Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 29

lunes, 9 de diciembre de 2013

Capítulo 29: Tras Steeler


Ruta 34
Continente de Johto


Antes de llegar a la Guardería, Ryuuna se vio envuelta en cuatro combates más tras su breve combate con el Joven Samuel.

El primero de ellos fue contra el Pokéfan Orestes, un padre de familia muy aficionado a los combates Pokémon. Con la finalidad de fortalecer a su Gastly, Ryuuna lo eligió en primer lugar, pero tuvo a bien cambiarlo cuando comprobó cuán afilada era la dentadura del Snubbull del Pokéfan. E hizo bien, porque el Mordisco que recibió su Dratini fue aparentemente doloroso. En cuanto lo recordó, sacó la Pokédex para registrar los datos del Pokémon Hada.

Primero de todo el Dratini inmovilizó al Snubbull con Onda Trueno. Ya paralizado, usó Furia Dragón para rematarlo.

'Espero que el Dratini me aprenda un movimiento rematador pronto,' pensó Ryuuna.

El Snubbull tuvo tiempo de atacar con Lengüetazo y dejar al Dratini paralizado antes de caer debilitado. Ryuuna volvió a enviar al Gastly al combate a la espera de saber qué Pokémon sería el siguiente del Pokéfan Orestes. Era un Mareep, una oveja de tipo Eléctrico.

El Gastly primero de todo durmió al Mareep, no sin antes ver su ataque reducido a causa de un ataque Gruñido. Ryuuna lo cambió por su Larvitar, que tenía ventaja de tipo. Usó Avalancha, pues por desgracia no contaba todavía con un ataque de tipo Tierra convicente. Tuvo que rematarlo porque un ataque no fue suficiente.

El siguiente combate fue contra el Joven Irvin.

Con buen juicio el Gastly fue el Pokémon elegido por Ryuuna. El primer Pokémon que envió el Joven Irvin fue un Mankey, que los únicos movimientos que conocía eran del tipo Lucha y Normal, del todo ineficaces contra un Pokémon de tipo Fantasma. Aunque fue un combate aburrido y largo. El Gastly se dedicó a debilitar a su oponente a base de Lengüetazo, incluso en determinado momento el Mankey quedó paralizado.

Ya con el Mankey debilitado, el Joven Irvin envió a su segundo y último Pokémon, un Diglett. Resultó un poco más duro de lo que en un principio se esperaba Ryuuna pues el Diglett atacó primero con un ataque Impresionar, muy efectivo aunque poco doloroso contra el Gastly. Afortunadamente para Ryuuna al primer Lengüetazo el Diglett resultó paralizado. El ataque Arañazo resultó inútil contra el Gastly y fue cuestión de tiempo terminar el combate.

El tercer combate fue contra la Dominguera Nicolasa.

El primer Pokémon que envió la Dominguera fue un Hoppip, y Ryuuna aprovechó para registrarlo en su PokéDex. Ella envió al Gastly y durmió al Hoppip con Hipnosis. Acto seguido cambió de Pokémon, enviando al Larvitar mientras el Hoppip seguía dormido. El ataque Avalancha fue brutal gracias al tipo Volador que poseía su oponente. La Dominguera Nicolasa envió otro Hoppip, guardándose su mejor baza para el final, y como era de esperar, sufrió el mismo destino frente a su pétreo contendiente.

Finalmente, la Dominguera Nicolasa envió a su mejor Pokémon, un Bulbasaur.

Ryuuna tuvo a bien retirar su Larvitar, que estaba en completa desventaja de tipo frente al tipo Planta de Bulbasaur. Para ello envió al Gastly, que gracias al tipo Veneno tenía cierta ventaja de tipo. El Bulbasaur usó Gruñido y el Gastly, Lengüetazo, dejando al Bulbasaur paralizado.

"¡Vuelve, Gastly!" Ryuuna devolvió al Gastly a su Pokéball. "¡Ve, Dratini!"

Con el Bulbasaur paralizado y sin ningún ataque rematador, tener al Gastly en el campo de batalla era perder el tiempo. Como mínimo, con el Dratini en el terreno podía usar algún ataque algo más poderoso.

"¡Bulbasaur, Látigo Cepa!" gritó la Dominguera Nicolasa a su Pokémon.

"¡Dratini, Furia Dragón!" gritó Ryuuna al suyo.

Con todo, Furia Dragón era el ataque más poderoso que poseía el Dratini por el momento. Dos látigos de Bulbasaur azotaron al Dratini, que intentó esquivar el ataque sin éxito, y a su ritmo preparó la contra. Un aura azul rodeó al pequeño dragón y de su hocico salieron unas llamas del mismo color, que alcanzaron al Bulbasaur.

El combate no duró mucho más, el Bulbasaur le puso ganas pero el Dratini fue mejor.

"Perdona, ¿has visto a un chico así con el pelo plateado y con una cara que da miedo?" le preguntó Ryuuna a la Dominguera Nicolasa tras el combate.

"Uhm... Ahora que lo mencionas, no hará mucho rato ha pasado un tipo como el que describes, yo estaba hablando por teléfono y no lo he retado, pero he visto que iba derrotando a todos los entrenadores que lo retaban..."

Ryuuna salió disparada.

Al pasar junto a la Guardería, un hombre mayor chocó contra ella.

*PLOF*

Los dos acabaron en el suelo, doliéndose. De la Guardería salió una señora mayor.

"¡Abuelo!" gritó la señora, "Mira que te digo que siempre andas despistado y no miras por donde pisas", lo regañó mientras lo intentaba levantar.

Ryuuna se levantó y también ayudó al abuelo a levantarse.

"Humpf..."

"Ay, ay, ay..." masculló el Abuelo cuando lo alzaron. "Gracias, Abuela; gracias, chica," dijo.

El huevo que llevaba Ryuuna en la bolsa había salido de su contenedor, rodando por el suelo cuando ella había caído en el ídem.

"Chica, creo que se te ha caído algo," le dijo la Abuela.

"¿Cómo?" Ryuuna no se había dado cuenta, pero al abrir su bolsa vio que faltaba el huevo. Por suerte no se había abierto ni partido, la cáscara parecía tan entera como cuando lo había recibido, o eso comprobó Ryuuna al recogerlo del suelo.

"¿Cómo te llamas, chica?" le preguntó la Abuela.

"Ryuuna, vengo de Ciudad Endrino," respondió ella.

"¿Riolu, has dicho?¿Tienes nombre de Pokémon?" preguntó extrañado el Abuelo.

"¡Ryuuna!" insistió Ryuuna. "¡RY-UU-NA!" deletreó marcando cada sílaba.

"Ah... ya decía yo," el Abuelo se rascaba la cabeza.

"Ryuuna, es un bonito nombre," dijo la Abuela. "Yo soy la Abuela."

"Y yo soy el Abuelo," dijo él.

"Llevamos la Guardería de Johto," le explicó la Abuela. "Puedes dejarnos hasta dos de tus Pokémon y los cuidaremos, y si se llevan bien entre ellos incluso puede que al volver te encuentres con un huevo, como el que tienes en las manos."

"¿De qué es el huevo?" preguntó el Abuelo.

"Pues... no lo sé," admitió Ryuuna, "me lo dio un conocido del Profesor Elm para que lo cuidase, pero nunca me dijo de qué era."

"Anda, el Profesor Elm, hace tiempo que no se pasa por aquí," dijo el Abuelo rememorando un tiempo pretérito que parecía mejor.

"¿¡El Profesor Elm!?" exclamó Ryuuna.

"Claro, guapa, el Profesor Elm, antes de ser profesor fue entrenador," puntualizó la Abuela.

"Je je je," se rió el Abuelo, "la Abuela y yo un día de esos también fuimos jóvenes..."

"Ay, que me harás sonrojar," le dijo la Abuela.

"Por cierto, llevamos un rato hablando pero no nos has contado qué te lleva por aquí," le comentó el Abuelo a Ryuuna. La Abuela asintió.

"Vengo de Pueblo Azalea cruzando el Encinar," empezó Ryuuna, "He conseguido las medallas Céfiro y Colmena, y ahora voy a por la Medalla Planície en Ciudad Trigal," no creyó conveniente contarles su contacto con Celebi. "Y estaba intentando seguir a un tipo así, con cara de pocos amigos y con el pelo plateado, me han dicho que ha seguido este camino."

"¿Un chico?" dijo el Abuelo frotándose la barbilla.

"Yo no he visto nada," dijo la Abuela. "Yo he estado dentro de la Guardería cuidando Pokémon."

"Ahora que lo dices, sí que me parece que un chico de las características que mencionas ha pasado por aquí hace rato," apuntó el Abuelo. "Iba con prisas hacia Ciudad Trigal."

"¿Que es tu novio?" le preguntó la Abuela dandole suaves codazos, observándola de reojo.

"N-noo..." respondió inmediatamente una ofendida Ryuuna. "Quiero retarle a un combate, y vencerle."

"Bueno, no te entretendremos más, que en estas cosas del amor cuanta menos gente se entrometa, mejor," dijo la Abuela ignorando la respuesta de Ryuuna. "Venga Abuelo, vayamos a cuidar a los Pokémon." El Abuelo se dirigió a Ryuuna un momento antes de entrar en la Guardería.

"Toma, nuestros teléfonos, por si alguna vez decides dejarnos tus Pokémon al cargo."

Ryuuna retomó su marcha a lo largo de la Ruta 34, y allí un único entrenador la separaba de su entrada a Ciudad Trigal. Se presentó como el Campista Gorka y su único Pokémon era un Psyduck.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Amigo Ball x10
- Baya Aranja x1
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- Revivir x1
- MT 12 - Mofa
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Rencor - Mal de Ojo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

1 quejas:

scaramanga dijo...

Muy buen episodio. Me he fijado en dos detalles:

- Que el dratini de Ryuuna es como Neymar: tiene mucho talento pero poco remate. El tiempo dirá.

- Que la Dominguera Nicolasa tiene que cruzarse con Acisclo Mitchum sí o sí.