Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

World of Trollcraft: [Capítulo vigésimo: Una curiosa sala de trollturas]

martes, 5 de marzo de 2013

Capítulo 20

Una curiosa sala de trollturas


El sol se levantaba perezoso en Sirena Beach. Cammy despertó. En la habitación no entraba luz natural, sin embargo el salón de la bañera la iluminaba ténuemente.

Miró a un lado y a otro. A un lado estaba el héroe, normal, al otro, la Gata Negra. 'Creo que me podía haber ahorrado el chupito de Chivas Regal,' pensó. Ya cuando estuvieron todos despiertos, cada uno explicó su versión de los hechos sucedidos anoche. Bueno, el héroe se ahorró la parte de la nota de Cammy y lo que sucedió justo después en la suite. Se notaba que eran héroes, pues ninguno tenía resaca; habían metabolizado bien el alcohol.

"Tatuaje de dragón, garra en una mano, máscara... Por lo que me habéis descrito es casi seguro que se trata de Vega. Y si Vega está aquí es que Bison anda detrás de todo, ¿dónde está ese bar de Pueblo Paleto que decías?" Cammy todavía recordaba la promesa de hace dos capítulos.

La menuda agente de Delta Red encabezaba la comitiva, ni el héroe ni la Gata Negra sabían adónde se dirigía. Bajaron las escaleras hasta llegar al vestíbulo. Allí Cammy torció hacia su derecha, llegando delante del guarda del casino. Entraron y se colocaron encima de la plataforma elevadora.

*ñññÑÑÑEEEEEEEeeee*

Volvían a estar en la sala de comunicaciones. Cammy se sentó frente a su ordenador. En la pantalla podía leerse:

Iniciando rutina de comunicación Evax...

"¿Rutina de comunicación Evax?" preguntó la Gata Negra.

"Fina y segura," respondió Cammy.

"Muy ingenioso," añadió el héroe. La pantalla cambió, ahora decía:

Estableciendo comunicaciones...

Finalmente Cammy habló. "Guile, Bison está en Isla Delfino. Necesitaré refuerzos. Esta noche Vega ha intentado atacarme y seguro que Sagat y Balrog también andan por la isla. Lo mismo de siempre."

En la pantalla se veía un hombre de mediana edad, rubio con un estilo de cabello muy particular, ojos azules y brillantes. Se peinó.

"No sé si el ejército norteamericano puede hacer algo, pero si no, llamo a los de siempre y nos venimos a repartir leña, y ya verás que se van a dormir calientes," dijo Guile.

"Isla Delfino está bastante apartado, tendríais que decidirlo ya, porque el viaje, aunque lo hagáis en un supersónico, pensad que tenéis que cambiar de universo."

"Llegaremos..." insistió Guile, "Corto y cierro."

Cerrando comunicación...

"¡Me cago en los p*tos yanquis!" exclamó Cammy indignada. "Hacen lo que les place, cuando les place, y tienen el nivel de compromiso de una mierd*," se tranquilizó. "Eso sí, Guile nunca ha fallado en los momentos clave." "Tranquilo héroe, no me mires así, que Guile es un hombre casado."

*ñññÑÑÑEEEEEEEeeee*

Volvían a estar en el recinto del casino. Salieron por la puerta de madera hacia el vestíbulo de nuevo y el guarda los saludó. También los saludó el director del hotel antes de que llegaran a la puerta del hotel. Sonaba, de nuevo, la Danza húngara nº5 de Brahms en el hilo musical del hotel.

*THWOMP*

De repente la gran puerta del hotel se abrió. Por ella entró un soldado enmascarado sosteniendo otro soldado con otro atuendo. El primero tenía un triángulo rojo cosido en su hombro derecho, ropa de colores verdosos y un pasamontañas negro. El segundo estaba aturdido, inconsciente, su ropa era más oscura y llevaba el emblema de la calavera alada de Shadaloo. Se oía fuera el rotor de un helicóptero descendiendo.

"¡Reportando, señor! Hemos capturado un agente de Shadaloo, ¡señor!"

"¡Preparad la sala de interrogatorios!" gritó Cammy. Por lo que se ve, los empleados del hotel ya tenían más o menos claro el protocolo a seguir. Llevaron el soldado enemigo hacia el casino de nuevo, pero para sorpresa del héroe y la Gata Negra el casino había cambiado de aspecto. Era un tanto más lóbrego y en vez de máquinas tragaperras y de azar y mesas de juegos había una serie de elementos de tortura.

"¿Por qué hay esa zona alejada y rosa?" preguntó el héroe. Era cierto, había una zona que de lejos se veía rosada y con los cristales tintados.

"Es la sala de extracción de información de últimos recursos. Si se diera el caso no dudaremos en usarla." "¡Despertádmelo!" ordenó Cammy a sus soldados, habían llegado dos soldados más de Delta Red. Uno de los soldados le dio palmaditas en la cara al preso, que estaba sentado en una silla, con las manos atadas y le habían desabrochado y quitado la parte superior de su uniforme.

El soldado despertó.

"Estoy preparado para aguantar cualquier castigo, no hablaré," dijo el soldado.

Cammy se acercó a él.

*ZAS*

Le propinó una bofetada, que aunque aguantó estoicamente, le dolió en el alma.

"Hablarás cuando se te pregunte. Y que quede claro que aquí las preguntas las hago yo." Dijo Cammy taxativa, imponiéndose.

"¿Dónde se esconde Bison?" le preguntó Cammy.

"Ya te he dicho que no hablaré."

Cammy miró a unos de los soldados de Delta Red. "Trae tapones. Seis pares. Él se lo ha buscado." Era una mirada maliciosa de la que hacía gala cuando dijo eso. En breves instantes todos excepto el interrogado llevaban tapones en las orejas, el héroe y la Gata Negra perplejos. Cammy hizo el gesto de thumb-up.

(...Baby, baby, baby, uuuuh... [...] ...Baby, baby, baby, uuuuh...) sonaba Justin Bieber, aunque nadie excepto el cautivo podía oirlo. Las muestras de dolor eran evidentes, y de nuevo no se trataba de dolor físico, más bien dolor mental, psicológico.

"¡No! ¡noo! ¡No hablaré!" gritaba. Pero gracias a los tapones era inaudible. Y así pasaron un rato en que iba sonando la discografía del canadiense, tapones en orejas. Las defensas mentales del preso estaban por los suelos. Cammy se arrancó los tapones y el resto imitaron el gesto. No se oía más música por el momento.

"Repetiré, ¿donde está Bison?" El tono de Cammy era severo, empezaba a perder la paciencia. Pero obtuvo silencio por respuesta. "Protocolo 'pasarlas putas'. No queda alternativa." Entre dos soldados levantaron la silla con el prisionero y la llevaron tras la zona rosa, y volvieron con Cammy.

*toc* *toc*

Alguien llamaba a la puerta. "Sí que llegan rápido." Cammy abrió la puerta. Frente a ella había dos señoras de muy buen ver, vestidas exquisitamente, muy elegantes. "Ya sabéis lo que tenéis que hacer. Está en la zona rosa." Cammy señalaba con su dedo índice el lugar donde los soldados habían llevado al otro soldado. "Quiero saber dónde está Bison." "Chicos, dejemos a las agentes trabajar, volveremos después."

"¿Agentes?" preguntó el héroe fuera del casino-sala de interrogatorios/torturas.

"Ya os he dicho que esa era la zona de extracción de información de últimos recursos. Y ellas son expertas en recabar información. Cómo lo consigan no es asunto vuestro, ni mío." Esperaron en el vestíbulo del hotel.

Casi una hora había transcurrido cuando una de las mujeres que había entrado salió. Se acercó a Cammy y le cuchicheó algo en el oído. Instantes después apareció la otra mujer de detrás de la puerta.

"Esto ha estado chupado. Literalmente." Fueron sus palabras. El héroe se acercó a ella y le entregó una tarjeta de visita. "Si alguna vez me tenéis que sacar información, contactad conmigo." Las dos mujeres abandonaron la escena y en breves momentos el W-Gear del héroe recibía un mensaje. 'Cuando quieras, hombretón. Nuestra información de contacto es...' y una serie de datos se veían reflejados en la pantalla. El héroe sonrió.

"Soldados, ¡Podéis retiraros!"

"¡Señor, sí señor!" Y los tres soldados abandonaron el hotel dejando a Cammy a solas junto al héroe y la Gata Negra. No lo vieron pero el helicóptero despegó para seguir su rutina de patrulla. Volvieron a la sala del casino, que seguía mostrando su versión de sala de torturas e interrogatorios. La única presencia que ahí había era el preso, que seguía atado en la silla y en la zona rosa, ahora sin pantalones y únicamente unos chillones calzoncillos lo cubrían.

"Me han dicho que al final has hablado." Cammy inició la conversación con él. Pero no se movía. Su boca sangraba.

"Mierda, se ha suicidado mordiéndose la lengua. Ahora no podré confirmar la información que me han revelado."

"¿Qué te han dicho?" se interesó la Gata Negra.

"Que busquemos en la Cala del Sole, allí encontraremos una agradable sorpresa."

"Cala del Sole... no aparece en el mapa," observó el héroe.

"Busca por Noki Bay, que el mapa está en inglés," apuntó Cammy. "Por suerte está cerca de aquí. Llegaremos por la tarde. Mejor comer aquí," indicó.

Cammy habló con el director del hotel.

"Vámonos fuera y dentro de un rato nos traerán el almuerzo. Hoy toca sushi."

"¿Y el desayuno?" preguntó el héroe. "No nos han servido el desayuno."

"Para la hora que es, mejor espérate al almuerzo," le dijo la Gata Negra.

"¿Y el segundo desayuno?"

"Hoy se sortean collejas y tienes todas las papeletas..."

"¿Y el aperitivo?"

*ZAAA-*

La Gata Negra le propinó una colleja al héroe, aunque Cammy se interpuso en la trayectoria de la mano, bloqueando el golpe con el pie.

"Relájate, bonita." Dijo Cammy, que bajó el pie y tomando la mano de la Gata Negra la impulsó contra ella. Estaban la una frente a la otra, la Gata le sacaba casi una cabeza a la rubia menuda. Cammy la miró fijamente, los corazones de ambas latían rápidamente, la tensión podía cortarse con un cuchillo. Y Cammy besó a la Gata Negra apasionadamente, por sorpresa, y la segunda no opuso ningún tipo de resistencia.

"Creo que empiezo a dudar de mi sexualidad," dijo la Gata Negra.

World of Trollcraft - Chapter 20 - Cover

El héroe había estado grabando y no dijo nada, a pesar de llevar un calentón encima, no fuera a ser que alguna de las dos le hiciera borrar el vídeo. En vez de eso hizo un comentario, "Cammy, recuerda que me debes una cita en Pueblo Paleto cuando la misión haya terminado."

"No olvido mis promesas," respondió.

Tras el pequeño incidente-evento, se relajaron en una de las mesas con parasoles y tumbonas. Nadie dijo nada hasta que un camarero del hotel trajo un carrito con varios platos de sushi. Había de un montón de tipos y el héroe los probó casi todos.

"Excelente, aunque hubiera sido un puntazo que hubiera sido un naked-sushi."

"¿Has probado el sushi de almeja?" dijo Cammy, con sorna.

"Ya me invitarás a una ración cuando vengas a Pueblo Paleto."

La Gata Negra no sabía qué decir, así que seguía tomando sushi. El héroe y Cammy seguían con su conversación de inequívocos equívocos, incluso tomaron sushi uno de mano del otro, como si fueran una alegre pareja. 'Sólo están tonteando,' se dijo la Gata Negra a sí misma. Desvió la mirada cuando Cammy se puso un sashimi de bonito en la boca e hizo que el héroe se acercase para acabar besándose. Sentía celos en ese momento, por Cammy y por el héroe.

Cuando hubieron terminado, el camarero apareció de nuevo para retirar los platos. Hicieron un poco de sobremesa y se prepararon para el camino a Noki Bay.

No había camino y prácticamente era montaña.

"Tras este monte está el otro lado de la isla," dijo Cammy. "Y más allá está Noki Bay, la Cala del Sole." Llevaban casi una hora andando por una intransitable y empinada cuesta, y los pies de la Gata Negra empezaban a quejarse. Ella también.

"¡Mis pieees! ¡Mis botaaas!"

"¿Ves el mar allá abajo?" dijo Cammy. "Cuando lleguemos podrás remojarte los pies."

La bajada del monte fue más plácida, aunque la pobre Gata Negra con cada paso notaba mil cuchilladas en sus pies. Finalmente llegaron a una zona prácticamente inaccesible de pequeñas rocas y allí la Gata Negra se mojó los pies y dejó las botas apartadas. El héroe atendía a lo que le explicaba Cammy.

"¿Ves esa estructura en forma de caracola?"

"Sí, está muy alta."

"Eso es Noki Bay. Tendremos que costear el escarpado acantilado, o nadar."

"O podemos buscar alguna gruta..."

"También, pero... espera, eso es una balsa."

"¿Dónde?"

"Ahí, cerca de donde está la Gata Negra."

"Ah, sí, ya la veo."

De un shunpo el héroe se colocó encima. No tenía remos. Cammy se ayudó de las rocas para acabar en la balsa. La Gata Negra saltó y el héroe la tomó en el aire. Cayó hacia atrás y la Gata quedó encima de él, en una posición difícil de explicar. Ella se sonrojó.

"¿Cómo vamos a desplazarnos?" preguntó ella misma.

"Sujetadme." Dijo el héroe.

1 quejas:

scaramanga dijo...

Joder, qué crueldad tan intolerable la de Cammy. Menuda cheka tiene montada. Esto tiene que ir a La Haya, pero las dos señoras pueden quedarse.