Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Crónicas de Ivalice: Historia de una condena - V

viernes, 14 de septiembre de 2012

Capítulo Quinto: Dougan, el ladrón, dando por saco

"¡¡Mochlan!!¡¡Gnarfinn!!" gritó Dougan. Dos personajes más aparecieron tras él, Mochlan iba vestido de manera similar a Dougan, e Ilwulf detectó que también se trataba de un ladrón. Él, Dougan y Mochlan vestían de manera muy similar, con una capa un tanto raída y un pañuelo en la cabeza. Gnarfinn era otro mundo. Llevaba una armadura ligera, y bastante desgastada, pese a que no era eso lo que más destacaba en él, su piel estaba cubierta de escamas, tenía cola y su cabeza parecía más de lagarto que de humano: era un guerrero bangaa.

Gides no tenía muy claro que tuviesen alguna posibilidad, y en más de una ocasión pensó en entregar los sacos, no obstante Ilwulf parecía tener algún tipo de plan, o por lo menos lo veía muy seguro de sí mismo.

"Si queréis los sacos primero tendréis que dejarnos fuera de combate" dijo Ilwulf a los tres saqueadores, "y tras pelar a varios licántropos ya tenía ganas de tener un enfrentamiento con humes".

"¡EH!¡Un ressspeto, que aquí también hay bangaasss!" gritó indignado Gnarfinn. "¡Me essstán entrando ganasss de partirte la cara, chaval!" el bangaa se estaba enfureciendo, y Gides no sabía si eso era bueno o era malo.

'Somos tres contra dos en desventaja, los dos estamos agotados y estoy provocando a un bangaa. Espero que el farol funcione, o no salimos de esta' pensó Ilwulf, que rápidamente dijo a Gides "¡¡Gides, saca la gema pactal!!", por lo menos, de esta manera, si luchaban y eran derrotados no morirían.

Gides sacó de su bolsillo la piedra blanca, del tamaño de su pulgar y de un color blanco inmaculado, tan blanco que parecía cuestión de hechizos, cosa que no parecía descabellada en absoluto vistas las inscripciones a su alrededor. En su entrenamiento como soldado había visto muchas veces a los soldados veteranos usar gemas pactales, pero nunca había creído que tan pronto estaría usando una. Lo más importante ahora era declarar un juez.

Con la gema en la mano Gides gritó "¡Justa!¡Reclamo la aparición de un juez!". Al principio no ocurrió nada, y las miradas atónitas de Dougan, Mochlan y Gnarfinn empezaban a cambiar por unas de burla. De pronto una luz rodeó la gema que se elevó en el aire, abandonando la mano de Gides. La cara de sorpresa de Dougan y sus compañeros volvió a marcarse en sus caras. Ilwulf también estaba sorprendido ya que nunca había visto la aparición de un juez.

Las inscripciones de la gema se proyectaron a su alrededor y empezaron a dar vueltas. Y con un destello una sombra apareció justo donde la gema había flotado momentos antes. La sombra se hizo cada vez más nítida, hasta que se pudo apreciar cada uno de los detalles del juez. Era un caballero cubierto entero por una armadura grisácea y una capa lila, un yelmo cubría su cabeza completamente excepto la parte donde debería tener los ojos, la nariz y la boca, que tenía forma de cruz y no tenía ni ojos, ni boca ni nariz, sólo la más opaca de las sombras. También llevaba una espada en una mano, nada en especial a simple vista, y en la otra unas riendas, montaba un chocobo amarillo.

El juez levantó la espada, signo de que el combate ya podía tener lugar.

2 quejas:

scaramanga dijo...

Priva i música gratis. M'apunto. Ja en parlarem en privat, valgui la redundància.

L'últim World of Trollcraft t'ha sortit genial, però la Daisy tampoc no està malament, ehhhhh... (També sóc de la Peach).

Muramasa dijo...

No és que no m'agradi la Daisy, però és un gir inesperat.