Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Hiatus hasta 2015

viernes, 28 de noviembre de 2014 2 quejas

En vistas de que andaré algo ocupado con unos proyectos y unas cosas hasta fin de año, lo mejor que puedo hacer es pausar las publicaciones temporalmente. Me apena, porque llevaba un buen ritmo, pero estoy falto de imaginación, y ante la imaginación el remedio es tiempo, y de eso no tengo. Si el blog me diese dinero, otro gallo cantaría, pero no es el caso.

Lo dicho, en principio en Enero de 2015 vuelvo, espero que con energías renovadas, y espero que con los capítulos atrasados terminados. Podríamos llamarlo las vacaciones de Julio y Agosto que no me tomé.

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 40

martes, 18 de noviembre de 2014 2 quejas

Capítulo 40: Esto es una ruina

Ruta 36
Continente de Johto


La agente Jenny sacó una lupa, al más puro estilo detectivesco, para seguir el rastro del que hablaba Blasi. Ryuuna, que carecía del artilugio para aumentar la visión, podía seguir perfectamente las huellas.

"Por aquí, siguen por aquí," dijo Blasi.

*FUUUUUFFUUUUUUFFFFUUUU*

Dos tipos extraños aparecieron de la más absoluta de las nadas, uno era un chico con gafas de sol y armadura ligera medieval, la otra era una chica de cabellos muy claros, casi blancos, ataviada con una indumentaria más bien tribal, a excepción del antifaz, que no parecía conjuntar con el resto de la ropa. Con el mismo sonido con el que se habían materializado desaparecieron pocos instantes después.

Durante el breve periodo de tiempo que esos 'visitantes' permanecieron ahí nadie dijo nada, demasiado presos por la sorpresa como para decir algo.

"¿¡Qué acaba de ocurrir!?" exclamó Blasi.

"Me ha parecido ver dos tipos de lo más extraño," dijo la agente.

Decidieron no dar más importancia a los visitantes, como si hubiesen sido apariciones, que hasta que se demuestre lo contrario es lo que eran. Las marcas de las ruedas se desviaban hacia las Ruinas Alfa. Ryuuna reaccionó al poder místico del lugar, como había sucedido la primera vez que se había acercado, esta vez volvía a estar todo oscuro pero en vez de una llamarada apareció un ojo, algo de contraluz mostró el Ho-Oh de perfil, y la estaba mirando fijamente.

Esta vez Ryuuna no se desplomó, aunque la agente Jenny de Ciudad Iris y Blasi se asustaron al ver que no reaccionaba, pero se mostraron reacios a tocarla, por si ocurría algo inesperado.

"Ugh."

Ryuuna despertó de su visión.

"¿Estás bien?" le preguntó Blasi.

"Me ocurre cuando entro en puntos místicos, veo visiones, como si algunos Pokémon legendarios me estuviesen llamando."

"Algún día nos encontraremos en la Liga Pokémon, ese día nos demostraremos todo nuestro potencial, estoy ansioso, sé que tu potencial es enorme, espero que el mío esté a la altura."

"¿Ryuuna?" era otra voz conocida.

"¿Grelda?" Grelda era la chica que Ryuuna había conocido en las Ruinas Alfa en su primera visita, una estudiosa de la ruinas cuyo objetivo actual era desvelar el secreto de los Unown junto al Profesor Dys.

"Ahh, eres tú, Ryuuna," dijo, "estoy muy emocionada, no esperaba volver a verte tan pronto."

"Perdona, ¿trabajas aquí?" le preguntó la agente Jenny a Grelda.

"Sí, pertenezco al equipo científico que investiga las ruinas."

"Entonces, ¿no te habrás topado con unos hombres sospechosos del Team Rocket?" preguntó con tono inquisidor.

"¿Team Rocket? No, para nada..." respondió Grelda agitando las manos, tratando de desmentir esa información.

"Es que unos ganapanes del Team Rocket se han llevado el Sudowoodo que bloqueaba el acceso a Ciudad Iris," le informó Ryuuna, "y estamos ayudando a la agente a encontrarlos. Han dejado marcas en el suelo, por eso hemos acabado llegando aquí."

"Uhm... ahora que lo mencionas, tal vez hace un rato he oído unos ruidos extraños cuando he ido al lavabo un momento."

"Es posible que se hayan escondido en las ruinas," dijo Blasi.

"En ese caso os acompañaré, conozco el sitio bastante bien," añadió Grelda.

Ryuuna volvió a la ruinas que anteriormente había visitado, y puede sonar a tópico, pero seguían igual que la última vez que había estado. Desde luego si algo había ahí era silencio. De vez en cuando se les cruzaba un Unown, y rara vez lo hacían dos de la misma forma.

"No creo que estén escondidos aquí," dijo Blasi.

"Shhhh," Grelda pidió silencio, "oigo ruidos que no acostumbro a oir de forma habitual en este sitio, y creedme que me paso muchas horas encerrada aquí."

El grupo pasó de largo de una estrecha hendidura en la pared, aunque lo suficiente ancha como para albergar una persona, y profunda como para que los dos miembros del Team Rocket y el Sudowoodo quedasen ocultos. El Pokémon, sin embargo, no parecía contento con su estatus de cautivo, así que de repente se agitó.

"Estate quieto," le susurró el miembro del Team Rocket más cercano.

"He oído algo," dijo la agente Jenny.

La agente Jenny se acercó hasta la fuente de los susurros, donde se topó cara a cara con el miembro del Team Rocket.

"¡Ahhh!¡Una cara!" gritó ella.

"Shhh," hizo instintivamente el tipo del Team Rocket, pero ya era demasiado tarde. Blasi, Ryuuna y Grelda ya se habían aproximado rápidamente, con lo que los dos patanes y el Sudowoodo estaban rodeados.

"Vale, vale, nos rendimos," dijo uno de ellos. La agente Jenny detectó que era el momento en que tenía que intervenir.

"¡Estáis arrestados!" soltó, mientras les recitaba su retahíla de derechos. Ya enmanillados, la agente Jenny de Ciudad Iris se los llevó de las Ruinas Alfa.

"Gracias por vuestra colaboración, chicos."

Ahora tan solo quedaban Ryuuna, Grelda, Blasi y el Sudowoodo.

"¿Quieres quedarte con el Sudowoodo?" le preguntó Ryuuna a Grelda. "Igual sabes sacarle provecho y te puede ayudar, ¿verdad Blasi?¿Blasi?"

El chico había salido corriendo instantes antes de que Ryuuna lo mencionase.

"¡Jajaja!¡Nos vemos en Ciudad Iris!"

"Bien, pues parece que Blasi no lo quiere, así que si lo quieres tú, quédatelo, si no lo dejaré en el Centro Pokémon de Ciudad Iris," le dijo Ryuuna a Grelda.

"Gracias, Ryuuna."

"Toma, una pokéball," Ryuuna le hizo entrega de una de sus pokéballs, para que pudiera capturar al Sudowoodo.

"Y... ¿cómo se usa?¿la tiro y ya está?" Grelda era una chica muy inteligente, pero tenía poca idea del Mundo Pokémon.

"Sí, es muy fácil."

*TOC TOC* *TOC TOC*

Grelda lanzó la pokéball contra el Sudowoodo, ésta dio un par de sacudidas...

*TOC*

Tras una última sacudida, la pokéball quedó totalmente quieta.

"¡Bien, he capturado al Sudowoodo!" Grelda estaba alegre y feliz, y Ryuuna también. Seguidamente, Grelda sacó al Sudowoodo de su pokéball.

"¿Tienes prisa para llegar a Ciudad Iris? Me gustaría que te quedases a dormir esta noche con nosotros."

Ryuuna no pudo dar un no por respuesta.


Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x3
- Amigo Ball x10
- Baya Aranja
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- MT 12 - Mofa
- MT 28 - Excavar
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 45 - Atracción
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón
- Bici
- Monedero (Casino)

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Maldición - Tinieblas [Baya Aranja]
- Kadabra (Sincronía) MV: Teletransporte - Confusión [Baya Aranja]
- Scyther (Enjambre) MV: Ataque Rápido - Foco energía - Persecución - Falsotortazo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

Sección Gajes de Ajenos y Extraordinarios - Pennywise y Silvestrin

sábado, 15 de noviembre de 2014 1 quejas

La segunda entrega de esta sección cuenta con Pennywise y Silvestrin, de Una Pareja Friki.

  1. ¿Cuántos años llevas en activo en la blogosfera?

    Penny y Silvestrin: 10 años
  2. ¿Qué te llevó a crear tu primer blog?

    Silvestrin: Quería recopilar en algún sitio todo lo que veía, leía y jugaba, para así tener un control sobre ello, además de poder ofrecer mi opinión.
    Penny: El aburrimiento al principio. Luego el ansía de expander mi sabiduría :P

  3. ¿Cómo se llamaba?

    El mundo de Silvestrin y sus alrededores
    Pennywise blog

  4. ¿Sigues con él?

    No, aunque ahora estoy en este junto a Penny y hago exactamente lo mismo, jeje.
    Penny: Idem que Silvestrin

  5. En caso negativo, ¿cuántos blogs has tenido?

    Penny y Silvestrin: 2, contando el actual
  6. ¿Has pensado alguna vez en dejarlo?

    Penny y Silvestrin: No
  7. ¿Por qué?

    Silvestrin: Me sirve como base de datos, como he dicho antes es lo que he tenido siempre en mente.
    Penny: Es una forma de tener un hábito de escritura y las reseñas me sirven como archivo de lo que vemos o leemos.

  8. En caso afirmativo, ¿cuántas veces te lo has planteado seriamente?

    -
  9. ¿Qué es lo que crees que te ha impulsado a seguir?

    Silvestrin: Penny, basicamente porque soy muy vaga para escribir xD, aunque quiero recopilar las cosas, vengo muchas veces cansada del trabajo y no tengo ganas de ponerme, pero eso no significa que lo quiera dejar.
    Penny: Ver mi respuesta a pregunta 7 :D

  10. ¿Algún consejo para los más neófitos de la blogosfera?

    Silvestrin: Que no desistan, es muy duro ver que escribes y escribes post, y nadie te contesta, pero es que no se debe hacer por los demás, se debe hacer por uno mismo.
    Penny: Hazlo porque te guste, no por los comentarios o las visitas.

  11. ¿Para terminar, hay algo que quieras añadir? ¡Ahora es tu momento!

    Silvestrin: Quiero decirles a todos, que sabía que este premio llegaría en algún momento, no sabía cuando, pero aquí está y todo se lo debo a mi familia. ¡OS QUIERO!
    Penny: Si todos nos trataramos los unos a los otros como quisiéramos que nos trataran el mundo sería un lugar mejor.


Parece que tendremos pareja friki para muchos años ;)

Si cumplís los requisitos (llevar más de cinco años en la blogosfera y estar actualmente en activo) y os gustaría aparecer en esta sección en un futuro, dejad un comentario o poneros en contacto conmigo a través del correo electrónico o Twitter (@mura_tdd1blog).

Ah, y me haréis un gran favor si CLICÁIS AQUÍ, gracias :)

World of Trollcraft: [Capítulo cuadragésimo: La gata, el troll y sus dos coj... y un lío de vastas dimensiones]

sábado, 8 de noviembre de 2014 1 quejas

Capítulo 40

La gata, el troll y sus dos coj... y un lío de vastas dimensiones


"¿El bosque de Brecilia?" dijo un hombre extrañado, al ser preguntado por esa localización. "Sí, está al este de Lothering, al norte de unas colinas, pero no sé nada más que lo que podáis encontrar en un mapa."

"Vaya, muchas gracias, de todas formas," la Gata Negra le agradeció así al hombre su tiempo.

El día apenas acababa de empezar en Ferelden, y tenían pensado llegar ese mismo día al campamento de los elfos dalishanos, por lo que habían preferido informarse de la localización antes de encontrarse con un seguido de despropósitos. Por desgracia, la gente de allí no era de mucha ayuda puesto que la mayoría habían vivido y morirían en Lothering, y los que no residían en el pueblo sabían más bien poco de los elfos dalishanos.

Se les empezaba a hacer tarde.

"El tiempo apremia," dijo el héroe, "si es que queremos llegar hoy al campamento élfico."

"Soy consciente de ello," replicó ella, "partamos pues."

Dicho y hecho, tomaron el camino de Lothering que los llevaba hacia el este. Afortunadamente para ellos, el camino fue plácido y corto, y en poco tiempo se plantaron en los alrededores del bosque de Brecilia. Habían encontrado un camino que se alejaba del camino transitado que estaban siguiendo, que parecía intentar pasar desapercibido, pero el héroe notó que había algo que no cuadraba.

El camino pasaba por claros pero nada más entrar quedaban rodeados por zonas de frondosa vegetación, lo que hacía difícil ver a lo lejos.

"Esto está demasiado tranquilo," dijo el héroe.

"Es lo que tiene seguir un camino que te lleva al bosque, y que está expresamente pensado para que sea difícil de encontrar," dijo ella.

*FRSFRS*

De unos arbustos aparecieron varios elfos, elfos de los de toda la vida, con la piel de tono madera y orejas puntiagudas. Algunos llevaban algún tatuaje, pero todos les apuntaban con flechas.

"Alto ahí," quien dijo eso era una elfa con la cara tatuada.

"Eh, eh, calma," dijo el héroe poniendo los brazos en alto, "no venimos a causar problemas."

"Entonces, ¿qué habéis venido a hacer aquí?" preguntó ella.

"Verás, eh... esto... ¿cómo te llamas?"

"Mithra," respondió ella secamente.

"Pues verás, Mithra, venimos del Círculo de Hechiceros," explicó él, "sé que te parecerá extraño pero ni ella ni yo pertenecemos a este universo, y fuimos allí para ver si alguno de los libros nos podía traer de vuelta a nuestro universo, nuestro hogar, por desgracia no encontramos nada útil. El Primer Encantador Irving nos recomendó preguntar o bien a los elfos o bien a los enanos... y aquí estamos."

Mithra, sin dejar el arco, parecía incapaz de comprender del todo lo que estaba diciendo ese loco. Como tampoco tenía pruebas de que esos dos personajes fueran del todo peligrosos tomó una decisión.

"Bien," dijo, "os llevaré ante nuestro guardián, Zathrian, espero que no tenga que arrepentirme de haber tomado esta opción."

"Tenlo por seguro," dijo aliviado el héroe.

Mithra y su grupo de vigilantes los acompañaron a través del camino del bosque. Pronto se adentraron en una especie de campamento élfico, un pequeño pueblo nómada por y para elfos.

"Esperad aquí," les dijo Mithra, el resto de vigilantes los dejaron solos tras una señal de ella, y se acercó a un elfo imponente, que lucía una perfecta calva, que intuyeron que debía tratarse de Zathrian.

La charla de Mithra con Zathrian fue corta, ella les hizo un señal para que vinieran y los dejó a solas con el guardián de la tribu de los elfos dalishanos del bosque de Brecilia. El héroe notó el aura que desprendía Zathrian, un mago claramente poderoso.

"Mithra me ha explicado, a su manera, quiénes sois," empezó Zathrian, "se la veía algo desplazada, así que agradecería que me contárais vuestra versión."

"A ver..." dijo el héroe, "ni ella ni yo pertenecemos a este universo... ya sé que cuesta de creer, pero hay más mundos además de este, y nuestro hogar está en uno muy distinto. Lo único que queremos es descubrir la manera de volver."

"Por algún extraño motivo os creo," su respuesta fue sorprendente, no esperaban tanta comprensión de entrada, "probablemente alguien como vosotros fue lo que en una Edad antigua se le reconoció como Dioses."

Zathrian suspiró.

"Por desgracia, no tengo ni idea de cómo resolverlo, y aunque lo supiese, mi tribu atraviesa una pequeña crisis. Siento no poder ayudaros, aunque vuestra aparición es un buen augurio, una señal de que vendrá alguien a ayudarnos."

Fuera cierto o no, Zathrian no podía ayudarlos, así que pintaban poco ahí.

"¿Sabes de alguien que pudiera ayudarnos?" preguntó la Gata Negra.

"Hace años que vagamos por el Bosque de Brecilia, alejados del contacto con el exterior," les contó el elfo.

"Eso es un no, supongo."

Mithra, la vigilante, los acompañó hasta la entrada del campamento dalishano, y pocos instantes después volvían a estar los dos solos en el bosque. De repente sucedió algo muy extraño, todo su alrededor se distorsionó, como si estuviesen metidos en una pantalla de televisor, y de golpe el escenario cambió, ya no se encontraban en Ferelden, ahora se encontraban en... ¿¡Equestria!? Twilight Sparkle los miró con cara rara.

"Spike, ¿acabas de ver lo mismo que yo?"

Pero ya habían desaparecido de Equestria cuando el pequeño dragón, que se estaba zampando una piedra preciosa, acudió a la llamada de su equina amiga. Ahora volvían a estar en el mismo lugar del bosque, pero las distorsiones continuaban, desaparecieron nuevamente y ahora habían aparecido en... ¿¡el Thousand Sunny!?

Los miembros de la tripulación del sombrero de paja que estaban en la cubierta del barco quedaron asombrados. Brook, el esquelético guerrero, le preguntó a la Gata Negra.

"Perdone, ¿me enseña sus braguitas?"

Y ante la cara de perplejidad de Monkey D. Luffy desaparecieron para volver al bosque en el que había empezado toda esta distorsión.

"No sé qué ocurre," dijo el héroe, "pero esto podría explicar que perdieses tus habilidades físicas y ganases las mágicas."

"Tal vez, ahora que dices esto, mis habilidades se intecambiaron con algún habitante de Ferelden."

No había terminado ella de dar su punto de vista que sus alrededores habían vuelto a transformarse. Estaban en un lugar con árboles, pero no eran desde luego, tan realistas como los de Ferelden, allí, delante mismo había una agente de policía que acompañaba a una chica y un chico, ambos adolescentes. De la chica destacaba un cabello verdoso, que contrastaba con la falda roja. El chico iba trajeado. Y ahora estaban, y ahora no estaban.

Ahora, se encontraban en un inhóspito lugar, lóbrego y oscuro, el único humano a la vista era un chiquillo adolescente que vestía un judogi raído y recortado.

"No respires," le dijo el héroe a la Gata Negra, "es tóxico, no sé dónde estamos."

Ella tomó el aire justo para evitar inhalar durante un rato. El salto multiversal los volvió a dejar en el bosque, ante la mirada de asombro del chico, que se frotaba los ojos sin acabar de creer en lo que acababa de ver. Hubo una última distorsión, esta vez aparecieron en lo alto de un monte, tres chicas (con orejas de conejo, literalmente, y un bonito cabello plateado) y tres chicos (humanos, a todo esto), uno de ellos iba acompañado por un carro arrastrado por una especie de pollo en grande, de nuevo, las caras eran de no entender lo que ocurría.

De nuevo en el bosque, parece que la cosa se estabilizó.

"¿Qué cojines acaba de ocurrir?" dijo el héroe al ver que ya no viajaban más y las distorsiones habían cesado.

"Empiezo a estar algo mareada," dijo la Gata Negra.

*FRSFRSFRSSSSSSSSS*

Delante de ellos se materializó un holograma (sic), una chica uniformada, con el logo del Centro de Viajes Multiversales, una gorra a juego con el uniforme, y un auricular transmisor-receptor, al más puro estilo Minami Makimura.

"Estimados viajeros multiversales, les informamos de que hemos tenido un problema técnico con el sistema de estabilización del espacio-tiempo. A causa de ello pueden verse implicados en viajes que no han solicitado. Les aconsejamos que guarden la partida con frecuencia para que, en caso de darse la pérdida de datos, los daños sean los menos posibles. Si tienen alguna duda, encantada les responderé, si quieren cerrar la comunicación con el CVM digan 'Gallifrey'."

"Sí, esto... estamos atrapados en Ferelden, del universo de Dragon Age," dijo el héroe, que se sentía un poco como un gilipollas hablando con un holograma, "nos gustaría volver a Pueblo Paleto."

"Ahora reviso el caso," dijo el holograma de la chica, "no se retiren."

Se oyó de fondo del holograma vacio, lo cuál resultaba doblemente extraño, una voz de hombre.

"¿Quién es usted?" le preguntó la voz del holograma al hombre que se oía de fondo.

"I'm the Doctor, just the Doctor..."

El holograma se apagó.

[Be My Guest] - Mes 8, Semana 1

jueves, 6 de noviembre de 2014 1 quejas

[Be My Guest] - Mes 8, Semana 1

Antes que nada os pediría que cliquéis en la siguiente imagen:

Buy PC Games & Video Games for PS4, PS3, Xbox 360, Xbox One, Wii U and all other consoles, including classics

También podéis darme vuestro apoyo monetario en Patreon ;)

Dicho esto, repasemos los blogs de esta semana.

Almas Tintadas
Lo que fue de ella
Hace 34 minutos


Margy nos trae la reseña de la novela "Lo que fue de ella" de Gayle Forman.

-Lo que fue de ella- de Gayle Forman


Yurika Sekai
Iniciativa al estilo blogger: Tag
Hace 2 horas


Yurika nos trae un tag.

NdM: Casi los llamaría Q&A...


mangas en pdf
Vampire Knight
Hace 2 horas


Eri-san nos trae la descarga del manga "Vampire Knight" de Matsuri Hino.

-Vampire Knight- de Matsuri Hino


El Bloc
Se me olvidó poner esto anoche
Hace 3 horas


Jeparla nos trae algunas compras de anime.


Burbujas de sueño
Reseña #97 El Juramento. Kimberly Derting
Hace 3 horas


Arim nos trae la reseña de la novela "El Juramento" de Kimberly Derting.

-El Juramento- de Kimberly Derting


Darlantan's Page
The Walking Dead T4
Hace 5 horas


Darlantan nos trae la reseña de la cuarta temporada de la serie "The Walking Dead".


Una pareja friki
La isla prohibida (juego de mesa)
Hace 7 horas


La pareja friki nos trae la reseña del juego de mesa "La isla prohibida".


El Imperio De Las Bellotas
Resumen del mes... Octubre
Hace 12 horas


La gente del imperio de las bellotas nos trae un resumen de los sucedido en su blog el mes de Octubre.

NdM: Me recuerda extrañamente a una sección de este mismo blog... ¿casualidad?


Gamers Up!
Gana dinero con Youtube
Hace 15 horas


Locke Cole nos trae unos consejos para ganarnos unas perrillas con el Iutuv.

"Espero que con estos consejos podáis mejorar vuestros canales de Youtube o adentraros en el mundo de hacer videos con vuestras mejores partidas."


EL MUNDO SEGUN KASSIOPEA
El estornudo de una gallina
Hace 16 horas


Kassiopea nos trae un vídeo.

"¿Alguna vez has visto estornudar a una gallina? Pues fíjate el el segundo 0:37."

Crónica del XX Saló del Manga de Barcelona

miércoles, 5 de noviembre de 2014 2 quejas

Ahora que el suflé del Salón del Manga ya empieza a bajar, varios días después del evento, toca hacer repaso de las vivencias y de las adquisiciones. Es una magnífica cifra, 130.000 visitantes (y aquí no pasa como con las manifestaciones en que cada cuál da su recuento) que a pesar del fiasco que resultó el año pasado con colas interminables, este año la organización se haya puesto las pilas en cuanto a la adquisición de más espacio, pero sobretodo la gente se haya animado a volver.

Yo por mi parte solamente me acerqué el jueves para mirar cosas con tranquilidad, hubiese ido también el sábado por las masterclass de Obata e Inoue, pero cuál fue mi sorpresa al acercarme a taquilla y descubrir que las entradas para ese día ya hacía tiempo que se habían agotado.

Bien, antes del jueves, me acerqué el miércoles, porque tenía que ir a un par de sitios, y caminando, caminando, terminé en Plaça Espanya, delante de las dos torres de la Avinguda Maria Cristina...
Exterior Saló Miércoles

Taquillas Saló Miércoles

El jueves la entrada ya estaba preparada con unas vallas azules colocadas de forma que se pudiera absorber el mayor número de personas en cola, léase en zigzag. Entré a eso de las 11 y media, con la gente llegando con cuentagotas. Compré mi entrada por 7 eurazos y me dirigí a la entrada (qué redundante), más perdido que una vaca en un garaje. Resulta que me encontraba en el sitio de comer y la Región Pokémon. Como me habían dado un mapa, finalmente conseguí situarme.

Tras encontrar la entrada al pabellón, la atravesé y llegué a la Plaça Univers, donde estaba el escenario. Rápidamente entré en el otro pabellón, donde estaban los stands y el resto de cosas. Antes que nada me dirigí a la zona de fanzines a ver a Natsume de Studio Natsume, que sacaba número de fanzine nuevo y participaba en otro.

Una vez ahí compré el número nuevo del Pirates VS Ninjas, el 5, también el número 3, que me faltaba, y el nuevo fanzine Tamago Duro. Sé que el bueno de Natsume se acordará de mí durante una temporada larga pues le pagué con monedas de céntimo de 1, 2 y 5, unos 14 euros. También compré los llaveros, uno de cada, para tenerlos, porque molan aunque no los vaya a usar, de hecho estoy meditando comprar un corcho para colgarlos. Fotos vendrán en otra entrada.

Después de la visita a Natsume, y los bolsillos algo más vacíos, aunque ostensiblemente más ligeros, me dispuse a dar la vuelta de reconocimiento de rigor. Este era el ambiente:

Interior Saló

Como no podía ser de otra forma, y al encontrarse en mi camino, me dispuse a echarle un vistazo a la exposición de Pokémon.

Exposición Pokémon

Había imágenes de personajes:

Exposición Pokémon Oro y Plata

Exposición Pokémon Equipo Aqua y Magma

Exposición Pokémon Entrenadora Blanca y Negro

Imágenes de Pokémon varios:

Exposición Pokémon 1

Exposición Pokémon 2

Exposición Pokémon 3

Incluso esta tan chula:

Exposición Pokémon 4

Me quedé con la imagen de esta Pokédex, para algún día incluirla en algún extra de Ryuuna:

Exposición Pokémon PokéDex

Y lo que más me fascinó fueron los mapas de las muchas y diversas regiones:

- Kanto:
Exposición Pokémon Kanto

- Johto:
Exposición Pokémon Johto

- Hoenn:
Exposición Pokémon Hoenn

- Sinnoh:
Exposición Pokémon Sinnoh

- Unova/Teselia:
Exposición Pokémon Unova-Teselia

La región de X e Y no la fotografié porque no estoy muy familiarizado con ella.

Di varias vueltas rápidas, y entonces decidí salir del pabellón. Al llegar la entrada y atravesarla, giré la cabeza y vi que en la parte de arriba había algunas exposiciones y cosas más, así que subí. Di una vuelta rápida, porque los stands de esa zona no me acababan de interesar, allí había la exposición conmemorativa de los 20 años de salón y le eché un ojo.

Exposición 20 años

Exposición 20 años - Carteles 1 a 3

Exposición 20 años - Carteles 4 a 6

Exposición 20 años - Carteles 7 a 10

A partir del 10º empecé a asistir yo, aunque guardo entradas a partir del XI:

Exposición 20 años - Carteles 10 a 14

Exposición 20 años - Carteles 15 a 18

Exposición 20 años - Carteles 17 a 20

Exposición 20 años - Cartel 20

20 años dan para superar algún que otro récord Guinness:

Exposición 20 años - Guinness

Como allí había un salón de actos, miré el programa y vi que iba a empezar el acto de presentación del salón, con distintas y varias personalidades, como el alcalde de Barcelona o el Conseller de Cultura. Después de dar por inaugurado el salón de manera oficial, acabé de dar una vuelta por el espacio, cuando me topé con el "jardín zen":

Salón - Jardín Zen

Con los ánimos renovados, y descansados los pies, di otra vuelta por el pabellón 2 antes de acercarme al 1 para comprar algo de comer. Como soy indeciso de serie, estuve un rato meditando yendo de un lado a otro de los stands de comida. Finalmente tiré por uno de los clásicos, el tonkatsu, oséase arroz con tiras de cerdo rebozado. Llevaba en la maleta un coca-cola sabor vainilla con la que regué el ágape.

Seguí dando vueltas, y al final acabé en el taller de dibujo Pokémon de la Escola Joso, que empezaba sobre las 16h. De hecho, tenía medio pensado participar en el concurso de dibujo de Tales of... (Raine Sage FTW) pero no tenía ni tiempo ni referencias, así que tras un entretenido taller, abandoné la idea. El chico que llevaba el taller era muy majo y un superfan de Pokémon, y aprovecho para saludarle si lee estas líneas (que lo dudo, pero bueno).

He de admitir que el Pokémon Art Academy es bastante más completo en términos técnicos que el Paint de Windows, aunque me falla un poco el hecho de que el lienzo no se pueda ampliar.

A eso de las 17h terminó el taller y fue entonces cuando el pasado me hizo un guiño, viendo el único stand de todo el salón (me atrevería a decir) que contaba con la camiseta que me quedé con ganas de comprar en el pasado salón, la de "I am SHER locked" de la serie Sherlock. Fue una escena bastante curiosa, porque le pregunté al señor del stand que qué tallas tenía, y me dijo que hasta la XXL, pero no de todas, eso tras oír que las camisetas estaban a 15 napos. Le pregunté por la camiseta en cuestión, y me dijo que tenía hasta la M, con lo que mi duda rondaba alrededor de si esa talla me iría bien. Me dijo que me la dejaba probar, pero al revisar el stock descubrió una XXL que adquirí rápidamente (¿técnicas de marketing?) sin probarme porque me iba a entrar sí o sí.

Fui al lavabo y me la puse, para chulo... yo.

Camiseta - I am SHER-locked

Ya podéis moriros de envidia ;P

Estuve un rato más y hacia las 18h abandoné el evento, tras despedirme de Natsume, al que le deseé suerte. El año que viene más.

Ya que estamos, me abrí un Patreon, a ver si la gente me da apoyo y el año que viene puedo hacer más dispendio (eso tras cambiarme el ordenador, claro): http://www.patreon.com/muramasa Si podéis, estaría bien una contribución, y si no es mucho pedir, algo de difusión, ¡gracias! :)

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 39

martes, 4 de noviembre de 2014 1 quejas

Capítulo 39: Una gente muy especial

Continente de Johto
Ruta 36


Saliendo del Parque Nacional de Johto, Ryuuna se topó con un tal Médium Mencey que tenía dos Abras que le sirvieron a Ryuuna para que su Gastly consiguiese experiencia. El Kadabra fue algo más duro de pelar, y aquí es donde el Scyther, gracias a su movimiento Persecución, estuvo de perlas.

Era un tipo rarito que parecía poseer capacidades extrasensoriales, aunque podía tratarse de un farsante, también. Ryuuna se alejó lo más que pudo acabado el combate, no fuera a ser que se le pegara algo.

El camino llevaba inevitablemente a un cruce que conectaba la Ruta 36, que era donde se encontraba Ryuuna, con la Ruta 37, que llevaba a Ciudad Iris, y a su vez con Ciudad Malva y las Ruinas Alfa. El paso era bastante estrecho, es decir costaba bastante circular en línea recta debido a la cantidad de árboles que había.

Al tratar de avanzar, Ryuuna se encontró con un árbol que le impedía el paso, literalmente. Se movía cuando lo hacía Ryuuna y se detenía en el mismo instante.

"No vas a poder pasar," le dijo un chico que estaba observando.

"¿Y eso?"

"No lo sé, pero este árbol se mueve y bloquea el paso, llevo aquí un buen rato intentando pasar... y no he podido."

Ella tocó el árbol, y aunque éste hizo gestos para sacársela de encima, notó que no era vegetal. Era demasiado duro para tratarse de un árbol.

"Uhm, creo que no es un árbol exactamente," dijo ella, en tono analítico.

"A ver, échale un poco de agua, tengo aquí una cantimplora," el chico le ofreció la cantimplora.

*FLUSHH*

El árbol reaccionó algo violentamente al entrar en contacto con el agua...

*FRISSS* *FRISSSSSS*

Finalmente el árbol atacó.

"¡Viene hacia aquí!" exclamó Ryuuna. "¡Adelante, Kadabra!"

Por probar, Ryuuna sacó la PokéDex, y cuál fue la sorpresa al descubrir que el aparato reaccionaba. Los datos del Pokémon en cuestión indicaban que se trataba de un Sudowoodo, y que era un Pokémon de tipo Roca.

"Con razón ha reaccionado tan mal cuando lo hemos rociado con agua," comentó Ryuuna.

Pero de repente apareció un tipo vestido de negro, muy ajustado, con una gran R, a la altura del pecho, de color rojo. También llevaba una boina, de las modernas, a juego con la ropa. El conjunto en sí daba malas vibraciones, y no se equivocaban cuando el tipo inmovilizó al Sudowoodo, y otro tipo apareció con un carrito. Aunque no lo parecía, el Pokémon casi llegaba a los 40 kilos de peso.

*VHRHVHRHHHVHHRHHVHRHHHHHVRVRR*

El carrito se fue en dirección a Ciudad Malva, o tal vez hacia Ruinas Alfa.

"¡Eh, qué ocurre!"

Un chico que le resultaba familiar a Ryuuna apareció por donde acababan de huir los mequetrefes.

"¿Blasi?" Blasi era el chico que Ryuuna había conocido en la Torre Bellsprout un tiempo atrás.

"¡Eh, Ryuuna, esos tipos casi me atropellan!"

"Ah, sí, claro, ¿estás bien?¿te has hecho daño?"

"Por poco soy arrollado, pero estoy bien, que es lo que cuenta, gracias por preocuparte," dijo Blasi, "en otro orden de cosas, ¿adónde iban esos tipos con esas pintas y esas prisas?"

"No lo sé, yo estaba examinando el árbol que bloqueaba el paso, y ese chico de ahí me ha dejado su cantimplora para echársela al árbol," mientras decía eso señalaba al chico, "resulta que el árbol en realidad era un Pokémon que se llama Sudowoodo, y entonces han aparecido los tipos y se lo han llevado."

El chico de la cantimplora se acercó.

"Esto... perdona, pero ¿podrías devolverme la cantimplora?" le pidió.

"Ah, sí, claro, perdona, no me he dado cuenta," ella le entregó su cantimplora.

"Gracias por desbloquear el paso, ahora podré ir a Ciudad Iris," le agradeció, "toma esto, por las molestias."

El chico se fue, no sin antes entregarle tres Bayas Aranja a Ryuuna. Ella equipó a su Kadabra y a su Scyther con ellas, y le sobró una que guardó en su mochila. Fue guardar la Baya que del camino que llevaba a Ciudad Iris, la Ruta 37, apareció una agente de policía.

"Buenas, jóvenes, soy la agente Jenny de Ciudad Iris, me han comunicado que han visto a varios integrantes del temible Team Rocket deambulando por esta zona, ¿habéis visto a unos tipos sospechosos...? humm... o mejor dicho, ¿no seréis vosotros los integrantes del Team Rocket disfrazados, verdad?"

"No, no..." Ryuuna puso su mejor sonrisa falsa, de esas de compromiso, mientras hacía gestos de negación con las manos.

"Para nada," dijo Blasi, "a mí casi me atropellan..."

"Casi, atropellan a, un chico..." decía la agente Jenny mientras tomaba notas en su bloc, "¿iban en coche?"

"No, llevaban un carrito, de esos que los niños pequeños usan para transportar sus juguetes," explicó Blasi.

"Dentro llevaban un Sudowoodo," añadió Ryuuna.

"Y cómo lo sabes, ¿acaso colaborabas con ellos?" la agente Jenny la miró como si se tratase de una sospechosa.

"No, no..." repitió los gestos de negación con los brazos, "yo acababa de rociar el Sudowoodo con agua, sin saber que se trataba de un Sudowoodo, y al atacarme iba a luchar, pero han aparecido los dos tipos del Team Rocket y se lo han llevado."

"Por cierto, ¿qué es un Sudowoodo?" preguntó la agente Jenny.

"Es esto," Ryuuna le mostró una imagen del Sudowoodo a través de la PokéDex.

"Sí que tiene cierta retirada a un árbol..." comentó la agente, "¿y dices que el Team Rocket se lo ha llevado?"

"Sí, en un carrito."

"¿Estás segura que no tienes nada que ver en el asunto?" insistió, con posado severo, casi de regañina.

"Que no, que no, yo sólo soy una simple testigo."

"Y bien, decís que se han ido por ahí," señalando el camino del cruce por el que había venido Blasi.

"Sí, por poco me arrollan," se quejó Blasi.

"Entonces mejor nos ponemos en marcha..." dijo animada la agente Jenny.

"¿Nos?" la cara de Ryuuna era un poema.

"¿Ponemos?" Blasi, otro que tal.

"Claro," dijo Jenny reafirmándose, "no esperaréis que vaya a recuperar vuestro Sudobuda sola contra todo el Team Rocket, ¿no?"

"Sudowoodo," le corrigió Ryuuna.

"Lo que sea."

"Bueeeno," Blasi parecía resignado, "cuanto antes empecemos antes acabaremos y podré ir a retar a Morty en Ciudad Iris."

"¿Cuántas medallas tienes?" le preguntó Ryuuna, curiosa.

"Tres, la de Pegaso, la de Antón y la de Blanca," respondió Blasi, que repasaba las medallas mentalmente, "¿y tú?"

"¡Las mismas!" exclamó Ryuuna con alegría, "de hecho ahora tenía pensado ir hasta Ciudad Iris... si no fuera por ayudarla."

La conversación de todo y de nada acabó por llevarlos a una gran extensión de terreno que permitía llegar o bien hasta Ciudad Malva o bien hasta las Ruinas Alfa, y aquí es donde surgieron las primeras dudas.

"A ver, chicos, si fuérais integrantes del Team Rocket que acabáis de robar un Sadowoodo..."

"Sudowoodo,"

"Lo que sea, ¿hacia dónde iríais?" preguntó la agente Jenny.

"Yo creo que han ido hacia Ciudad Malva," dijo Blasi.

"Ajá, ¿no estarás compinchado con ellos, no?" la agente señalaba a Blasi con el dedo de acusar.

"No, no."

"Chicos, creo que han ido hacia las Ruinas," dijo Ryuuna muy segura de sí misma.

"O sea que eras tú la infiltrada que nos quiere despistar," insistió Jenny.

"No, pero si os fijáis, en el parterre han quedado marcadas las ruedas del carrito."

"Humm... cierto, muy observadora."


Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Amigo Ball x10
- Baya Aranja
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- MT 12 - Mofa
- MT 28 - Excavar
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 45 - Atracción
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón
- Bici
- Monedero (Casino)

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Maldición - Tinieblas [Baya Aranja]
- Kadabra (Sincronía) MV: Teletransporte - Confusión [Baya Aranja]
- Scyther (Enjambre) MV: Ataque Rápido - Foco energía - Persecución - Falsotortazo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

Månatlig Sumario Finale - Octubre'14

sábado, 1 de noviembre de 2014 0 quejas


Månatlig Sumario Finale

Historial 2.0

- [Be My Guest] - Mes 7, Semana 1 - La sección que no necesita presentación, porque se presenta a sí misma.

- [Be My Guest] - Mes 7, Semana 2 - La sección que no necesita presentación, porque se presenta a sí misma.

- World of Trollcraft: [Capítulo trigésimonoveno: Troll aquí, troll allá, decídete, decídete] - En este capítulo el héroe y la Gata Negra deben decidir entre ir a Orzammar, la ciudad de los enanos, o ir al Bosque de Brecilia, donde presumiblemente moran los elfos dalishanos.

- [Be My Guest] - Mes 7, Semana 3 - La sección que no necesita presentación, porque se presenta a sí misma.

- Sección Gajes de Ajenos y Extraordinarios [SGAE] - Scaramanga - Sección de entrevistas de viejunos, en esta primera edición, scaramanga, de la Nave de los Frikinautas.

- Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - XXIX - Monty y la doctora Morgana Nelson, que no es lo que aparenta ser, llegan por fin al hogar de Morgana, Inferno Miasma, para tratar a Monty.

- [Be My Guest] - Mes 7, Semana 4 - La sección que no necesita presentación, porque se presenta a sí misma.

- Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XXX - En lo alto de los Altos de Shaug aparece un Seeq contratado por unos cuatreros para recuperar el carro que lleva Lulas Cressian.

- [Be My Guest] - Mes 7, Semana 5 - La sección que no necesita presentación, porque se presenta a sí misma.


Variedades

Sigo pensando en cómo aprovechar esta sección.


Si téneis cualquier duda, sugerencia o similar, ya sabéis, dejad un comentario o enviad un mail a:

tdd1blog@gmail.com

[Be My Guest] - Mes 7, Semana 5

viernes, 31 de octubre de 2014 3 quejas

[Be My Guest] - Mes 7, Semana 5

Antes que nada os pediría que cliquéis en el siguiente enlace:
}}CLIC AQUÍ{{

Dicho esto, repasemos los blogs de esta semana.

EL MUNDO SEGUN KASSIOPEA
Aka Manto
Hace 4 horas


Kassiopea nos trae algo de folklore japonés.


mangas en pdf
Wallaby
Hace 5 horas


Eri-san nos trae la descarga del manga "Wallaby" de Azuma Kiyohiko.

-Wallaby- de Azuma Kiyohiko


Mis Crónicas Niponas
2º mangatag: el cuerpo humano
Hace 5 horas


Luar nos trae un mangatag en vídeo.


El Bloc
La Abuela y su Gayo Gordo
Hace 5 horas


Jeparla nos trae la reseña del primer tomo de "La Abuela y su Gayo Gordo" de Konami Kanata.




Yurika Sekai
Ocho parte 11
Hace 5 horas


Yurika nos trae la undécima parte de su relato "Ocho".


otakugirl
Ya a la venta
Hace 7 horas


Moe Roronoa nos trae una de novedades que ya están a la venta.


La torre del nigromante
IV GOLDEN TOWER WEEK - El día del juicio final
Hace 8 horas


Eter nos trae la gala de entrega de premios de la celebración del octavo aniversario del blog.

NdM: ¡Felicidades por tan longevo logro!


Una pareja friki
Invierno humano (Reseña novela)
Hace 10 horas


La pareja friki nos trae la reseña de la novela "Invierno Humano" de Kiko Labiano.

-Invierno Humano- de Kiko Labiano


99 Paper Stars
[Confesiones Otaku] Pokemon y más de 10 años de emoción
Hace 16 horas


Nozomi nos trae una de confesiones.

"Y es que han pasado más de 10 años desde que tuve a mi primer starter (en mi caso Pikachu), he jugado todas las sagas aunque un par las he dejado incompletas"


Xiyima y sus cosas
Compras octubre'14
Hace 18 horas


Xiyima nos trae sus compras del mes de octubre... y un anuncio.

Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XXX

jueves, 23 de octubre de 2014 1 quejas

Capítulo Trigésimo: Trato hecho

Mapa de Yutolandia

Región de Grass, Roahl

Ermine estaba encantada con el ambiente festivo de la ciudad de Camoa, pues en el fondo seguía siendo bastante infantil. Se quedó embobada más de una vez mirando los productos, variopintos ellos, que los tenderetes le podían ofrecer. Ya iba siendo hora de regresar con Gides y los demás, cuando al torcer una esquina...

*FRSSS*

Una flecha atravesó las vestiduras de dos tipos y quedó clavada en la madera de un carro, justo enfrente de Ermine, que sorprendida vio dos personas que le resultaron familiares, enfrentándose a unos tipos con pintas de broncas.

"¡Llegas en buen momento, Ermine!" dijo la Viera que se parecía a Lellyann, Ermine acabó por deducir que realmente se trataba de Lellyann, y el Ninja era Ilwulf. "¡Tú e Ilwulf cubrid a Lulas Cressian!"

¿Lulas Cressian?¿Quién era Lulas Cressian? Ermine estaba algo descolocada. Ah, debía tratarse de la persona que estaba junto al carro de madera, la Viera desenfundó su estoque Aguijón.

"¡Vamos Lulas!" le instó Ilwulf al armero, estaban en condiciones de llevar a cabo el plan de retirada.

Al grito de "¡Jiá!" el chocobo se empezó a mover, primero lentamente, las ruedas inciaban su movimiento de giro y el carro ganaba velocidad.

"¡Eh, que se escapan!" gruñó el jefazo de los asaltantes. Lellyann y Ermine se interpusieron en su trayectoria hacia Lulas y el carro, mientras Ilwulf en carrera controlaba tenerlos a distancia, le susurró una dirección a Lulas y regresó con las Vieras.

"Aquí estoy," dijo el Ninja, katana en mano. Pasaron un segundo, dos segundos, tres, cuatro... el jefazo y sus dos esbirros miraban fijamente a sus tres oponentes, las dos Vieras y el Hume, mientras el armero Lulas Cressian huía hacia quién sabe dónde. Se creó un instante de tensión, finalmente desistieron.

"Vale, nos vamos," el jefazo dijo a sus palmeros, "pero nos hemos quedado con vuestras caras," añadió claramente hacia Ilwulf y las Vieras, con un gesto con los dedos de mirarse mútuamente.

"Así ha sido como Ilwulf y ellas dos me han rescatado," acabó de contar Lulas Cressian.

Ilwulf le había dado la dirección que les había dicho Gides, y allí se encontraba cuando Lellyann, Ermine y él regresaron.

"Llevo un carro con armas y armaduras, y voy de ciudad en ciudad, incluso por los caminos, vendiéndolas," les explicaba, "pero cada vez es más peligroso andar solo por estos mundos."

"Hablé con Lulas," interrumpió Ilwulf, "y creo que podemos llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes, por lo menos durante un tiempo."

"Sí," llegó de nuevo el turno de Lulas Cressian para hablar, "Yo os acompaño con mi carro, donde podréis guardar vuestras armas en caso de no necesitarlas, a cambio vosotros me protegéis. Si el negocio me va bien, incluso os puedo obsequiar con armas de mi inventario."

"¿Qué opinas, Gides?" Ilwulf estaba visiblemente satisfecho, "a mi me parece un buen trato."

"Es, sin duda, un excelente trato," Gides dio su aprobación. "Bien, la cuestión es que mañana debemos partir ya hacia el Monte Aldana..."

La tabernera apareció, interrumpiendo la charla del Soldado.

"¿Os lo traigo ya?" preguntó.

"Bien, como ya es hora de cenar, y tenemos que comer bien, mi buena amiga, la tabernera, nos ha preparado una cena para chuparnos los dedos," terminó Gides. La algarabía y el jolgorio fue abrumador.

Todos estuvieron charlando y comiendo alegremente, sin preocuparse por nada que no fuera disponer de comida en el plato y bebida en el vaso. Se lo habían ganado y lo disfrutaron cada instante. Bandejas llenas de carne y verduras de todo tipo, cocinadas de las más variopintas maneras, asadas y fritas, con salsas y al vapor, incluso algun plato de carne cruda o macerada. Pescado y frutas, también.

La fiesta, el banquete, se alargó hasta altas horas de la noche, cuando la tabernera trajo algo de alcohol, para los más aguerridos. Uno a uno fueron cayendo, retirándose a los aposentos.

Llegó la hora de partir, oséase, la noche dio paso al día en Camoa.

"La tabernera nos ha preparado el desayuno y algo de comer para luego," dijo Gides, ella salía de la cocina con varias bandejas en mano y la recibieron con gritos del plan "¡Esa tabernera cómo mola, se merece una ola!" y todos levantaron los brazos, "¡Otra ola!" y volvieron a levantar los brazos, tanto o más efusivamente que la anterior, "¡Tsunamiii!" y todos levantaron ambos brazos al grito de "¡eh, eh, eh, eh!"

Había dulce y salado en grandes cantidades, crêpes dulces y saladas, gofres de chocolate, nata y dulce de leche, todo junto o por separado, tostadas con mermelada, con mantequilla o con embutido, croissants y algo más de bollería. Café, zumos y batidos, leche... tanto sirvió la tabernera, tanto se consumía.

"Así da gusto servir, casi ni tendré que lavar los platos de limpios que los estáis dejando," bromeó.

Finalmente, con el estómago lleno (demasiado), le agradecieron a la tabernera todas las exquisiteces que les había preparado e iniciaron su marcha hacia la Colina de Batiste, previo paso para llegar a su destino final, el Monte Aldana. Tomaron una salida diferente de la ciudad, y ya se notaba que todo hacía subida.

"Siento que tengamos que ir tan lentos por mi culpa," se disculpó Lulas Cressian.

"No pasa nada," dijo Gides, "tampoco tenemos mucha prisa."

Era cuestión de buscar caminos que fueran menos empinados que los que usaban las ágiles y gráciles Vieras, que en un abrir y cerrar de ojos ya se encontraban en lo alto de los Altos de Shaug.

"Uoo, se ve todo Camoa desde aquí," dijo Ermine.

El chocobo de Lulas Cressian arrastraba el carro a su ritmo. El camino se iba allanando a medida que llegaban a la parte más alta, de forma que más que de un monte se trataba de una meseta. Tal y como habían observado las Vieras, la vista desde allí era espléndida, y, realmente, se veía todo Camoa. Llegados al punto más alto, el camino empezó su descenso, y el cuidado que tenía que tener ahora Lulas era para que el carro no se desbocase en un desnivel.

"Ojo, que hay un puente más adelante," dijo Ermine, que hacía de avanzadilla junto a las otras Vieras y había regresado para avisar.

Efectivamente, había varios puentes de madera, de apariencia frágil todos. Debían atravesar uno de ellos para seguir avanzando, de lo contrario les sería imposible llegar al Monte Aldana por esa ruta. Lo más difícil fue hacer pasar el carro por uno de los puentes, todos era igual de estrechos y parecían igual de inseguros. Por fin alcanzaron el punto medio.

"Jejeje..." se rió un Seeq. "Entregadme las mercancías del carro y no os pasará nada," dijo vehemente.

"¿Tú quién eres?"

Atrapados en el puente estaban Ilwulf y Gides, y Lulas Cressian con su carro y el chocobo. Las Vieras habían atravesado bastante rato antes y estos malandrines no habían caído en la cuenta de que iban juntos. Por lo pronto no había pistas de ellas, lo que podía ser una buena señal, o una mala señal.

"¿No habéis oído hablar de mí?" el Seeq Trampero se hizo el ofendido, "soy Aldor Evantius, y mi clan es famoso en todo Camoa por llevar a cabo las misiones más difíciles."

"Uhm... ¿y qué pinta el carro en vuestra misión?" preguntó Ilwulf, en modo facepalm.

"Unos nobles e indefensos conciudadanos de Camoa nos han encargado la recuperación de su carro, para que puedan seguir con su noble oficio de la compraventa de armas y armaduras."

"¿Eran tres tipos, así con pinta un tanto exóticas?" preguntó Ilwulf, de nuevo.

"Sí, y también me han confesado que aunque el título del capítulo contenga tres equis no significa que haya contenido 'extraño' *guiño guiño*"

Esto último no acabó de tener sentido para Ilwulf, pero ya sabía quiénes eran esos tres malandrines que habían encargado recuperar el carro, no podía ser nadie más que los tres panolis del principio del capítulo (y final del anterior), y ese Seeq se había dejado engañar.

"Creo que te han engañado," le dijo Ilwulf.

"¿Cómo?¡Nadie engaña a Aldor Evantius!" se reivindicó, "pero... ¿cómo sé que no sois vosotros los que me estáis engañando?"

Ahí le había dado.

"¡Ajá!" Aldor Evantius estaba muy orgulloso de sí mismo por haber encontrado ese argumento, "no intentéis nada raro porque estáis rodeados."

Hizo un gesto con la mano.

*FRSSSS*

De algún arbusto apareció una flecha y encima de ellos hubo una explosión.

*BOUM*

"¿Alguien tiene un plan?" preguntó Gides a Ilwulf y Lulas.