Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 5

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Capítulo 5: El Larvitar extraviado

Continente de Johto
Ruta 45


Ryuuna se moría de ganas de entrar en combate, y lo tuvo fácil cuando un montañero se dirigió a ella pidiéndole si tenía tiempo para un combate. Era obvio que sí, y pocos instantes ya estaban entablando combate. El montañero tenía dos pokémon y el primero de ellos era un Geodude. Ryuuna tenía algunas estrategias en mente.

El montañero ordenó al Geodude que usara Placaje contra el Dratini, en cambio Ryuuna pensó que sería interesante comprobar qué tal resultaba usar el entorno como escudo y como espada. Ryuuna ordenó a Dratini que usara Repetición en un árbol. El Dratini se acercó a un árbol próximo y se enroscó en su tronco, haciendo presión. El árbol no parecía ceder, aunque el Dratini lo intentaba con todas sus fuerzas. Entonces llegó el Geodude, y usando el tronco para trepar, el Dratini esquivó eficazmente su oponente que golpeó el tronco y gracias al esfuerzo hecho por el Dratini el árbol perdió su verticalidad. El Dratini escondido entre la espesura de la copa esperaba ansioso alguna orden de Ryuuna, mientras el Geodude buscaba entre los troncos. Entonces Ryuuna dijo a Dratini que usara los troncos cono si fueran látigos, y así golpeó incesantemente al incauto Geodude. Y de repente el Geodude salió despedido ante una ráfaga de aire que nadie sabía de donde había salido. Ryuuna tenía una ligera idea, sin embargo siguió con su ofensiva, rematando al Geodude con una Furia Dragón. El montañero retiró su Geodude debilitado y envió al otro pokémon, que resultó ser otro Geodude. Ryuuna probó su táctica, hizo que el Dratini hiciera de señuelo hasta la espesura del árbol caído y gritó:"Dratini, usa Ciclón en las hojas" y el Dratini creó una ráfaga de viento que golpeó junto con las hojas al Geodude, creando un efecto de Hoja Afilada. El combate terminó rápido, y mientras se despedía Ryuuna del montañero, que le dio un par de pokéballs por las molestias, vio como un pequeño pokémon aparecía entre unos matorrales. Y se volvió a meter entre ellos. La curiosidad de Ryuuna había despertado.

Ryuuna y el Dratini se metieron entre los matorrales mientras perseguían al pequeño pokémon, intentando no perderlo de vista. Ryuuna desconocía del tipo de pokémon del que se trataba pero era muy mono. Como el pokémon tiene que tener algún nombre para referirnos a él lo llamaremos Larvitar, por comodidad. El Larvitar se acercó a un montoncito de piedras y se las fue comiendo una a una. Ryuuna quedó realmente perpleja, tan mono que parecía y se alimentaba a base de piedras. Ryunna dedució que debía tratarse de un pokémon tipo Roca o Tierra, y por las tablas del mismísimo Arceus, no iba equivocada en absoluto.

Un montañero pasaba por ahí, y Ryuuna, que estaba escondida entre los matorrales oyó como comentaba con otro montañero:"Anda mira, es un Larvitar, es una pena que no lleve pokéballs porque son difíciles de encontrar; apenas hay por los alrededores del Monte Plateado" A Ryuuna le quedó la parte de "son difíciles de encontrar" y le brillaron los ojos, pero el despiste le costó perder de vista a su presa. Estaba decidida a capturar ese Larvitar, porque pensándolo fríamente ir a Monte Plateado significaba obtener permiso de alguna autoridad pokémon, como el Profesor Oak o el Profesor Elm tras haber conseguido un porrón (muchas) de medallas.

Ryuuna buscaba desesperadamente su Larvitar y caminando, caminando encontró un pequeño lago. Cerca de ahí parecía haber una pequeña cueva, pero la atención de Ryuuna fue capturada por un árbol de bayas. Por suerte parecía ser que daba bayas Aranja, y dio una a su Dratini para que recuperara fuerzas. Le dio otra para que se la guardara y escondió un par en su bolsillo. Y finalmente entró en la pequeña cueva junto al lago en la ruta 45. La entrada iba haciéndose más y más estrecha hasta el punto en que Ryuuna tuvo que seguir a gatas.

Y de repente se oyó un chasquido. Ryuuna quedó parada unos instantes y de repente vio como el Larvitar se acercaba corriendo. Como pudo Ryuuna dio media vuelta y tan rápidamente como le permitía el lugar y sus piernas salió corriendo. El Dratini se deslizaba a una velocidad tremenda y el Larvitar, que era pequeñito no estaba limitado por las paredes de la cueva y corría cómodamente; Ryuuna se preguntaba qué sería lo que fuera que estuviese persiguiendo al Larvitar. Pronto encontraría la respuesta, pero de momento seguía corriendo, y por fin salió al aire libre.

Objetos:
- Pokéball x6
- Baya Aranja x2