Translate

About Me

Status

Leyendo:

  • No te escondo nada - Sylvia Day

Jugando:

  • Digimon World DS
  • Castlevania GBA
  • Fallout 3
  • Pokémon Blanco

Viendo:

  • The Legend of Korra B3E02

Sígueme en Twitter

Licenciado en Química | Dibujante y escritor a ratos

This is 100% Derpy approved
  • Diada Nacional de Catalunya en TDD-1Halloween en TDD-1Navidad en TDD-1 Sant Jordi en TDD-1

Archives

Sandeces-box


Follow by Email

Lista de mis "Ayudantes Virtuales"

Changelog

  • 01/09/2014 - Añadidos share buttons
  • 08/12/2013 - Añadida publi lateral
  • 07/09/2013 - Cambio de cabecera
  • 31/08/2013 - Reforma del Blogroll
  • 31/08/2013 - Cambio en el diseño de entradas
  • 30/08/2013 - Añadida Navbar
  • 30/08/2013 - Añadidas "Reacciones"
  • 28/07/2013 - Cambio de template

El Periscopio del TDD-1 ~ La crisis y sus puntos ocultos

martes, 21 de octubre de 2008

¿Adónde fue el dinero de la crisis?

Si hemos perdido entre todos billones de euros, ¿adónde han ido? ¿Quién los tiene? Es lo que se pregunta todo el mundo.
Ah, amigos, esa es una de las falacias del mundo de la bolsa. Ya saben ustedes que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma pero eso no ocurre con el dinero. Los valores se crean de la nada y se extinguen tras su apariencia indestructible. ¡Y es tan fácil de entender!
Supongamos que usted tiene una vivienda que compró hace 25 años por cuatro millones de pesetas (24.000 euros de entonces). Hoy esa vivienda vale unos 80 millones de pesetas (480.000 euros). Es decir, veinte veces más. Usted piensa que ya tiene casi medio millón de euros y que su inversión fue afortunada. Pero ¿ha visto usted alguna vez parte de ese dinero? Ni olerlo porque ese es un valor teórico. ¿Piensa mudarse de casa? No. De modo que lo máximo que ha visto es que su vecino vendía un piso similar por 80 millones de pesetas, de modo que quien se ha embolsado una buena cantidad de dinero es su vecino. No usted, que sigue viviendo en su casita tan contento.
Lo mismo ha pasado con la bolsa. Supongamos que usted compró unas acciones hace 25 años y esos valores han estado subiendo y usted se decía cada día que era más rico. Pero no lo era. En realidad, lo presumía porque sus valores estaban allí en Bolsa diciéndole: si me vendes, verás el dinero. Pero si usted no ha vendido nada está igual que hace 25 años.
Por eso el economista norteamericano Robert Shiller dice que la noción de que uno pierde un montón de dinero siempre que baja la bolsa es una “falacia". Shiller emplea el ejemplo de un tasador que evalúa una casa a 350.000 dólares, una semana después de indicar que valía 400.000.
“En cierta forma, 50.000 dólares acaban de desaparecer cuando dijo esa última cifra. Empero, la cantidad sólo existe en el pensamiento”, afirma Shiller.
Entonces, ¿qué es lo que ha desaparecido? Pues sencillamente la posibilidad de que si usted hubiera vendido su casa o sus acciones a tiempo, se habria acostado con mucho dinero. Es decir, el valor teórico de los mercados y las bolsas, era una falacia: era fantasmal pues sólo una pequeña parte de él se convierte en dinero cuando los más listos ejecutan una operación. ¿Dónde están esos ganadores? Seguramente disfrutando del dinero en alguna isla del Caribe.

Fuente: Diario Metro

==========

Me ha parecido un texto entretenido e interesante.

1 quejas:

atwenter dijo...

Lo millor de tot és la super-mega-hiper-valoració que tu fas del article, una valoració així extensa i prolífica i tal.

Vamos que no has fet res més que un copy-past i escriure lo primer que et va passar pel cap xdd