Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 27

lunes, 21 de octubre de 2013

Capítulo 27: Pesquisas antes de partir

Continente de Johto
Pueblo Azalea


"¡Sí!¡He conseguido una Medalla Colmena!" gritaba Ryuuna por todo el Gimnasio. El Farfetch'd iba diciendo "Farfetch'd, Farfetch'd" y lanzando el puerro como si se tratase de un bastón de majorette. Gracias a ese mismo Farfetch'd la Medalla Colmena pertenecía a Ryuuna. Aunque ahora que lo pensaba...

"No puedo aceptarla," dijo Ryuuna, cambiando instantáneamente de humor, devolviendo a Antón la medalla que tanto esfuerzo le había costado ganar. "El Farfetch'd no es mío, y me sabría mal haber ganado una medalla de gimnasio con Pokémon que no me pertencen."

Antón se mostró comprensivo.

"Entiendo," dijo el pequeño Líder de Gimnasio aceptando la Medalla Colmena de las manos de Ryuuna. "Alguien me dijo una vez que un buen entrenador es aquél en quien confían sus Pokémon. Si un entrenador es demasiado duro con sus Pokémon, estos dejarán de tenerle confianza, y por el contrario, si un entrenador es bondadoso incluso los Pokémon ajenos a él lo darán todo para ayudarle. Es obvio que este Farfetch'd ha depositado sus esperanzas en tí."

"Farfetch'd, Farfetch'd" dijo el Farfetch'd mirando a Ryuuna, asintiendo a lo que decía Antón.

"Los Líderes de Gimnasio probamos el potencial de un entrenador, y está claro que tienes potencial, y encima has tenido la valentía y sinceridad para contar la verdad, lo que te honra todavía más," continuó Antón. "Si no quieres esta Medalla Colmena, después de mi explicación espero que aceptes esta otra Medalla Colmena..." Antón guardó en un pergamino la primera Medalla Colmena y de ahí sacó otra Medalla Colmena.

Ryuuna aceptó la segunda medalla, con lágrimas en los ojos. Ahora mismo era un cóctel de emociones y sensaciones.

"Me has caído bien," le dijo Antón. "Te entrego también la MT89 que contiene Ida y Vuelta, qué te voy a contar de este movimiento que no sepas... Ah, sí, que es de tipo Bicho. ¿Me dejo algo? Mmm... ah, sí, también podrás usar Corte fuera de combate para cortar arbustos que bloqueen tu camino."

"Gracias," dijo Ryuuna. "Me quedo mucho más tranquila."

"Pues con todo esto, nos vemos. Si quieres te dejo mi número de teléfono y podremos echarnos algún combate algún día," le dijo Antón. Ryuuna anotó los datos en su PokéGear.

"¡Hasta luego!" iba diciendo Ryuuna mientras saludaba con la mano a todos los aprendices de Antón, que la saludaban de vuelta con recíproco movimiento. Y llegó a la puerta.

"Bueno, ya tengo dos medallas," le dijo al Farfetch'd que la había seguido en su camino al exterior. "Creo que el siguiente Gimnasio esdtá en Ciudad Trigal, atravesando..."

*RING-RING*

Era su PokéGear. La pantalla señalaba quién le estaba llamando: "Mamá".

"¿Sí, mamá?¿Querías algo?" preguntó Ryuuna.

"Ja ja, Ryuuna, vi una oferta de un PokéGear en TV y no pude resistir la tentación, lo he recibido hoy y lo estoy probando," dijo la madre de Ryuuna. "Es genial."

"¡Pues yo acabo de conseguir la Medalla Colmena!" dijo Ryuuna. "Ahora voy al Centro Pokémon de Pueblo Azalea y te la enseño en videoconferencia."

"¿Y ya comes bien, hija?" le preguntó su madre.

"Ay, mamá, no seas pesada..." dijo Ryuuna con tono de evasiva.

"¿Y haces de vientre por lo menos una vez al día?"

"¡Mamá!" exclamó Ryuuna.

"Vale, vale, ahora en serio, ¿te lo estás pasando bien?"

"No tengo palabras, es toda una experiencia," dijo Ryuuna.

"A ver cuando te pasas por Ciudad Endrino... y espero tu videollamada, venga, cuelgo," y se cortó la comunicación con su madre a través del PokéGear.

Por incercia acabó en el sitio de una localidad más visitado por un entrenador, el Centro Pokémon. Después del combate con Antón tenía que sanar a su equipo antes de proseguir con su viaje. Entró.

"Hola, enfermera Joy," saludó Ryuuna.

"¡Hola!" le devolvió el saludo la enfermera Joy. "¿Qué tal?¿Ya has vencido a Antón?" le preguntó amablemente.

"Jajaja ¡Sí!" respondió Ryuuna orgullosa de sí misma, "Mira, mira, la Medalla Colmena, y todo gracias a este Farfetch'd." Ryuuna señalaba al Farfetch'd, que la había seguido hasta ahí, aunque cuando de camino intentó meterlo en una Pokéball fue en vano. "No ha querido entrar en la Pokéball."

"No pasa nada, Blissey se encargará de él," le dijo la enfermera Joy mientras el Blissey se acercaba al Farfetch'd.

"Blissey," dijo el Blissey y el Farfetch'd lo siguió. La enfermera Joy tomó las Pokéball de Ryuuna y las depositó en la máquina de curas.

"Tengo que hacer una videollamada," dijo Ryuuna.

"Claro, ahí mismo tienes los teléfonos," le dijo la enfermera Joy señalando una zona con varios teléfonos provistos de una pantalla.

"OK," dijo Ryuuna, "ahora vuelvo."

Ryuuna se acercó a uno de los teléfonos y marcó el número de casa.

*BLIING-BLIING*

La pantalla se activó para mostrar a la madre de Ryuuna en el otro lado.

"¡Hola hija!" le saludó.

"¡Hola mamá!" saludó Ryuuna en respuesta.

La conversación no fuy excesivamente larga, pues habían hablado un rato antes, pero Ryuuna se mostró muy animada a partir del momento de enseñar la Medalla Colmena a su madre.

"¿Y ahora dónde tienes que ir?" le preguntó su madre.

"Tengo que atravesar el Encinar y llegaré a Ciudad Trigal," le explicó Ryuuna.

"Cuando llegues allí vigila, que Ciudad Trigal es la ciudad más grande de Johto, y por ello es la más peligrosa."

"Descuida, mamá."

"Y nada de casinos hasta que seas mayor de edad..."

"·w·" fue la cara de Ryuuna.

"Ay... me gustaría viajar en el Magnetotrén algún día," dijo su madre.

"Un día de estos lo conseguiré," dijo Ryuuna. "Bueno, mamá, tengo cosas que hacer, me ha encantado hablar contigo, ¡nos vemos!"

"Adiós, hija, cuando pases por Ciudad Endrino, avisa."

*FUIIP*

La pantalla se volvió negra de nuevo.

"¡Chica!" le gritó la enfermera Joy. "¡Tus Pokémon están en plena forma!"

Ryuuna colgó el teléfono y suspiró. El Centro Pokémon estaba bastante vacío, apenas había dos o tres entrenadores merodeando, ella se dirigió al mostrador donde la enfermera Joy le hizo entrega de sus tres Pokéball. El Blissey trajo al Farfetch'd en brazos.

"¡Blissey!" dijo el Blissey.

El Farfetch'd fue dejado en el suelo, Ryuuna se despidió y se fue del Centro Pokémon. Era hora de ir a ver a César, que le había prometido alguna cosa interesante si conseguía la Medalla Colmena de Antón. Sin embargo, de lejos vio una figura que le resultaba conocida.

"¡Foster!" gritó Ryuuna.

El chico estaba un tanto alicaído, a juzgar por su expresión.

"¿Te ocurre algo?" le preguntó ella. "¿No te ibas ya para el laboratorio?"

"Bueno, así era, llevaba mi carpeta con documentos al salir de Pueblo Azalea y choqué contra un tipo disfrazado de Team Rocket. Desgraciadamente, por una serie de circunstancias, la carpeta ha caído en el Pozo Slowpoke y me da cosa entrar," le contó Foster.

"Ah... pues vayamos a echar un vistazo," dijo Ryuuna. La expresión de Foster mostraba alivio.

Salieron de Pueblo Azalea, en dirección Cueva Unión, hasta llegar a una pequeña zona arrinconada. Y en medio de todo estaba la entrada al Pozo Slowpoke. Ryuuna se preguntó cómo podía haber acabado la carpeta allí dentro, pero era algo que probablemente nunca llegaría a saber.

La entrada era un agujero, y para bajar había unas escaleras. Ryuuna iba en primer lugar.

"Está bastante oscuro ahí debajo," observó.

"Hay cuevas más oscuras, por eso..." añadió Foster.

El descenso no era muy largo y Ryuuna aprovechó los instantes de ventaja que llevaba respecto a Foster e inició la búsqueda de la carpeta, pronto Foster se unió a la búsqueda.

"¡Mira!¡Ahí está!" dijo Foster, alegre. "Menos mal, eran unos documentos importantes para la investigación del profesor. Mil gracias, Ryuuna."

"De nada," respondió la chica.

"Por cierto, ¿ya has conseguido la Medalla Colmena?" le preguntó él.

"¡Sí, ¿quieres verla?!" aunque antes de terminar la pregunta ya le estaba mostrando su recién adquirido trofeo.

"Guau, ya tienes dos medallas, ¿eh? Estarás contenta..."

"Sí, ahora voy a por la tercera, en Ciudad Trigal."

"La Líder de Gimnasio de Ciudad Trigal es Blanca, y su especialidad son los Pokémon de tipo Normal," le explicó Foster.

"Ajá..." hizo Ryuuna en gesto de interés, "aunque los Pokémon de tipo Normal me parecen la mar de aburridos..."

"Pero sin el tipo Normal no tendríamos ataques como Hiper Rayo, Súper Diente o Mega Puño," argumentó Foster.

"Bueno, también es verdad."

"Bien, pues, yo iré tirando, a ver si llego al Centro Pokémon de Cueva Unión antes de que anochezca," dijo Foster.

"Yo creo que me quedaré a investigar un poco el pozo," dijo Ryuuna. "¡Hasta otra! Y da recuerdos a Grelda y los demás."

"Descuida," dijo Foster y acto seguido inició el ascenso escaleras mediante.

Una vez los ojos de Ryuuna se habían acostumbrado a la falta de luz, el Pozo Slowpoke no resultaba tan oscuro como podía aparentar en un principio.

Enfrente tenía una charca así que tiró hacia la derecha. Subió unas escaleras hechas de rocas. Media a tientas, acabó llegando hasta donde su pericia como entrenadora le permitía, y es que el camino quedaba cortado por agua. No tuvo más remedio que dar media vuelta.

El Farfetch'd estaba entretenido repartiendo leña entre los molestos Zubats. Ryuuna llegó a las escaleras y las subió. Al principio la luz fue molesta, pero enseguida se acostumbró. Ahora sí, era el momento de ir a ver a César y ver qué le aguardaba.

*TOC TOC*

"¡Hola!¿Hay alguien?" Ryuuna había picado a la puerta.

"¿Quién es?" preguntó César desde el otro lado de la puerta.

"¡César, soy Ryuuna!"

"¿Quién?"

"¡RYUUNA!¡La chica de esta mañana!" gritó Ryuuna.

"Ajaja... ¡Claro! Ahora me acuerdo," dijo finalmente César y abrió la puerta. "Pasa, pasa."

Ryuuna accedió a la vivienda de César con su permiso.

"Bueno, bueno, si has venido aquí será porque has conseguido la medalla Colmena..." dijo César.

"¡Sí, mírala!" Ryuuna le mostró su Medalla Colmena.

"Ajaja... ¿Ves como no me equivocaba? tienes algo especial," dijo César.

"¿Y bien?" preguntó Ryuuna.

"Ajaja... Te daré diez balls especiales artesanas, pero únicamente de un tipo. Elige bien," le dijo César.

'¿Qué debería elegir?' pensó Ryuuna.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Baya Aranja x1
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- Revivir x1
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Rencor - Mal de Ojo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

1 quejas:

scaramanga dijo...

Muy bueno.Me pregunto si los casinos Pokémon también pertencen a Sheldon Addelson, y si también están llenos de humo y alcohol.

Respecto al farfech'd aún estoy admirado de que un puerro sirva para algo más que para hacer una vichissioe (o como se llame).

Ryuuna ya debe haber superado al ya retirado Gary Oak ¿Dónde estará su límite?