara y un posado tan anodinos fuera capaz de resistir tanto una tortura de descargas eléctricas.

"¿Un tanque?" era extraño que hubiera un tanque en medio del cañón, Liquid Snake lo examinó más de cerca. "Está destrozado. ¿Quién lo habrá podido hacer?"

Fuera quien fuese, nadie podría responder a sus preguntas, pues los diversos soldados que lo pilotaban yacían estirados en el suelo. Liquid Snake empezó a notar lo que sería frío, entonces se alejó del tanque y retomó su camino hacia el almacén de las cabezas nucleares. La puerta interior estaba atascada desde hacía años y nadie se había molestado en arreglarla. A medio metro del suelo, esa era su posición neutra, a partir de ahí se podía abrir hasta arriba del todo o cerrarse del todo si el sistema detectaba gas.

Liquid Snake se estiró en el suelo y rodó hacia adentro.

Era una estancia con forma de L. Había varias cámaras de vigilancia y tres soldados patrullando. Recto desde la entrada había un camión. Algunas cabezas nucleares desactivadas yacían cubiertas por una manta al otro lado de la sala. Un soldado se acercó a Liquid Snake.

"Señor, somos una patrulla de reserva, la patrulla inicial había sido despachada. Los hemos encontrado inconscientes," dijo el soldado.

"Descanse soldado," dijo Liquid. "¿Tiene alguna idea de lo que puede haber ocurrido?"

"No, señor. Tal vez alguna fuente enemiga ha atravesado nuestras defensas," dijo el soldado.

"Esto es evidente, las bestias, si es que queda alguna en Shadow Moses, no tienen tarjetas de acceso," dijo mosqueado Liquid.

"P-perdone, señor," dijo dubitativo el soldado.

"Tienes suerte de que no tengo una arma en las manos," dijo Liquid. "¡Venga, al trabajo!"

El soldado se fue con la cola entre las piernas, retomando su patrulla. Liquid Snake subió las escaleras metálicas que llevaban a la parte alta de la estancia, allí se encontraba el ascensor. Liquid vio que el ascensor estaba subiendo, así que se abstuvo de pulsar el botón de llamada.

*VROOO*

La puerta del ascensor se abrió. En su interior había dos soldados.

World of Trollcraft - Chapter 27 Cover

*THWOMP*

Uno de ellos tropezó y acabó empujando y tirando al suelo a Liquid, que no entendió lo que le acababa de suceder.

"Disculpe, señor," dijo el otro soldado. "Mi compañero es bastante torpe, no lo ha hecho con mala intención." Entonces lo ayudó a levantarse. Seguidamente el segundo soldado tomó al primero y lo apartó de Liquid Snake. "De nuevo, mil disculpas, señor."

Liquid Snake entró en el ascensor y pulsó el botón de Sótano 1. Las puertas se cerraron y empezó a descender hasta que las puertas de abrieron de nuevo. Liquid Snake salió del ascensor y giró a la derecha y de nuevo a la derecha. Allí estaba el pasillo que llevaba al despacho del comandante.

"¿Por qué no se abre?" Liquid Snake echaba fuego por la boca, lo que desembocó en una patada a la puerta, que siguió inerte, entonces se puso las manos en los bolsillos, buscando algo. "¡Mierda, no está!" Liquid Snake no encontraba la tarjeta de acceso de nivel 6. "No puede ser, no puede ser..." Era la gota que colmaba el vaso.

*SLAM*

Picó la puerta con ambas manos, fruto de la rabia y la impotencia. "¡Aaaah!" gritó.

Dio media vuelta y abrió la puerta del ascensor. Sus facciones mostraban claramente la rabia contenida, y tan claro era que ningún soldado se acercó a él en la planta superior, se estiró en el suelo y rodó hacia la salida cuando recordó que no tenía ninguna tarjeta de acceso, entonces volvió a la estancia de las cabezas nucleares.

"¡Necesito una tarjeta de acceso!" gritó, "¡es una orden!"

Un soldado se acercó tímidamente y le entregó su tarjeta.

"Nivel 3... Ya me servirá," dijo en voz baja mientras se la arrancaba de las manos al soldado.

Salió del edificio del almacén de las cabezas nucleares. El tanque seguía en el mismo lugar, la nieve seguía cayendo del cielo. Liquid Snake atravesó el cañón como una flecha.

*BOUM*

Algo había explotado a sus pies. Era una mina Claymore, señal de que alguien no quería que llegase vivo al hangar de tanques, Liquid Snake se estiró en el suelo y se arrastró para evitar que el resto de minas Claymore estallasen. La puerta del hangar de tanques se abrió.

"¡Alto!" gritó una voz.

Era un soldado, que lo estaba apuntando con una FAMAS. Liquid no se dejó amedrentar por el arma, se acercó a él y lo tomó por el cuello de la chaqueta, levantándolo del suelo varios centímetros.

"No me toquéis las narices," dijo Liquid visiblemente enfadado. "¿¡Lo habéis oído todos!?"

Los soldados que patrullaban el hangar se dieron por aludidos. Liquid tomó la FAMAS y disparó a sangre fría al soldado que tenía enfrente.

*RATATATATAATATA*

Acto seguido se dirigió a la puerta del ascensor, que estaba subiendo. Liquid entró y pulsó el botón Sótano 1. El ascensor se empezó a mover.

Las puertas se abrieron en el Sótano 1, planta de celdas y lugar donde se hallaba su valioso prisionero.

"Ese loco de Liquid podría entrar en cualquier momento," dijo el héroe.

"¿De quién te piensas que es la tarjeta con la que hemos venido a rescatarte?" respondió la Gata Negra. "No hay demasiadas tarjetas de nivel 6."

"Toma la FAMAS," le dijo Ataru a la Gata Negra. "Yo llevaré al héroe a cuestas."

Ataru sacó al héroe de la camilla y se lo plantó a sus espaldas. La Gata Negra probaba el arma que le había dejado Ataru, no estaba acostumbrada a llevar armas de fuego, pero eso no significaba que no supiera cómo funcionaban. Liquid Snake escuchaba a través de la puerta, que no pudiera entrar no significaba que no pudiera acercar la oreja a la puerta. Por desgracia, apenas podía descifrar lo que decían.

Lo que venía a continuación era un momento de locura.

"¡Allá vamos!" dijo la Gata Negra, encabezando la comitiva de tres personas, una de ellas medio inconsciente y a cuestas. Se acercó a la puerta, que se abrió automáticamente.

"¡Alto!" gritó Liquid Snake.

La mirada de la Gata Negra y la suya se cruzaron. Liquid miró fijamente sus ojos, eran azules, como los suyos, aunque por algún extraño motivo los encontraba especialmente bonitos.

*RATTAAATATATATATATATATTATA*

La Gata Negra abrió fuego para apartar a Liquid de su camino.

"¡Al ascensor!" gritó sin dejar de apretar el gatillo.

Liquid Snake vio como una ráfaga de balas se le acercaba. Con unos excelentes reflejos dio varias volteretas hacia atrás, todo ello sin dejar el fusil FAMAS. Ataru no se lo pensó dos veces y se lanzó contra el ascensor mientras la Gata Negra les conseguía un valiosísimo tiempo a él y al héroe.

Las puertas del ascensor empezaban a cerrarse. "¡Cagontot!" exclamó Ataru. Con una agilidad felina salió del ascensor y con una extraña llave lanzó a la Gata Negra hacia dentro del ascensor, para, seguidamente, lanzarse él. Ya era demasiado tarde cuando Liquid se acercó a la puerta y la intentó abrir a pelo.

"¿Te has vuelto loco?" le dijo la Gata Negra a 7F con la adrenalina por las nubes.

"No es momento para discutir, seguramente nos estarán esperando en el piso de arriba, armados hasta los dientes," dijo Ataru.

El ascensor llegó a la planta del hangar de tanques. El único que esperaba era un soldado que parecía ajeno a todo el percal, la Gata Negra lo empujó hacia el ascensor mientras Ataru salía con el héroe a cuestas y lo envió al Sótano 2, de esta manera tendrían más tiempo para mantener alejado a Liquid Snake.

No vieron otra alternativa que salir hacia el cañón.

"¿Recuerdas donde dejaste las minas Claymore?" le preguntó Ataru a la Gata Negra.

"Todas las que dejé fueron en el camino del medio," dijo ella.

"Entonces vayamos por uno de los lados," dijo Ataru.

Cruzaron el cañón y entraron en el edificio del almacén de cabezas nucleares. Era más difícil burlar la seguridad con las manos ocupadas y un tipo a cuestas. Volvía a haber tres soldados patrullando la zona, uno de ellos daba vueltas alrededor del camión, otro alrededor de las cabezas nucleares y el tercero vigilaba desde la parte superior de la planta.

"Tenemos que llegar a la puerta del ascensor, y rápido," dijo Ataru.

"No hace falta que me lo digas," dijo la Gata Negra.

"A estas alturas Liquid debe haber subido al ascensor," dijo un acongojado Ataru. Era peor que eso, Liquid acababa de salir del hangar de tanques.

"Dame un segundo," dijo la Gata Negra, haciendo ademán de detener a Ataru.

"¿Qué vas a...?" empezó a preguntar 7F, pero ella no le dio tiempo a terminar la pregunta. Se coló por el espacio que dejaba la puerta y eliminó silenciosamente al primer guardia por asfixia. Después fue a por el que estaba cerca de la puerta del ascensor, al que le retorció el cuello. Finalmente saltó desde la barandilla metálica de la parte superior de la planta y con varias vueltas en el aire aterrizó encima del último vigilante.

"¡Vía libre!" gritó.

Ataru dejó al héroe al suelo y lo hizo rodar para pasar él después. Se dirigió al ascensor y la Gata Negra se reunió con ellos. Liquid Snake estaba entrando en el edificio del almacén de cabezas nucleares cuando la puerta del ascensor se cerró.

"Ya me encuentro bastante mejor," dijo el héroe.

"¿Qué te ha hecho Liquid?" preguntó preocupada la Gata Negra.

"Me ha torturado con descargas eléctricas," respondió el héroe. "Al final apenas las notaba de lo atontado que me dejaban."

"Chicos, preparados para correr, recordad, al salir del ascensor hacia la derecha y luego de nuevo hacia la derecha hasta el fondo," dijo Ataru.

"Yo haré de señuelo para los lobos," dijo una juguetona Gata Negra.

"Pero nada de tonterías, héroe, sígueme ya que desconoces la ruta por completo, mi misión es mantenerte a salvo," sentenció Ataru.

El ascensor llegó a su destino. Los tres personajes empezaron a correr como si no hubiera mañana, primero el pasillo y después el despacho del comandante, las cuevas... y al final alcanzaron el pasillo subterráneo. Liquid Snake estaba saliendo del ascensor.

"¡Corred!¡Hacia la puerta de nivel 6!" dijo Ataru...