Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Månatlig Sumario Finale - Febrero'14

viernes, 28 de febrero de 2014 1 quejas


Månatlig Sumario Finale

Historial 2.0

- World of Trollcraft: [Capítulo trigesimoprimero: Un encuen-troll inesperado] - Capítulo que cubre el paso del Horno hasta la primera subida al despacho de la Base Subterránea, encuentro de boss clásico incluído.

- My Little Pony: Friendship is Magic - S04x12 - Resumen del duodécimo capítulo de la cuarta temporada de la serie "My Little Pony: Friendship is Magic".

- Pocket Tales of the Braves - Capítulo 31 - Ryuuna contra Steeler, primera ronda. Lugar: Ciudad Trigal.

- My Little Pony: Friendship is Magic - S04x13 - Resumen del decimotercero capítulo de la cuarta temporada de la serie "My Little Pony: Friendship is Magic".

- Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - XXI - Monty empieza a conocer personajes de Belos, con sus circunstancias y sus intrigas.

- My Little Pony: Friendship is Magic - S04x14 - Resumen del decimocuarto capítulo de la cuarta temporada de la serie "My Little Pony: Friendship is Magic".

- Pocket Tales of the Braves - Extra IV - Todo lo que siempre habías querido saber de Ryuuna y nunca te habías atrevido preguntar.

- Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XXII - Capítulo dedicado a la repartición de estopa. Natas, galletas y castañas a domicilio.

- My Little Pony: Friendship is Magic - S04x15 - Resumen del decimoquinto capítulo de la cuarta temporada de la serie "My Little Pony: Friendship is Magic".


Variedades

Lo último de lo último de mi blogroll (en el momento de escribir esta entrada, Top10):

Residentes de Raccoon City •
Especial de Resident Evil
Hace 12 minutos


mangas en pdf
¿Qué genero creeis que falta en mi blog?
Hace 14 minutos


otakugirl
Poster de la Cuarta Temporada de Juego de Tronos
Hace 32 minutos


La torre del nigromante
La desesperación de los impotentes
Hace 2 horas


Anime Dimension
Acuerdo de Amor
Hace 4 horas


All Cuts
[ Reseña Cinéfila - Monuments Men ]
Hace 5 horas


El Imperio De Las Bellotas
La Bellota en la Olla: Cookies
Hace 5 horas


Mis Crónicas Niponas
Historia de un vecindario
Hace 10 horas


Un as en la manga
COMPRAS VARIADAS
Hace 10 horas


Yurika Sekai
Atashi no banbi
Hace 10 horas



Si téneis cualquier duda, sugerencia o similar, ya sabéis, dejad un comentario o enviad un mail a:

tdd1blog@gmail.com

My Little Pony: Friendship is Magic - S04x15

martes, 25 de febrero de 2014 1 quejas

*Spoiler warning*

My Little Pony: Friendship is Magic Logo

Twilight Time
My Little Pony: Friendship is Magic - Twilight Time

Twilight está ayudando a las Cutie Mark Crusaders a aprender diversas nuevas habilidades, mientras las CMC siguen intentando encontrar sus cutie marks, una vez por semana en un encuentro personal. Apple Bloom está aprendiendo a crear pociones para plantas, Scootaloo aprende cómo desmontar y montar un monociclo, y Sweetie Belle está aprendiendo a usar su magia de unicornio. Más tarde, en el patio de la escuela, Diamond Tiara muestra sus increíble dotes físicas a una muchedumbre de potrillas haciendo que su mayordomo, Randolph, lo haga por ella. Las CMC se quejan de que Diamond Tiara y Silver Spoon sean tan populares por cosas que ni siquiera hacen ellas mismas, especialmente después de que esas dos vayan a alardear de pasearse con personalidades en Manehattan. Las CMC responden con que ellas conocen a la Princesa Twilight, lo que hace que Diamond Tiara y Silver Spoon les pregunten a las CMC si pueden venir. Sweetie Belle habla con Apple Bloom y Scootaloo de dejarlas venir para que la líen, dejando a ambas ricas potrillas extáticas por conocer a la princesa.

El siguiente día, las CMC regresan al patio de las escuela para encontrarse con que el resto de sus compañeros de clase quieren formar parte del Twilight Time. Gracias a Diamond Tiara y Silver Spoon difundiendo el mensaje, las CMC son las chicas más populares de su clase. Para mantener su nueva imagen, las CMC invitan a Twilight al restaurante del pueblo Hayburger, afirmando que es el lugar favorito de la princesa para salir. Mientras los otros niños de la escuela intentan tomarse fotos con Twilight, ella dice que únicamente ha ido al Hayburger porque las CMC se lo han pedido. Esto hace creer a los otros niños que las CMC ayudan a influenciar a la princesa, y su recién adquirida popularidad crece como la espuma, con los chavales haciéndoles favores e invitándolas a diversas fiestas en todo el pueblo.

En una fiesta privada en la piscina, las CMC intentan marcharse al Twilight Time sin ninguno de sus compañeros de clase, lo que hace que se enfaden, pidiendo formar parte de ello. Las CMC corren tan rápido como pueden a la biblioteca Golden Oaks a explicarle lo sucedido a Twilight, pero los otros chicos se lo impiden. Cuando Twilight abre la puerta, ofrece a todo el mundo formar parte del Twilight Time. Pip dice que quiere ser un Cutie Mark Crusader cuando es preguntado por Twilight, porque significa que recibirá favores de todos sus compañeros. Twilight les da un toque de atención a las CMC, pero ellas insisten en que no querían que esto sucediera, lo que hace que ella les pida que lo demuestren. Puesto que entraron con prisas, las CMC se ven obligadas a usar lo que puedan encontrar, resultando en Scootaloo desmontando el patinete de Pip, Sweetie Belle intentado en vano hacer volar la escoba, y Apple Bloom usando su poción en una manzana, haciéndola crecer y explotar dentro de la biblioteca. Diamond Tiara señala a las CMC, burlándose de ellas por no querer realmente aprender nada, a lo que Twilight responde que ninguno de los otros chicos quería. Todos excepto las CMC y Twilight abandonan el lugar, aunque las primeras se disculpan ante la segunda. Sin embargo, Twilight les da otra oportunidad, creyendo que lo sienten de veras, especialmente después de que se las arreglen para usar sus talentos a pequeña escala. Sweetie Belle escribe en el diario de las Mane 6 que ellas intentaron ser especiales porque conocían a alguien especial, olvidando por qué Twilight es especial: porque es su amiga. Después de otra ronda de Twilight Time, las CMC se marchan... disfrazadas en ridícula aparienciapara que nadie las reconozca.

También puede interesarte:

Equestria Girls

Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XXII

lunes, 24 de febrero de 2014 1 quejas

Capítulo Vigesimosegundo: Disonancia Nocturna

Mapa de Yutolandia

Región de Grass, Roahl

"Como se les ocurra atacarnos estamos perdidos," admitió Gides.

"Iré preparando el arco, por si acaso," le respondió Jens Rhudd.

"¡Aaaaahh!" el grupo liderado por las dos Vieras se lanzó al ataque, en busca de una victoria fácil.

"¡Retirada!" Erna Gozzola alzó el vuelo, lejos del alcance de sus perseguidores. Era imposible vencer en esas condiciones, y ella lo sabía. Gides y Jens Rhudd seguían la poca sombra que proyectaba Erna en el suelo, manteniendo la distancia con los atacantes.

Era de noche, si conseguían tomar distancia suficiente, podrían pasar desapercibidos.

...

"¡Veo algo!" gritó Lynelet desde lo alto del cielo.

"¡Preparad las armas!" ordenó Vegis, o Vegil, a sus subordinados. Las posiciones de combate seguían igual que cuando habían partido de la base.

Erna Gozzola descendió hasta juntarse con sus dos acompañantes.

"Creo que los del otros clan están a punto de llegar," les dijo, "me ha parecido ver movimiento más adelante."

"Visto lo visto, podríamos buscar una roca y escondernos detrás," propuso Gides.

"Una roca que tendría que ser suficientemente grande para cubrir a tras personas," respondió Jens.

"Hmm... Tal vez no sea una roca..." Erna Gozzola estaba con la mirada fija en algo.

"¿Allí?" Gides no estaba muy convencido. La cruz que había marcado Erna en el suelo horas atrás, seguía allí, inmóvil.

Era bastante más alta que ancha, pero en el centro cabían bien. Bien apretados, se entiende. Por lo demás era un buen lugar para contemplar lo que ocurriría.

"¡Malas noticias!" dijo Dalla, "un nombroso grupo se acerca a nuestra posición."

"Será el otro clan," observó Daleighna.

Había llegado el momento crucial, ese que se suele indicar con un cardo recorriendo un vasto campo. Parecía que el tiempo transcurría más despacio. Los y las líderes cruzaron sus miradas, llenas de odio, rencor.

"Vaya, vaya, mirad quién tenemos aquí," dijo Dalla con un cierto tono de menosprecio.

"No caigáis en sus provocaciones," advirtió Vegil, o tal vez Vegis, a sus subordinados. "Torkenen, ¡apunta!"

El otro Ninja siguió dando indicaciones.

"Edhwaer, Morgon, ¡a primera fila!" el Luchador y el Caballero Mogu se posicionaron junto a los dos Ninjas y la Furia.
"Chada, ¡cubre a Torkenen!" la Geomante levantó el vuelo para colocarse junto al Bangaa, que anunció que ya tenía a sus oponentes en el punto de mira. "¡Ya essstoy a punto!"
"Y tú, Malco, cubre a Eilean," el Mago Negro, un Nu Mou, quedó junto al Mago Blanco Hume.

En el otro lado, Dalla posicionaba sus piezas en el terreno. Simurden el Berserker era el que quedaba en primera fila junto a Dalla y Daleighna, Morfalas el Manitas lo cubría. Bren Morwen, Malpin y Flanda que eran un Obispo, un Artimago y una Cazadora, quedaban en segunda fila. Y cerraba la estrategia Adra Osgil, la Maga Blanca del grupo.

"¡Torkenen, disparo de aviso!" le indicó un Ninja al Artillero.

"A sssusss órdenesss," Torkenen disparó su cañón tras apuntar cerca de las dos Asesinas.

*BOUUM*

"¡Ésta era de aviso!" gritó el Ninja que había dado la órden de disparar. "¡La próxima será de verdad!"

"Ni se os ocurra perder," avisó Dalla a sus combatientes. "O dejaré que Daleighna os despelleje vivos a los que quedéis en pie."

Erna vio algo que se movía detrás del último hombre en el lado de los Ninjas. Primero pensó que se trataba de una ráfaga de viento, después pensó que eran imaginaciones suyas, hasta que el movimiento se repitió. Debía tratarse de alguna criatura nocturna.

"Mecagüentodo," oyó Ilwulf que Gram Benn se quejaba, "el espectáculo va a empezar, alejémonos, que la habilidad de esconderme no me protege de los golpes."

"Por lo menos esperemos a que empiecen a repartirse estopa, que si no daremos mucho el cante," respondió Ilwulf, que seguía cubierto por su capa.

Poco tuvieron que esperar, pues enseguida empezó el combate indirecto, con balas y magia cruzando el campo de batalla. Líderes a parte, Simurden quedó emparejado con Lynelet. La primera línea del clan Dal, sin Tarnes, era un coladero, y eran los de segunda fila quien mantenía sus filas a raya.

En el otro lado, el clan Veg con Lynelet, Edhwaer y Morgon Aliathel, poseían una primera línea muy sólida, pero se veían frenados por los constantes disparos y hechizos que recibían de lejos.

"Ahora saldremos de aquí con calma," les dijo Erna a Gides y Jens mientras señalaba la retaguardia del clan Veg, "ahí detrás hay algo y quiero saber qué es."

Las fuerzas a ambos bandos estaban bastante equilibradas y ambas retaguardias eran un festival de hechizos curativos.

Erna salió de la hendidura en el suelo que había hecho las de cubierta, y rápidamente se desplazó alejándose del ruido, volteando el campo de batalla en dirección a Gram Benn e Ilwulf.

"Esa de ahí parece Erna," le comentó el Trampero al Ladrón.

"Y ese de ahí parece Gides," comentó Ilwulf, que se destapó.

"Shhh..." les hizo Gram Benn, indicando silencio. Con cinco personas su fuerza empezaba a equilibrarse, si tan sólo Ermine y Chalsye estuvieran ahí, otro gallo cantaría.

*CLINK CLINK*

Lynelet estaba luchando contra el Seeq Berserker, al que le estaba ganando terreno. Era tremendamente predecible, y su defensa patética en el cuerpo a cuerpo. Lynelet fintó un ataque tras el que dio una vuelta en su propio eje y se dispuso a dar el golpe definitivo...

*CLOOONK*

Una espada había bloqueado perfectamente el ataque de Lynelet. Era Tarnes.

"Sssimurden no era rival para tí desssde un principio," le dijo Tarnes, "Lucha conmigo."

Con la llegada de Tarnes quedó reforzada la primera línea del bando de las Vieras. Más balas, más hechizos y más explosiones se sucedían.

El Templario y la Furia pronto comenzaron el intercambio de golpes, aunque se notaba que ninguno de los dos estaba al máximo de sus fuerzas. Tarnes buscaba flanquear a Lynelet, quien había pasado a cubrirse con la espada en el suelo.

*ZAS*

Tarnes intentó atacar, pero Lynelet se cubrió de la ofensiva levantando el mango de la espada, aunque sin levantarla completamente del suelo. Su combate se había quedado estancado.

Poco rato después el grupo de Erna vio como tres sombras se aproximaban al campo de batalla.

"¿Puedes caminar?" Jowena se interesó por el estado de Adanh.

"Sí, creo que ya estoy mejor," Adanh se sostuvo en sus dos pies. Durante el trayecto había sido arrastrado por Jowena y Chalsye.

"Vaya jaleo," dijo Ermine, aunque la última parte del tramo del trayecto habían ido escuchando ruido, era bastante más espectacular verlo que oírlo.

Jowena y Haelle, y Adanh, veían como sus antiguos compañeros del clan se enfrentaban a otro clan. Chalsye vio a Erna.

"Allí están nuestros compañeros," les dijo Chalsye. "La Arpía es la que os he comentado del Ejército de Yutolandia, son completamente de fiar."

La aparición de las Vieras era una bendición del cielo.

"Menos mal que habéis llegado," se alegró Erna, "¿estáis todas bien?"

"Sí, hemos conseguido encontrar a estas dos Vieras, y también al Hume que faltaba," le contó Ermine.

"¡Perfecto!" Erna empezaba a ver la luz al final del túnel. "¿Creéis que podéis luchar?"

Con todos los "refuerzos" que habían llegado sus fuerzas pasaban de cinco a diez, suficiente para terminar con la locura que había empezado.

"Creo que será mejor que esperemos un rato más," propuso Gram, "por mucho que se curen, el cansancio hará mella mientras luchen."

"¿Quién necesita descansar?" preguntó Gides. Haelle, Jowena y Adanh levantaron la mano. "¿Tres personas, nada más? Entonces creo que pueden descansar todas ellas, si nadie se opone."

Nadie se opuso. Aunque dormir era imposible a causa del ruido, por lo menos podrían descansar el cuerpo. Los que no estaban descansando observaban atentamente el combate.

En el centro del meollo se había montado un interesante combate entre Dalla, Daleighna, Vegis y Vegil. Era un mundo a parte, más frenético, y desde luego, mucho más luminoso. Y el grano en el culo de los Magos Blancos. Dado que eran diez personas, y que no les prestaban atención, lo más sensato era dividirse en dos grupos de cinco y atacar ambas retaguardias. Por el simple hecho de detener a los sanadores, todo se aceleraría, y así lo propuso Gides.

"Mmm... me parece un buen plan," dijo Ilwulf.

"Jejeje... vamos a darles por detrás, y sin vaselina," dijo Gram Benn.

Varios ratos después, Erna les explicó a Haelle, Jowena y Adanh el plan. Finalmente los grupos quedaron así, el primero, que iba a cruzar el campo de batalla hasta la retaguardia del clan Dal, estaba formado por Erna, Gides, Haelle, Jowena y Ermine. El segundo grupo, que tenía la misión de atacar el clan Veg, estaba formado por el resto, Gram Benn e Ilwulf, Jens Rhudd, Adanh y Chalsye.

"Debemos darnos prisa," dijo Gides, "antes de que empiece a amanecer y la luz del día revele nuestra posición."

La ejecución del plan tuvo su inicio. Dejar KO a ambos Magos Blancos fue bastante fácil, pues ninguno de los dos se lo esperaba y pudieron atacar por la espalda. Todo iba sobre ruedas y la segunda línea de ambos clanes cayó con facilidad. Pronto quedaban únicamente los lugartenientes y los líderes de ambos clanes en pie.

*arf arf*

Tanto Lynelet como Tarnes estaban exhaustos, se miraban fijamente, sosteniendo sus espadas, la de Lynelet bastante más grande y pesada que la de Tarnes. El cansancio hizo que fueran incapaces de ver lo que se les venía encima.

"No tengo nada en contra de vosotros," les dijo Erna, "pero hay algo que debe ser hecho, espero que entendáis mi situación."

De un machetazo dejó KO a ambos lugartenientes.

"Debo... defender..." Lynelet balbuceó estas palabras pero quedó totalmente inconsciente.

Pocket Tales of the Braves - Extra IV

viernes, 21 de febrero de 2014 1 quejas

Ryuuna

Ryuuna's Dratini

Ryuuna's Larvitar

Ryuuna's Gastly

Equipo:
- Dratini
- Larvitar
- Gastly

Tipo favorito:
Dragón

Equipo tipo:
- Dragonite
- Tyranitar
- Salamence
- Flygon
- Gyarados
- Charizard

My Little Pony: Friendship is Magic - S04x14

martes, 18 de febrero de 2014 2 quejas

*Spoiler warning*

My Little Pony: Friendship is Magic Logo

Filli Vanilli
My Little Pony: Friendship is Magic - Filli Vanilli

Gracias a TV Tropes

Fluttershy canta a sus animales mientras los atiende en sus tareas diarias, hasta que el resto de las Mane 6 la descubren. Todas ellas elogian a Fluttershy por su talento musical, incluso Rarity le pide unirse a los Ponytones, un cuarteto a capella de la que ella es miembro, que actuan en un acto de recaudación de fondos para el centro de mascotas de Ponyville de Fluttershy el próximo día. Fluttershy rechaza la invitación de Rarity, argumentando que a pesar de ser una gran fan de los Ponytones, un acuciante pánico escénico le impide cantar con numeroso público delante. Rarity acepta la decisión de Fluttershy, y el cuarteto parece estar a punto para el acto, pero al día siguiente, Big Mac, uno de los Ponytones, revela que ha perdido su voz en una competición de gritos de pavo en Sweet Apple Acres, dejando al grupo incapaz de actuar.

Rarity y Fluttershy llevan a Big Mac a la cabaña de Zecora, quien dice que puede preparar un brebaje para la garganta de Big Mac, pero que tardará varios días en funcionar, lo que todavía deja a los Ponytones sin un bajo. Zecora suelta una risita, rememorando la grave voz de Fluttershy como "Flutterguy" durante los efectos de la planta de la broma. Esto da una idea a Rarity: tener a Big Mac en el escenario moviendo los labios mientras Fluttershy toma una pócima de extracto de esa planta para volver su voz más grave y cantar fuera de la vista de los espectadores. Aunque reacia al principio, Fluttershy accede a hacerlo por los animales. El truco funciona, y el acto de recaudación de fondos es un éxito. Tras la actuación, una joven potrilla que ha adquirido recientemente su cutie mark les pide a los Ponytones de actuar en su fiesta. Fluttershy, sin ánimo de decepcionar, convence a Rarity para continuar con el truco. Esto dura por un tiempo, con los Ponytones requeridos en varios lugares de Ponyville, y Fluttershy disfrutando del hecho de cantar fuera de la vista de todo el mundo.

Antes de una actuación en el ayuntamiento, Rarity le comenta que la voz de Big Mac ya está mucho mejor, y que Fluttershy puede dejar de cantar en su lugar. Esto decepciona a Fluttershy, así que Rarity y Big Mac acuerdan dejar a Fluttershy actuar una última vez. Durante la actuación, Fluttershy se mete tanto en el papel que no únicamente queda desincronizada, pues golpea el telón que la oculta, mostrándose a la audiencia. A pesar de sus gritos de ánimo, Fluttershy abandona el lugar en lágrimas. Las Mane 6 encuentran a Fluttershy en su casa, para elogiarla de nuevo por su actuación, pero Fluttershy huye de nuevo. Finalmente, de nuevo en el escenario, las Mane 6 le preguntan qué había de malo en encarar su peor pesadilla, pues no ha recibido más que elogios y admiración por ello. Esto convence a Fluttershy para actuar en un quinteto con los Ponytones, ya con su voz normal, únicamente para sus animales y amigas. Rarity le ofrece un puesto permanente con los Ponytones, pero Fluttershy lo rechaza, diciendo que todavía no ha superado del todo su pánico escénico. Más tarde, Fluttershy escribe en el diario de las Mane 6 que es mejor encararse a los miedos si eso significa hacer algo que te gusta.

También puede interesarte:

Equestria Girls

Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - XXI

lunes, 17 de febrero de 2014 2 quejas

Capítulo Vigesimoprimero: Sombras en Belos

"¡No quiero problemas...!" oyó Monty que decía Shaunt. Estaba en la zona de rocas de la playa, tal y como le había dicho la doctora Nelson. Junto a él había dos tipos, uno de ellos lo tomó de las solapas de su abrigo. Monty no consiguió oír lo que decían, pero el tono parecía amenazador.

Se acercó hasta ellos.

"Señor," Monty se dirigía a Shaunt, obviando la presencia de los dos tipos, "gracias por ayudarme antes."

"Ya hablaremos," le dijo uno de los hombres a Shaunt, el que lo había cogido de la solapa. Los dos sospechosos echaron una mirada furtiva a Monty y se fueron.

"Menos mal que has venido, no sé lo que hubieran hecho de estar solo," Shaunt estaba visiblemente afectado, aunque claramente agradecido.

"¿Qué pasa con estos dos?" le preguntó Monty.

"Dicen que les debo dinero, pero no les debo nada," le contó Shaunt. "Son esbirros de un mafioso llamado Duccus, que controla gran parte de los bajos fondos de Belos, y una pequeña parte de los negocios honrados. Con todo el poder en la sombra, nunca se ha presentado para alcalde, y eso que si tirara de unos cuantos cables ganaría sin apenas esfuerzo, pero supongo que no le interesa. El actual alcalde de Belos, Nolas Izold, está haciendo todo lo que está en sus manos para acabar con él, sin llegar a la sangre, claro está."

"Me gustaría conocer al tal Nolas," dijo Monty, "parece un tipo honrado."

"Ah, bien, si quieres te llevo a dar una vuelta por Belos, puede que Nolas esté en el ayuntamiento."

Shaunt hizo de guía de Monty por Belos. Su expansión había tenido lugar desde el centro de la isla, que era donde estaba el casco antiguo, y donde se vivía peor, los intereses de Duccus impedían tumbar los edificios. Debido a que era el peor sitio de Belos, la sensación de inseguridad era bastante elevada ahí. Era frecuente ver policías patrullar la zona. Rodeando esta parte, había un anillo de edificios algo más nuevos. El tercer anillo de edificios eran los mejor preparados para el cambiante clima de Belos, los más modernos y los más visibles desde el exterior de la isla.

"Nolas quiere empezar a construir el cuarto anillo con los edificios más altos," Shaunt señalaba unas obras.

"¿Más altas?" Monty estaba alucinando. El tercer anillo de edificios llegaba a los cuatro pisos, y en Skypiea normalmente eran como mucho de dos pisos.

En el edificio en obras, aunque más bien parecía un agujero, se encontraron con Nolas Izold.

"Buenos días, alcalde," le saludó Shaunt.

"Buenas, Shaunt," Nolas le devolvió el saludo.

Nolas Izold era un hombre joven bastante anodino y tirando a delgaducho. Si no fuera porque sus facciones así lo indicaban, se diría que era bastante proclive a coger resfriados, pero se le veía bastante sano. Iba vestido de forma elegante, seguramente debido a su cargo público, pero eso no impedía que llevase un estilo "peculiar" de peinado, acentuado por el color celeste y brillante de su cabello.

"¿Quién es este mancebo que te acompaña?" le preguntó Nolas, refiriéndose claramente a Monty.

"¿Es usted Nolas? Me lo imaginaba más espectacular," dijo Monty.

"Jajaajajajaa..." Shaunt intentó pasar desapercibida la declaración de Monty, "ay, estos niños de hoy en día tienen unas ocurrencias..."

"¿Cómo te me imaginabas?" le preguntó en tono curioso y amigable.

"Algo mayor y más corpulento, con un aura más..." le dijo Monty.

"¿Más imperial? Jajajaja" añadió Nolas.

"Mmm... sí, puede que sea una buena definición," respondió Monty.

"Por cierto, ¿cómo te llamas, chico?" le preguntó Nolas Izold a Monty.

"Me llamo Monty y nací en la isla de Surebia, aunque he recibido entrenamiento en Skypiea," se presentó Monty. "Me gusta comer y luchar, y estoy buscando un médico para mi tripulación."

"¿La isla del cielo?¿existe?" preguntó un tipo que acompañaba a Nolas Izold. "Pensaba que era una leyenda."

"Esta brújula la conseguí ahí," le dijo Monty señalando su log-pose. "Igual que esta capa y este brazalete de oro."

Nolas hizo ademán de presentar a sus dos acompañantes.

"Te presento a mis dos guardaespaldas, él es Barlos y ella es Thara," Nolas los señaló con las manos mientras decía sus nombres.

Barlos llevaba un trabuco en sus manos. Si se tuviera que destacar algún rasgo distintivo, sin lugar a dudas era la coleta que llevaba, fina y larga, que lo ayudaba a expresar su estado de ánimo tomando distintas formas.

Thara tenía una cara y un cabello al estilo yamato nadeshiko, por definirlo de alguna manera, sumado a un kimono o yukata o parecido. Su porte era elegante, por lo que las dos pistolas resultaban un tanto fuera de lugar. En cualquier caso, el hecho de que ella fuera la guardaespaldas, ya resultaba chocante de por sí.

"¿Qué tal, Monty?" Barlos le dio la mano.

"Encantada," dijo Thara. Monty fue a darle la mano y quedó completamente descolocado cuando ella le dio dos besos.

"¿Sabéis de alguien que me pueda dar un barco?" preguntó Monty, sin venir a cuento.

Ante el estupor inicial, Nolas Izold respondió.

"Aquí en Belos ya no hay nadie que se dedique a la construcción de barcos, aunque hay varios grupos que se dedican a la reparación y desguace de barcos," le explicó el alcalde.

"Duccus tiene una pequeña flota, tal vez podrías convencerle para que te diera uno," dijo en tono jocoso Barlos. Thara sonrió.

"¿Duccus era el mafioso, no?" preguntó Monty.

"Jajaja... veo que Shaunt ya te ha contado los tejemanejes de Belos," la intervención de Monty pareció haberle hecho gracia. "La gente, sobretodo los del círculo interno, le tienen gran aprecio, y los habitantes de los círculos más externos lo respetan. Pero sus métodos de negociación son, cuanto menos, cuestionables."

"Bueno, Monty, se nos hace tarde, si me acompañas comeremos algo en mi casa," le propuso Shaunt.

Dejaron a Nolas y sus guardaespaldas donde los habían encontrado y regresaron por el camino por el que habían venido.

"Si vamos por este callejón atajaremos un rato de camino, ¿qué me dices?" Shaunt había parado frente a un callejón no muy lóbrego, indicándolo.

"Vayamos," respondió Monty.

Los dos entraron. Al principio era relativamente ancho, incluso agradable para ser un callejón. Cruzaron varias calles, a través de los círculos de edificios, por lo que el callejón se iba haciendo más estrecho, irregular, zigzagueante y mugriento. Estaba claro que estaban llegando al círculo interno de Belos. Los bajos fondos.

"Vaya, vaya, ¿quién tenemos aquí?" dijo un hombre. Era uno de los esbirros de Duccus que había amenazado a Shaunt en la playa.

"El señor Duccus sigue esperando sus berris, Shaunt," dijo el otro de los esbirros. Varios sicarios más los habían rodeado. "Y al señor Duccus no le gusta que le hagan esperar."

Una sombra apareció detrás de ellos.

"Señor Duccus," dijo otro de los palmeros.

"Efectivamente, al señor Duccus no le gusta que le hagan esperar," dijo la sombra, que resultó ser un hombre. Era un hombre corpulento, pero no parecía fuerte. La definición de Shaunt en cuanto a mafioso era acertada, no, lo siguiente. Llevaba un traje oscuro con rayas blancas y finas y unos zapatos mocasines o similar. Un sombrero de fedora a conjunto con el traje cubría una cabeza similar a la de un cerdo, con un bigote fino, unas gafas de sol triangulares, y cerraba la descripción un puro. "Haced con ellos lo que os plazca, pero no los matéis todavía," dicho esto pasó a través del corro que se había formado alrededor del Shaunt y Monty y se fue, caminando plácidamente.

Pocos instantes después de que Duccus desapareciera de la escena, el grupo de esbirros empezó a atacar. Monty intentó usar el mantra, pero oía demasiadas voces como para intentar evitar golpes. Shaunt no atacaba, pero intentaba defenderse y esquivar las embestidas de los atacantes.

Uno de los asaltantes llevaba un bate de hierro o acero. Al intentar batear a un descuidado Shaunt, Monty se interpuso en la trayectoria, cargando los diales de sus manos. Desafortunadamente, el choque contra Shaunt fue inevitable, y el tipo quedó inconsciente en el suelo.

Si una ventaja tuvo el hecho de que Shaunt hubiera quedado fuera de combate, era que ahora toda la atención estaba centrada en Monty. Ya se ocuparía de Shaunt después de ahuyentara esos petimetres.

Monty, corriendo, se agarró contra uno de los hombres de Duccus y aprovechando la inercia del salto caminó por la pared sin soltar al hombre. A cada tipo que se le acercaba, recibía una fuerte patada, mientras Monty caminaba de una pared a la otra dando vueltas. La mayoría de sicarios estaba noqueada, y los pocos que quedaban en pie huyeron aterrorizados, tachando a Monty de demonio. Monty, de nuevo con los pies en el suelo, dejó al hombre en el que se había sujetado, que cayó mareado al suelo.

Tan solo quedaba en pie el hombre del bate, que corrió hacia Monty con el susodicho en alto. Monty usó el mantra para esquivarlo fácilmente y colocarse a sus espaldas, el golpe de gracia lo ejecutó con un puñetazo amplificado por un dial cargado.

*PAF*

Buscó entre los cuerpos inconscientes el de Shaunt y lo llevó en brazos, como un saco. Suspiró. Este pequeño entrenamiento le había ido de maravilla para desentumecerse. Giró hacia una dirección, pero no tenía ni la más remota idea de dónde se encontraba. Por suerte acabo encontrando un policía. Al preguntar por la consulta de la doctora Nelson, el agente se ofreció a acompañarlo.

Pasaron por delante del callejón, donde otro policía estaba examinando la zona.

"Menuda reyerta, ¿eh?" dijo Monty, el único que sabía lo que había ocurrido en realidad.

"Debe tratarse de un conflicto entre bandas," dijo el policía que lo acompañaba.

Poco rato después estaba frente a la puerta que enseguida reconoció. El policía se marchó tras despedirse. Argan, el aprendiz, apareció poco después de que Monty, llevando a Shaunt a cuestas, entrara.

"¿Qué ha ocurrido?" preguntó.

"Los hombres del tal Duccus nos han tendido una emboscada," dijo Monty, "he tenido la mala suerte de chocar contra Shaunt, y ha quedado inconsciente, creo que no es nada grave, pero mejor que os lo miréis vosotros."

"Sí, bien hecho, si me acompañas..." Argan lideraba la comitiva a través de los pasillos.

"Déjalo aquí," Argan se refería a una de las camas, seguidamente lo examinó, "todavía tiene pulso, lo que le quedará un chichón, nada que no pueda curarse."

"¿Y la doctora?" preguntó Monty.

"Almorzando, es hora de comer, ¿tú ya has comido?" le preguntó el aprendiz de médico.

"No, Shaunt me había invitado a su casa cuando nos asaltaron," dijo Monty.

"¿Qué ocurre?" la doctora Nelson hizo acto de presencia.

My Little Pony: Friendship is Magic - S04x13

martes, 11 de febrero de 2014 0 quejas

*Spoiler warning*

My Little Pony: Friendship is Magic Logo

Simple Ways
My Little Pony: Friendship is Magic - Simple Ways

Gracias a TV Tropes.

El festival Ponyville Days, una celebración de la fundación de Ponyville, tendrá lugar en unos días. Varios ponys han solicitado ser maestro de ceremonias, y todo el mundo se reúne de el centro del pueblo para ver la propuesta elegida. El comité selecciona a Rarity, quien se ha decantado por un festival de clase alta centrado en "small town chic". Por si fuera poco, a todo esto se le une el hecho de que en breve llega Trenderhoof, un escritor viajero (y su amor platónico), un visionario que parece saber lo que va a estar de moda antes de que lo esté. Acompañada por Twilight, Rarity conoce a Trenderhoof en la estación de tren, disolviéndose como un azucarillo. A pesar del mal inicio, Trenderhoof parece impresionado con Rarity y el pequeño pueblo de Ponyville, especialmente con Sweet Apple Acres. Pero entonces ve de casualidad a Applejack, trabajando duro como de costumbre, momento en el que es atravesado por la flecha del amor y refiriéndose a ella como "la pony de sus sueños". El corazón de Rarity se rompe.

Los intentos de seducción de Trenderhoof son persistentes aunque inefectivos, y molestos para Applejack, quien no tiene en mente más que terminar sus tareas y preparar Sweet Apple Acres para su rol en el festival Ponyville Days. Pero Rarity decide que esto es una competición, preparándose para reclamar la atención de Trenderhoof volviéndose más "country". Vestida en su mejor rural, vuelve a Sweet Apple Acres confesando de forma poco convincente que siempre ha tenido un lado "rústico", incluso llegando a intentar labrar campos o recogiendo manzanas. Sin embargo, Trenderhoof tiene ojos únicamente para Applejack. Rarity decide jugárselo todo a una carta. Cambia de forma tal y absoluta el tema del festival de "small town chic" a "simple ways", se viste con ropa de campo corriente y moliente, deja la melena descuidada, y lo remata con un deje sureño exagerado. Applejack, totalmente exasperada, le pide que deje la pantomima de pony de campo y sea ella msima, pero Rarity insiste en que es un aspecto legítimo de su personalidad y no algo que esté haciendo únicamente para impresionar a Trenderhoof.

En Sweet Apple Acres, Rarity está preparando los trajes de "simple ways" en unas potrillas cuando "Applejewel" hace acto de presencia. Con una acertada aunque tremendamente exagerada imitación de las formas de fashionista de Rarity, Applejack hace ver que su personalidad de pony pija es como siempre ha sido. Rarity hace un heroico esfuerzo para guardar su apariencia de potra de granja, pero cuando el precioso traje de Applejack es alcanzado por una salpicadura de barro no puede resistirlo más y vuelve a su auténtico ser. Entonces confiesa que estaba tan obsesionada en intentar impresionar a Trenderhoof que estaba negando quién era en realidad. En el momento en que Trenderhoof aparece, anunciando sus intenciones de mudarse a Ponyville por su "encanto rústico", Applejack y Rarity ya se han reconciliado, y unen sus fuerzas para quitárselo de la cabeza.

Después de restaurar el tema del festival a "small town chic", Rarity escribe en el diario de las Mane 6 que uno nunca debería cambiar para intentar impresionar a alguien: si no les gusta cómo eres, es su problema. La festividad transcurre sin más problema, e incluso Trenderhoof le entrega una rosa a Rarity en lo alto de la tarima de su desfile de moda.

También puede interesarte:

Equestria Girls

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 31

lunes, 10 de febrero de 2014 1 quejas

Capítulo 31: Confrontación en Ciudad Trigal

Ciudad Trigal
Continente de Johto


"Dratini, ¿puedes continuar?" le preguntó Ryuuna a su Dratini. El pequeño dragón se giró y le hizo un gesto afirmativo con la cabeza. El Magnetón echó la vista atrás un instante.

"Magneton, ¡Supersónico!" el Magnetón se fue acercando al Dratini.

"Dratini, ¡Furia Dragón!" el Dratini también fue aproximándose al Magneton tras recibir las indicaciones.

Aunque el oído humano era incapaz de percibirlo, el Magneton estaba emitiendo un sonido a frecuencia especial. El Dratini quedó desconcertado. De su hocico lanzó unas llamas azules, aliladas, que fueron tomando la forma de un dragón, sin embargo, el sonido le jugó una mala pasada en su cabeza, que le hizo ver dos Magnetons, y apuntó al que no era.

Ryuuna se apartó, así como también parte del público que se había quedado a mirar.

"Dratini, ¿qué haces?" las llamas, afortunadamente, no habían herido a nadie.

"¡Está confuso!" gritó alguien del público.

'Así que es eso,' pensó Ryuuna, no recordaba condiciones tan adversas desde hacía tiempo. Sin contar las derrotas, claro está.

"Dratini, ¡Ciclón!" pero el Dratini sufrió un ataque de parálisis y no se podía mover.

"Magneton, ¡Bomba sónica!" el Magneton también sufrió de la parálisis y tampoco pudo realizar su movimiento.

Ambos entrenadores repitieron movimiento, y esta vez sí que sus Pokémon respectivos pudieron ejecutarlos. El Dratini todavía tenía el sonido supersónico resonando en su cabeza, pero se pudo sobreponer. El Magneton lanzó una onda sonora enfocada contra el Dratini.

*booum* *BOOOUM*

El Dratini creó un ciclón que lanzó contra el Magneton, que hizo de escudo contra el movimiento del Magneton. Por desgracia no llegó a golpearle.

"Magneton, ¡Bomba Sónica!¡Y ahora asegúrate de acertar, pedazo de chatarra!" el Magneton, resignado, esperó a la orden del Dratini.

"Dratini, ¡Furia Dragón!" de nuevo, las llamas en forma de dragón apuntaban hacia el Magneton, que a su vez lanzó la bomba de sonido.

*booum* *BOOOUM*

El dragón de llamas liláceas fue partido en dos mitades, a lo largo, pero aún así seguía avanzando. Ambos movimientos impactaron contra sus objetivos. La Bomba Sónica del Magneton causó un retroceso en el Dratini, mientras que el pokémon metálico quedó momentáneamente rodeado de llamas azules, lo que le daba un aspecto un tanto fantasmagórico.

"Debo felicitarte, chica, estás aguantando bien, no como la Líder de este gimnasio," reconoció Steeler, "pero mi Pokémon es más fuerte. Sabe que debe serlo."

"¡Me llamo Ryuuna!" se quejó ella, aunque Steeler apenas le prestó atención.

"Magneton, ¡Bomba Imán!" el Magneton quedó a la espera de ver qué movimiento usaría su oponente.

"Dratini, ¡Furia Dragón!" era el único ataque que parecía hacer mella en el Pokémon de Steeler.

El Magneton lanzó unos pequeños objetos esféricos que se adhirieron al Dratini.

*BOUM*

Una pequeña explosión lanzó al Dratini por los aires, pero inmediatamente se levantó, desafortunadamente, a causa del estado de confusión se golpeó a sí mismo, quedando debilitado.

"¡Dratini!" Ryuuna fue corriendo a comprobar el estado de su Pokémon ante la antenta mirada del Magneton, de Steeler y de quien estuviera observando el combate.

Ryuuna lo devolvió a su pokéball, tan solo estaba debilitado, no parecía nada grave.

"¡Adelante, Larvitar!¡Acabemos con esto!" dijo una animada Ryuuna.

"Magneton, ¡Bomba Imán!" el Magneton no pudo realizar su movimiento a causa de la parálisis.

"Larvitar, ¡Chirrido!" el pequeño Pokémon Roca/Tierra empezó a emitir un desagradable y molesto ruido que, entre otras cosas bajó dramáticamente la defensa del Magneton. La gente de los alrededores, incluídos Steeler y Ryuuna, estaban con los oídos tapados.

"Magneton, ¡Bomba Imán, ya!" Steeler estaba convencido de que ese golpe iba a ser crítico.

"Larvitar, ¡Avalancha!" el Magneton lanzó los objetos esféricos que se pegaron al cuerpo del Larvitar, que a su vez creó una avalancha de rocas.

*BOUM*

*CRASH*

La explosión de la Bomba Imán lanzó al Larvitar por los aires, no estaba debilitado, y no había sido un golpe crítico, pero había sido un golpe muy efectivo y lo había dejado bastante maltrecho, el mismo Larvitar usó la Baya Aranja que llevaba equipada, recuperando unos pocos puntos de salud. El Magneton no estaba mucho mejor. Ryuuna esperó y deseó que Steeler no usara Bomba Imán de nuevo, y se la jugó cambiando de Pokémon.

"Magneton, ¡Supersónico!" fue gritado a la vez que "¡Vuelve, Larvitar!, ¡Adelante, Gastly!"

El ataque sónico de tipo Normal del Magneton fue totalmente inútil contra el tipo Fantasma del Gastly.

"Gastly, ¡Maldición!" el fantasma fue preparando su movimiento, mientras Steeler pensaba en su siguiente paso. Finalmente se decidió.

"Magneton, ¡Chispa!" el Gastly creo la imagen virtual de aura oscura del Magneton a la que clavó una aguja espiritual que también atravesó al propio Gastly, que perdió salud. El Magneton no pudo ejecutar su movimiento a causa de la parálisis.

La pokéball del Dratini vibró ligeramente, y de pronto el Dratini se encontraba junto a Ryuuna, en posición de combate aunque incapaz de luchar a causa de su estado de debilidad. Ryuuna lo empezaba a tener complicado, ese tal Steeler no era moco de pavo, y sin embargo ella confiaba en sus Pokémon y en ella misma.

Parecía cuestión de tiempo la victoria de Ryuuna, puesto que Steeler parecía incapaz de usar objetos curativos, y su Magneton estaba paralizado y maldito. Pero bajar la guardia en ese momento podría significar la diferencia entre la victoria y la derrota.

'No debo pensar en perder,' era lo que corría por la cabeza de Ryuuna.

"¡Vuelve, Gastly!" Ryuuna retiró al fantasma del combate. Ante la sopresa de Steeler, Ryuuna tomó la pokéball de Larvitar.

"Magneton, ¡prepara la Bomba Imán!" el Larvitar entró en escena, y Ryuuna, a sabiendas de que Steeler no sería tan tonto de no usar la Bomba Imán, le dio la indicación al Larvitar de pegarse al Magneton nada más salir. Gracias a este pequeño detalle, el movimiento del Magneton falló. La Maldición lo tenía contra las cuerdas.

Ryuuna usó la piedra de brillo amarillo de Revivir sobre el Dratini, lo que le dio de nuevo vitalidad.

"Magneton, ¡Bomba Imán!" el Magneton rehusó usar ese movimiento, tal vez porque al tener al Larvitar encima hubiera sido pasto de su propio ataque al ser alcanzado por la explosión. La Maldición acabó por desactivar al Magneton. El Larvitar saltó hacia tierra firme cuando su oponente tocó el suelo. Ryuuna devolvió al Larvitar a su pokéball.

Steeler no tenía más Pokémon, y al notarlo la multitud se fue disolviendo. El combate había terminado.

"Tu Pokémon no confía en tí, y tú no haces más que usarlo como un arma," le dijo Ryuuna.

"¡Tú que vas a saber...!" le espetó un visiblemente irritado Steeler. "Si un Pokémon no sirve para ganar, es que no sirve para nada."

"Tal vez no sepa nada de los Pokémon y es posible que tenga menos medallas que tú, pero sí que he perdido varios combates, y de ahí he sacado las fuerzas necesarias para continuar. Aceptar la derrota y trabajar para la siguiente victoria refuerza el vínculo con tus Pokémon. Ellos confían en mí y yo en ellos."

"¡No! Me niego a aceptar que los Pokémon son mis amigos," dijo Steeler tajantemente. "¡Vuelve, Magneton!"

Pero el Magneton no quiso volver. Evitó regresar a su pokéball y con las pocas fuerzas que le quedaban se alejó de Steeler, que todavía estaba perplejo ante lo que le acababa de suceder. ¡Su propio Pokémon estaba desacatando sus órdenes!

Ryuuna repuso la Baya Aranja que había utilizado el Larvitar durante el combate. Le echó un último vistazo a Steeler, que parecía que el mundo se le derrumbaba, estaba en cuclillas, con los brazos bajos y mirando al suelo, con la vista perdida. Lo dejó con sus miserias para volver al Centro Pokémon donde la atendió la Enfermera Joy de Ciudad Trigal.

"Por lo que veo has tenido un intenso combate..." le dijo la Enfermera Joy. "Le diré a Blissey que les haga un masaje a tus Pokémon. Si quieres, puedes esperar en los bancos de ahí, y si tienes que hacer una videollamada puedes usar el aparato de ahí."

El Centro Pokémon estaba bastante lleno, teniendo en cuenta que Ciudad Trigal era la más grande de Johto. En Ciudad Trigal estaban los grandes almacenes, el Casino, la emisora de Radio entre otros lugares de interés, por no hablar de la estación del Magnetotrén, que recibía gran afluencia de visitantes de Kanto.

Al salir del Centro Pokémon, ya con su equipo al máximo de salud, vio en la lejanía a Steeler, que se dirigía al Encinar. No tuvo el valor de preguntarle nada.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Amigo Ball x10
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- MT 12 - Mofa
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Maldición - Mal de Ojo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

My Little Pony: Friendship is Magic - S04x12

martes, 4 de febrero de 2014 0 quejas

*Spoiler warning*

My Little Pony: Friendship is Magic Logo

Pinkie Pride
My Little Pony: Friendship is Magic - Pinkie Pride

Agradecimientos a TV Tropes

Todo Ponyville comenta la siguiente fiesta que montará Pinkie Pie: el "cumple-versario" de Rainbow Dash, que no celebra únicamente su cumpleaños, pues además el aniversario de cuando se mudó a Ponyville. Cuando Pinkie le da su palabra de que tendrá la mejor fiesta jamás montada, aparece un pony de tierra llamado Cheese Sandwich, que dice ser un planificador de fiestas certificado. Rápidamente se muestra capaz, realizando un masivo impromptu de magia fiestera para los residentes de Ponyville. Sin embargo, esto deja a Pinkie sorprendida, cuando toda la atención pasa a centrarse de su fiesta a la de Cheese.

Cheese Sandwich empieza a montar un enorme escenario para el cumple-versario de Rainbow Dash mientras todo el mundo excepto Pinkie Pie le ayuda. Pinkie llega a la conclusión de que si Cheese es tan bueno, no necesita su ayuda, incluso llegando a preguntarse si debería dejar de planear fiestas. Pinkie considera brevemente cambiar de trabajo, pero falla en todos ellos a su manera. Cuando empieza a recoger sus cosas, ve las fotos de varias fiestas que ha montado a lo largo de los años, lo que le da la resolución necesaria para volver a Ponyville como la planeadora de fiestas que es.

De nuevo en escena para el cumple-versario de Rainbow Dash, Pinkie Pie reta a Cheese Sandwich al "goof off", el ganador se lleva el gato al agua en la fiesta de Rainbow Dash, a lo que Cheese Sandwich acepta. Después de que Twilight lea las reglas de su libro de reglas oficial del goof off, Rainbow Dash es llamada como juez, puesto que es su fiesta, para decidir cuál de los dos es más divertido. A pesar de que ambos ponys descubren sus mejores movimientos, Rainbow Dash queda visiblemente frustrada cuando Pinkie deja caer una piñata gigantesca encima de ella. Los ojos de Pinkie brillan con el brillo arcoiris característico al darse cuenta de que ha roto su "promesa Pinkie", lo que le obliga a rendirse en favor de Cheese Sandwich avergonzada.

Pinkie empaqueta sus pertenencias y se prepara para partir, pero el resto de sus amigas la detienen. Pinkie se disculpa por obcecarse tanto en intentar vencer a Cheese Sandwich, pero Rainbow Dash le dice que nunca podrían hacer una fiesta sin Pinkie, la planeadora de fiestas permanente de Ponyville. Cheese Sandwich también aparece, admitiendo que nunca pensó en quitarle el puesto a Pinkie. También confiesa que, en el pasado, era un pony tímido hasta que se topó con una de las fiestas de Pinkie, lo que le inspiró en llegar a ser el pony fiestero que es. Los dos planeadores de fiestas se unen para montarle a Rainbow Dash la mejor fiesta de cumple-versario. Mientras Pinkie escribe en el diario de las Mane 6, Cheese Sandwich le entrega su pollo de goma, Boneless, que emite un brillo arcoiris...

También puede interesarte:

Equestria Girls

World of Trollcraft: [Capítulo trigesimoprimero: Un encuen-troll inesperado]

lunes, 3 de febrero de 2014 1 quejas

Capítulo 31

Un encuen-troll inesperado


Habiendo cruzado el campo nevado, 7F, la Gata Negra y el héroe se encontraban en el horno, el área de más alta temperatura de todo Shadow Moses. Tras haber pasado tanto frío era un lujazo poder estar en un sitio tan cálido, aunque pronto Ataru acusó el calor...

"Bufff, hace demasiado calor aquí," comentó.

De uno en uno, fueron pasando al otro lado de la sala a través de la cornisa que dejaba la guía de la grúa. La primera en pasar fue la Gata Negra, la más ágil de todo el grupo.

*PEW*

Ataru apuntó firmemente a la cabeza de uno de los soldados Genoma apostados en el área, prácticamente delante de la Gata Negra, que ya había cruzado. El héroe estaba acabando de cruzar cuando lo hizo 7F. El único camino posible era bajando unas escaleras metálicas.

"Cuidado no hagáis mucho ruido al bajar," les advirtió el agente. Los pasos de la Gata Negra eran tan silenciosos como mortales.

Una pasarela conducía a un elevador que les podría haber ahorrado el sufrimiento de tan delgada cornisa.

"Ya nos podrían haber avisado..." espetó la Gata Negra, "lo que nos habríamos ahorrado."

"Bueno, eso es culpa del que está escribiendo esta historia, que no se fija en los detalles," aprovechó para criticar el héroe.

*PEW*

Ataru le pegó un tiro a una de las cámaras de vigilancia del piso inferior, aprovechando que se habían acercado al elevador. Al volver a las escaleras por las que habían bajado tenían dos opciones que eran bajar el tramo restante de escaleras, que quedaba a su derecha, o bien torcer hacia su izquierda, siguiendo al nivel de la pasarela. Como había una puerta metálica y grande justo a su derecha y era obvio que tenían que seguir por ahí, decidieron explorar un poco la zona.

El camino de la izquierda terminaba con otras escaleras y al bajar apenas había unos pocos objetos para recoger.

"Esto parece lava," observó la Gata Negra, abanicándose con la mano.

Volvieron por donde habían venido y esta vez bajaron el otro tramo de escaleras. En esta plataforma había una especie de sala de calderas, con tuberías que expulsaban nubes de vapor a alta temperatura. Entraron ahí. Con cuidado fueron evitando los surtidores de vapor, tenían que pasar a rastras hasta llegar a otra plataforma, pasó primero Ataru que se escondió tras unas cajas metálicas. Les hizo un gesto para que esperaran nuevas órdenes. Se aproximó al borde de las cajas, y medio escondido le pegó un tiro a una de las cámaras de seguridad traicioneras.

*PEW*

El héroe y la Gata Negra esperaban en la sala de calderas mientras Ataru exploraba la plataforma. Había munición del Stinger y granadas por ahí. Ataru volvió con el grupo.

"Ya podemos seguir, no hay nada más que ver por aquí," les dijo.

Deshicieron su camino esquivando de nuevo los chorros de ardiente vapor y atravesaron la gran puerta metálica.

Se encontraban en una gran sala aislada del calor del horno. Era alta y ancha y en su extremo había un gran elevador para trasladar cargo. También había varias cajas apiladas, pero era extraño.

"No hay nadie ni presiento a nadie," dijo la Gata Negra.

"En cualquier caso, no bajéis la guardia," les recordó Ataru, SOCOM en mano.

Se colocaron en el elevador, cuya trayectoria, a juzgar por las guías, era descendente, y Ataru tocó unos botones del cuadro de mandos.

*VROOOM*

Empezaron a descender, primero a trompicones, después más suavemente...

*cloc cloc cloc*

Echaron la vista arriba, siguiendo la posición de los golpes de sonido metálico. De pronto vieron cuatro soldados equipados con fusiles.

*RA-TA-TA-TA-TA-TA*

Se abrieron paso al son de los fusiles. Los tres protagonistas esquivaron las balas de un salto, unos con más gracia, otros con menos. Era una maniobra de distracción, más que un ataque planeado, pues ahora los soldados habían aterrizado en el elevador, que era su objetivo, mientras apuntaban con los fusiles a sus presas.

"Hora de patear culos," dijo el héroe. Ataru y la Gata Negra soltaron una sonrisa.

Los soldados no plantearon ninguna dificultad adicional a los que se habían encontrado en el ascensor de la Torre de Comunicaciones B. El héroe usó su shunpo para colocarse detrás de uno de los soldados que lo estaba apuntando, lo tomó del cuello y lo usó de lucero del alba para golpear al resto de soldados. Ataru detuvo el soldado que a causa del golpe había ido hacia él y dándole media vuelta, con un calculado movimiento le partió el cuello.

La Gata Negra cogió al que se dirigía hacia ella y tomándolo del brazo, lo levantó con una vuelta en el aire y al quedar sentado, tiró de su brazo con un pie en su cabeza, lo que acabó por partirle el cuello. Ataru fue a por uno de los otros soldados al que con un DDT lo tumbó dejándolo aturdido, después lo remató con el fusil FAMAS que el soldado había dejado caer. El héroe lanzó su soldado hacia la Gata Negra, que saltó, y al caer dejó todo su peso en uno de los tacones, perforando el cuello el último soldado.

World of Trollcraft - Chapter 31 - Cover

"Espero que no tenga que usar lejía," dijo ella, después de mirarse el tacón y comprobar cuán manchado de sangre estaba.

Finalmente, el elevador de carga llegó a su destino.

*PEW*

Ataru se había adelantado al ver una cámara de vigilancia en su radar. La neutralizó con el plomo de su SOCOM.

"Podemos seguir," les dijo.

En la sala adyacente había otro elevador, igualito al que acababan de montar, pero que bajaba todavía más. Ataru se volvió a encargar del cuadro de mandos.

*VROOM*

Esta vez no fueron los soldados los que interrumpieron el tranquilo descenso del elevador pero sí lo hizo una llamada codificada sin identificar.

*RING-RIING*

"Me temo que todavía no tenéis el placer de conocer a Vulcan Raven," dijo la voz de Liquid, "Los de HORTERA me han proporcionado un clon de él, tal y como han hecho conmigo, JUA JA JA, ¿véis todos estos cuervos de aquí?"

Ataru les trasladó todo lo que Liquid le había dicho a través del Codec, era cierto que una bandada de cuervos sobrevolaba la plataforma elevadora.

"Y parece que cada vez hace más frío," añadió la Gata Negra, "brrrr..."

El elevador de cargo los había dejado en lo que parecía una antesala. Una puerta de nivel 6 capitaneaba la estancia, con varios contenedores a ambos lados. Entraron.

Envuelto en cuervos, en lo alto de un contenedor había un tipo sentado. A pesar del frío llevaba el pecho descubierto, dejando visibles unos tatuajes tribales. Como estaba sentado era difícil apreciar todo su volumen, pero era alto, musculoso. Una nube de cuervos se abalanzó contra los recién llegados. La mini-gun que reposaba a su lado iba conectada a un contenedor cilíndrico, enorme, y a juzgar por el aspecto, pesado, lleno de munición. Debía tratarse del tal Vulcan Raven.

Hablaba con un tono entre místico y grandilocuente.

*RRrrrrrRRRRrrRRRRRRRRrr*

Disparó una primera ráfaga de balas, lo que hizo que los tres del grupo se separaran.

"¡Dejádmelo a mí!" gritó Ataru.

"Hm... muy valiente," admitió Vulcan Raven, "de querer enfrentarte mano a mano contra mí."

Con una fuerza increíble, tiró de uno de los contenedores y lo lanzó contra Ataru. Parecía que lo iba a aplastar contra la pared, pero Ataru usó su Stinger para detener el objeto.

*RRrrrrrRRRRrrRRRRRRRRrr*

Volvió a disparar Vulcan Raven la mini-gun, 7F no pudo hacer más que esquivarlo. El agente se dio cuenta de que Raven seguía un camino predeterminado en el laberinto de contenedores. Puso en marcha su plan cuando Raven se encontraba en una de las esquinas del almacén, fue colocando explosivos plásticos C4 y minas Claymore a lo largo de la ruta de su feroz oponente. En alguna ocasión Ataru fue sorprendido cuando Raven optó por cambiar de ruta.

La mini-gun empezó a rodar, disparando de nuevo una ráfaga de balas. Ataru se escondió detrás de otros contenedores, alguna bala alcanzó puntos no vitales, pero no había tiempo para el dolor, era más importante conservar la propia vida. Vulcan Raven corría a través de los pasillos, sangrando.

"¡Sal de tu escondite!" gritó el coloso, sin dejar de correr.

*tap tap tap*

Al doblar una de las esquinas, allí estaba 7F. Sentado, apoyando su espalda contra uno de los contenedores, con la mirada un tanto perdida. Junto a él había un rastro de sangre.

"Je, je, jeee..." era Ataru el que sonreía.

Vulcan Raven fue a disparar su mini-gun de nuevo... pero se detuvo. Ataru tenía algo en su mano izquierda. Hizo de ademán de pulsar un botón.

*BOUUUM*

Justo en el lugar en el que se encontraba Vulcan Raven, que era un punto de unión entre dos pasillos, Ataru había colocado C4. Dejó caer el detonador de su mano. Raven había perdido sus fuerzas, pugnaba por mantenerse en pie, pero le fue imposible. Ataru se levantó.

"Toma esto, a mí ya no me servirá," le dijo Vulcan Raven. Se trataba de una especie de tarjeta.

Al echarle un vistazo más de cerca, Ataru vio que se trataba de una tarjeta de seguridad nivel 7.

"Gracias, supongo," Ataru tomó el objeto que le ofrecía Vulcan Raven.

*GRUU GRUU*

La nube de cuervos se lanzó contra Vulcan Raven, picoteando, arrancando piel y carne. Instantes después había desaparecido completamente, como por arte de magia.

El héroe y la Gata Negra hicieron acto de presencia de nuevo.

"Creo que ya podemos proseguir," les dijo Ataru.

Cruzaron la puerta de nivel 7. La siguiente estancia era una sala en la que al avanzar llegaba a un profundo hueco, por el que tan solo se podía proceder a través de una pasarela. 7F sacó la cabeza en la esquina, con sigilo y cautela. Había únicamente dos soldados apostados en la zona. Uno de ellos estaba atento a si venía alguien del almacén, en lo alto de una plataforma a la que se accedía a través de unas escaleras. El otro, que estaba al mismo nivel que el grupo, recorría media pasarela, ir y venir.

Al darse la vuelta el soldado de la pasarela, Ataru disparó un tiro certero con su SOCOM silenciada a la cabeza del soldado que vigilaba desde el punto más alto.

*PEW*

Volvió a la seguridad de la esquina mientras el otro soldado desconocía el actual estado de la situación.

*PEW*

De nuevo, un perfecto disparo acabó con la vida del otro soldado. Tenían vía libre.

"Ojo, que hay dos cámaras," observó la Gata Negra.

"Bien visto," 7F anuló la funcionalidad de ambas cámaras con la dosis justa de plomo de su SOCOM.

De nuevo, frente a ellos había una puerta de nivel 7, por la que pasaron sin problemas gracias a su recién conseguida tarjeta de seguridad nivel 7.

"¿No vamos a subir ahí arriba?" preguntó el héroe señalando el lugar donde Ataru había abatido al primero de los soldados.

"No creo que haya nada que nos pueda interesar," dijo Ataru.

"Bien," el héroe se encogió de hombros, dando su respuesta con resignación.

La puerta los llevaba a la Base subterránea y un estrecho pasillo los recibía, fríamente. Frente a ellos se encontraba una de las joyas de la mecánica y la tecnología, cristalizada en forma de robot. Por algún extraño motivo, el recinto estaba rodeado de agua.

"Me juego lo que queráis a que es tóxica," dijo la Gata Negra. "No me daría un chapuzón por nada."

"Creo que lo mejor será que subamos," observó el héroe al encontrar unas escaleras.

"Puede ser, no veo otra salida," añadió Ataru.

Al subir, vieron un guardia que estaba patrullando. La Gata Negra usó su sigilo combinado con su agilidad y de un salto se colocó encima de la barandilla de la pasarela. Una caída desde esta altura podía ser dolorosa. Arrancó a correr manteniendo un equilibrio felino y de un salto, agarrando el cuello del soldado y aprovechando su inercia, lo levantó y le partió el cuello contra la barandilla. Después lo dejó caer al piso inferior.

"Recuérdame que no sea tu enemigo, encanto," dijo Ataru tras ver el espectáculo.

"Ya podemos seguir subiendo," dijo ella.

Se encontraban en el piso superior propiamente dicho, si es que se le podía llamar así. La pasarela rodeaba la pared del recinto hasta llegar a una especie de despacho en el fondo de la sala, que estaba justo encima del estrecho pasillo por el que habían venido.

"Déjame esta a mí," le comentó Ataru a la Gata Negra, pues un soldado patrullaba junto al despacho. Un disparo en la cabeza fue todo cuanto necesitó Ataru.

"Eres bueno," admitió la Gata Negra con una sonrisa.

Ciertos pensamientos impuros recorrieron la cabeza de Ataru, cuyo entrenamiento del CEFPIFST no había acabado de anular del todo su personalidad pervertida anterior. Al llegar al despacho asomaron primero la cabeza. ¡Liquid estaba ahí!

Estaba hablando por teléfono, por lo que pudieron deducir, con alguien de HORTERA. Liquid vio a través de uno de los monitores de las cámaras de seguridad que había alguien en el exterior. De repente empezó a hablar de algo de unas llaves, Liquid comentó que la llave servía para avisar a la Jefatura Mayor de Estados Unidos, y que para activarla necesitaba únicamente cambiar de temperatura la llave y usarla, en orden en los tres portátiles del despacho.

"¿Quién anda ahí?" preguntó, haciéndose el sorprendido. Disparó su revólver contra la puerta, donde Ataru estaba comprobando la llave PAL. Todo el rollo que Liquid había comentado por teléfono no dejaba de sonarle extraño, el susto del disparo hizo que se le escapara de las manos.

"Mierda, ha caído en el agua," se lamentó el héroe.

"Y yo que he dicho que no me daría un chapuzón," se lamentó a su vez la Gata Negra.

"¡Maldición, Liquid!" Ataru apuntó y disparó su SOCOM contra Liquid.

"Es cristal antibalas, alelado," se burló Liquid.

"No tenemos tiempo que perder," interrumpió el héroe, "tenemos que buscar la llave."

El grupo abandonó las inmediaciones del despacho.