Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - XX

lunes, 16 de diciembre de 2013

Capítulo Vigésimo: A las puertas

Mapa de Yutolandia

Región de Grass, Roahl

Frente a Adanh, en pie, estaba un indignado Bangaa, Tarnes, el Templario. El resto huían, tal y como les había dicho el Soldado, en sentido contrario al recién llegado.

"Me lo estásss poniendo demasssiado fácil, Adanh," dijo Tarnes. "Mi cometido esss acabar contigo."

"No podría permitir poner en peligro a otros por puro egoísmo," respondió Adanh.

"Essspero acabar contigo antesss de que ssse alejen demasssiado," dijo Tarnes con la vista puesta en el grupo de Vieras, "me gussstaría contar con sssu inessstimable ayuda."

"Entonces lo único que tengo que hacer es sobrevivir el tiempo suficiente para que puedan alejarse una distancia prudencial de tí," dijo Adanh con cierta sorna en su voz.

"En cuanto antesss empecemosss antesss acabaremosss con esssta farsssa," sentenció Tarnes. El Bangaa desenfundó su espada, Adanh hizo lo propio. El Bangaa se acercó dando zancadas al Hume que lo esperaba con media sonrisa en la boca.

Adanh sabía que Tarnes era un hueso duro de roer, y que su puesto de lugarteniente en el clan Dal no se lo había ganado por puro enchufismo, en el sentido más extravagante de la palabra. Su única opción era defenderse y curarse en cuanto tuviera una oportunidad, y él lo sabía. Y probablemente, Tarnes también. Daba igual, ya daba igual, la suerte estaba echada.

...

Gram Benn seguía en el interior de la base enemiga, territorio hostil, invisible a ojo ajeno, esperando su oportunidad de salir de ese antro de perversión.

"Edhwaer, ¿te toca a tí ir a montar guardia, kupó?" le preguntó un Moguri enfundado en un armadura acorde a sus dimensiones a un Hume con aspecto de Luchador.

"Sí, nos toca a mí y a Torkenen," dijo Edhwaer pensando en ello. "Quién está ahora?"

"Uhm, kupó... Creo que están Eilean Macalyse y Malco Daliesen, kupó, Chada está durmiendo, me toca guardia con ella después de vuestro turno, kupó," respondió el Moguri revisando mentalmente los turnos de guardia.

"¿Así que están el dúo de magos en guardia?" comentó retóricamente Edhwaer.

Gram Benn estaba atento a la conversación, pendiente de encontrar un fino hilo de luz, por lo pronto había oído lo que ya sabía, que había dos magos en la puerta, uno era un Mago Negro Nu Mou y el otro era un Mago Blanco Hume, pero no sabía quién de los dos era Eilean Macalyse y quién Malco Daliesen. Tal vez podría usar eso en su favor...

"Voy a hablar con ellos, kupó," dijo el Moguri mientras se dirigía a la puerta principal.

'Esta es la mía, a ver qué más información puedo sacar,' pensó Gram Benn, se colocó detrás del Moguri.

"Morgon," el Luchador se dirigió al Moguri de nuevo, que se detuvo. Gram Benn frenó en seco, llegando a quedarse de puntillas para no tocar al Moguri. Era importante no causar ningún altercado, no fuera a ser que les diese por bloquear la salida.

"¿Kupo-pó?"

"..." Edhwaer quedó callado, "nada, saluda a esos dos de mi parte, y diles que ahora vamos."

"¡Okey-kupó!" el Moguri retomó su marcha totalmente inadvertido de que a sus espaldas tenía un tipo que lo estaba siguiendo.

...

"No sé qué hacer," dijo Ilwulf para sí mismo, que empezaba a ser víctima de la desesperación, hacía demasiado rato que no tenía noticias de Gram Benn, y todavía más rato que no sabía nada de sus otros compañeros. "Estoy por entrar, y coger al primero que pille y hacerle hablar..."

"Aunque claro, pensándolo bien," dijo halando consigo mismo, "si puede hacerse invisible, o casi, lo más probable es que no lo hayan visto aquí dentro. Cuántas personas puede llegar a haber ahí dentro, diez o veinte... demasiadas."

"Igual me está troleando de lo lindo y está a mi lado," era otra posibilidad, "¿Gram?¿Gram Benn?" pero el Seeq no estaba ahí, seguía dentro.

...

"Arf, arf," Adanh estaba apoyado en su espada, con una rodilla en el suelo, su vestimenta en visible mal estado, "¡Venga, Tarnes! No me digas que esto es lo mejor que tienes..." dijo con la clara y meridiana finalidad de provocarlo.

Tarnes estaba de pie, frente a Adanh. Levantó la pesada espada y lanzó un corte horizontal contra el Hume...

*CLONK*

Adanh interpuso la espada, fuertemente agarrada, entre el acero del Bangaa y su propio cuerpo. Tumbado en el suelo y exhausto, el Hume siguió provocando a Tarnes, "¿No habías venido a acabar conmigo?¡Pensaba que eras un aniquilador frío e implacable!" Adanh dejó caer su espada, en parte porque no le quedaban fuerzas para sujetarla.

*clank*

"¡Mátame, venga!¡No me quedan fuerzas para moverme, no voy a huir!" gritaba Adanh, desesperado, aunque con una sonrisita en la boca. "Ahora resultará que Tarnes tiene su corazoncito..."

"No sssoy un cobarde, y tengo mi honor," dijo Tarnes, seco, "no voy a matarte mientrasss no tengasss un arma entre tusss manosss." Tarnes se agachó y recogió la espada, colocándola encima de Adanh, cuan larga era. En algún momento u otro la tendría que coger entre sus manos, o esa era la estrategia del Bangaa.

El Hume tomó la empuñadura y rápidamente lanzó la espada en el lado opuesto al que se encontraba Tarnes.

"Parece que tenemosss visssita," dijo Tarnes, yendo a recoger la espada de nuevo.

...

Gram Benn ya sabía que el Mago Blanco era Eilean Macalyse y que el Mago Negro era Malco Daliesen, que el Moguri era Morgon Aliathel y que Edhwaer y Torkenen estaban a punto de llegar. El Seeq buscaba un hueco por el que pasar, 'cuando termine esta misión me tendré que poner a dieta,' pensó, mientras analizaba la situación.

Morgon Aliathel se despidió de sus dos compañeros, 'esta es la mía,' pensó Gram Benn.

*PLOF* *clank*

El Trampero le había puesto la zancadilla a Morgon que cayó causando un gran estruendo. De las mejores situaciones era la peor, los dos magos se acercaron para comprobar el estado del Moguri, dejando la puerta de acceso libre, pero de pronto cuatro personas eran las que rodeaban al Moguri, y podrían ser varias más si no se daba prisa, nadie prestaba atención a la puerta.

'Ahora o nunca,' pensó Gram Benn.

Dicho y hecho, desbloqueó el pestillo de la puerta de madera, con mirilla incluída, y la arrastró suavemente hacia sí mismo...

*hiiiiiiiiiiiiii*

¡Cómo chirriaba la condenada! Gram Benn no se andó con chiquitas y pasó rápidamente, sin preocuparse de si lo habían seguido o no, o de si tenía muchos perseguidores o no, había olvidado que estaba camuflado y lo único que pudo llegar a pensar enra en cubrirse detrás de los matorrales.

"Arf, arf," jadeaba el Seeq.

Ilwulf había visto la puerta abrirse, esperaba ver salir a cualquiera de su interior, pero nadie aparecía... de pronto como cuatro o cinco personas emergieron de la profundidad de la caverna a la oscuridad de la noche.

'Gram Benn debe haber conseguido salir,' pensó. E hizo bien, la figura del Trampero se hizo más y más nítida hasta materializarse por completo frente a Ilwulf, su cara no era precisamente la alegría de la huerta.

"Tenemos que salir pitando de aquí," las palabras de Gram Benn no admitían cualquier tipo de protesta, réplica o discusión. Apenas pasó un instante que el Hume y el Seeq ya se habían puesto en camino. Camino a ninguna parte. "Tenemos que contactar con Erna," fue lo poco que consiguió decir el Seeq entre jade y jadeo, intentando recuperar el aliento.

El grupo que había salido de la base estaba explorando los aledaños, Ilwulf vio como registraban a fondo el arbusto en el que, pocos momentos antes, habían estado resguardados y fuera de peligro. A una distancia prudencial dejaron de correr, acción que parecía del todo sospechosa, y tomaron una bocanada de aire, como si fuera la última, y después otra hasta recuperar el aliento.

"Toma, esto es para tí, tal vez te interese," Gram Benn le hizo entrega al Ladrón del libro 'El sombrío camino del Ninja', "lo he encontrado dentro, en una sala un tanto... especial. No creo que quieras ser Ladrón toda tu vida y las técnicas de Ninja son bastante más molonas."

Ilwulf lo aceptó de buenas y le dio las gracias al Seeq. "Parece una lectura recomendable, cuando tenga un momento me lo leo," se lo guardó donde pudo. "Lo que no tengo es ropa ni armas de Ninja."

"Bah, eso es fácil," Gram Benn tenía en mente la habitación que usaban como armería-arsenal de armas, "cuando terminemos esta misión le echamos un vistazo a la base y ya verás como encontramos algo que te vaya bien."

"¿Por qué has dicho que tenemos que contactar con Erna?" le preguntó, cambiando de tema, Ilwulf a Gram.

"He estado espiando la conversación que han tenido los jefazos y mandamases del clan este y quieren adelantar la ofensiva al otro clan para mañana al alba, teniendo en cuenta de que ya es negra noche, no le pongo más de ocho horas para que salga el grueso del clan de la base," le explicó el Trampero, "y creo que es algo que Erna debería saber."

"Pues está la cosa chunga," fue la conclusión de Ilwulf, resumida de excelente forma.

...

"Es allí," dijo Jens Rhudd señalando una zona rocosa.

La base era similar a la que habían visto Ilwulf y Gram Benn, una cueva que se hunde en el suelo y en la que se ha perforado lo suficiente para poder pasar. Posiblemente para excavar piedras preciosas o mágicas, o al estar relativamente cerca del mar, para extraer sal, muchas de estas cuevas estaban abandonadas, y clanes las usaban de escondrijo, llegando a luchar en duelo por su control, pues su posición de cercanía con el pueblo de Grass era inmejorable. Una puerta de madera, con remaches metálicos, bloqueaba la entrada, y justo en su centro había un agujero que hacía de mirilla.

"¿Cómo vamos a entrar?" preguntó Gides.

"Normalmente si eres del clan tienes unas contraseñas, yo tenía las mías pero no creo que funcionen," le explicó Jens a Gides.

"Os preocupáis por los pequeños detalles," soltó Erna. "Lo primero que tenemos que hacer es ser educados, picaremos a la puerta, como la gente civilizada."

La Gria se acercó lentamente, con un caminar muy sensual, cuasi erótico, a la puerta de entrada. Sacó su espada frente a la puerta y sujetándola con las dos manos...

*TOC* *TOC* *TOOOOC*

Picó repetidas veces la puerta hasta tumbarla, aplastando a quien pudiera estar detrás. Gides y Jens Rhudd se miraron con cara de asombro y sorpresa. Para más inri, Erna pisó la puerta con un pie, y tomando aire, gritó.

"¡Aquí el Ejército de Yutolandia!¡Podemos hacer esto de dos maneras, la fácil y la difícil!" había eco dentro de la cueva y era difícil que los que estaban dentro escucharan algo, pero ella siguió con su discurso, "¡Si lo hacemos a través de la manera fácil, como su nombre indica, me lo pondréis todo más fácil, y muy probablemente nadie salga herido!¡Si lo hacemos de la manera difícil, lo primero de todo me voy a cagar en todos vuestros muertos, y después...!" Erna esperó a que el eco dejara de resonar, se hizo el silencio, entonces siguió, "¡Después no respondo de mis actos!¡Y creedme cuando os digo que con dos brazos y dos piernas, y una cabeza en su sitio, se vive mejor!"

"¡Os doy diez minutos para que salgáis al exterior y os rindáis!" el eco volvió a resonar, "¡Todos los que en diez minutos estéis aquí seréis perdonados!"

Erna se acercó de nuevo a Gides y Jens Rhudd, que se la miraban con cara de asombro, incluso de cierto temor, ella en cambio sonreía y parecía feliz.

"¿Qué tal ha sonado?" les preguntó.

"B-bien," contestó Gides.

"U-un poco bestia pero m-muy bien," respondió Jens.

==========

También te puede interesar:

Final Fantasy Tactics A2: Grimoire of the Rift

2 quejas:

scaramanga dijo...

Veo que Adanh es de lo que se llama en TV Tropes, bastante "Genre Savvy".

Muramasa dijo...

Lo quería hacer un poco más cabroncillo, pero al final me ha quedado ligoncete.