Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 24

lunes, 15 de julio de 2013

Capítulo 24: Conociendo Pueblo Azalea

Continente de Johto
Pueblo Azalea


"¿Un Farfetch'd?" se preguntó Ryuuna. '¿Se habrá perdido?' pensó. "Hola Farfetch'd, ¿te has perdido?" le preguntó.

El Farfetch'd tenía un ala torcida y andaba apoyándose en el puerro; respondió lastimosamente.

"Uyy, pues parece que está herido," se dijo. "Ya verás, te llevaré al Centro Pokémon para que te curen," le dijo. Al acercarse, la reacción natural del Farfetch'd fue huir. Dio unos saltitos, pero era obvio que el dolor no le permitía echar a volar.

*flaap* *flaaap*

"No te muevas o te dolerá más," le dijo Ryuuna al Farfetch'd intentando aparentar tranquilidad. Dio un paso.

*flaap* *flaaap*

"¡Si te mueves no te podré llevar a que te curen!" exclamó Ryuuna.

El Farfetch'd gruñó.

"Bien, no me dejas otra alternativa," dijo Ryuuna. "¡Adelante, Dratini!¡Ve, Gastly!" y ambos Pokémon, se presentaron delante del Pokémon Pato Salvaje.

"Dratini, ¡Atadura!; Gastly, ¡Hipnosis!" ordenó Ryuuna. El dragón reptó por el suelo rápidamente, y sin dar tiempo de reacción a su oponente, envolvió al Farfetch'd con su cuerpo. "No aprietes demasiado, Dratini," dijo Ryuuna. El Gastly había desaparecido de escena, hasta que de pronto una nube oscura se cernió sobre la cabeza del Farfetch'd. Y sin darse cuenta cayó dormido. El Gastly volvía a estar al lado de Ryuuna.

"¡Vuelve, Dratini!¡Regresa, Gastly!" y ambos Pokémon volvieron a sus respectivas pokéball. El Farfetch'd estaba profundamente dormido y Ryuuna lo pudo coger sin problemas. El Centro Pokémon estaba cerca, de hecho, todo estaba cerca, era un pueblo bastante pequeño.

Entró en el Centro Pokémon. En el mostrador estaba la enfermera Joy, igual que la enfermera Joy de Ciudad Endrino, igual que la enfermera Joy de Ciudad Cerezo, igual que la enfermera Joy de Ciudad Malva...

"¡Hola, enfermera Joy!" saludó Ryuuna.

"¿Nos conocemos?" preguntó la enfermera.

"No, pero la enfermera Joy del Centro Pokémon de Cueva Unión me ha dado recuerdos," respondió Ryuuna.

"Ah, qué bien," dijo Joy. "¿Qué es esto que llevas en brazos?" preguntó la enfermera.

"Es un Farfetch'd herido, me lo he encontrado nada más llegar a Pueblo Azalea," dijo Ryuuna.

La enfermera Joy la cara amable por su cara de deber.

"¡Rápido, podría estar grave!" gritó. "¡Blissey una camilla!"

El Blissey que estaba detrás del mostrador dijo "¡Blissey!" y rápidamente trajo una camilla donde Ryuuna dejó al Farfetch'd con suavidad. La enfermera Joy empujó la camilla hasta la puerta que llevaba a la sala de operaciones.

"¡Espérate aquí!" le dijo a Ryuuna.

Ryuuna no se había movido, pues estaba segura que no podría atravesar la puerta. En vez de ello se sentó en un sofá.

"¡Salid, Dratini, Larvitar, Gastly!" dijo la chica. Sus tres Pokémon salieron de sus pokéball. "Tenemos que esperar a que la enfermera Joy cure al Farfetch'd, después le diré que os revise."

Cinco minutos, diez minutos, media hora... A la hora se abrió la puerta.

"Buff, el Farfetch'd está fuera de peligro," anunció la enfermera Joy. Ryuuna se alegró, pues ya empezaba a estar nerviosa. El Farfetch'd apareció tras la puerta, y detrás de él, el Blissey. Llevaba el ala herida vendada.

"Tenía varias espinas venenosas clavadas en el ala," le explicó la enfermera Joy. "Seguramente por la noche fue atacado por un enjambre de Spinaraks, y se cubrió de los ataques Picotazo Venenoso, me extraña que haya aguantado hasta hoy sin debilitarse. Se recuperará."

"Es una muy buena noticia," dijo Ryuuna. "¿Qué te parece, eh, Farfetch'd? Te pondrás bien," le dijo Ryuuna al Pokémon, después habló con la enfermera Joy, "A ver si pudieses echar un vistazo a mi equipo, son esos tres Pokémon de ahí."

"Claro, ¡cómo no!" respondió Joy.

El Dratini subió solo al mostrador, Ryuuna ayudó al Larvitar a subir y el Gastly no tuvo problemas, pues flotaba. La enfermera Joy los fue examinando uno por uno.

"El Gastly está la mar de bien, los fantasmas tienen estas cosas," dijo Joy tras examinar al Gastly. "El Larvitar... sí, parece que está sanote, como una roca, y el Dratini... goza de una salud excelente."

"Gracias, enfermera Joy," dijo Ryuuna. Acto seguido devolvió sus Pokémon a sus pokéball. "Voy a enfrentarme a Antón," anunció.

"Que tengas suerte, ¿ya sabes dónde está el Gimnasio?" le preguntó Joy.

"Sí, es esa cúpula, no tiene pérdida, es lo bueno de los pueblos pequeños, ¡Hasta luego!" respondió Ryuuna. Salió del Centro Pokémon.

Un hombre se acercó, llevaba un delantal lleno de manchas negras, y todo él estaba manchado.

"¡Farfetch'd, ¿ya has vuelto?!" le preguntó alegre al Farfetch'd que seguía a Ryuuna. El Farfetch'd lo miró con cara extrañada.

"Es usted un irresponsable y una mala persona," le dijo Ryuuna.

"¿Quién eres tú?" le preguntó el hombre a Ryuuna.

"Yo soy quien ha llevado a este Farfetch'd malherido al Centro Pokémon, porque se ve que ha estado toda la noche fuera luchando con Spinaraks, porque su entrenador no se preocupa por él," respondió Ryuuna exaltada.

"Imposible, mi Farfetch'd pasa todas las noches en casa," dijo el hombre.

"¿Cómo?¿Usted quién es?" preguntó Ryuuna con cara de no entender lo que estaba pasando.

"Ah, mira, ahí está mi Farfetch'd, y mi hijo," dijo el hombre. Por la puerta de la caseta de vigilancia pasó un chico seguido por un Farfetch'd, ambos llevaban madera de encina en brazos. "Yo soy el carbonero de Pueblo Azalea," dijo el hombre, "y este no es mi Farfetch'd, aunque aplaudo que lo hayas llevado al Centro Pokémon a pesar de que no es tuyo."

"Entonces perdone," se disculpó Ryuuna al ver que había metido la pata hasta el fondo. "He juzgado demasiado rápido."

"No importa, acepto tus disculpas," le dijo el carbonero. "Tener ideas claras es importante en un entrenador, pero saber rectificar y pedir disculpas cuando es necesario, también es importante."

"Hola papá," dijo el chico. "Voy a dejar la madera a casa, pero hemos encontrado esto en el Encinar." Y le entregó una piedra negra. El chico y el Farfetch'd se alejaron. El carbonero examinó la piedra.

"Uhmm, sí, creo que es una pieza de Carbón. Si lo equipas en un Pokémon sus ataques de tipo Fuego serán más poderosos, te lo has ganado," le dijo el carbonero a Ryuuna.

"G-Gracias," Ryuuna aceptó el regalo, no sin sentirse un poco mal.

"Bueno, aclarado todo volveré a casa," dijo el carbonero, y se fue por donde antes lo había hecho el chico y su Farfetch'd.

Ryuuna se dirigió al Gimnasio Azalea, el Farfetch'd todavía la seguía. Entró en el Gimnasio, era una zona boscosa, llena de árboles y arbustos, había también alguna planta en un tiesto.

"¡Hola!" gritó Ryuuna, no parecía que hubiese nadie. "¡Busco a Antón, quiero retarle a un combate por la medalla de Gimnasio!"

De pronto apareció un enjambre de entrenadores, la mayoría de ellos cazabichos. Uno de ellos tomó la palabra.

"Antón está en el Encinar, investigando los Pokémon tipo Bicho de la zona," dijo el cazabichos. "Mientras esperas, si quieres puedes luchar contra nosotros, yo voy primero."

"Me parece bien," dijo Ryuuna.

"Yo soy el cazabichos Suso," se presentó.

Suso envió a Caterpie, "¡Adelante, Caterpie!" y Ryuuna usó a Larvitar, "¡A por él, Larvitar!"

"¡Larvitar, Mordisco!" ordenó Ryuuna.

"¡Caterpie, Disparo Demora!" gritó el cazabichos.

El Larvitar fue más rápido y el Mordisco hizo que el Caterpie retrocediera.

"¡Caterpie, Disparo Demora!" volvió a gritar el cazabichos Suso.

"¡Larvitar, Mordisco!"

En este caso el Caterpie consiguió lanzar su ataque antes de que el Larvitar lo pudiera alcanzar. Una masa blanca y pegajosa retuvo al Larvitar, que abrió sus fauces para triturar al Caterpie... pero fue demasiado lento, el Pokémon Oruga lo esquivó.

"¡Maldición!" gritó Ryuuna. "¡Larvitar, Tormenta Arena!"

"¡Caterpie, Placaje!" ordenó Suso a su Caterpie.

Una pequeña tormenta de arena se desató dentro del Gimnasio Azalea, fruto del movimiento usado por el Larvitar. El Caterpie no pudo localizar al Larvitar y su movimiento erró.

"¡Caterpie, Placaje!" gritó Suso, "¡encuentra al Larvitar y machácalo!"

"¡Larvitar, Mordisco!" fue la orden dada por Ryuuna.

En plena tormenta de arena, el Larvitar estaba en su salsa y le fue fácil destrozar a un Caterpie debilitado por la feroz arena. Suso devolvió al Caterpie a su pokéball.

"El siguiente no será tan fácil, ¡Adelante, Weedle!" exclamó Suso, enviando a Weedle, su siguiente Pokémon, al campo de batalla.

"Me gustará ver lo fuerte que es tu Weedle," dijo Ryuuna, "¡Larvitar, Mordisco!"

"¡Weedle, Picotazo Venenoso!" ordenó el cazabichos Suso a su Weedle.

El Larvitar corrió hacia su nuevo oponente, tanto como sus cortas piernas le permitían mientras el Weedle reptaba en sentido opuesto, encarándose con gallardía. El Larvitar tomó al Weedle y lo encerró entre sus fauces a la vez que éste le clavó su aguijón. Por suerte para el Larvitar, el aguijón no atravesó su piel de roca y el movimiento fue poco efectivo gracias a su tipo Tierra.

"¡Es un golpe crítico!" anunció Ryuuna.

"¡Maldición!" se lamentó Suso. "No tengo más Pokémon... Eres buena, no pensaba que me pudieras poner en un aprieto."

"¡Yo soy el siguiente!" dijo otro cazabichos. "Soy el cazabichos Tino, y Antón me tiene en gran estima."

"Encantada, Tino, yo soy Ryuuna de Ciudad Endrino," se presentó Ryuuna.

"¡A por él, Weedle!" el cazabichos Tino envió un Weedle al campo de batalla.

"Así que otro Weedle, no podría esperar otra cosa de un Gimnasio de tipo Bicho," dijo Ryuuna.

"¡Weedle, Disparo Demora!" el Larvitar se había ocultado en la nube de arena y el Weedle era incapaz de encontrarlo, aún así, lanzó seda pegajosa.

"¡Larvitar, Chirrido!" de lo más profundo de la tormenta, un molesto sonido bajó bastante la defensa del Weedle.

"¡Larvitar, Mordisco!" dijo Ryuuna.

"¡Weedle, Picotazo Venenoso!" dijo Tino.

El Larvitar dio un salto y en el aire machacó al Weedle con su pequeña aunque afilada dentadura. El Weedle cayó debilitado.

"¡Vuelve, Weedle! ¡Adelante, Kakuna!" Tino envió a la evolución del gusano Weedle, un capullo extremadamente lento en sus movimientos.

La tormenta de arena amainó. El Larvitar quedó al descubierto.

"¡Kakuna, Fortaleza!" el Kakuna de Tino endureció su cubierta, subiendo así su defensa.

"¡Larvitar, Tormenta Arena!" gritó Ryuuna. De nuevo, se formó una feroz nube de arena dentro del Gimnasio y el Larvitar se encontraba en su centro.

La tormenta golpeó al Kakuna, que resistió impasible la fuerza salvaje de la arena.

"¡Kakuna, Fortaleza!" volvió a gritar Tino. De nuevo, el Kakuna aumentó un nivel su defensa.

"¡Larvitar, Mordisco!" gritó Ryuuna. El Larvitar corría hacia el Kakuna, pero al morder notó que apenas le había hecho un rasguño. "¡Argh! Piensa Ryuuna, piensa," se dijo a sí misma. "¡Vuelve, Larvitar! ¡Ve, Dratini!"

El dragón hizo acto de presencia, ante la admiración del resto de entrenadores. Era poco frecuente ver entrenadores con dragones.

"¡Dratini, Onda Trueno!" fue la primera orden que le dio Ryuuna a su Dratini. El dragón reptó hasta acercarse al Kakuna y soltó una descarga que paralizó el movimiento del Kakuna, ya lento de por sí, no sin antes el Kakuna volver a fortalecer su cuerpo.

"¡Kakuna, Fortaleza!" gritó Tino.

"¡Dratini, Ciclón!" el dragón fue sensiblemente más rápido que el Pokémon de tipo Bicho, un viento huracanado levantó una polvareda a medida que se acercaba al Kakuna, cuyos pocos reflejos permitieron ser fácil objetivo del ataque. El Kakuna retrocedió.

"Mi Kakuna apenas ha notado el movimiento," dijo Tino.

"Espera y verás," le retó Ryuuna. "¡Vuelve, Dratini!"

"¡Kakuna, Fortaleza!" dijo Tino mientras Ryuuna cambiaba de Pokémon. El Pokémon quedó totalmente paralizado.

"¡Acaba con él, Larvitar!" Ryuuna volvió a enviar al Larvitar.

"¿Qué podrá hacer él que no haya podido hacer un dragón?" preguntó Tino, tal vez de manera retórica.

"¡Larvitar, Chirrido!" fue la orden que le dio Ryuuna al Larvitar, Tino contrarrestó con un "¡Kakuna, Fortaleza!" y aunque subió un nivel su defensa, en cómputo general bajó uno.

Por cada nivel que subía el Kakuna su defensa, el Larvitar se lo devolvía con intereses, cuando el Kakuna no era víctima de su estado de parálisis. Pronto la defensa del Pokémon tipo Bicho estaba bajo mínimos.

"¡Larvitar, Mordisco!" dijo Ryuuna. El Larvitar mordió la blanda defensa, desgarrando su oponente. El Kakuna estaba bajo de salud.

"¡Regresa, Kakuna, después volverás!" dijo Tino.

"¡Larvitar, Tormenta Arena!" el Larvitar levantó, de nuevo, una nube de arena mientras esperaba a su oponente.

"¡Acaba con él de una vez por todas, Beedrill!" el cazabichos Tino envió un Pokémon de tipo Bicho con todas las de la ley. Era de sobras conocida la furia de un Beedrill, aunque eran muchísimo más peligrosos en enjambre, donde su poder crecía de forma exponencial.

"Creo que mi Dratini está pidiendo a gritos un buen combate," dijo Ryuuna. "No era del todo cierto, pero tenía una mejor estrategia con el Dratini en pista que con el Larvitar. ¡Vuelve, Larvitar! ¡Ve, Dratini!"

"¡Beedrill, Ataque Furia!" ordenó Tino. El Beedrill preparó sus aguijones, aunque acabó dándole un único golpe al Dratini. "¡Mecachis!" se lamentó el cazabichos.

"¡Dratini, Onda Trueno!" el dragón obedeció a Ryuuna.

"¡Beedrill, Ataque Furia!" el Pokémon de tipo Bicho se encaró al dragón y batió las alas impulsándose. En el impacto, el Beedrill terminó paralizado, no sin antes dejarle un recadito al Dratini en forma de tres golpes.

"¡Beedrill, Picotazo Venenoso!" dijo Tino.

"¡Dratini, Malicioso!" los aguijones del Beedrill habían adquirido un color feo, preparados para envenenar al mínimo contacto, el Dratini bajó la defensa del Beedrill y no pudo esquivar el ataque, quedando envenenado.

"¡Vuelve, Dratini! ¡Ve, Gastly!" Ryuuna cambió sus Pokémon. El Gastly podía aportar su tipo Fantasma/Veneno para hacer inútiles cualesquiera ataques que pudiera realizar el Beedrill. Ataque Furia era totalmente inútil y Picotazo Venenoso era poco efectivo.

El Gastly debilitó al Beedrill a base de lengüetazos, en algún momento intentó frenarlo con Disparo Demora o aumentar su defensa con Fortaleza, pero al final, a base de insistencia, venció.

"No me queda más remedio, ¡Adelante, Kakuna!" Tino envió al Kakuna que se había reservado. "Lo veo muuuy negro."

El Gastly también debilitó al Kakuna, misma estrategia. El cazabichos Tino se retiró, y otro cazabichos apareció.

"Yo soy el cazabichos Kai," dijo el chico.

El primer y único Pokémon de su equipo era un Paras, Ryuuna envió al Gastly. Lo durmió con Hipnosis, esquivando el Polvo Paralizador. Ryuuna cambió de Pokémon, aprovechando el Paras dormido. Envió a su Dratini, que por el efecto de Mudar, su habilidad, ya no estaba envenenado. El Dratini envió varios Ciclones al Paras, debilitándolo antes de que pudiera despertar.

"Ay," se lamentó Kai. "¡Vuelve, Paras!"

"Para terminar," dijo una niña, "estamos nosotras," terminó la frase un clon de ella, eran gemelas. "Somos las gemelas..." "...Amy y May."

"Yo soy Amy," dijo una de ellas, "y yo soy May," dijo la otra. Su tono de voz era, también, casi idéntico. "Te retamos a un combate doble," dijo Amy.

"¿Serás capaz de vencernos?" preguntó May.

Amy envió un Ledyba y May un Spinarak, Pokémon diurno y nocturno, respectivamente, qué ironía. Ryuuna tenía tres Pokémon, así que tenía que escoger.

"¡Adelante, Gastly!¡Adelante, Larvitar!" dijo Ryuuna.

"¡Ledyba, Puño Cometa!" gritó Amy.

"¡Spinarak, Picotazo Venenoso!" gritó May.

"¡Gastly, Lengüetazo al Spinarak! ¡Larvitar, probaremos tu nuevo ataque!¡Avalancha al Ledyba!" dijo Ryuuna.

El Gastly se interpuso en la trayectoria del Spinarak y tomó su ataque de lleno, poco efectivo, y dejó al Spinarak paralizado. El Ledyba no tuvo tanta suerte, pues se juntó un ataque poderoso, con plena debilidad por parte del Ledyba, extra de poder por el tipo del Larvitar, golpe crítico... y antes de que el Ledyba pudiera golpear al Larvitar ya había caído debilitado.

"Qué mal," se lamentó Amy. "¡Vuelve, Ledyba! ¡Ánimos, May!"

El Spinarak paralizado no duró mucho más. La ronda de entrenadores terminó con las gemelas.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Baya Aranja x1
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- Revivir x1
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- Caña Vieja
- Saco de dormir
- Carbón

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Rencor - Mal de Ojo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

==========

PD: @scaramanga Ya me he escuchado el tema Joy que pusiste en el comentario del capítulo anterior. No está mal, aunque no es mi estilo.

¿Sabíais que 'doctora' en japonés se escribe 女医 y se pronuncia 'joi'? También se puede escribir 女医師 (onna ishi), pero la curiosa es la anterior.

1 quejas:

scaramanga dijo...

Te lo ponen a huevo los japos, Blackmoses, ataque JOY a máxima potencia (16 minutos).

http://www.youtube.com/watch?v=wQZu-TbxKco

El entrenador Tino podría pasarse al fúbol y entrenar a la Squadra Azzurra, o a Grecia.