Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 33

lunes, 28 de abril de 2014

Capítulo 33: En Busca de Blanca

Ciudad Trigal
Continente de Johto


Lo primero era lo primero, y Ryuuna lo sabía, que era encontrar a Blanca, retar a Blanca y conseguir que Blanca le entregase la medalla Planície. Y sin embargo, era tan tentador perderse por cualquiera de los callejones de Ciudad Trigal...

Antes de hacer nada, Ryuuna se pasó por el Centro Pokémon, que estaba al cruzar la calle del Centro Comercial de Ciudad Trigal, y revisó la salud de su equipo, no se puede ir por el mundo con el equipo bajo de salud. Le atendió la Enfermera Joy, como de costumbre, y se puso en marcha.

El Centro Comercial era una enorme estructura, bastante más alta que ancha, supuestamente para aprovechar mejor el espacio. En la fachada frontal había colgados varios carteles de lona anunciando las ofertas del día, y en la entrada, que era donde se encontraba Ryuuna en esos momentos, plagada de gente ávida por conseguir esas ofertas. Las puertas de vidrio se abrieron a su paso, y ella se adentró.



En el primer piso, o planta baja, se encontraba el mostrador de recepción donde dos amables chicas uniformadas atendían las dudas y preguntas de quienes lo requerían. Allí también había varios sofás rodeando mesas de vidrio para que cualquiera pudiera tomar un refresco mientras se tomaba unos minutos de descanso. Un cartel detrás del mostrador de recepción indicaba qué artículos podían encontrarse en cada departamento. Las escaleras estaban situadas en la parte derecha mientras que el ascensor lo estaba en la parte izquierda.

Ryuuna se decidió por las escaleras...

El segundo piso era la Zona de Entrenadores y las estanterías estaban repletas de artículos útiles para el entrenador como diversos tipos de pokéball, curas para todos los tipos de estado, pociones de todo tipo, y para los más aventureros, una selección de artículos como la Cuerda Huída, el Poké Muñeco o repelentes de diversa duración. El esfuerzo que tenía que hacer Ryuuna para buscar a Blanca en vez de estar mirando los muchos y diversos estantes era titánico.

"¡Uooo!¡Restaura Todo!" exclamó Ryuuna al ver los botes de la panacea de los entrenadores, "pero cada bote vale 3000 pokedólares... *sigh*"

Había mucha gente en ese segundo piso pero nadie que se pareciera a Blanca. Finalmente, Ryuuna decidió probar suerte en el piso superior, así que se aventuró hacia el tercer piso.

Allí se encontraba el departamento de Colección para el combate. Todo eran artículos usables que aumentaban las características de un Pokémon durante un combate como Ataque X, Defensa X o Directo, de lo que Ryuuna pensaba que era un engañabobos, lo único salvable era Protección Especial, que evitaba que durante cinco turnos las características del equipo se redujeran. Le pareció ver a Blanca, pero al girarse comprobó que se trataba de una niña, acompañada por sus padres. Como no había mucho por ver, enseguida subió al siguiente piso.

Aunque la cuarta planta era el departamento de Medicinas, los efectos de los artículos de ese piso no eran curativos, mas servían para desarrollar ciertas cualidades de los Pokémon.

"¿Carburante a 9800 pokedólares el bote?" exclamó indignado un joven entrenador que sostenía un frasco del susodicho, "¿es que nos hemos vuelto locos?"

Entre los esotéricos Calcio, Zinc o Hierro, estaba el Más PS, que no requería más explicación. Ryuuna no tenía mucho por hacer en ese piso, pues los precios eran prohibitivos, Blanca tampoco parecía estar interesada en comprar Proteínas o Carburante porque no estaba en el departamento de Medicinas.

Al llegar al quinto piso, el Rincón de las MT, Ryuuna quedó fascinada por MT's que contenían ataques tan poderosos como Trueno (MT25), Llamarada (MT38), Ventisca (MT14) o Hiperrayo (MT15).

"Uhm... Falsotortazo puede ser interesante para capturar Pokémon," masculló Ryuuna.

Blanca tampoco estaba en el quinto piso. Finalmente se acercó al mostrador de atención al cliente, y dubitativa, preguntó por la Líder del Gimnasio Trigal.

"Perdona," le preguntó a la chica uniformada, "¿Sabes si Blanca, la Líder del Gimnasio Trigal, ha pasado por aquí?"

"Ajá... sí," acabó respondiendo, "seguramente ahora debe estar en el piso de arriba, tomándose un helado. Para subir puedes tomar las escaleras de ahí."

"Gracias."

Ryuuna subió las escaleras que llevaban al exterior. En lo alto del edificio de los Grandes Almacenes había una terracita desde la que ver todo Ciudad Trigal, o por lo menos lo que el resto de altos edificios permitía. Unas redes metálicas impedían que la gente se asomase. El lugar estaba lleno de macetas con plantas. Nada más salir, a su derecha, Ryuuna detectó tres máquinas expendedoras, y en el lateral de la más próxima a ella podía leerse un cartelito que rezaba "Si la vida te da limones, haz Limonada, que restaura 80 PS de tu Pokémon."

En las máquinas expendedoras los únicos productos a la venta eran Agua Fresca, Refresco y Limonada, pero un poco más lejos se alojaba una caseta en la que preparaban batidos y helados y otros dulces. Junto a la caseta había varias mesas y sillas de plástico y gente disfrutando de un maravilloso día, y entre esa gente, en una mesa, sola, Blanca.

Encima de la mesa, como el beodo que se regocija en el alcohol para olvidar, cuatro copas enormes de helado vacías, y, tal y como pudo ver Ryuuna al acercarse, se estaba terminando la quinta. Tenía los ojos llorosos, y una lagrimilla asomando.

"*sob* *sob* *ñam*..." entre lamento y lamento se zampaba una cucharada de helado. "¿Q-quién eres? *sob*" Ryuuna se había sentado enfrente de Blanca.

"Soy Ryuuna, y vengo a desafiarte; quiero conseguir la medalla Planície."

"Acabo de sufrir la derrota más humillante en años... *sob* hoy no estoy de humor para luchar," dijo Blanca mientras se sonaba la nariz con una de las varias servilletas de encima la mesa.

Ryuuna no sabía cómo actuar para tratar de animarla sin que su orgullo resultase herido. Al final pensó que de perdidos al río y se dejó llevar por su instinto, y por las ganas que tenía de conseguir su medalla Planície.

*THWOMP*

Con un golpe sobre la mesa se levantó.

"¿¡Y qué que haya sufrido una derrota humillante!?" exclamó Ryuuna, entre indignada y enfadada. La gente de los alrededores se giró, pero a ella pareció darle igual, "Yo no soy Líder de Gimnasio, pero también he sufrido derrotas humillantes en mi corta carrera como entrenadora. Yo pensaba... yo creía, o quería creer, que los Líderes de Gimnasio sabían sacar lo mejor de una derrota, pero tal vez... tal vez estaba equivocada."

A su alrededor, la gente aplaudía su discurso, y Ryuuna se ruborizó de repente, sentándose y encogiéndose, en un claro gesto de 'tierra trágame'.

"Toma, te lo mereces, tus palabras me han llegado" el hombre que atendía en la caseta le trajó una copa de helado enorme en la que se incluían una base de helado de vainilla debajo de todo, nata montada encima, y tres bolas (de nata, fresa y vainilla) presididas por una oblea. El hombre traía también una jarra con chocolate caliente, con la que remojó la espectacular construcción.

*ñam* *ñam*

"¿Quieres?" Ryuuna le ofreció a Blanca, que parecía haberse calmado, picar de su copa de helado. Y así estuvieron compartiendo el delicioso postre como dos buenas amigas. Al terminar, fue Blanca la que habló.

"Creo que ya me siento mejor..." dicho esto se levantó, "te espero en el gimnasio," con voz desafiante y se fue, desapareciendo tras las escaleras que llevaban al interior del Centro Comercial.

Ahora que había conseguido que Blanca volviera al gimnasio, Ryuuna podía permitirse el lujo de pasear un rato por Ciudad Trigal antes del momento clave. Esta vez, al llegar al quinto piso, en vez de bajar por las escaleras hasta la planta baja lo hizo a través del ascensor. Allí, otra chica uniformada le preguntó hasta qué piso quería ir.

"A la planta baja, por favor."

"Enseguida," le dijo la chica del ascensor con una sonrisa. Acto seguido pulsó el botón que llevaba al piso deseado por Ryuuna y el ascensor empezó a moverse. Echándole un vistazo al cuadro de botones, vio que había un Sótano.

"Perdona, ¿qué hay en el Sótano?"

"Pues es donde se reciben las mercancías. Por la noche se usa el ascensor para distribuirlo todo a sus correspondientes pisos," le explicó la chica. El ascensor se estaba deteniendo para acabar parado del todo. La puerta se abrió.

"Hasta luego," le dijo la chica con la misma sonrisa de antes.

A su izquierda quedaba el mostrador de recepción, que seguía rodeado de gente que quería que sus dudas y preguntas fueran resueltas. La puerta de salida quedaba enfrente. Ryuuna se dirigió a la calle principal de Ciudad Trigal, junto al Centro Pokémon, desde allí recorrió las calles y callejones.

En una esquina un hombre estaba pegando un cartel, Ryuuna se acercó para leerlo. En él se anunciaba que la tienda buscaba gente para hacer publicidad.

"Perdone, ¿todavía estoy a tiempo para hacer la publicidad de la tienda?"

"Sí, claro que sí, chica, de hecho, eres la primera que me lo pregunta," le dijo el hombre, "claro que, acabo de colgar el cartel. Ven conmigo"

Ryuuna iba detrás del hombre, y lo cierto es que por el aspecto del callejón nadie hubiera dicho que ahí había una tienda de bicis. Finalmente llegaron a las puertas de la tienda. El hombre le abrió la puerta a Ryuuna, instándola a pasar. Era una tienda de bicis corriente y moliente.

"Mira, hacemos este trato, te dejo esta bici y a cambio llevas este cartel en su parte trasera y haces publicidad, a ver si así la gente se anima a venir..." el mismo hombre, encargado de la tienda, le ofreció una de las bicis.

Era una bici plegable y muy ligera.

"Te doy mi número, por si te lo pidieran," el hombre le dio una tarjeta que Ryuuna pasó por una ranura del PokéGear y registró su número de teléfono.

"Uau... ¡Gracias!" le agradeció Ryuuna el detalle, "esta bici debe costar un dineral."

"Es de las buenas, pero si me sirve para atraer público, lo consideraré un buena inversión."

Ryuuna montó en su flamante bici, dándole las gracias una y otra vez al encargado de la tienda, y rehizo el camino del callejón hasta llegar a la calle principal de Ciudad Trigal.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Amigo Ball x10
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- MT 12 - Mofa
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón
- Bici

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Maldición - Mal de Ojo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

1 quejas:

scaramanga dijo...

Veo que en este Mundo Pokémon también hay crisis, pero al menos hay puestos de trabajo: el Corte Pokémon, un empleo haciendo publicidad de bicis sin entrevistas ni psicotécnicos... ¡Qué lujazo!