Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 31

lunes, 10 de febrero de 2014

Capítulo 31: Confrontación en Ciudad Trigal

Ciudad Trigal
Continente de Johto


"Dratini, ¿puedes continuar?" le preguntó Ryuuna a su Dratini. El pequeño dragón se giró y le hizo un gesto afirmativo con la cabeza. El Magnetón echó la vista atrás un instante.

"Magneton, ¡Supersónico!" el Magnetón se fue acercando al Dratini.

"Dratini, ¡Furia Dragón!" el Dratini también fue aproximándose al Magneton tras recibir las indicaciones.

Aunque el oído humano era incapaz de percibirlo, el Magneton estaba emitiendo un sonido a frecuencia especial. El Dratini quedó desconcertado. De su hocico lanzó unas llamas azules, aliladas, que fueron tomando la forma de un dragón, sin embargo, el sonido le jugó una mala pasada en su cabeza, que le hizo ver dos Magnetons, y apuntó al que no era.

Ryuuna se apartó, así como también parte del público que se había quedado a mirar.

"Dratini, ¿qué haces?" las llamas, afortunadamente, no habían herido a nadie.

"¡Está confuso!" gritó alguien del público.

'Así que es eso,' pensó Ryuuna, no recordaba condiciones tan adversas desde hacía tiempo. Sin contar las derrotas, claro está.

"Dratini, ¡Ciclón!" pero el Dratini sufrió un ataque de parálisis y no se podía mover.

"Magneton, ¡Bomba sónica!" el Magneton también sufrió de la parálisis y tampoco pudo realizar su movimiento.

Ambos entrenadores repitieron movimiento, y esta vez sí que sus Pokémon respectivos pudieron ejecutarlos. El Dratini todavía tenía el sonido supersónico resonando en su cabeza, pero se pudo sobreponer. El Magneton lanzó una onda sonora enfocada contra el Dratini.

*booum* *BOOOUM*

El Dratini creó un ciclón que lanzó contra el Magneton, que hizo de escudo contra el movimiento del Magneton. Por desgracia no llegó a golpearle.

"Magneton, ¡Bomba Sónica!¡Y ahora asegúrate de acertar, pedazo de chatarra!" el Magneton, resignado, esperó a la orden del Dratini.

"Dratini, ¡Furia Dragón!" de nuevo, las llamas en forma de dragón apuntaban hacia el Magneton, que a su vez lanzó la bomba de sonido.

*booum* *BOOOUM*

El dragón de llamas liláceas fue partido en dos mitades, a lo largo, pero aún así seguía avanzando. Ambos movimientos impactaron contra sus objetivos. La Bomba Sónica del Magneton causó un retroceso en el Dratini, mientras que el pokémon metálico quedó momentáneamente rodeado de llamas azules, lo que le daba un aspecto un tanto fantasmagórico.

"Debo felicitarte, chica, estás aguantando bien, no como la Líder de este gimnasio," reconoció Steeler, "pero mi Pokémon es más fuerte. Sabe que debe serlo."

"¡Me llamo Ryuuna!" se quejó ella, aunque Steeler apenas le prestó atención.

"Magneton, ¡Bomba Imán!" el Magneton quedó a la espera de ver qué movimiento usaría su oponente.

"Dratini, ¡Furia Dragón!" era el único ataque que parecía hacer mella en el Pokémon de Steeler.

El Magneton lanzó unos pequeños objetos esféricos que se adhirieron al Dratini.

*BOUM*

Una pequeña explosión lanzó al Dratini por los aires, pero inmediatamente se levantó, desafortunadamente, a causa del estado de confusión se golpeó a sí mismo, quedando debilitado.

"¡Dratini!" Ryuuna fue corriendo a comprobar el estado de su Pokémon ante la antenta mirada del Magneton, de Steeler y de quien estuviera observando el combate.

Ryuuna lo devolvió a su pokéball, tan solo estaba debilitado, no parecía nada grave.

"¡Adelante, Larvitar!¡Acabemos con esto!" dijo una animada Ryuuna.

"Magneton, ¡Bomba Imán!" el Magneton no pudo realizar su movimiento a causa de la parálisis.

"Larvitar, ¡Chirrido!" el pequeño Pokémon Roca/Tierra empezó a emitir un desagradable y molesto ruido que, entre otras cosas bajó dramáticamente la defensa del Magneton. La gente de los alrededores, incluídos Steeler y Ryuuna, estaban con los oídos tapados.

"Magneton, ¡Bomba Imán, ya!" Steeler estaba convencido de que ese golpe iba a ser crítico.

"Larvitar, ¡Avalancha!" el Magneton lanzó los objetos esféricos que se pegaron al cuerpo del Larvitar, que a su vez creó una avalancha de rocas.

*BOUM*

*CRASH*

La explosión de la Bomba Imán lanzó al Larvitar por los aires, no estaba debilitado, y no había sido un golpe crítico, pero había sido un golpe muy efectivo y lo había dejado bastante maltrecho, el mismo Larvitar usó la Baya Aranja que llevaba equipada, recuperando unos pocos puntos de salud. El Magneton no estaba mucho mejor. Ryuuna esperó y deseó que Steeler no usara Bomba Imán de nuevo, y se la jugó cambiando de Pokémon.

"Magneton, ¡Supersónico!" fue gritado a la vez que "¡Vuelve, Larvitar!, ¡Adelante, Gastly!"

El ataque sónico de tipo Normal del Magneton fue totalmente inútil contra el tipo Fantasma del Gastly.

"Gastly, ¡Maldición!" el fantasma fue preparando su movimiento, mientras Steeler pensaba en su siguiente paso. Finalmente se decidió.

"Magneton, ¡Chispa!" el Gastly creo la imagen virtual de aura oscura del Magneton a la que clavó una aguja espiritual que también atravesó al propio Gastly, que perdió salud. El Magneton no pudo ejecutar su movimiento a causa de la parálisis.

La pokéball del Dratini vibró ligeramente, y de pronto el Dratini se encontraba junto a Ryuuna, en posición de combate aunque incapaz de luchar a causa de su estado de debilidad. Ryuuna lo empezaba a tener complicado, ese tal Steeler no era moco de pavo, y sin embargo ella confiaba en sus Pokémon y en ella misma.

Parecía cuestión de tiempo la victoria de Ryuuna, puesto que Steeler parecía incapaz de usar objetos curativos, y su Magneton estaba paralizado y maldito. Pero bajar la guardia en ese momento podría significar la diferencia entre la victoria y la derrota.

'No debo pensar en perder,' era lo que corría por la cabeza de Ryuuna.

"¡Vuelve, Gastly!" Ryuuna retiró al fantasma del combate. Ante la sopresa de Steeler, Ryuuna tomó la pokéball de Larvitar.

"Magneton, ¡prepara la Bomba Imán!" el Larvitar entró en escena, y Ryuuna, a sabiendas de que Steeler no sería tan tonto de no usar la Bomba Imán, le dio la indicación al Larvitar de pegarse al Magneton nada más salir. Gracias a este pequeño detalle, el movimiento del Magneton falló. La Maldición lo tenía contra las cuerdas.

Ryuuna usó la piedra de brillo amarillo de Revivir sobre el Dratini, lo que le dio de nuevo vitalidad.

"Magneton, ¡Bomba Imán!" el Magneton rehusó usar ese movimiento, tal vez porque al tener al Larvitar encima hubiera sido pasto de su propio ataque al ser alcanzado por la explosión. La Maldición acabó por desactivar al Magneton. El Larvitar saltó hacia tierra firme cuando su oponente tocó el suelo. Ryuuna devolvió al Larvitar a su pokéball.

Steeler no tenía más Pokémon, y al notarlo la multitud se fue disolviendo. El combate había terminado.

"Tu Pokémon no confía en tí, y tú no haces más que usarlo como un arma," le dijo Ryuuna.

"¡Tú que vas a saber...!" le espetó un visiblemente irritado Steeler. "Si un Pokémon no sirve para ganar, es que no sirve para nada."

"Tal vez no sepa nada de los Pokémon y es posible que tenga menos medallas que tú, pero sí que he perdido varios combates, y de ahí he sacado las fuerzas necesarias para continuar. Aceptar la derrota y trabajar para la siguiente victoria refuerza el vínculo con tus Pokémon. Ellos confían en mí y yo en ellos."

"¡No! Me niego a aceptar que los Pokémon son mis amigos," dijo Steeler tajantemente. "¡Vuelve, Magneton!"

Pero el Magneton no quiso volver. Evitó regresar a su pokéball y con las pocas fuerzas que le quedaban se alejó de Steeler, que todavía estaba perplejo ante lo que le acababa de suceder. ¡Su propio Pokémon estaba desacatando sus órdenes!

Ryuuna repuso la Baya Aranja que había utilizado el Larvitar durante el combate. Le echó un último vistazo a Steeler, que parecía que el mundo se le derrumbaba, estaba en cuclillas, con los brazos bajos y mirando al suelo, con la vista perdida. Lo dejó con sus miserias para volver al Centro Pokémon donde la atendió la Enfermera Joy de Ciudad Trigal.

"Por lo que veo has tenido un intenso combate..." le dijo la Enfermera Joy. "Le diré a Blissey que les haga un masaje a tus Pokémon. Si quieres, puedes esperar en los bancos de ahí, y si tienes que hacer una videollamada puedes usar el aparato de ahí."

El Centro Pokémon estaba bastante lleno, teniendo en cuenta que Ciudad Trigal era la más grande de Johto. En Ciudad Trigal estaban los grandes almacenes, el Casino, la emisora de Radio entre otros lugares de interés, por no hablar de la estación del Magnetotrén, que recibía gran afluencia de visitantes de Kanto.

Al salir del Centro Pokémon, ya con su equipo al máximo de salud, vio en la lejanía a Steeler, que se dirigía al Encinar. No tuvo el valor de preguntarle nada.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Amigo Ball x10
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- MT 12 - Mofa
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Maldición - Mal de Ojo [Baya Aranja]
- Huevo Misterioso

1 quejas:

scaramanga dijo...

Me ha encantado este capítulo. Ver caer a los chuletas y prepotentes como Steeler me la pone... Steeler. Ryuuna triunfa!!!