Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

World of Trollcraft: [Capítulo noveno: Atrollpado en el Tiempo II / Trollhog Day Again]

jueves, 22 de diciembre de 2011

Capítulo 9

Atrollpado en el Tiempo II / Trollhog Day Again

El héroe y la Gata Negra estaban atónitos ante la respuesta que habían obtenido del mapa del W-Gear, sin embargo la señal era clara, inequívoca y apuntaba el país de Equestria. Al parecer el héroe había oído hablar de ese curioso país habitado por ponis con la capacidad de hablar y razonar, en cambio la Gata Negra todavía estaba rascándose la cabeza, pensando qué narices significaba “Equestria”. Pero esto presentaba un nuevo abanico de dudas porque el héroe no sabía cómo llegar allí desde Pueblo Paleto.

Así pues, el héroe propuso dar un paseo de rigor para ver si así conseguían dar con la manera de llegar a Equestria. Aceptada la propuesta, los dos protagonistas salieron de la choza y se pusieron en marcha hacia la Plaza Mayor de Pueblo Paleto.

Caminaban atentos a conversaciones ajenas por si alguien mencionaba “Equestria”, y de esta manera descubrieron muchas cosas, pero ninguna que les fuera realmente útil; y entonces llegaron a la Plaza Mayor de Pueblo Paleto. El sitio estaba muy tranquilo y había la gente que había habitualmente (valga la rebundancia). Ante tal visión el héroe propuso visitar la Agencia de Viajes Interuniversales y preguntar allí por su destino; y así lo hicieron.

Diez minutos más tarde se encontraban el héroe y la Gata Negra sentados cada uno en una silla ligeramente acolchada delante de un tipo joven, con gafas, sentado en una silla acolchada que parecía realmente cómoda y mirando una pantalla de ordenador en la que consultaba por el destino de sus clientes, sin encontrar un resultado plausible. El chico preguntó:”¿Equestria va con ‘c’ o con ‘q’?” a lo que el héroe respondió:”No acabo de estar seguro pero diría que va con ‘q’”, y el chico volvió a realizar la búsqueda, esta vez con ‘q’. Dicho sea de paso el héroe y la Gata Negra parecían una pareja de novios buscando piso.

El joven, de nuevo se dirigió a la pareja explicándoles que el servidor no parecía encontrar el resultado esperado, y les leyó algunas de las “propuestas similares” (quiso decir...) como eran “Amestris”, “Baix Maestrat”, “Ciudad Trigal” o “Dinópolis, Teruel”. Por desgracia no parecía que en un futuro próximo pudiesen viajar a Equestria, a menos que encontrasen un modo de llegar.

Decepcionados por su poca fortuna, el héroe y la Gata Negra volvieron a la Plaza Mayor de Pueblo Paleto, donde todo seguía igual que antes: la misma gente, la misma calma. La Gata Negra, pero, propuso dar una vuelta por el mercadillo de Pueblo Paleto, para al menos distraerse un poco antes de llegar a casa. El héroe votó a favor de la idea y ambos caminaron hasta los tenderetes del mercadillo, donde se podía encontrar de todo, únicamente había que buscar en los lugares adequados.

Por supuesto, el presupuesto del que disponían les impedía gastar en artilugios y cachivaches de dudosa utilidad y procedencia; cabe decir que la visita fue corta porque tampoco necesitaban nada, pero le resultó más provechosa al héroe que a la Gata Negra pues se encontró con unas atractivas mozas que no se sabía exactamente lo que vendían pero iban vestidas-barra-disfrazadas de conejitas; cómo no. Se ganó una colleja y ser arrastrado de la oreja por la Gata Negra.

Tristes y abatidos, los protagonistas volvieron por el camino por el que habían venido. No parecía que nadie supiese de algún modo de viajar hasta Equestria, país de los ponis y siguiente lugar donde buscar el desaparecido fontanero. Por otra parte y visto de otra manera no parecía que Equestria fuera el lugar donde Bowser se escondería, ¿o tal vez sí?

Ya enfilando el sendero que llevaba hasta la choza del héroe vieron que bajaba un mensajero del PPM (que aquí no significa parte por millón), el Pueblo Paleto Mail, el servicio de correos y mensajería público de Pueblo Paleto. El héroe preguntó si había carta y el mensajero le comentó que habían tenido unos pequeños problemas de aduanas porque venía de un lugar sin registrar en el PPM llamado “Equestria” o “Dinópolis, Teruel” o algo así. No fue hasta que su cerebro hubo procesado la información que de repente llamó gritando como un poseso a la Gata Negra:”¡Gata Negra!¡Gata Negra!¡Tenemos carta de Equestria!”. Y corriendo como si les fuera la vida en ello llegaron a la puerta u consultaron el buzón donde, entre un montón de facturas, efectivamente había una carta de Equestria de la princesa Celestia, pero en realidad iba dirigida a una tal Twilight Sparkle.



“¡Cagüentó!” gritó el héroe.