Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 22

lunes, 27 de mayo de 2013

Capítulo 22: ¡Es la caña!

Continente de Johto
Ruinas Alfa


"¿Estás listo, Foster?" preguntó Ryuuna impaciente. Era media mañana en Ruinas Alfa y Ryuuna ya estaba preparada para partir hacia Pueblo Azalea, no así Foster.

"Tampoco esperes encontrar maravillas en Pueblo Azalea," le dijo el Profesor Dys, intentando conversar con Ryuuna mientras esperaba a Foster. "Como mucho César, que hace pokéballs especiales a partir de los bonguris, aunque no sé si todavía está activo."

"Mientras queden medallas de Gimnasio, el resto de Pueblo Azalea me da igual," sentenció Ryuuna.

"¡Ya voy!" gritó Foster. Llevaba una gorra para protegerse del sol y una mochila pequeña aunque aparentemente pesada. Mientras venía Ryuuna hizo una última comprobación de sus Pokémon.

"Veamos... Dratini," y sacó la pokéball de Dratini. Al final el pequeño dragón se había acostumbrado a permanecer en su pokéball. "Baya Aranja... Correcto. Vuelve, Dratini." Y lo devolvió a su ball.

"Larvitar..." y fue el Larvitar que salió de su pokéball. Tenía un expresión de -¿qué hago yo aquí?- Ryuuna comprobó que llevaba equipada una Baya Aranja y lo devolvió a su ball.

"Uhm... Gastly," era el último Pokémon que había capturado. "¡Uy!" Gastly no llevaba equipada una Baya Aranja, Ryuuna abrió su bolso y de ahí sacó una Baya Aranja. "Toma, Gastly."

Ryuuna le entregó una Baya Aranja. La baya quedaba flotando alrededor del Pokémon. "Supongo que así ya la podrá usar en combate," dijo Ryuuna en voz baja.

Foster se personó ante Ryuuna y el Profesor Dys.

"Ya estoy listo para partir," dijo Foster.

Ryuuna se despidió de Emma y del Profesor Dys, y de su nueva amiga, Grelda.

"Espero que nos volvamos a ver," dijo ella.

"Para entonces espero tener unas cuantas medallas más en mi casillero," dijo Ryuuna en su tono humorístico característico. Y se abrazaron.

"Yo volveré cuando haya terminado los encargos en Pueblo Azalea," dijo Foster.

"Vámonos," dijo Ryuuna.

La salida este de Ruinas Alfa iba a dar a la Ruta 32, que venía de Ciudad Malva y terminaba en Cueva Unión, o viceversa. Foster no estaba convencido de que Ryuuna supiera hacia dónde iba.

"¿Ya sabes por donde queda Pueblo Azalea?" preguntó Foster.

"Uhm... pues ahora que lo dices, creo que no," reconoció Ryuuna.

"Me lo imaginaba, aquí traigo un mapa," y Foster sacó un mapa de la mochila.

"Mira, estamos aquí," dijo Foster señalando con el dedo la posición de Ruinas Alfa. "Si caminamos un poco más llegaremos a la Ruta 32," a medida que hablaba iba desplazando el dedo. "Probablemente a última hora de la tarde llegaremos al Centro Pokémon de Cueva Unión, lo mejor será que nos quedemos a dormir en el Centro Pokémon, y ya por la mañana cruzamos la Cueva Unión y Ruta 33 y llegaremos a Pueblo Azalea," y a medida que iba mencionando lugares iba señalándolos con el dedo en el mapa.

"Pues entonces pongámonos en camino, que si no no llegaremos al Centro Pokémon ni mañana," insistió Ryuuna.

Foster y Ryuuna abandonaron las cercanías de las Ruinas Alfa, y ella lo notó con un ligero dolor de cabeza, agudo y transitorio. Era momento de seguir adelante, y llegar a su objetivo. Había varias zonas de hierba alta y unos pocos entrenadores capturando Pokémon en ellas. Ryuuna sacó su PokéDex y empezó a registrar contenido en ella.

Había manadas de Rattata y unos cuantos Bellsprout. A Ryuuna le hizo gracia una simpática oveja que resultó ser un Mareep y que al acercarse y tocarla le soltó una descarga eléctrica. Los pelos de Ryuuna se erizaron.

"Anda, ¿es un PokéDex?" preguntó Foster.

"Sí, me la dió el Profesor Elm, de Pueblo Primavera," dijo Ryuuna.

"¿Conoces al Profesor Elm en persona?" preguntó Foster anonadado y patidifuso.

"Sí, ¿por?" respondió Ryuuna, como si conocer a una de las eminencias en evolución Pokémon fuera lo más normal del mundo.

"El Profesor Elm es de los investigadores Pokémon más importantes del mundo, y un experto en temas de evolución Pokémon, no pensaba que tú, que vienes de Ciudad Endrino, hubieras estado en su laboratorio," explicó Foster, que seguía sorprendido.

"Es muy cercano y amable," le contó Ryuuna. "Llegué de casualidad a Pueblo Primavera y allí estaba Elya, mi rival por competir en la Liga Pokémon."

Entonces Ryuuna le contó su relación de amistad-odio con Elya. El camino se hacía más ameno hablando, eso era cierto. Al final el camino dejaba únicamente la opción de seguir a través de unas estructuras de madera por encima del agua.

"Mmm... no sé si es demasiado seguro," dijo Ryuuna.

"Tranquila, paso por aquí a menudo y no pasa nada. Es muy seguro," dijo Foster tratando de convencerla. "Mira, ¿ves?" Había empezado a caminar por encima de la madera.

*CRIEEEEK* *CRIIIIEEEK*

Ryuuna no parecía convencida en absoluto. Foster, entonces, dijo:

"Si no cruzas no podrás llegar a Pueblo Azalea y no conseguirás la Medalla Colmena..."

Tuvo un efecto casi inmediato.

"Ah... qué se la va a hacer," se lamentó Ryuuna. Al cabo de un rato vio que al fin y al cabo no estaba tan mal.

"¿Qué es esto?" preguntó Ryuuna curiosa, ante una especie de puente que pasaba por encima.

"Son las vías del Magnetotrén," respondió Foster.

"¿Magneto-qué?" Ryuuna no sabía qué era el Magnetotrén.

"Es un tren bala que viaja en muy poco tiempo de Johto a Kanto y viceversa," le explicó Foster. "Sale periódicamente de Ciudad Trigal, en Johto, y de Ciudad Azafrán, en Kanto. Los hombres de negocios lo usan habitualmente, pero el billete es bastante caro y fuera del alcance de gente como tú y yo."

"Un día de estos viajaré en Magnetotrén," dijo Ryuuna con determinación.

Ya era entrada la tarde, aunque el cielo seguía siendo azul. En poco tiempo empezaría a volverse de color anaranjado.

"Psst." Un silbido hizo que Ryuuna y Blasi se giraran. Era un pescador, o por lo menos era lo que se destilaba de la caña que tenía a un lado. El pescador, que ahora ya tenía su atención, habló.

"Mi amigo y yo tenemos una propuesta por haceros,"

"¿Dónde está tu amigo?" preguntó Ryuuna.

"Estoy aquí," dijo otro pescador que estaba justo detrás de Ryuuna y Foster. Estos se sobresaltaron y se sorprendieron.

"¿Qué propuesta nos queréis hacer?" preguntó Foster, girando la cabeza a un lado y a otro.

El primer pescador dijo, "Un combate doble. Sois los primeros que pasáis hoy por aquí que tienen pinta de ser entrenadores hábiles, por aquí no hay más que jóvenes y domingueras."

"Claro que si ganáis, os haremos entrega de una caña, para induciros el espíritu de la pesca, no en vano me llaman el Gurú pescador..." y al final, en voz baja añadió, "pequeño."

"¿Y si perdemos?" preguntó Foster.

"Os bloquearemos el camino y tendréis que buscar otro sitio por el que pasar," admitió el pescador que no era el Gurú.

"Acepto," dijo Ryuuna.

"Al final mira quién tiene lo que hay que tener," dijo el Gurú. "El mundo es una caja de sorpresas."

"Dejémonos de cháchara, entonces, que el atardecer se cierne sobre nosotros, y si no nos damos prisa lo hará la noche," dijo el otro pescador.

El Gurú Pescador envió un Magikarp y el otro pescador envió un Goldeen. Ryuuna envió a Gastly, ya que requería algo más de entrenamiento que sus otros dos Pokémon. Foster envió un Natu.

"¡Goldeen, Picotazo!" ordenó el pescador.

"¡Natu, Picotazo!" gritó Foster.

Los dos Pokémon se encararon, Goldeen con su cuerno y Natu con su pico.

*CLAC* *CLOC*

"¡Magikarp, Salpicadura!" gritó el Gurú.

"¡Gastly, Rencor!" gritó Ryuuna.

El Magikarp se removió patéticamente por la madera hasta llegar al agua. El Gastly se acercó al Goldeen, habían decidido dejar al Magikarp de lado, con sigilo y una sustancia gaseosa rodeó al Goldeen.

"¡Gastly, Lengüetazo!" fue la siguiente orden dictada por Ryuuna.

"¡Goldeen, Supersónico!" gritó el pescador. El Goldeen apuntó al Gastly y usó su ataque, pero el fantasma desapareció para esquivar el ataque con la mala suerte de que un poco más lejos se encontraba el Natu a la espera de recibir órdenes y fue afectado por el Supersónico, quedando en un estado de confusión transitorio.

El Gastly se posicionó detrás del Goldeen y le dio un lametazo pavoroso que lo dejó paralizado. El Magikarp siguió removiéndose en el agua de forma patética. El Natu estaba confuso, tanto, que se golpeó a sí mismo, y todavía estaba confuso.

"¡Natu, soy yo, Foster, despierta!" le decía Foster a Natu, aunque no parecía tener efecto.

"¡Goldeen, Picotazo!" indicó el pescador al Goldeen, cuyo ataque se vio impedido por parálisis. El Natu seguía confuso y el Magikarp no podía hacer más que salpicar.

"¡Magikarp, Azote!" gritó el Gurú, pero el ataque falló porque la salud del Magikarp era óptima.

"¡Natu, Tinieblas!" mandó foster. El Natu hizo ademán de irse a golpear pero en su lugar el cielo oscureció de repente, o por lo menos la zona donde estaba teniendo lugar el combate, y los ojos del Natu empezaron a relucir con un brillo azulado. Una niebla muy espesa apareció de la nada y cubrió al Natu y al Goldeen, y la trayectoria rectilínea entre ambos. La salud del Goldeen disminuyó.

"¡Gastly, Lengüetazo!" ordenó Ryuuna. Era el único movimiento de tipo ofensivo que conocía su Gastly, y de la misma manera que antes, la lengua del Gastly recorrió el Goldeen.

"¡Natu, Picotazo!" bramó Foster.

"¡Goldeen, Picotazo tu también!" dijo el pescador. Natu ya no estaba confuso y el Goldeen no se dolió de la parálisis y enfrentaron el pico de uno contra el cuerno del otro, de nuevo.

*CLAC* *CLOC*

La parálisis hizo que el Goldeen fuera perdiendo velocidad y al final el Natu golpeó de lleno al Goldeen. Era un golpe crítico y el Goldeen estaba en las últimas. Tras un intercambio de golpes se debilitó.

"Buen trabajo, Goldeen," dijo el pescador, entonces devolvió al Goldeen a su pokéball. "¡Adelante, Poliwag!"

El Poliwag salió de su pokéball.

"¡Poliwag, Hipnosis!" fue la primera orden que recibió el Poliwag de su entrenador.

"¡Gastly, Hipnosis!" gritó Ryuuna inmediatamente después.

El Poliwag durmió al Natu y el Gastly durmió al Poliwag. Ryuuna indicó al Gastly que atacara al Magikarp mientras los otros dos Pokémon despertaban. Finalmente el Magikarp se debilitó, tras varios intentos de conectar un Azote, al que el Gastly era inmune. El Gurú pescador envió de nuevo un Magikarp. El Natu despertó, e inmediatamente lo hizo el Poliwag.

"¡Gastly, Lengüetazo!" mandó Ryuuna al Gastly, que se colocó detrás del Poliwag y por fortuna acabó paralizado.

"Bueno, acabemos con esto de una vez," dijo Ryuuna. "¡Vuelve, Gastly!"

El Gastly fue devuelto a su pokéball.

"¡A por todas, Dratini!" Ryuuna lanzó la pokéball del Dratini y el pequeño dragón hizo acto de presencia.

"¡Poliwag, Burbuja!" gritó el pescador. El Poliwag lanzó burbujas por la boca sin aparente peligro.

"¡Dratini, Ciclón!" fue la respuesta de Ryuuna. El Dratini creó un viento ciclónico que se desplazó hasta el Goldeen rápidamente, por desgracia el puente acabó destrozado por la parte central, a lo largo.

"¡Dratini, Atadura!" Foster se encargó con su Natu de acabar con el Goldeen y Ryuuna derrotó con suma facilidad al segundo y último Magikarp del Gurú Pescador.

"Excelente combate chicos, aquí tenéis lo prometido. Es mi caña de la suerte, aunque un poco vieja," les dijo el Gurú. "Aunque no sé por qué motivo lo único que pesco últimamente son Magikarps."

"¿Y para qué quiero un Magikarp?" preguntó Foster. "Son de lo más inútiles..."

El Gurú respondió a eso, "Un débil Magikarp, con el tiempo, se convertirá en un feroz Gyarados." Bonita sentencia, incluso un tanto filosófica.

Ryuuna y Foster se despidieron de los pescadores, ya era entrada la noche, y prosiguieron con su camino.

"Dentro de poco llegaremos al Centro Pokémon," indicó Foster.

"Me ha llevado más tiempo del que pensaba, este combate, yo creía que en poco tiempo los tendríamos contra las cuerdas, pero han aguantado," admitió Ryuuna mientras avanzaban.

La luz que emitía el edificio brillaba tenuemente. El Centro Pokémon estaba rodeado de árboles que, de noche, creaban una atmósfera un tanto tétrica, un poco más allá se veía la montaña que la Cueva Unión atravesaba. Hacía rato que el frío se colaba por todos y cada uno de los huecos que la ropa de Ryuuna dejaba.

"Brrr... tengo frío," dijo Ryuuna.

"Ya llegamos, aguanta un poco," dijo Foster.

Entraron por la puerta del Centro Pokémon y la enfermera Joy del Centro Pokémon de Cueva Unión se dirigió a ellos.

"¡Buenas Noches! Acabamos de hacer una olla de caldo caliente, ¿queréis una taza?"


Mapa de Johto:
Johto


Mochila:
- Pokéball x4
- Baya Aranja x1
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- Revivir x1
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- Caña Vieja
- Saco de dormir

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Malicioso - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Malicioso - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Rencor [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

1 quejas:

scaramanga dijo...

Lesionar tiernos animalitos por una caña de pescar usada... Entrenadores Pokémon, una fauna a parte:

http://www.youtube.com/watch?v=ZL3gGode4pA

Algo me dice que el tren tendrá una gran importancia en el argumento y que no es un "arenque rojo".