Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 13

viernes, 6 de julio de 2012

Capítulo 13: Malvada alada

Continente de Johto
Ruta 31


Ryuuna pasó cerca de la Cueva Oscura, lugar de unión entre Ciudad Malva, Ciudad Endrino y Pueblo Primavera mediante un entramado de lóbregas galerías y riachuelos subterráneos, no obstante ningún pokémon de Ryuuna conocía el arte del surfeo ni la habilidad de iluminar las tinieblas más oscuras, ni siquiera la capacidad de llaver su fuerza bruta al límite, y por tanto la mejor de las decisiones era no entrar.

Desde el camino podía ver la urbe, no era tan grande como se la había imaginado. Cerca de la entrada había un estanque y un señor en botas de agua y mono de trabajo buscaba algo. Ryuuna sintió curiosidad y le preguntó que qué hacía, y el hombre le respondió que buscaba Poliwag. Ryuuna se encogió de hombros, le deseó suerte y prosiguió su camino.

Finalmente Ryuuna llegó a Ciudad Malva.

Un cartel en la entrada le daba la razón. El cartel rezaba:"Ciudad Malva ~ "La ciudad de aromas nostálgicos"" y echando un vistazo al escenario, las casas desprendían un toque antiguo, como si llevasen ahí desde el inicio de los tiempos, cosa nada improbable, aunque tal vez exagerada. A pesar de tratarse de una ciudad destacaba el hecho de estar rodeada de árboles y una magnífica torre hacía de vigilante, una torre que parecía moverse con la suave brisa.

Ryuuna entró, primero de todo, en el Centro Pokémon, donde la enfermera Joy de Ciudad Malva y su equipo de Chansey pusieron a punto a Dratini y Larvitar. De mientras ella aprovechó para descansar tumbada en un sofá de la sala de espera. La enfermera le informó de que tanto Dratini como Larvitar estaban lozanos y listos para entrar en acción.

Ryuuna salió del Centro Pokémon con la convicción de que podría derrotar a Pegaso, se había entrenado para ello y había aprendido de sus anteriores derrotas. Tras dar un par de vueltas por Ciudad Malva al final encontró el gimnasio, con todos los carteles que anunciaban la Liga Pokémon, el mayor evento para entrenadores pokémon y cuya victoria estaba al alcance de muy pocos, aunque un tal Rojo llevaba varias ediciones pasando la mano por la cara a todo el mundo.

A las puertas del gimnasio dos columnas acreditaban ese sitio como sitio de interés para la ruta hacia la Liga Pokémon. Y una parte del exterior, como el resto de la ciudad, tenía un aire antiguo muy a juego con el resto de edificios.

Ryuuna accedió al interior. La pista central estaba ocupada por un Pidgeotto y un Onix. Ryuuna pensó que el Onix tenía las de ganar, pues el tipo Roca era muy eficaz contra el tipo Volador y justo al contrario, el Volador era ineficiente contra el tipo Roca.

El combate parecía llevar un rato y daba la sensación de que era el último pokémon por parte de ambos entrenadores, uno era un montañero, pues vestía similar al montañero que venció a Ryuuna, aunque no era él, y el chico debía ser Pegaso. ¡Era más mono de lo que se había imaginado Ryuuna! Parecía bastante joven para ser Líder de Gimnasio, pensó. El Onix usó Lanza Rocas, pero falló, ¿casualidad? seguidamente, Pegaso ordenó al Pidgeotto usar Bofetón Lodo, y el pokémon, que estaba en el aire, descendió y lanzó lodo con mucha arena hacia el Onix, que perdió visibilidad, y por tanto, precisión.

El montañero volvió a insistir con el Lanza Rocas, y el Onix lanzó coletazos, pero como no veía bien al Pidgeotto, fallaba sus movimientos, pero uno de ellos pilló por sorpresa al pokémon pájaro y del golpe volvió a descender. Pegaso rápidamente ordenó un Bofetón Lodo y con eso el Onix se debilitó. El montañero devolvió a su Onix a la pokéball y se dio la mano deportivamente con Pegaso. El montañero abandonó el gimnasio aunque Ryuuna no se dio cuenta, estaba absorta consultando la PokéDex, en la entrada de Pidegeotto. Pegaso se dirigió a ella, pero estaba absente.

Finalmente el chico se acercó a Ryuuna y le preguntó si había venido a retarle. Ella se sonrojó y asintió con la cabeza. Él le dijo que si esperaba un momento le atendía, pues tenía que ir primero al Centro Pokémon, y Ryuuna esperó consultando la PokéDex... ¿Cuáles debían ser los otros pokémon de Pegaso?

Mientras Ryuuna pensaba en ello, Pegaso volvió al gimnasio. Hizo un gesto para que la aspirante se colocara en su puesto y se dirigió al puesto del Líder.

El primer pokémon de Ryuuna fue Larvitar y el primero de Pegaso fue un Pidgey. Y lo primero que hizo el pokémon pajarito fue un Bofetón Lodo que cegó al Larvitar, que usó Tormenta Arena. El Pidgey siguió atacando con Bofetón Lodo hasta que el Larvitar apenas podía ver, la Tormenta de Arena había ido debilitando al Pidgey, pero no fue suficiente y el Larvitar abandonó el combate.

El Dratini lo tuvo fácil, pues ya estaba medio debilitado el Pidgey y con un Ciclón se debilitó. Era turno del Pidgeotto, que salió de su pokéball con aspecto imperial.

El combate empezó con un duelo entre el Ciclón y el Tornado, que terminó empatado. El Pidgeotto se alzó de nuevo y desde el aire lanzó un tremendo Placaje, y el Dratini contrarrestó con un Onda Trueno que paralizó al Pidgeotto. Ahora que el Dratini tenía a merced a su oponente, se acercó para someterlo con su Atadura, pero el Pidgeotto fue listo y lanzó un Bofetón Lodo cuando el pequeño dragón estaba con la guardia baja.

De nuevo el Dratini se acercó al Pidgeotto, pero esta vez usó Malicioso, el Pidgeotto no pudo contraatacarle esta vez, pero a la siguiente, de nuevo falló la Atadura el Dratini y el Pidgeotto usó Placaje contra él. El Dratini lanzó un Ciclón que envió por los aires al Pidgeotto, pero a causa de los Bofetones Lodo recibidos no vio como el Pidgeotto le caía encima, con la mala suerte que resultó ser un golpe crítico. De nuevo Ryuuna se había quedado sin pokémon para luchar.

No estaba triste, y tampoco quería llorar, pues delante de ella estaba un chico guapo y hubiese quedado como una llorona. Simplemente su contrincante había resultado mejor y además había tenido la suerte del campeón. Amablemente se dieron la mano, pero Pegaso le susurró al oído las siguientes palabras "Torre Bellsprout".

Ryuuna al principio no entendió, pero al salir del gimnasio, ante la vista de la torre que se movía con el viento, entendió lo que Pegaso había querido decir.


Mochila:
- Pokéball x5
- Baya Aranja x6
- Saco de dormir
- Zapatos
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Malicioso - Onda Trueno - Ciclón
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Malicioso - Torm. Arena - Chirrido
- Huevo Misterioso