Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

World of Trollcraft: [Capítulo tercero: El ataque de los trolles]

lunes, 27 de junio de 2011

Capítulo 3

El ataque de los trolles / Attack of the trolls

Samus, que así se llamaba la moza rubia que habían conocido en el capítulo anterior (del que tampoco hace tanto tiempo), les dijo al héroe y a la Gata Negra que aceptaba la ayudasen a recuperar el suero de metroide a cambio de llevarlos a Zebes. Así que fueron a investigar. Bueno, el héroe encontró un parque de Pueblo Paleto y se tumbó en un banco a la bartola a descansar (¿descansar de qué? si la aventura acababa de empezar...). En cambio, la Gata Negra puso en marcha su don de gentes y consiguió averiguar que el alcalde llevaba calzones a rayas, cosa que no parecía tener demasiado sentido. ¿Podía el alcalde de un lugar como Pueblo Paleto ser un aprendiz de Lord Sith? Era demasiado improbable. El ladrón debía ser alguien con un cierto historial de malo; por ejemplo alguien que supiese de las características de los metroides, alguien como (Meta) Ridley o Cerebro Madre, aunque pensar esto podría ser lo que quería el malo en cuestión.

Samus también estaba rondando por Pueblo Paleto en busca de esa pista definitiva que los llevase por el buen camino. Y así estuvieron dando vueltas y vueltas tanto la Gata Negra como Samus hasta que ambas llegaron al parque donde el héroe había estado reposando. La indignación fue máxima cuando vieron que el héroe estaba ligoteando con unas hermosas mozas. Gata Negra y Samus se acercaron por detrás y le metieron cada una un collejote.

Doliéndose de la cabeza, y acabando de quedar en ridículo, el héroe fue arrastrado por las dos heroínas hasta la entrada (o salida según se mire) del parque. Nuestro héroe no perdió la ocasión de despedirse de las mozas ondeando la mano a un lado y a otro.



En eso que los tres protagonistas oyeron un chico que tenía pinta de esbirro de algún tipo de organización villana-malvada que vociferaba la aparición de Ganondorf en una nave espacial. Según los cálculos de hiperespacio que acababa de hacer el ordenador de a bordo de la nave de Samus con la inteligencia artificial de Adam Malkovich, el puñetazo del hechicero de Ganondorf lo había mandado volando hasta el planeta Zebes (y si no es allí es en Pekín, y si no, en Pokón); así pues Samus, la Gata Negra y el héroe se dirigieron urgentemente hasta la nave espacial de Samus para el despegue.

El héroe se quedó con ganas de decir algo así tal que:"siga a esa nave" o similar. La nave, pero, salió despedida verticalmente hacia la atmósfera de Pueblo Paleto en dirección al planeta Zebes antes de que pudiese decir algo. El viaje interestelar intergaláctico e incluso interuniversal fue una persecución en toda regla de la nave de Samus a la nave de Ganondorf. Lo peor fue cuando un policía intergaláctico que en ese preciso momento estaba hartándose de rosquillas intergalácticas encendió su sirena intergaláctica de su nave intergaláctica porque iban demasiado deprisa, y por tanto debía imponerles una multa intergaláctica. Por suerte, por allí se encontraba de prácticas de puntería y tiro una esférica nave comandada por el mismísimo Darth Vader, la archiconocida Estrella... de la Muerte, o sea, tía. Casualidad o no, uno de los rayos impactó contra el vehículo policial, lo que hizo que el policía desviase su atención.

El viaje seguía su rumbo camino a Zebes. De pronto unas interferencias fueron captadas. Samus ordenó a Adam Malkovich que intentara enfocar la radiofrecuencia adecuada. Parecía un mensaje de aquellos típicos que emiten los malos cuando van a dar a conocer sus intenciones y decía algo tal que:"Zebes está ocupado por los malvados ..., aterrizen en Norferia o nos veremos obligados a disparar.". No habían podido escuchar del grupo malvado del que se trataba. Suponían que Ganondorf también había recibido el mismo mensaje, teniendo en cuenta que su trayectoria era rectilinia uniforme no podía cambiar de trayectoria, y lo supusieron porque recibió una calurosa bienvenida a base de rayos láser desfasados, misiles termonucleares aeroespaciales y una palmadita en la espalda. Ganondorf, pero, consiguió crear una barrera mágica que mantuvo intacta la nave hasta su aterrizaje.

Samus, por su parte cambió la trayectoria y aterrizaron en Norferia. El héroe refunfuñó como un niño pequeño:"Si lo llego a saber voy directamente a Norferia vía las tuberías...". La Gata Negra le dio una colleja, por quejarse. Ahora se habían comprometido con Samus para recuperar el suero de metroide.

¿Debería Darth Vader tener algo que ver con la ocupación de Brinstar* (ver fe de ratas)?

FE DE RATAS: El planeta es Zebes, cierto, pero hay momentos en que quería decir Brinstar (que es una zona) en vez de Zebes. Norferia también es una zona.

Frikismo: -10