Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

Pocket Tales of the Braves - Capítulo 35

martes, 22 de julio de 2014

Capítulo 35: Lo más Normal del mundo

Ciudad Trigal
Continente de Johto


Había tardado varios días en conseguir que el Abra se estuviera más o menos quieto, por decirlo de alguna manera, pero por fin Ryuuna tardaba menos de cinco minutos en conseguir guardarlo en su pokéball. Era un engorro entrenarlo porque no tenía ningún movimiento que no fuera Teletransporte, por el lado positivo, gracias a este movimiento podía salir a entrenar lejos de Ciudad Trigal y regresar de forma instantánea.

Evitando cualquier entrenador en Ruta 35, la que quedaba al norte de Trigal, se metió en zonas de hierba alta. El colmo de los colmos fue cuando se topó con un Ditto que se transformó en Abra y usó Teletransporte, para resignación de Ryuuna. Sus Pokémon fueron envenenados por los Nidoran y dormidos por los Drowzee, y Ryuuna alucinó al ver su primer Yanma. Intentar luchar contra los Abras con un Abra era misión imposible, así que los dejó pasar.

A esas alturas de la películas, el Gastly de Ryuuna había aprendido a usar el movimiento Tinieblas, y entonces ella se sintió preparada para su duelo con Blanca. Estaba algo nerviosa al llegar a los aledaños del Gimnasio, un combate contra un Líder de Gimnasio es siempre algo épico, y al entrar faltaba solamente una orquestra para haberlo hecho todo más épico. Lentamente pero con paso decidido, Ryuuna avanzó, saludando a todas aquellas entrenadoras a las que ya había derrotado.

Tenía a Blanca a pocos metros, cuando una niña vestida de colegiala se interpuso en su trayectoria.

"Sé que has venido a luchar con Blanca," le dijo la pequeña, "pero quiero que primero te enfrentes a mí."

"Perdona, ¿tú eres...?" le preguntó Ryuuna.

"Soy la Chica Paloma," respondió ella.

"Uhm... bien, si esto es lo que quieres..." Ryuuna había venido con la sola intención de desafiar a Blanca, y todo esto le vino de sopetón. Por otro lado, siempre era apetecible un combate Pokémon.

Blanca primero se lo miró con resignación, pero pronto acaparó su interés. Al fin y al cabo en ese momento no había nadie con quien combatir, y así podía ver la estrategia de Ryuuna antes de su enfrentamiento. Esto último hizo sentir un poco culpable a Blanca, pero se le pasó rápido.

La Chica Paloma envió un Jigglypuff a luchar, Ryuuna hizo lo propio con el Abra. Era hasta cierto punto engorroso pero no había otro forma para entrenar al Abra, a esas alturas Ryuuna ya estaba acostumbrada, así que de forma automática envió a luchar al Larvitar.

"¡Jigglypuff, Canto!"

Una dulce melodía hizo que el Larvitar fuera cayendo en un profundo sueño. La Chica Paloma se colocó unos tapones en los oídos, y Ryuuna se tapó los oídos con las manos al ver el gesto de su oponente. Tras la sesión de nanas del Jigglypuff, el Larvitar había quedado a su merced.

"¡Jigglypuff, Destructor!" fue el movimiento elegido por la oponente de Ryuuna. El esférico Pokémon se acercó al dormido Larvitar, y tomando espacio, le repartió tal castaña que ni en otoño, oiga.

Después de recibir el impacto del Destructor, el Larvitar seguía en el mundo de los sueños, ajeno a cualquier cosa. No hace falta decir que el ataque había resultado bastante poco efectivo. La Chica Paloma decidió seguir minando los puntos de salud del Larvitar con otro Destructor, esta vez, pero, despertó tras recibir el golpe.

"¡Larvitar, Avalancha!" ordenó Ryuuna, ávida de dar comandos a sus Pokémon. El pequeño verde Pokémon recibió la orden y esperó al movimiento de su oponente.

"¡Jigglypuff, Canto!"

La estrategia de Paloma se vio truncada cuando una lluvia de rocas impidió que el Jigglypuff empezase su recital. El movimiento Canto resultó fallido. Las entrenadoras repensaron sus planes antes de empezar a dar órdenes.

"¡Larvitar, Mordisco!" La táctica de Ryuuna pasaba por la ofensiva total.

"¡Jigglypuff, Destructor!" Vistas las circunstancias, la Chica Paloma no tuvo más remedio que pasar también a la ofensiva total, tampoco tenía nada que perder.

El Larvitar abrió sus mandíbulas al tiempo que se aproximaba peligrosamente al Jigglypuff. El movimiento Mordisco hizo retroceder al pequeño globo rosa, impidiendo que cumpliera sus órdenes. Tras otro Mordisco, terminó el primer asalto del combate contra la Chica Paloma, que retiró apesadumbrada al Jigglypuff en el campo de batalla. Su siguiente Pokémon resultó ser otro Jigglypuff, y Ryuuna aprovechó el momento para cambiar al Larvitar por su Abra.

Reiniciado el combate, esta vez en su segundo asalto, Ryuuna reeditó la estrategia de cambiar el Abra por el Larvitar.

"¡Jigglypuff, Destructor!" Por lo visto, Paloma había decidido no ceder un palmo de terreno y empezó poniendo toda la carne en el asador, con el único movimiento ofensivo que poseía su Pokémon.

"¡Adelante, Dratini!" para sorpresa de su oponente, y también de Blanca, esta vez decidió darle cancha a su Pokémon tipo Dragón, que recibió de lleno el ataque Destructor.

"¡Dratini, Furia Dragón!" ordenó Ryuuna a la espera de que el Pokémon de su oponente recibiera órdenes.

"¡Jigglypuff, Destructor de nuevo!" el Jigglypuff se acercó al Dratini, para proceder a realizar su ataque.

El Dratini lanzó una ráfaga de fuego azulado, que aunque restó puntos de salud a su objetivo no impidió que le propinara un buen golpe. Como resultado del impacto, el Dratini voló un par de metros. Esa misma jugada se repitió hasta que el Jigglypuff fue debilitado, la Chica Paloma lo retiró y envió a su tercer y último Pokémon, que resultó ser otro Jigglypuff.

En el tercer asalto, tras cambiar al Abra una última vez, por el Larvitar en esta ocasión, la Chica Paloma cambió de estrategia. Esta vez usó el movimiento de Jigglypuff Rizo Defensa. Desafortunadamente para ella, cada vez que subía un nivel su defensa, el Larvitar le bajaba dos niveles con su Chirrido.

Con la defensa mermada, El Larvitar usó una Avalancha que resultó ser un golpe crítico. Y así terminó el combate contra la Chica Paloma.

"Ha sido un combate muy enriquecedor," admitió la Chica Paloma, "seguro que puedo aplicar algunas cosas en futuros combates."

"Bien, bien," dijo Blanca, haciéndose notar, "aquí te espero, si quieres pasar primero por el Centro Pokémon para restaurar la salud de tu equipo."

"Uhm, gracias." Ryuuna aceptó la oferta de Blanca y salió corriendo del Gimnasio para ir al Centro Pokémon. Fue todo muy rápido y en poco tiempo ya volvía a encontrarse frente a la Líder de Gimnasio de Ciudad Trigal.

"¿Estás lista?" La voz de Blanca era desafiante, provocativa.

"Sí, ¡me haré con una de esas Medallas Planície!" dijo Ryuuna con gran convencimiento.

Las entrenadoras con las que había luchado Ryuuna se habían reunido para ver el combate de Blanca. La Modelo Victoria y la Modelo Samanta, y la Chica Adela y la Chica Victoria, observaban con atención los movimientos de ambas contendientes, a la espera de aprender algo.

"Primero de todo enviaré a mi Clefairy, ¡adelante, Clefairy!"

"Como has visto en mi anterior combate, yo enviaré a Abra, ¡ve, Abra!"

Ambas entrenadoras se miraban con picardía, expresiones llenas de astucia. Ninguna se atrevía a dar el primer paso, aunque se tenían ganas. Finalmente actuaron, y lo hicieron a la vez.

"¡Vuelve, Abra!"

"¡Aquí, Clefairy!"

De pronto el campo de batalla había quedado vacío. Blanca y Ryuuna se mandaron sendas miradas de aprobación, guardaron la pokéball que tenían en la mano y tomaron otra, de nuevo con la mirada desafiante en sus ojos.

"¡Adelante, Larvitar!"

"¡A por ello, Miltank!"

Ahora los Pokémon en el campo de batalla eran diferentes, pero el objetivo seguía siendo el mismo, rebajar al mínimo los puntos de salud del oponente.

"¡Larvitar, Chirrido!"

"¡Miltank, Atracción!"

El molesto ruido causado por el Larvitar bajó dos niveles la defensa del Miltank, y este a su vez encandiló al Larvitar. La situación era inmejorable para enviar al Abra, aunque lo tuviera que retirar al siguiente turno.

"¡Regresa, Larvitar!, ¡Ya es tuyo, Abra!"

"¡Miltank, Desenrollar!"

La vaquita se acurrucó y empezó a dar vueltas sobre sí misma, rodando por el suelo. El Abra se teletransportó a poca distancia, sin órdenes de de su entrenadora, pero el Miltank giró sobre su eje y acertó de lleno su objetivo.

"¡Vuelve, Abra!, ¡A por todas, Larvitar!"

Al tratarse de un movimiento contínuo, Desenrollar, en el que el Miltank seguía girando y cada vez más rápido para lograr más daño, Blanca no necesitó darle ningún tipo de indicación. A una velocidad algo mayor que cuando contra el Abra, el Miltank se lanzó contra el Larvitar, que intentó detener su rotación. Y aunque no sufrió muchos daños, el golpe lo mandó volando.

Una estrategia, Ryuuna necesitaba una estrategia, y al quedar hipnotizada por el giro del Miltank tuvo una idea.

"¡Larvitar, agáchate!" su Pokémon, a pesar de estar un tanto extrañado por la orden, como ya le había ocurrido en anteriores ocasiones, confió en Ryuuna.

El Miltank seguía con su movimiento de rotación, ahora tan poderoso que dejaba una marca en el suelo al pasar. Como si se tratase de un proyectil teledirigido, acometió contra el Pokémon de Ryuuna.

"¡Resiste, Larvitar!" le dio ánimos su entrenadora, y el pequeño Pokémon resistía, agarrándose al suelo, la embestida. "¡Bien¡ ahora gira la cabeza contra el Miltank, y levántalo."

Siguiendo las minuciosas indicaciones de Ryuuna, el Larvitar consiguió lanzar por los aires al Miltank, que como giraba a gran velocidad, al caer al suelo quedó atrancado, deteniendo su movimiento rotatorio por completo.

"¡Aprovéchate, Larvitar, Avalancha!"

"Levántate, Miltank, vamos, deprisa," le instaba Blanca, pero el Miltank seguía fuera de combate, a merced de los movimientos del Larvitar. "¡Vamos, Miltank, Batido!" Y finalmente el Miltank usó el movimiento curativo, antes de recibir el ataque de su oponente y a tiempo para evitar debilitarse.

"¡Maldita sea! ya casi lo tenía..." se lamentó una enfurruñada Ryuuna. 'A ver, pensemos, no puede estar curándose todo el rato, mientras se cure...¡ya lo tengo!'

"¡Larvitar, Chirrido!"

"¡Miltank, Batido!" Tal vez Blanca estaba esperando que Ryuuna fuera a por todas, porque se extrañó cuando su contrincante no usó un movimiento de daño directo.

Con la defensa del Miltank mermada, aunque su salud casi al máximo, ambas entrenadoras volvieron a dar indicaciones a sus Pokémon.

"¡Larvitar, Chirrido!"

"¡Miltank, Atracción!"

De nuevo, el Larvitar quedó prendado del Miltank, aunque la vez anterior, debido al cambio de Pokémon activo, el efecto se había desvanecido. Y en ese momento, la defensa del Miltank estaba bajo mínimos.

"¡Larvitar, Avalancha!"

"¡Miltank, Pisotón!"

El Larvitar no pudo atacar por no querer herir al Miltank, aunque la vaquita sí que atacó, de un salto y pisando fuerte. Al siguiente intento, fue el definitivo, con una Avalancha, el Larvitar se alzó con la victoria... pero todavía quedaba el Clefairy. Ryuuna envió a su Abra.

"¡Clefairy, Metrónomo!" el Clefairy esperó a que su oponente recibiera órdenes.

"¡Vuelve, Abra!, ¡ve a por todas, Larvitar!" El Larvitar parecía estar agotado, aunque eso no era motivo suficiente para mostrarse débil. O eso pensó.

El Clefairy movió sus manos como si fuera un metrónomo de verdad, y pocos instantes después brillaron. EL Clefairy abrió su boca y de ahí salió una poderosa Hidro Bomba, que dejó al Larvitar fuera de combate. Ryuuna lo retiró a su pokéball, "Buen trabajo, Larvitar".

Tomó otra de sus pokéball y envió a Dratini a luchar.

"¡Ya es tuyo, Dratini!"

Primero de todo, Ryuuna abogó por mermar las capacidades físicas del Clefairy, el Dratini usó Onda Trueno y así quedó paralizado. El principio del fin del combate estaba cerca. Tan cerca que Blanca se rindió.

"¡Vale, me rindo!" Blanca acababa de reconocer su derrota. Hecho que quedó eclipsado por el Abra, que empezó a brillar.

"Creo que... ¡está evolucionando!" Ryuuna estaba eufórica, no solo acababa de vencer a Blanca, pues además el Abra estaba evolucionando, "¡sí!"

El Kadabra resultante aprendió el movimiento Confusión, por lo menos ahora ya no sería un bulto en combate. Sin embargo, el huevo misterioso seguía sin abrirse, ¿qué tipo de Pokémon contendría? En cualquier caso, llegó el momento de los prolegómenos post combate.

"Yo, la Líder de Gimnasio Blanca, te hago entrega de la Medalla Planície. Gracias a la Medalla Planície tus Pokémon podrán usar el movimiento Fuerza fuera de combate para mover enormes rocas. También serán un poquito más veloces." Blanca le entregó la medalla a Ryuuna, que se la miró de cerca, examinándola. "También quiero que tengas esto."

Blanca le dio una piedra de MT. "Es la MT45, contiene Atracción. Es un movimiento cuqui para Pokémon cuquis. Úsala con sabiduría."

*sigh*

Dicho esto, las espectadoras aplaudieron con entusiasmo ante el abrazo amistoso entre Blanca y Ryuuna.

"¿Que harás ahora?" le preguntó la Líder de Gimnasio.

"No sé, creo que en Ciudad Iris hay otro Gimnasio, seguramente iré hacia allí," respondió Ryuuna.

"Mucha suerte, espero volver a verte,"

"Igualmente," y Ryuuna salió del Gimnasio Trigal con una nueva medalla en su casillero.

Mapa de Johto

Mochila:
- Pokéball x4
- Amigo Ball x10
- Baya Atania x2
- Baya Zreza x2
- Baya Safre x2
- MT 12 - Mofa
- MT 31 - Bofetón Lodo
- MT 45 - Atracción
- MT 70 - Destello
- MT 89 - Ida y Vuelta
- Caña Vieja
- Carbón
- Bici
- Monedero (Casino)

Equipo:
- Dratini (Mudar) MV: Atadura - Furia Dragón - Onda Trueno - Ciclón [Baya Aranja]
- Larvitar (Agallas) MV: Mordisco - Avalancha - Torm. Arena - Chirrido [Baya Aranja]
- Gastly (Levitación) MV: Hipnosis - Lengüetazo - Maldición - Tinieblas [Baya Aranja]
- Kadabra (Sincronía) MV: Teletransporte - Confusión
- Huevo Misterioso

1 quejas:

scaramanga dijo...

"El esférico Pokémon se acercó al dormido Larvitar, y tomando espacio, le repartió tal castaña que ni en otoño, oiga." XDDDD

Largo per no farragoso, un gran episodio.