Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

World of Trollcraft: [Capítulo quinto: Dentroll peligro (Enter the troll)]

lunes, 8 de agosto de 2011

Capítulo 5

Dentroll peligro (Enter the troll)

Los héroes esperaban un recibimiento estelar, algo así como para tirar cohetes, pero el transportador estaba sin vigilancia, incluso era todo demasiado tranquilo como para pensar que una emboscada podía aparecer en cualquier momento de detrás de una columna. Pero era cierto, no había ni escuadrones de soldados ni vehículos apostados esperando disparar.

El héroe, la Gata Negra y Samus caminaban por las interminables cuevas de Brinstar, buscando quién sabe qué, pero buscándolo. Tal vez algo que pareciese que no pertenecía allí.

De repente empezaron a escuchar un ruido muy molesto, como si en algún lugar estuvieran perforando los suelos. El grupo de héroes se escondió tras unas rocas, mientras Samus activaba su visor, preparada para analizar la situación. A lo lejos se veía un gran pozo, y una máquina perforadora al lado que en ese momento hacía su trabajo y que era la fuente de ruido. Samus apuntó su visor analizador hacia la obra hasta que vio al malvado Sturm. Todo este espectáculo estaba protegido por un grupo de tanques, que a su vez protegían un grupo de cohetes y de artillería, era demasiado peligroso atacar de frente.

Tan rápido como les permitían sus pies seguían a Sturm de lejos, esperando que les llevase a su guarida. Así estuvieron cinco minutos hasta que divisaron una enorme construcción. Tenía aspecto de fábrica. El grupo esperó a que Sturm hubiera entrado, pero, de nuevo la entrada principal estaba resguardada por un grupo de infantería, un escuadrón de tanques y otro escuadrón de cohetes. El soldado al cargo de los cohetes observaba atento a cualquier amenaza que se pudiera aproximar, con unos binoculares, por lo tanto el ataque frontal quedaba más que descartado cuando el héroe saltó de la roca en la que se encontraban, en un salto de unos cincuenta o cien metros, dispuesto al ataque frontal. Sus intenciones fueron inmediatamente frustradas por la Gata Negra que lo cogió del brazo y Samus que lanzó su Rayo Enganche.

Tras el pequeño incidente se dirigieron al lateral de la fábrica, porque vieron que tanto las entradas delanteras como las traseras estaban harto vigiladas. Primero fue Samus que disparó un mísil contra la pared, para comprobar la resistencia de dicha pared. Tras el impacto y explosión la pared seguía tan intacta como al principio, entonces Samus se preparó para disparar un súper-mísil ya que el mísil había sido completamente inefectivo. Para disparar el temido súper-mísil tuvo que pulsar el botón de "SELECT" y así lo hizo.

De su cañón en el brazo derecho apareció un mísil algo más rechoncho que el anterior pero con la punta verde. El explosivo se dirigió hasta la pared y de allí se oyó un estruendo que alertó a los guardias de ambos lados. El héroe cogió a las dos chicas y saltó hasta la parte superior de la fábrica; los tres protagonistas se estiraron y miraron hacia abajo, observando cómo los guardias miraban a un lado y a otro intentando encontrar la fuente del ruido. A Samus le resultó curioso que no se fijaran en la pared, que ahora debía mostrar un hueco digno de ser admirado.

Cuando se hubieron dispersado los soldados la Gata Negra bajó corriendo por la pared, Samus dio un salto en barrena que dejó un formidable agujero en el suelo y el héroe saltó al vacío. En el salto se activó el champi-simbionte y lanzó hebras contra la pared, que quedaron pegadas, entonces se lanzó contra la construcción en busca de crear una entrada, pero salió rechazado. Humillado y con la ira brillando en sus ojos preparó su Gugnir, cogió carrerilla y la lanzó contra la pared tan fuerte como pudo. Sin embargo el arma salió repelida tras el impacto. Era obvio que no podían atravesar las paredes de la fábrica, pero eso significaba que Sturm nunca esperaría que nadie entrara; su punto fuerte sería su perdición.

Samus, la Gata Negra y el héroe se alejaron de la construcción y escondidos tras unas rocas prepararon un plan de ataque: ya que no podían entrar por la fuerza, esperarían su oportunidad. Aunque ahora que lo pensaban, a quien buscaban era a Ganondorf, que era el que tenía el suero de metroide que Samus estaba buscando. ¿Qué hacían perdiendo el tiempo con Sturm?

Su respuesta llegaría en breve, en foma de hechicero malvado que apareció prácticamente de la nada y de un formidable salto se elevó hasta la azotea de la fábrica. Vieron un brillo violeta, y después vieron cómo la forma se colaba dentro del edificio por un agujero hecho en el tejado. ¡Cómo no se les había ocurrido a ellos antes!

El grupo volvió a la azotea donde habían estado estirados esperando que los soldados volviesen a sus puestos y observaron atentamente el hoyo hecho por Ganondorf. No podían arriesgarse a entrar por donde lo había hecho él porque si volvía atrás se encontraría con ellos, preferían entrar y prepararle una emboscada. Buscando el mejor sitio por donde hacer su propio agujero encontraron una escotilla, así que entraron inmediatamente. La escotilla daba a una tubería, lo que les permitiría moverse y ver sin ser vistos, o eso esperaban...

2 quejas:

scaramanga dijo...

Ganondorf es Ganon, el de Zelda, no?
Aún no he redactado el cuarto capítulo de La Revolución, pero ya he escrito dos sobre mi primer de abogados (bueno, abogada). El eslógan es "Cómo podrás defender al ser que más amas, si encima ese ser
era LA VÍCTIMA IDEAL?"

Muramasa dijo...

Ganondorf es el malo de Zelda cuando está en forma hechicero, cuando se transforma en monstruo es Ganon... o algo así.