Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Relatos de la Grand Line: Alborada de Hazañas - VII

sábado, 22 de diciembre de 2012

Capítulo Séptimo: Lovely Street

Era un nuevo día en Angel Beach. Monty había acabado de desayunar y se fue a la playa a practicar sus ejercicios de entrenamiento. Zan For recogía la mesa a la vez que miraba a través de la ventana, tal vez rememorando los años que ya no volverán. Suspiró. Monty movía sus brazos y sus pies con energía. Dejó de mirar y siguió con sus tareas.

"¡Uno! ¡Dos! ¡Uno! ¡Dos!" gritaba Monty mientras ejecutaba cada movimiento, "y con esto ya he hecho cien." Y cambió de movimiento. "¡Uno! ¡Dos! ¡Uno!..."

Al cabo de un rato se acercó Zan For por detrás, atacando a Monty por sorpresa. Óbviamente Monty estaba concentrado en su entrenamiento y fue fácilmente derribado. Desde el suelo, doliéndose la espalda se quejó.

"Pero... ¿Qué he hecho?"
"Ja ja ja, mozalbete" se rió Zan For "hay técnicas y trucos para evitar ser sorpendido, pero de momento es mejor que te centres en encontrar los diales que necesitas, te los recordaré una vez más: seis diales de impacto, dos diales hacha, un dial destello y varios diales agua y llama" dijo esto sin mala intención, y Monty tampoco se lo tomó a mal, es más, quedó sorprendido de saber que existían técnicas para esquivar golpes imprevistos.

"Y ahora deberías continuar con tu entrenamiento" dijo Zan For y se fue caminando por la playa. Monty se levantó y siguió dándole azotes al aire, sin embargo la curiosidad podía con él y apenas se podía concentrar, pensando en el lugar al que se dirigía Zan For. Tan discretamente como pudo empezó a perseguirle, intentando no perderle de vista. Finalmente el hombre llegó a una pequeña cascada de nubes, se desprendió de su armadura y se situó debajo del chorro de nubes. De forma casi inmediata todo su cuerpo quedó mojado, Zan For se sentó con las piernas cruzadas. Monty se acercó cautelosamente.

El hombre tenía los ojos completamente cerrados, estaba concentrándose, y además su pose era completamente mística, muy adecuada a la situación. Monty se acercó todavía más, con el máximo cuidado y un silencio sepulcral, ya que la cascada de nubes era silenciosa. "¡Sé que estás ahí, rapaz!" gritó Zan For.

Monty se sorprendió. "Pero... ¿Cómo...?"
"¿Que cómo he sabido que estabas ahí si tengo los ojos cerrados? Muy fácil, o por lo menos muy fácil para alguien con mi experiencia. Aunque escondas los sonidos, o intentes esconder tu cuerpo, no puedes esconder tu presencia, o por lo menos no alguien sin esa habilidad..." le exlicó Zan For, "y no, no te enseñaré nada de eso hasta que no hayas conseguido los diales ni tengas experiencia en combate. Será mejor que vuelvas."

Monty era reticente a volver y quería aprender a esquivar golpes y a notar presencias y todas estas cosas tan esotéricas. Era demasiado interesante como para querer estar golpeando el aire y buscar caracolas infrecuentes. Pero también sabía que llevarle la contraria a Zan For no la traería ninguna cosa buena, así que volvió a la playa delante de la casita de Angel Beach y continuó con sus cosas.

Tras bastante rato regresó Zan For con la armadura puesta y su cabello todavía visiblemente húmedo. Ya era casi la hora de comer. Monty empezaba a tener hambre.

"¡Monty!¡La comida está lista!" gritó el hombre desde la casa.

Monty se lavó las manos nada más regresar y puso los cubiertos.

*ÑAM* *ZAMPF* *GROMPF* *GLU* *GLU*

"Un día de estos te vas a atragantar como sigas comiendo tan rápido." le dijo Zan For. Monty no hizo caso y siguió comiendo a dos carrillos. Y así pasó el rato de la comida del mediodía, y Zan For se fue a dormir la siesta. Monty no tenía sueño, así que salió de casa para pasear. Tomó el camino de escaleras que llevaba a Lovely Street, la calle más transitada de todo Skypiea con diferencia. En realidad no era su intención ir hasta ese lugar, pero inconscientemente terminó ahí.

Había todo tipo de artilugios y maquinaria extraña que no había visto en su corta vida en los escaparates de las tiendas de Lovely Street. No tenía ni idea de para qué servían, y probablemente no lo sabría nunca; además Zan For no parecía tener artefactos extraños en casa, o por lo menos Monty no había detectado ninguno en su, de momento, corta estancia. Había otras tiendas menos extrañas que vendían ropa o artículos de alimentación. Pasó por delante de la tienda del carnicero Ailbhe, que lo saludó.

"¡JA JA JA!¡Ombligo! ¿Cómo estamos chico-sin-alas? ¡JA JA JA!" gritó al mismo tiempo que reía.
"Aquí, de paseo por Lovely Street para bajar la comida." respondió Monty.
"Ya nos veremos, ¡JA JA JA!¡Ombligo!" se despidió Ailbhe.

Era muy risueño y con un peculiar sentido del humor. Monty pensaba que era un tipo muy raro, lo mismo pensaba Ailbhe de él. Probablemente ninguno de los dos andaba demasiado equivocado. De pronto se oyó un ruido.

"¡Aaah!" era un grito.

Monty y Ailbhe giraron la vista hacia el lugar del que procedía el grito. Una figura encapuchada se acercaba a su posición, a lo que Monty intentó detenerla aunque era demasiado ágil, y se le escapó de las manos. Monty reaccionó a tiempo e inició la persecución. Ailbhe era tan corpulento que su velocidad no le servía de nada así que ni siquiera se preocupó de perseguir al desconocido.

Monty perseguía a la figura encapuchada, que era bastante rápida, mientras un tipo con una vestimenta un tanto rara también lo perseguía. Otras figuras con la misma vestimenta que el primero se arrastraban por el suelo, también en dirección hacia el extraño, que miró hacia atrás y vio como era víctima de una persecución.

La gente gritaba "¡Los Boinas Blancas (White Berets)!", Monty supuso que se estaban refiriendo a los personajes extrañamente vestidos de los que todos excepto uno se arrastraban por el suelo. El infractor se vio acorralado, pero consiguió reaccionar, agarrándose al palo de un tenderete y saltando encima de la tela se dio impulso suficiente para alcanzar la cornisa de un tejado, donde se agarró y se elevó hasta la parte superior. Monty se ayudó de una pila de cajas para saltar encima de la tela del tenderete y llegar al tejado, donde se encontraba el perseguido, que se vio sorprendido. Los Boinas Blancas rodearon el edificio. Monty bloqueaba las posibles salidas que pudiese usar su adversario. Estaba acorralado.

El desconocido atacó sin avisar pillando desprevenido a Monty, pero éste reaccionó a tiempo para esquivar el puñetazo.

*ZAS*

Y después le propinó una patada, que Monty neutralizó con un movimiento brusco de antebrazo. Monty inició su ofensiva con una patada pero la figura era ágil y la esquivó, el pie de Monty tocó únicamente la capa que la cubría enteramente. Maldijo no ser más fuerte en ese momento.