Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Clónica del XIX Saló del Manga de Barcelona (y digo clónica porque son todas iguales)

viernes, 1 de noviembre de 2013

Sí, señoras y señores, desde el año pasado ya puede decirse de Barcelona, y no de L'Hospitalet, porque como bien sabréis, desde el año pasado el evento más grande de toda la península en su modalidad se trasladó a la Fira de Barcelona, cosa que ya se venía pidiendo desde antaño.

El año pasado lo tengo en mi mente como una prueba de capacidad. Es decir comprobar cuántos stands podían meter sin llegar a colapsar al personal. Este año había, desde mi humilde punto de vista, más cantidad de stands. Pero no adelantaré acontecimientos.

Serían las 10 de la mañana cuando he salido de casa para tomar el metro. Ni transbordo ni historias, desde Clot hasta Espanya, línea roja y tira millas. Llegados a este punto quiero aclarar que no he desayunado más que una infusión porque no me entraba nada. Llevaba una bolsa de deportes conmigo.

Ha llegado el metro sin problemas y he entrado en uno de los vagones. Ya se empezaba a respirar el ambiente friki típico de días de salón, con gente disfrazada (más bien poca), y conversaciones hablando de series. Nos hemos quedado un rato parados en Urquinaona por vete a saber tú qué motivo, y el trayecto ha continuado sin más dilación.

Al llegar a la parada correspondiente se ha formado la marabunta de gente y yo he salido como he podido de la estación. Me he equivocado de salida y he tenido que cruzar la calle después.

Aquí viene el primer objetivo del día, que era entrar sin pagar. Suponiendo que nos ponemos mirando a Montjuic, las entradas se vendían a la derecha y el salón quedaba a la izquierda. Yo me he puesto en la cola, en la zona de entrar. Una cola maja, debo decir. En ese momento mi atuendo era un pantalón oscuro y corto, unas deportivas y una camiseta de la selección argentina (original) tapada por una sudadera azul. La cola iba avanzando y en un momento dado nos han desviado hacia el carrer Lleida.

Cuando he visto que nos harían entrar por ahí me he desprendido de mi sudadera mostrando la camiseta albiceleste. La cola seguía avanzando y ha llegado uno de los momentos decisivos del día. Me he quedado enfrente de uno de los señores que validan entradas, me ha mirado con cara rara durante una fracción de segundo, y acto seguido... me ha hecho el gesto de que pasara. Mentalmente se lo he agradecido y he accedido rápidamente al cobijo del recinto, antes de que pudiera cambiar de opinión. Llegados a este punto quisiera aclarar que en la bolsa de deportes llevaba un plan B por si acaso, pero no me ha hecho falta. Ya no me he vuelto a poner la sudadera porque la temperatura en el interior era aceptable.

Eran las 11 y cuarto aproximadamente, y yo había quedado con scaramanga a las 11, así que le he llamado. Él sí que había entrado por la Av. Maria Cristina. Entonces nos hemos encontrado.

Hemos deambulado por el salón sin rumbo fijo, porque ni él ni yo teníamos intención de comprar nada. Bueno esto no es del todo cierto, él ya había comprado varias cosas para su hermano y yo tenía algo que comprar. En fin, que hemos estado vagando hablando de todo y de nada y mirando sin ver. Poco después me he encontrado con un par de monitores del esplai donde estoy, y me han hecho una foto (bueno, se lo he pedido yo) con mi foulard, para el "foulard viatger". En el momento que dábamos la segunda vuelta yo ya tenía un mapa mental de todo.

Cuando hemos pasado por uno de los stands de películas, scaramanga ha acabado comprándose una película de las Tortugas Ninja, después de discutir qué doblaje es el que venía. Hemos caminado un poco más y al final scaramanga tenía que irse porque tenía comida familiar. Que serían las 13:45h. He sentido un cierto desamparo entonces, y es que esto de los salones es mejor si se va acompañado.

Tenía varias opciones tras quedar solo.

Una de ellas era pasarme por el stand de Studio Natsume para conocer a Natsume, que es lo que he hecho, pero daba la casualidad de que el chico que estaba ahí no coincidía con la descripción que tenía de él, así que he seguido dando tumbos comprobando si la sección de restauración se vaciaba (cosas impensables en el día y la hora en la que me encontraba). Así que he pasado a intentar cumplir mi segundo objetivo del día.

Al entrar con disfraz me iba aquedar sin entrada física, así que me he puesto a mirar por el suelo a ver si algún despistado la había perdido. Como creo que ya no dan manga con la entrada, era más factible que años anteriores donde hubiera sido prácticamente imposible. Me debo haber dado una vuelta por el salón, pero dicen que el que la sigue la consigue y me he encontrado esta entrada en el suelo, donde había la exposición de Toriko y One Piece:

Entrance ticket

Con esto ya había cumplido mi segundo objetivo del día. He seguido deambulando por el salón, ahora ya con cierto dolor en mis pies y piernas, pero Natsume seguia sin aparecer y los restaurantes seguían a reventar. Pero como yo soy así de chulo he seguido dando tumbos, sin saber adónde ir, ahora ya con hambre y con incapacidad para concentrarme.

Me he enamorado de una camiseta que decía I am SHERlocked, de la serie Sherlock y que me hubiera comprado de no valer 15 eurazos (por 10 creo que ni me lo hubiera pensado). También me gustaban algunas de las de Be Friki, pero también eran carillas. Después de perder el tiempo miserablemente un poco más, al final Natsume había vuelto a su stand y me he presentado ahí.

Nos hemos presentado y le he comprado el fanzine que sacaba este Salón, el Pirates vs Ninjas 4:

Pirates vs Ninjas 4

El fanzine, que me lo ha dedicado in situ, venía con un marcapáginas de Lluvia, y como eran 4€ por uno más le he comprado un par de marcapáginas, por eso de facilitar el cambio. Hemos hablado un poco más (no sé si leerá esto pero me disculpo por ser tan parco de palabra):

Bookmarks

Por algún motivo desconocido he acabado en uno de los lavabos, y ahí he aprovechado para vacíar depósito y de paso me he sentado cinco minutos en la taza para descansar. Ahora era el momento de atacar la zona de restauración. Buscando, buscando he acabado en el stand Bun Shichi, donde me he comprado una ración de Yakisoba de marisco y una cerveza Asahi.

Yakisoba & Asahi Beer

Al acabar me he encontrado con una amiga, que iba con una amiga suya y estaban yendo a hacer cola, y no las he entretenido mucho porque tenía en mente zamparme un mochi de fresa de postre, que es lo que he hecho.

Ya con el estómago lleno y mis capacidades a tope he vuelto al stand donde tenían la camiseta de Sherlocked, pero al final me he dicho que no necesitaba esa camiseta, ya que otra vez sería, y que de no ser así, es que esa camiseta y yo no estamos predestinados.

Al final me he ido a despedir de Natsume y ya he abandonado el salón hasta el año que viene, en que espero que la entrada no cueste 8 eurazos, y en la que espero tener una fuente fiable de ingresos.

EDIT:

Mi "cosplay":

En serio, vestido así entré gratis.

3 quejas:

yue_sayuri dijo...

Pues nosotros este año lo hemos disfrutado como hacía años que no hacíamos.

El ahorrarte los 8€ con la camiseta de Argentina es auténtico xD

Pennywise dijo...

Nosotros ni pudimos entrar :S

Supongo que aceptarán cosplay de Messi :P

scaramanga dijo...

Algo me dice que el Saló volverá a L'H tras el fiasco de este año. A la Fira-2.

Por lo que a mí respecta, como visitante, la crónica de Muramasa es fidedigna, pero lo que no cuenta es que al salir se me ocurrió una idea...