Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 38

domingo, 28 de septiembre de 2014

Capítulo 38: Un Caterpie brillante

Parque Nacional
Continente de Johto


Era un ambiente familiar el que se encontró Ryuuna en el Parque Nacional, con gente de todas las edades paseando por el recinto. Quienes ya habían capturado un bicho de su agrado o bien descansaban para volver a ello después se encontraban en la zona de descanso, justo pasada la caseta que separaba la Ruta 35 del Parque Nacional, donde había bancos para que la gente se pudiera sentar.

También había algunos flipados, niñatos en su mayoría, que se dedicaban a buscar su mayor presa, como si les fuera la vida en ello.

Ryuuna prefirió formar parte de los del primer grupo, que se tomaban las cosas con calma. Aunque no podía apreciarse a simple vista, una imagen aérea permitía descubrir que las zonas de hierba alta del Parque formaban una gran pokéball, coronada en su centro por una hermosa fuente. Atraída por sus ganas se metió en la zona de hierba alta, esperando encontrar algún Pokémon que capturar.

Los Pokémon de tipo Bicho no eran sus favoritos ni de lejos, tampoco era que les tuviera asco, simplemente les tenía ese respeto por las cosas que pueden volar (o se arrastran por el suelo) y te pueden picar, no acababa de entender cómo había aficionados a capturar bichos. Si no fuera porque después se lo podía quedar, probablemente se hubiera abstenido de participar.

El primer Pokémon que se encontró en su andadura por el Parque Nacional fue un Kakuna colgado de un árbol, pero pensó que acabaría por evolucionar a Beedrill, y ¿qué haría ella con un Beedrill? Prácticamente nada. Estaba segura de que por ahí tenía que haber otros Pokémon de tipo Bicho más interesantes, era cuestión de tener paciencia.

Llegó a tener la sensación de que los Pokémon buenos se los encontraban los demás, puesto que lo único que se encontraba eran Caterpies y Weedles. De tanto en cuanto algún Metapod o Kakuna, pero nada reseñable.

"¡Oh!¡Un Venonat!"

El Venonat andaba por la hierba hasta que se dio cuenta de que alguien lo había descubierto, en ese caso Ryuuna acompañada de su Gastly.

"Uhm... pero es que un Venonat, ¿tú qué harías, Gastly?" acabó por preguntarle a su Pokémon. El Gastly hizo un gesto como de encogerse de hombros, si no fuera porque los Gastly no poseen dicha parte del cuerpo.

"Bueno, a mí tampoco me convence, o sea que es mono y tal, pero por lo menos ya tendríamos algo con lo que participar," le dijo Ryuuna, "¡Adelante, Gastly!¡Hipnosis!"

El Gastly usó el movimiento para infundir el estado dormido al Venonat, que quedó afectado. Ryuuna lanzó una de sus Parque Ball.

*TOC TOC*
*TOC TOC*
*FRIP*

"¡Bien!"

Ryuuna acababa de capturar su primer Pokémon del concurso. Las reglas eran claras, podía quedarse con el último Pokémon capturado, y si ya tenía uno, tenía que liberarlo antes de quedarse con éste, así que de momento podría quedarse con el Venonat. Claro que, desde el punto de vista de Ryuuna, un Venonat no sería de los Pokémon más útiles en combate de los que podría imaginar (más que un Magikarp, por supuesto).

Tras su encuentro con el Venonat, guardado y a salvo en la Parque Ball, volvió a deambular por las zonas de hierba alta en busca de algún Pokémon guay. Por desgracia volvió a su racha de encontrar Caterpies y Weedles por doquier, y en menor medida, Kakunas y Metapods.

"¡Oh, vaya...! Otro Venonat."

Y es que tras unos arbustos Ryuuna se encontró con otro Venonat, aunque miró alrededor y encontró... un Paras.

"Uhm, creo que todavía no lo tengo en la PokéDex," se dijo al tiempo que sacaba el aparato de su bolsa, "voy a comprobarlo," sin prestarle más atención al Pokémon. Cuando ya lo hubo comprobado dejó al Paras ahí, con un palmo de narices, frustrado. Con cara y gesto de 'te vas a enterar', que Ryuuna tampoco vio, el Paras abandonó la escena.

"Venga, Gastly, vayamos a buscar un Buterfree," el Gastly asintió, "si hay Caterpies y Metapods tiene que haber Buterfrees."

La poca fortuna la llevó a encontrarse con un nido de Beedrills que la empezaron a perseguir, aguijones por delante.

"¡Aaaahhh!" Ryuuna corría tan rápido como podía, tratando de poner tierra de por medio.

Vio un trozo de valla rota, y detrás un buen sitio para esconderse. Pasado el peligro aplazó el concurso momentáneamente para explorar esa zona incógnita. El camino la llevó a encontrarse una MT, la 28 concretamente, que permitía enseñar el movimiento Excavar a cualquier Pokémon que fuera capaz de aprenderlo.

Ya de nuevo dentro del terreno del parque delimitado por la valla Ryuuna volvió a la zona de hierba alta. Fue entonces cuando lo vio, el Pokémon que había estado esperando. Un Pinsir, que para nada podía ser considerado un flojucho dentro de los tipo Bicho.

*THWOMP*

"Perdona, yo lo he visto primero," un niñato la había empujado y Ryuuna cayó al suelo, pillada totalmente por sorpresa.

Doliéndose, se levantó, pero para ese momento el chaval ya había capturado al Pinsir. Cagarse en sus muertos fue poco para definir el estado de ánimo en el que se encontraba Ryuuna.

"¡Maldito criajo!" gritó, pero el tiparraco ya se encontraba lejos como para escucharlo.

Fue un golpe moral que la dejó un poco chafada, y ni tan siquiera vio el Scyther, que acompañaba al Paras de antes, y que alguien capturó pocos instantes después. Se desplazó hasta la zona de descanso, donde había un banco libre, y se sentó.

"¿Quieres una bola de arroz?" le preguntó una mujer de mediana edad, "te veo un poco triste."

Ryuuna le explicó lo mal que le había ido el concurso hasta el momento, en el que tan solo había conseguido capturar un Venonat. La compañía de la mujer fue un elixir para el estado de Ryuuna, junto con la comida, que si es buena cura todos los males del espíritu. Incluso la mujer la invitó a un chupito de licor, pero Ryuuna lo rechazó argumentando que era demasiado joven.

"Claro, por eso, toma un chupito porque eres joven..." insistía la mujer, que iba un poco piripi.

"No, no, gracias señora," decía Ryuuna, que fue salvada por la campana.

ANUNCIAMOS A TODOS LOS PARTICIPANTES DEL CONCURSO DE CAPTURA DE BICHOS QUE EL TIEMPO MÁXIMO PARA PRESENTAR SUS POKÉMON ES DE CINCO MINUTOS. PASADO ESE TIEMPO EL JURADO DELIBARARÁ Y NO SE ACEPTARÁ NADA MÁS.

Cinco minutos. ¡Cinco minutos! Ryuuna fue a comprobar la Parque Ball que contenía el Venonat pero... ¡no la conseguía encontrar!

"Oh, oh, no, no, cuatro minutos qué voy a hacer, se me debe haber caído cuando el niñato ese me ha empujado. No tengo tiempo de buscarla, tendré que capturar lo primero que encuentre."

Como caído del cielo, delante de Ryuuna apareció un Caterpie de coloración extraña, en vez de ser verde tenía un tono dorado, y emitía una extraña brillantez. Podría tratarse de una señal divina para resarcirse con el mundo.

"¡Gastly, Hipnosis!"

Como si el mundo se hubiera detenido para Ryuuna solamente, el Gastly durmió al Caterpie y ella tomó otra de sus Parque Ball y la lanzó contra el Caterpie con la esperanza de poder llevar algún Pokémon al concurso.

*TOC TOC*
*TOC TOC*
*FRIP*

"¡Sí!" El Caterpie no hizo esfuerzo alguno para soltarse y Ryuuna recogió la ball del suelo y corrió hacia el punto de entrega del parque.

Quedaba poco menos de un minuto, Ryuuna pensaba que no llegaba, aunque finalmente...

"Aquí... está... mi, Pokémon" Ryuuna jadeaba de la carrera que se había pegado.

"Descansa, descansa, cuando estés, deposita aquí el resto de Parque Balls."

"Uhm, perdí una de... ellas por el... parque," de su bolsa sacó las PArque Balls sobrantes, "por eso... he tenido que ir a capturar... un Pokémon con las prisas... es un Venonat."

"Ah, OK, no te preocupes. Ahora puedes ir a descansar cinco minutos, en en rato daremos los ganadores."

Y así pasaron unos diez minutos desde que Ryuuna había entregado el Caterpie shiny al concurso, cuando la megafonía anunció que los participantes tenían que ir a la caseta que daba a Ruta 36.

"Y bien, parece que ya tenemos a los ganadores de esta nueva edición del Concurso de Captura de Bichos," decía el presentador, "sin más dilación pasaremos a desvelar a los ganadores tras la deliberación del jurado. En la tercera posición [...]... con ¡296 puntos!"

Una azafata tomó el tercer premio para la ganadora y se acercó a la chica que había quedado tercera con un Buterfree.

"Y el tercer premio es... ¡Una increíble Baya Zidra!¡Felicidades!" anunció el presentador, "¡Un aplauso!"

El público aplaudió.

"En la segunda posición tenemos a [...] Pinsir [...] con ¡301 puntos!"

Ryuuna le vio la cara. Era el tiparraco que la había empujado cuando se encontró con el Pinsir, y eso la puso de muy mal humor, ¡era ella quien tendría que haber ganado ese segundo premio!

"El segundo premio es... ¡Una fenomenal Piedra eterna!¡Felicidades!" La otra azafata de la sala le entregó la Piedra eterna, era irónico que le entregaran un objeto que impide evolucionar al Pokémon que la lleva a un niñato como ese, o eso pensó Ryuuna.

El aplauso fue algo mejor que el de antes, pero el presentador pidió silencio y así lo hizo el público.

"Llegados a este punto, ¿tenéis ganas de saber quién ha ganado?" el presentador estaba creando expectativa. "¡Síiii!" respondió el público.

"Bien, entonces, si el público lo pide, el ganador, o ganadora del Concurso de Captura de Bichos es..." un sonido grabado de platillos resonando se oyó por toda la sala. "¡El Cazabichos Germán! con un Scyther que se ha llevado ni más ni menos que ¡305 puntos!¡Felicidades!"

La primera azafata le hizo entrega del primer premio.

"Y el primer premio se trata de ¡una fantástica Piedra Solaz!" un extraño chorro de aplausos estalló, "perdón, perdón," dijo con tono humorístico, dando a entender que se trataba de un gag, "me pasan por el pinganillo que el premio se llama Piedra Solar ;) ¡Felicidades!" ahora sí, el clamor del público fue ensordecedor.

Acabado el concurso, cada Pokémon fue devuelto a su nuevo propietario. El Cazabichos Germán se acercó a Ryuuna tras recuperar su Scyther.

"Perdona, he visto que has capturado un Caterpie shiny," le dijo, "es una pena que no haya ganado el concurso."

"Ya ves," dijo Ryuuna tomándoselo con filosofía. "¿Querías algo?"

"Uhm... ¿te interesaría cambiar tu Caterpie por mi Scyther?"

Tal vez era la señal del Caterpie, que le auguraba un futuro brillante.

"Vale, acepto. Cambiémoslos antes de que me arrepienta," dijo eso como una mera coletilla, porque no se arrepentiría, era un cambio que favorecía a ambas partes.

Y hecho el cambio ya tenía otro Pokémon más en su equipo. Esperaba poderlo evolucionar a Scizor un día de estos...

Y todo gracias a un Caterpie brillante.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Amigo Ball x10
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- MT 12 - Mofa
- MT 28 - Excavar
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 45 - Atracción
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón
- Bici
- Monedero (Casino)

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Maldición - Tinieblas [Baya Aranja]
- Kadabra (Sincronía) MV: Teletransporte - Confusión
- Scyther (Enjambre) MV: Ataque Rápido - Foco energía - Persecución - Falsotortazo
- Huevo Misterioso

1 quejas:

scaramanga dijo...

KARMA PA'L NIÑATO. Merece morir.