Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 37

lunes, 11 de agosto de 2014

Capítulo 37: Concurso de Captura de Bichos

Ruta 35
Continente de Johto


De nuevo en Ruta 35, Ryuuna entabló combate con un tal Malabarista Rafi, por lo que se ve él y su compañero de trabajo, el Comefuego Tobías, estaban de descanso del ensayo de su número de circo. Un circo itinerante que podía encontrarse a las afueras de Ciudad Trigal.

"Jejeje... tenía ganas de echar un combate Pokémon con alguien que no fuera mi compañero Tobías," dijo el Malabarista Rafi al tiempo que enviaba un Voltorb a luchar. Ryuuna envió al Kadabra.

"¡Voltorb, Manto Espejo!" el Voltorb esperaba a que su oponente recibiera órdenes.

"¡Kadabra, Confusión!" en la primera ronda, el Kadabra fue más rápido, mucho más rápido que su oponente. Si el Voltorb hubiese aguantado la embestida psíquica del Kadabra, podría haber dado la vuelta a la tortilla, puesto que hubiera devuelto el ataque del Kadabra por 1,5 gracias al Manto Espejo, pero no tenía mucho sentido enfrascarse en ello puesto que la primera ronda ya había terminado. El Malabarista Rafi envió otro Voltorb a luchar, mientras que Ryuuna mantuvo a su Kadabra en el campo.

"¡Voltorb, Placaje!" indicó el Malabarista Rafi a su segundo Pokémon.

El Kadabra le indicó mentalmente a Ryuuna que usaría Confusión (era una sensación un tanto extraña recibir mensajes por vía telepática), y le mandó una señal mental al Voltorb conforme estaba listo. De nuevo, el Voltorb tenía tan poco nivel que el Kadabra lo arrasó a las primeras de cambio. Como no podía ser de otra forma, el tercer Pokémon de Rafi era... otro Voltorb.

"¡Voltorb, Bomba Sónica!"

Esta vez, el Kadabra no pudo debilitar por completo al Voltorb en un ataque por muy poco, y además recibió el imparable ataque sónico. Eso sí, a la segunda el Voltorb quedó debilitado por completo.

"Vuelve, Voltorb," el Malabarista Rafi devolvió al Voltorb a su pokéball, "todavía me queda un Pokémon para luchar, ¿a que no adivinarías nunca de qué Pokémon se trata?"

"Uhm... ¿un Voltorb?" respondió preguntando Ryuuna.

"¡No, un Voltorb! Ejejeje..." después de meditarlo dijo, "ah, así que lo has advinado, eh, ¡era un chiste!"

La cara de 'tierra trágame' de Ryuuna era impagable y la gota ficticia que caía de su cogote, enorme. Formaba parte del espectáculo de Rafi hacer malabares con los Voltorb mientras contaba chistes (malos). De tanto en cuanto uno de los Voltorb explotaba.

"Adelante, Voltorb," el malabarista lanzó la pokéball correspondiente al último Voltorb, entonces indicó el ataque a efectuar, "¡Voltorb, Chispa!"

Por la otra parte, el Kadabra usó Confusión, que era el único movimiento del que disponía para restar puntos de salud a sus oponentes. Primero el Pokémon Psi hizo levitar al Voltorb a pocos centímetros del suelo y empezó a darle vueltas, seguidamente lo lanzó contra el suelo. Entonces el Voltorb procedió a ejecutar el movimiento que tenía planeado, cargado de electricidad, embistió al Kadabra.

*FRFRRR*

El Kadabra quedó paralizado como efecto secundario del ataque.

*FRRFRRRR*

"¿¡Cómo!?" Rafi estaba evidentemente sorprendido.

"Jejeje... El Kadabra tiene la habilidad Sincronía, y al quedar paralizado ha hecho que el Voltorb también quede paralizado," le explicó Ryuuna frotándose la nariz, dándose aires de sabihonda.

Estaban como antes pero con el aliciente de saber cuál de los dos Pokémon caería antes víctima de la parálisis. "Este puede ser el golpe definitivo," dijo Ryuuna, "¿te atreves a intentarlo?"

"¡Por supuesto!" respondió Rafi, "¡Voltorb, Chispa!"

"¡Kadabra, Confusión!"

Sin embargo, ninguno de los dos oponentes fue capaz de moverse debido a la parálisis, lo que dejaba el combate igual que en el turno anterior. Ambos entrenadores revalidaron sus decisiones. Esta vez, el Kadabra logró conectar su movimiento Confusión antes que el Voltorb lo hiciera con su Chispa, tras marearlo en el aire y lanzarlo contra el suelo, el Voltorb quedó debilitado, incapaz de seguir combatiendo.

"Vuelve, Voltorb," el Malabarista Rafi felicitó a Ryuuna por su victoria, "eh, eres buena," cuando apareció un tipo vestido un tanto raro, al que Rafi saludó, "hombre, Tobías, tú por aquí..."

"Hey, ¡qué passssa!" le saludó el Comefuego Tobías.

"Esta chica es realmente buena en combates Pokémon," le dijo Rafi, "deberías probar a luchar contra ella."

"Qué, ¿te ha ganado?" le preguntó Tobías, "entonces sí que va a merecer la pena, después de todo," y dirigiéndose a Ryuuna le preguntó, "¿quieres luchar?"

"¡Por supuesto!" dio por respuesta una enérgica Ryuuna.

"Pero primero permíteme que te dé un poco de esto," el Malabarista Rafi le enseñó una botellita de Antiparalizante, "úsalo con el Kadabra."

Ryuuna le dio las gracias.

"Bien," dijo el Comefuego Tobías, "si ya estamos listos yo enviaré a Magmar, ¡Ve!"

Ryuuna sacó su PokéDex, que analizó al Pokémon de tipo Fuego por completo. Guardó su PokéDex y mostró una pokéball.

"En ese caso, mi Pokémon elegido será... ¡Larvitar!¡Vamoss!"

"¡Magmar, Pantalla Humo!" fue el ataque elegido por Tobías.

"¡Larvitar, Avalancha!"

Primero el Magmar exhaló una densa nube de humo cuyas partículas se introdujeron en los ojos del Larvitar, reduciendo así su precisión, y entonces llegó su turno, lanzó una lluvia de rocas, pero no acertó a su objetivo. Al terminar de ejecutar su movimiento y ver que no acertaba miró de reojo a Ryuuna, como pidiendo disculpas, ella le respondió el gesto con el pulgar levantado.

"¡Magmar, Pantalla Humo!" el Comefuego Tobías repitió la operación.

"¡Larvitar, Avalancha!" Ryuuna ídem.

De nuevo, el Magmar escupió una nube de negro humo, que rebajó todavía más la precisión del Larvitar a causa de sus partículas en suspensión. Esta vez, pero, por casualidad el Larvitar alcanzó con su ataque al Magmar... y cayó debilitado.

"Esto se pone al rojo vivo," dijo Tobías haciéndose el interesante, "cof, cof... burpffff" y echó una llamarada. Ryuuna se sobresaltó, preocupada por el estado del chico. "Estoy bien, estoy bien."

"Jajaja... qué primo, espero que no te pase en una función," dijo el Malabarista Rafi con sorna per sin mala leche.

"Bueno, mi último Pokémon es también un Magmar, ¡a por todas!" y efectivamente, tal y como había dicho, envió un Magmar al campo de combate, "este es un poquitín más poderoso, ¿no estás en ascuas por descubrir su poder?"

"Uhm..."

"Me lo tomaré como un sí," dijo Tobías vehemente.

"Yo sigo con el Larvitar," añadió Ryuuna.

"Bien."

"¡Te está pateando el culo, Tobías, acéptalo!" comentó Rafi.

"¡Que te den, Rafi!" respondió él, que volvió a centrar su atención en el combate contra Ryuuna, "¡Magmar, Pantalla Humo!"

"¡Larvitar, Avalancha!"

Como ya empezaba a ser costumbre, el Magmar redujo todavía más la precisión del Larvitar con una densa cortina de humo, y éste erró su movimiento.

"Esto ya empieza a tener buen aspecto," dijo el Comefuego Tobías, "¡Magmar, Finta!"

"¡Larvitar, Avalancha!"

Por fortuna para Ryuuna, esa fue una de las veces que la probabilidad estuvo de su favor, y el Larvitar logró golpear al Magmar con varias de sus rocas, no sin antes recibir el ataque de tipo Siniestro del Magmar. Una idea surgió en la cabeza de Ryuuna tras observar la secuencia de movimientos.

"Esto ha sido suerte, una llama no hace un fuego," Tobías había perdido la compostura e intentaba convencerse de que todavía era posible ganar.

"Pero donde hay humo..." respondió Ryuuna, enérgica, "¡hay fuego!"

"¡Juejue! Bien dicho, ¡Magmar, Finta! es imposible que acierte dos veces seguidas."

"¡Larvitar, espera a mi señal para la Avalancha!"

Esta vez el Magmar, volvió como la ronda anterior a aproximarse con cautela al Larvitar con unos pasos bien medidos, no dejando escapatoria posible al su oponente, flanqueándolo. Y de eso se aprovechó Ryuuna al dar la señal al Larvitar, "¡ahora!" con lo que el ataque le dio de lleno al Magmar, debilitándolo.

El Comefuego Tobías devolvió al Magmar a su pokéball y felicitó a Ryuuna por su victoria, "¡felicidades! Estoy como un volcán... extinto. Por cierto, si quieres podemos cambiarnos los números de teléfono, y si alguna vez quieres la revancha, me llamas," y así lo hicieron.

Ryuuna entró en la caseta de Ruta 35 para poder acceder al Parque Nacional, frente a la puerta de acceso al parque se encontraba el guarda. Normalmente Ryuuna los había visto detrás del mostrador, así que no le prestó más atención, pero al intentar cruzar...

"Chht, chhht... ¿dónde va usted? No puede pasar," le dijo el guardia.

"¿Por?"

"Hoy es día de Concurso de Captura de Bichos, y el Parque Nacional permanecerá cerrado hasta su finalización."

"¿Concurso de Captura de Bichos?"

"Sí, es muy sencillo, le damos unas pokéball para el concurso y junto con uno de sus Pokémon de su equipo debe capturar el Pokémon de tipo Bicho más espléndido que encuentre dentro del Parque. Hay premios para los ganadores."

"¡WOOOOW!¡Premios!:3" dio un salto de alegría, "claro que, bichos, bueeegh :("

"Pero lo mejor es que te lo puedes quedar," dijo un hombre de mediana edad que acababa de llegar, iba con un niño pequeño que debía ser su hijo, "te puedes quedar con el último Pokémon que captures, es genial. Por cierto, soy el Pokéfan Guille, encantado. ¿Vas a participar?"

"Encantada, yo soy Ryuuna, entrenadora Pokémon y futura campeona de la Liga Pokémon de Johto," se presentó ella, "y todavía no sé si voy a participar, no me gustan los bichos."

"Yo voy a entrar con mi Raichu," el Pokéfan Guille estaba hablando con el guardia, que le dejó pasar, "¡hasta luego, Ryuuna!"

Finalmente Ryuuna vio que poco tenía que perder, y puede que tuviera un Pokémon más que ganar, a pesar de que el tipo Bicho no era muy de su agrado, como ya había demostrado al enfrentarse al Líder Antón en Pueblo Azalea. Eligió a su Gastly como Pokémon acompañante y le dijo al guarda, "¡participaré! :)"

El guarda se apartó para dejarle paso y ella cruzó la puerta que comunicaba con el parque.


Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Amigo Ball x10
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- MT 12 - Mofa
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 45 - Atracción
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón
- Bici
- Monedero (Casino)
- Regadera

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Maldición - Tinieblas [Baya Aranja]
- Kadabra (Sincronía) MV: Teletransporte - Confusión
- Huevo Misterioso

1 quejas:

scaramanga dijo...

Capítulo "fast and furious" con los dos entrenadores más flipados que he visto (claro que Iñaki también era la leche).

Ahora llega, según veo, todo un rito de iniciación para Ryuuna, para superar sus miedos y sus limitaciones.