Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

World of Trollcraft: Prólogo y [Capítulo primero: La marcha del trolleador]

lunes, 23 de mayo de 2011

Intro

Tras la faraónica y hollywoodiense adaptación de Pennywise de Street Fighter y del majestuoso aunque frikil fic de scaramanga, TDD-1 no podía ser menos, y tendrá su propio fic. Probablemente sea un sinfín de idas de olla, sinsentidos variados y sandeces para todos los gustos, pero hacemos lo que podemos. Y como soy como el jovial Jonah Jameson en cuanto a generosidad se refiere, incluso os plantearé algunas preguntas al final para poder perfilar las continuaciones. Si es que soy un trozo de pan…

Como ya he dicho, pretenderá ser un compendio de mi propia cultura pop, y digo pretenderá porque no sé si lo conseguiré. El ritmo de publicación será aperiódico, pero sin ser como Ivrea o Planeta, o al menos esa es la intención. Y ya, esta historia es ficción, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia (¿coincidencia? Ya…), o pasto de psicotrópicos.

Prólogo

*La opinión reflejada es la del autor de este fic, que nada tiene que ver con la autoría del blog, o algo así...

Estaba el radiante, brillante y siempre a punto para la acción héroe de la historia, al que llamaremos, en honor al creador de este magnífico blog, Muramasa, tumbado a la bartola, con un refresco, cuya marca no será revelada porque no me gusta hacer publicidad de Coca-Cola, en una mano y agarrando el trasero de una "chati" en el otro. La imagen mostrada es para que os hagáis una idea, pero nada que ver con la realidad tiene:



De pronto y sin avisar, una tortuga de caparazón azul y alada se presentó y dejó caer un montón de cartas de fans. Aligerada por todo el lastre que había soltado se fue despidiéndose del héroe y de la "chati". El héroe murmuró para sí mismo:"Cómo me quiere la gente, que guapo soy, mira qué de cartas y de comentarios me deja la gente (*cualquier parecido con la realidad, insistimos, es pura coincidencia)" y genialidades por el estilo. Casi todas las cartas eran de chicas de buen ver que querían tener descendencia de tan agraciado y poderoso héroe. Cuando ya era la carta que hacía cientocincuenta que provenía de chicas rubias, porque las rubias sabían que tenían más posibilidades de procrear con el héroe; de pelirrojas había recibido unas setenta, de morenas viente, y diez de otros colores, pues eso, cuando era la carta doscientoscincuenta y el héroe estaba atontado de todo el perfume acumulado en las cartas, vio una hermosa carta lacrada que venía de Reino Champiñón y la firmaba una tal Peach:



La carta decía algo tal que:

"Dear Murio,

I've baked a cake for you. Come to my castle as soon as possible.

Peach
"

*Si necesitáis traducción para eso más vale que dejéis de leer aquí y consultéis con un especialista

Quien estaba leyendo esas líneas era la "chati" tumbada al lado del héroe, porque el héroe estaba mirando y remirando la foto adjunta, porque era alguien que le sonaba mucho, pero no sabía de qué. Total, que la "chati" se quedó tumbada a la bartola acabándose el refresco del que no recuerdo si no he dicho la marca, pero repito que no quiero hacerle publicidad a Coca-Cola. Apenas quedaba gas.

Nuestro héroe salió de su humilde choza, con el pijama de Tweety puesto, y se dirigió a la ciudad, que de momento carece de nombre. Allí encontró una tubería que decía "Reino Champiñón". El héroe pulsó el botón de "abajo" del panel de control y entró en la tubería, que en un remolino de torbellinos de colores, transportaron a nuestro héroe lejos de la ciudad (por el momento) sin nombre.

¿Cómo queréis que se llame la ciudad donde habita nuestro héroe?


Capítulo 1

La marcha del trolleador

*Recordemos que todo parecido con la realidad es pu*a coincidencia. ¿Toda? no, amigo, un reducto de temibles realidades rechaza ahora y siempre al invasor
**Si en * habéis pensado en una "t" sois unos malhablados y malpensados

Magullado, golpeado, mareado, con náuseas y dolores abdominales terribles después de tan movido viaje a través de una tuvería...

*Sí, amigos, una "tuvería", porque habiendo métodos mejores para viajar el riesgo lo asumías tú, tú verías

...nuestro héroe llegó a una verde esplanada. La tubería detrás de él se desvaneció. O tal vez fue el héroe que se desvaneció. La cuestión es que en un momento determinado de nuestra historia el héroe se levantó, algo más fino y recuperado que antes, y gritó con todas sus fuerzas:"¡Me he dejado el gas abierto!" Pero instantes después recordó que había una "chati" su humilde morada con la que había pasado la noche y parte de la mañana (aunque de momento nos ahorraremos detalles porque esto no es un relato porno-erótico (*Tiempo al tiempo)).

Entonces recorrió un camino de arena serpenteante, hasta que llegó delante de un imponente castillo, con su foso pero sin cocodrilos, y un bello vitral en la fachada delantera. El héroe siguió caminando, pensando que tal vez el puente de piedra se desmoronaría, pero nada ocurrió. Al llegar a la puerta, nada sospechoso había así que entró. Y una vez dentro...

...La puerta se cerró a sus espaldas. Y cuando creéis que Bowser va a hacer acto de presencia, en vez de ello, de la parte superior de las escaleras aparece el ser más bello sobre la faz del Reino Champiñón, porque en la ciudad que de momento carece de nombre, nuestro héroe de esas se había llegado a acostar hasta con cuatro a la vez. Pues eso, la literatura la describía como una princesa de altura media para su edad (desconocida), con unos cabellos tejidos de mismísimo oro, su piel lechosa y fina, con unos preciosos zafiros por ojos. Ella le guiñó el ojo, más o menos como en la imagen:



Y nuestro héroe cayó preso del amor verdadero... ante un cuadro a escala real de Scarlett Johansson que por allí se encontraba, y nadie sabía cómo había ido a parar en aquella pared.

*Ni siquiera el que escribe estas líneas
**Pasto de psicotrópicos

En fin, que después de entregarle una panacea para curar su estado, nuestro héroe fue guiado hasta la sala de reuniones, donde Peach, el profesor Kinopio y nuestro héroe se sentaron para hablar. Antes de nada Peach chascó los dedos y ordenó que trajeran pastel y té. Y así se hizo.

La reunión fue corta pero intensa. Una organización desconocida había secuestrado a Mario mientras éste creía que habían secuestrado a la princesa, así que como Luigi se encontraba indispuesto, Peach no había tenido más remedio que llamar a nuestro héroe. La princesa le ofreció abrir uno de los tres cofres de la sala de tesoros, y quedarse con el contenido que allí encontrase, que le ayudaría en su misión.

Nuestro héroe iba dando vueltas y tumbos mientras pensaba y reflexionaba sobre qué cofre debía abrir. Además su subconsciente iba pensando:"Que no me toque una seta de mierd*, Que no me toque una seta de mierd*, Que no me toque una seta de mierd*, Que no me toque una seta de mierd*..." Finalmente, y cuando ya todo el mundo empezaba a impacientarse y a pedir la hora, nuestro héroe se decidió por el cofre de la derecha. Y al abrirlo se encontró...

... Una seta. Pero tenía una forma un tanto rara, con unas rayas raras a lo largo de la corona, aunque el color seguía siendo rojo y blanco. El profesor Kinopio comentó que esto era una valiosa seta que se había descuebirto hace poco en una misión micóloga a través de la Galaxia. Era una seta extraterrestre, la seta simbionte. De repente la seta cobró vida y se "comió" a nuestro héroe. La historia no puede acabar así, porque es demasiado patético terminar los días siendo comido por una seta así que...

Con fuerzas renovadas la masa blanca que había atacado al héroe de las mil desdichas fue absorbiéndose en el cuerpo del zagal. Y se formó una especie de traje mallado transpirable y muy cómodo, al más puro estilo Spider-Man o Venom, pero de color blanco y rojo. El héroe se sentía capaz de todo, incluso podía pegarse a las paredes y lanzar una especie de hebras. Su fuerza se había multiplicado por varias unidades de fuerza convencional, tanto que el Scouter de Kinopio explotó. Por suerte no se tuvieron que lamentar accidentes mortales ni pérdidas irreparables.

Nuestro héroe, con una fuerza descomunal recientemente conseguida, preguntó a la princesa si podía llevar alguna arma para rescatar a Mario. La princesa dudó, pero finalmente le dijo a Kinopio que trajera la Gügnir. Al cabo de unos instantes unos toad dirigidos por Kinopio llevaban a cuestas una enorme lanza (bueno, no era tan enorme, solo que los toad eran pequeños). El héroe la levantó. En relidad era pesada, pero con su recién adquirido poder podía levantarla como si fuera una pluma. Finalmente, Peach le dijo que debía llevar una acompañante para su viaje, y que debía escoger. Cuando volvieron al recibidor cuatro figuras habían aparecido.

De las américas, una esvelta figura encorsetada en un apretado traje negro, un antifaz y una cabellera albina, la Gata Negra, con una fuerza nada despreciable, pero sobre todo, con una agilidad fuera de serie.

De Hyrule, un misterioso personaje llamado Sheik, descendiente de las antiguas usanza Sheikah, y con un don para los disfracez, y las tretas, trucos y engaños.

De algún sitio indeterminado, confidencial y alto secreto, una británica menuda y escurridiza, pero capaz de dar patadas que incluso parten los rayos. Pero más importante, parten la pana. Cammy White era su nombre.

Finalmente, de las extrañas tierras de Ivalice, una guerrera cuyo oficio no estaba claro ni tampoco su nombre, pero se veía a la legua que era de la raza de las vieras. Conocidas por su agilidad y velocidad en combate.

Peach se giró, y dijo a nuestro héroe que debía elegir una de esas cuatro aventureras para acostar... para que le acompañara en su misión de rescate.



¿Quién quieres que se una a la party de nuestro héroe?

Próxima entrega: quién sabe cuándo

5 quejas:

Kururin dijo...

No lo entiendo...

Pennywise dijo...

Ciudad: Pueblo Paleta(es un clásico)
Acompañante: Gata negra

Al relato le falta más Flubber y un cameo de Megaman

Muramasa dijo...

Ayer quise responder pero Blogger me dio un error.

@Kururin: Tú lee, disfruta y no intentes entender nada porque no tiene sentido.

@Pennywise: Apuntadas quedan las sugerencias.

scaramanga dijo...

Ajajá, una historia interactiva!

O Cammy o la Grata Negra. Ciudad, pueblo Paleta, ya que no puede ser Londres o Barcelona.

Muramasa dijo...

En realidad puede ser el sitio que queráis.