Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

PokeFábula: Zangoose

lunes, 20 de junio de 2011

Fábula del continente de Hoenn



Los Zangoose son pokémon orgullosos de sí mismos, bendecidos por la naturaleza con unas imponentes garras. Viven en comunidad pues también están orgullosos de su raza, pero desde tiempos inmemoriales han combatido contra los Seviper por el territorio. Nadie sabe bien qué los llevó a discutir, porque la selva siempre ha sido lo suficiente grande para todos.

Así pues, este cuento nos traslada a una de las más cruentas guerras entre Zangoose y Seviper. Zandeere era el líder de uno de los grupos de ataque de los Zangoose, ya hacía años que se dedicaba a entrenar a los jóvenes e inexpertos Zangoose una vez éstos llegaban a una edad lo suficente madura para poder aprender Garra Brutal. Había alguna excepción con algún Zangoose que tenía una Cuchillada lo suficiente potente.

En esa ocasión le habían asignado un grupo de Zangoose que se veía más joven de lo habitual. Habían tenido muchas bajas últimamente, tenían al grupo que iba en busca de bayas curativas desbordado y las enfermerías de los poblados llenas. Al cabo de unas horas de recibir al grupo y de presentarse llegó un mensajero que le dijo que éste grupo era el más joven que había podido reclutar, que los otros ya eran demasiado jóvenes y que algunos apenas dominaban la Cuchillada. Zandeere se exclamó acerca de ello.

Los guió hasta el campo de prácticas para comprobar sus habilidades. Primero de todo debían superar un campo de obstáculos móviles. Zandeere comprobó que todos menos uno podían usar el Ataque Rápido. Tras otras pruebas menos dificultosas la última consistía en entablar combate contra el líder. Como vio que apenas podían luchar dejó que fueran los cinco que lo atacaran a la vez. Uno de los Zangoose empezó a atacar sin cesar con Cuchillada. Zandeere se defendía con un simple Arañazo. Era como ver al gato jugando con el ratón. Zandeere llamó la atención de todos y les mostró la Garra Brutal. El Zangoose quedó fuera de combate.

Dos de los Zangoose que quedaban usaron Danza Espada y atacaron a la vez con Cuchillada. Con un Ataque Rápido Zandeere los esquivó consiguiendo que se dejaran fuera de combate mútuamente. De los dos Zangoose que quedaban, uno de ellos efectuó un Ataque Rápido que fue bloqueado por Zandeere. Iban dándose Arañazos y Cuchilladas, y en cuanto Zandeere preparó la Garra Brutal, el Zangoose lo bloqueó con una Cuchillada, restándole poder, y aunque no quedó fuera de combate inmediatamente sí que cayó exhausto. Finalmente quedaba el Zangoose que no podía usar Ataque Rápido. Pero había quedado petrificado del miedo.

En los días posteriores Zandeere entrenó al grupo de inexpertos Zangoose hasta que pudieron usar cuatro de ellos la Garra Brutal, aunque no la dominaban del todo. El Zangoose que no había podido usar Ataque Rápido aprendió a usarlo, así como Zandeere se encargó de infundirle valor para la batalla. Ahora ya eran un buen equipo, sobre todo tras practicar las estrategias básicas de combate.

El mensajero del primer día llegó para comunicarle a Zandeere que aunque no era su cargo debía cumplir la misión de asegurar el Paso de Pardal, pues se trataba de un buen asentamiento para hacer frente a los Seviper. Zandeere así lo hizo. Lo comunicó a su grupo y partieron del campo de entrenamiento hacia las cercanías de la Ruta 114. Tardaron dos días en llegar al Paso de Pardal. Todo estaba demasiado calmado, demasiado tranquilo, pero Zandeere supuso que era porque aún no había llegado nadie, lo que significaba que el resto de Zangoose que estaban conteniendo los Seviper hacían su trabajo.

Zandeere ordenó tomar posiciones a los Zangoose de su grupo. Los Zangoose se colocaron de acuerdo a como habían planeado. Entonces, de encima de un árbol dos Seviper se arrastraron sigilosamente hasta dos de los Zangoose y con un ataque Cola Veneno los dejaron fuera de combate y envenenados por una toxina que aunque no era mortal dejaba las extremidades paralizadas. Dos Seviper más atacaron por el otro lado, pero Zandeere los había visto venir, con lo que repelió su ataque con su Cuchillada. Eran cuatro contra cuatro. Uno de los Seviper agarró a uno de los Zangoose con Repetición. Entonces apareció un Seviper algo más grande de lo habitual, así como más oscuro de lo habitual y con peor carácter de lo habitual: se trataba del cabecilla del escuadrón de la emboscada. Ahora eran cinco contra cuatro. Sin embargo, los dos Zangoose envenenados despertaron; estaban algo aturdidos y con las extremidades paralizadas, con mucho esfuerzo conseguían mantenerse en pie.

El jefe de los Seviper ordenó un ataque frontal, casi suicida, teniendo en caso el número, pues se encontraban en inferioridad. Pero ningún Seviper se acobardó y avanzaban todos en paralelo mostrando sus colmillos. Los Zangoose por su parte prepararon su Danza Espada mientras frotaban sus garras entre sí.

Las escena que sigue fue un festival de Colmillos y Colas Veneno y Cuchilladas y Garras Brutales. Los Zangoose iban más a golpear, rajar o destripar, pero los Seviper en cuanto agarraban algo se acarnizaban con ello. Los Zangoose envenenados fueron mordidos, y se empezaron a desangrar, pero seguían luchando con espíritu. Zandeere atacaba con su Ataque Rápido junto con su Cuchillada, prefería guardarse la Garra Brutal contra el cabecilla Seviper. Éste último observaba atentamente cada movimiento de los Zangoose. Finalmente decidió entrar en acción. Las tornas estaban bastante igualadas, pero de repente el gran Seviper se unió a la fiesta. Zandeere estaba de espaldas. El Seviper se lanzó con su cola por delante usando su potente Tajo Umbrío, que resultó ser crítico. Pero en el instante que empezaba a atacar, el Zangoose que al principio no sabía usar Ataque Rápido usó Ataque Rápido, pero falló en el último momento y aunque en ese momento efectuó la Garra Brutal que no había sabido usar hasta entonces, el Tajo fue fatal, pues atravesó todo su estómago. La Garra Brutal mandó uno de los colmillos del cabecilla Seviper volando... y giraba, y giraba... y se clavó en el suelo.

Zandeere gritó: NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!

Pero era demasiado tarde; el cuerpo del Zangoose yacía inmóvil en el suelo mientras el cabecilla seguía atacando sin piedad al resto de Zangoose. Zandeere luchó A Bocajarro mientras Perseguía al cabecilla Seviper; estaba fuera de control, hasta que consiguió impactar un golpe contra la dentadura del reptante Pokémon, lo que causó que otro de los colmillos saliera volando... y giraba, y giraba... y se clavó en el suelo.

Ya exhausto Zandeere y pasto del cabecilla, se oyó un silbido de Zangoose. Era el mensajero. Anunció la llegada del refuerzo de tropas, lo que causó la retirada del escuadrón Seviper. Los Zangoose habían conseguido asegurar el Paso de Pardal, pero a qué precio. Zandeere se llevó el cuerpo sin vida de su pupilo...

Moraleja: Las guerras rara vez son justas y necesarias / La esperanza es lo último que se pierde.

==========

Recordad que podéis dejar vuestras sugerencias de la aventura pokémon en el post del avance, que encontraréis pulsando AQUÍ


Ya tenéis disponible la segunda parte del fanfic de scaramanga que partirá la pana este verano: La Revolución Esmeralda

1 quejas:

Marcus dijo...

Me atrevería a decir que nunca son justas,pero si hay gobierno siempre habra alguna razón para la gerra(creo).
Buena fabula con un pokémon que me encanta,contra un pokémon que detesto(prefiero a ekans),aunque le falto un poquito de emotividad(algo como la relación entre zandeere y el zangoose novato).

lo dicho me ha gustado.

Un saludo